Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Miér Feb 22, 2017 11:58 pm

Nombre: Vergil Graywrods
Edad: 619 años
Raza: Demonio
Gustos: El poder, coleccionar armas poderosas y raras
Disgustos: La debilidad, lagrimas, insuburdinacion

Psicologia; Vergil es un demonio sumamente frio asi como orgulloso y desconfiado, tiende a ser bastante calculador con cada uno de sus movimientos, esta obsesionado con volverse mas poderoso por lo que a pesar del poder que ya tiene, siempre esta en busca de mas poder

Fisico:


Tres dias despues de los sucesos en las montañas nevadas, se encontraba el demonio Vergil en la cima de su gran torre la cual se ubicaba dentro del bosque, en aquel sitio le acompañaba su mayordomo William. El demonio sostenia en una de sus manos la esfera con el alma de Natalia, mientras el cuerpo de esta yacia en la que habia sido su recamara por el corto tiempo que habito la torre — al final no tomo mucho tiempo para que esa joven me diera la espalda — el mayordomo, aquel hombre de larga cabellera rubio, bigote largo pero delgado, se coloca al lado del demonio — perdone que lo diga amo Vergil, pero debio haber hablado con ella antes de hacer algo tan drastico —

El demonio no dice nada al respecto, sin embargo le entrega la esfera a William — despiertala — ordena el demonio y su mayordomo obedece, desapareciendo para moverse rapidamente y aparecer en solo dos segundos en la habitacion de la joven, coloca la esfera en el pecho de esta y la destruye con sus manos, haciendo que el alma vuelva al cuerpo de la albina — bienvenida señorita Toscano, me es muy grato verla de nuevo, ah pasado tanto tiempo, lamento que nuestro reencuentro se tuviese que dar en esta situacion — desaparece William solo para aparecer tres segundos despues con una taza de te caliente la cual entrega a la joven de cabellos blancos

— Beba... le ayudara a que su cuerpo recupere el calor natural, es una infusion de hiervas especial, preparada por mi y modestia aparte, sabe muy bien — dice sonriendole a la joven, a pesar del poco tiempo que se habian tratado, William le habia cogido rapidamente un cariño muy especial a la chica, por lo tanto debia informarla lo mejor posible de la situacion, para que esta no fuera a hacer algo que molestara mas al demonio — debe tener muchas preguntas, pero solo le pido que se comporte y a cambio respondere todo lo que tenga que preguntarme —

Hace esa peticion debido a que sabria lo impulsiva que podria llegar a ser Natalia, bien podria intentar escapar ahora mismo, salir por la ventana sin importarle la altura o comenzar a armar un escandalo, todo estaria perfectamente justificado, habia sido raptada, no sabia la razon, pero se encontraba muy lejos del lugar donde solia estar — se que yo sere quien responda a las preguntas, pero si me lo permite, quisiera preguntar... ¿por que abandono al amo Vergil? — pregunta el mayordomo mientras se mantiene de pie frente a la cama, tomando una postura perfectamente ergido, era algo inevitable en el, sus enseñanzas como mayordomo lo habian instruido a ese tipo de cosas

En ese momento se escuchan varias garritas rasgando la puerta de la habitacion y varios maullidos — no soy el unico feliz de verla de nuevo — sonriendo camina hasta la puerta y al abrirla varios gatos entran rapidamente lanzandose sobre Natalia, llenandole el rostro de lamidas, todos ellos muy felices frotando sus rostros contra la albina — me encargue de que estuvieran bien alimentados, pero es gracias al amo Vergil que siguen con vida, dio la orden de que no se les atacara... no es tan malo como parece, pero nunca se lo diga — rie un poco acercandose a la joven despues de cerrar la puerta ya una vez que el ultimo de los gatos que Natalia habia traido a la torre cuando apenas eran cachorros, habia entrado

William:
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Jue Feb 23, 2017 12:57 pm

NOMBRE: Natalia Toscano Mondrelle
APODOS: Nat
FECHA DE NACIMIENTO: 24 de diciembre del 1996
EDAD: 18 Años
OCUPACIÓN: Bailarina Profesional
RAZA: Licántropo

Fisico de NAT :

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA: Es una chica muy independiente, siempre intentando hacer todo por ella misma, acostumbrada a que nadie la ayude, pero al hacer eso no deja que ninguna persona se le acerque, llevando una vida solitaria. No es que Nat como tal quiera estarlo, odia estar sola pero no puede intentar cambiar para estar con otros que no la entienden. Ella siempre se ha asegurado que primero ella y después los demás. Aunque suene egoísta.

Tampoco está acostumbrada a que los demás confíen en ella, ha pasado tantas veces que hasta le da igual, en caso contrario, se sorprende e incluso puede ponerse en la situación de “¿Estaré haciendo bien para ayudarle?” y llega a casos de sentirse no muy apta, claro, cuando se siente de ese modo.

Siempre piensa con la cabeza fría, la lógica es su mejor amiga, pero también la responsable de que entre en paranoia y desconfié de todos. Es normal cuando se ha sentido tanto tiempo atacada. No suele expresar dolor o tan siquiera sentirlo, pareciera que no tiene sentimientos, muchos la llaman la chica de hielo o que no tiene corazón. No sólo porque su rostro es inexpresivo, si no por sus costumbres. Nat no teme decir lo que piensa, tampoco teme matar frente a otros para ella es normal, es algo que la convierte en mala en la sociedad. Su manera de pensar hacia este punto de la muerte fue adoptada gracias a su manada, no se arrepiente y no conoce la culpa de estos hechos.

Ella está en completo desacuerdo con el hecho de que le digan lo que es bueno o malo, al principio no lo entendía pero después de un tiempo comprendió que eso, es simplemente la opinión que tienen en común un gran número de gente o seres. Ella no tiene la necesidad de seguirlas y llega pensar que es absurdo.

Creo una barrera que ha hecho ella misma para evitar ser lastimada es un problema social que ha tenido que llevar durante años. Suele ser muy directa, cortante e incluso frívola, sin embargo por dentro es muy cálida, muy tierna y sobre todo muy sensible, es casi una niña. Le cuesta un poco confiar, pero cuando lo logra de manera paulatina, como quién, la confianza se gana.

Su manada es la parte más importante de su vida, ellos son su vida y su sueño, por lo tanto una vez que toma a alguien como parte de su familia la cuida y procura, nunca faltara la lealtad y su protección. Suele ser orgullosa y rencorosa.

Normalmente deja a los demás con sus problemas, no suele ayudar a quienes considera débil pero aun queda rasgos de esa niña que cuidaba a los demás, cuando se toca el corazón suele ayudar a la gente aun cuando esta no se dé cuenta, siempre por debajo del agua.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Los tres días que transcurrieron fueron nada para la chica, no estaba consciente de lo que ocurría a su alrededor. Una vez su alma fue restaurada a su cuerpo, unos parpados se abrieron lentamente, su visión era completamente borrosa e intentaba que fuera cada vez más nítida, pestaño varias veces para lograrlo. Sus sentidos lentamente empezaban a funcionar y por ende, escucho ecos a lo lejos de un hombre.

- ¿Quién es? - murmuro un poco confundida, empero, después de unos minutos su mecanismo logro correr lentamente sus sentidos. Más o menos cuándo arranca una computadora. Dirigió su mirada al contrario, que apareció de la nada. La chica lentamente empezó a erguirse para poder sentarse, ayudándose de la cabecera. Su mano blanquecina se colocó en su frente como si tuviera dolor de cabeza.

Cuando ella se tocó la cabeza, era como si hubiera perdido la noción de cómo se sentía ser física, se sorprendió un poco ante la situación. El hombre de cabellos rubios le hablaba, pero ella apenas si podía poner atención.

- ¿Señor William? - poco a poco sus recuerdos fueron abordando su cabeza, era lento, una vez lo reconoció no se sentía en peligro. Aun así, tomo la taza por la aza con mucho cuidado -Yo estaba… en Rusia…- Musito bebiendo un poco del líquido sin quitar su mano de su frente.

- ¿Abandonar? - la doncella entonces dirigió una especie de mirada nostálgica, no estaba del todo bien para aparentar frialdad, coloco el recipiente en sus piernas, volvían las imágenes de su familia haciéndola a un lado, siendo culpada. Después Joker apareció con su singular sonrisa - Yo no tuve opción…- murmuro, aunque sonaba una excusa, era la realidad -Joker siempre hace lo que quiere - suspiro volviendo a tomar un poco del té -Me llevo a su circo otra vez, le gusta estar conmigo- explico, en esa situación sólo daba datos ligeros -Después de ello escape de él como era mi costumbre. Estaba pasando por un momento muy duro cómo para regresar y ser “El peón” del Señor Vergil, fue muy directo con sus deseos y si es cierto que no me gusta sentirme no bienvenida, tampoco me gusta sentirme usada -aclaro mirando su reflejo en el té.

- Lo último que recuerdo es estar con un ser de cabello morado y un pelirrojo… a Jester – tomo un largo sorbo del té, la hacía sentir mucho mejor a cada trago. Se distrajo un poco cuando escucho unos rasguños a la puerta, fue cuando el mayordomo hizo el favor de abrirles la puerta.

-Ustedes ya no son cachorros- menciono con cierta sorpresa, mientras esto la “atacaban” con ternura -Se nota que no me olvidaron- la chica les acaricio la cabeza a cada uno con delicadeza -En esa época yo también era cachorra, los vi llorando bajo la lluvia… - les acaricio debajo de la barbilla - era como si quisiera que el contrario confirmara, era normal puesto que poco a poco su cuerpo empezaba a hacer las funciones que hacía tres días no hacía.

- ¿Cómo es que estoy aquí? ¿Dónde están los demás? - pregunto la albina mirando al mayordomo -Siento como si hubiera perdido noción de lo que hice un tiempo- murmuro muy despacio -Recuerdo a un hombre con una manta enorme cubriéndolo… no recuerdo haber venido aquí- Natalia empezaba a creer que algo malo le paso que perdió la memoria.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Vie Feb 24, 2017 11:36 pm

La joven había despertado completamente desorientada, pero no se le podria culpar, despues de todo su alma y su cuerpo estuvieron separados por tres dias, ella no podia recordar absolutamente nada de lo sucedido una vez que su alma fue arrancada a la fuerza de su cuerpo, asi mismo le tomaba un poco de tiempo el recuperar el movimiento al cien por ciento, esto debido al entumecimiento por estar ese tiempo en reposo obligado. La chica comenzo a hablar de lo sucedido y por su tono, no parecia indicar que lo paso mal, posiblemente se habia encariñado con aquellos cirqueros y alguien tan intuitivo como William habia notado eso

— Respondere a sus dudas, fue traida aqui por uno de los colaboradores del amo Vergil, esto con la ayuda de El Conde quien pago un favor y atrapo su alma en esta esfera — el rubio le muestra la esfera intacta a la chica, se habia reconstruido luego de haberla liberado, luego de eso la guarda en la bolsa de su gabardina para proseguir hablando — lo demas, supongo se refiere a los cirqueros, ellos no deben de tardar en venir aqui, El Conde les dio la ubicacion de esta torre — se pronuncia con tranquilidad desapareciendo por dos segundos y al aparecer traia consigo una taza de te para si mismo, a la cual el da un pequeño sorbo.

— El amo Vergil tiene una forma muy fria de tratar a los demas, es un demonio y es la forma en que fue criado, claro que eso no lo excusa, pero si el la viera solo como un peon, no se habria tomado tantas molestias para traerla aqui ni tampoco tantos riesgos — William da otro sorbo a su taza de te, en ese momento el sombrero del mayordomo cae al piso, el rubio se inclina levantandolo tranquilamente, lo observa con cuidado para luego colocarselo encima, vuelve a desaparecer pero en esta ocasion por cincuenta segundos, al volver toma enseguida a los tres gatos y por ocho segundos desaparece, volviendo a aparecer frente a Natalia — criaturas inocentes no deben presenciar lo que va a ocurrir —

Menciona refiriendose a los gatos, para luego sentarse al lado de Natalia, tomandose mas confianza de la que Vergil le permitiria — sus amigos llegaran pronto, calculo en tres horas y veintidos minutos — menciona sacando su elegante reloj de bolsillo — estan muy molestos, temia que esto pasara — sonrie con resignacion para luego ponerse de pie — debo llevar personalmente unas invitaciones, nada ni nadie la atacara dentro de la torre, asi que es libre de pasear a su gusto — se despide de la joven y desaparece por completo. William aparece en el centro de la ciudad, frente a un modesto departamento, desliza debajo de la puerta de este un sobre negro con las letras "Dr. Jackal" sobre este y se retira.

Del otro lado un hombre con una enorme gabardina negra, guantes blancos y un sombrero de ala ancha; se inclina para tomar dicho sobre, abriendolo para luego mostrar una gran sonrisa al leer el contenido de dicho sobre — esto sera divertido — pronuncia para luego ir hasta la recamara, recargandose en el marco de la puerta, observando a la chica que yacia recostada en la cama — tengo trabajo que hacer pequeña, vienes conmigo, ya que estare muy ocupado para rescatarte de algun problema en el que te metas mientras no estoy — dice a la chica de cabellera negra.

Spoiler:
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Sáb Feb 25, 2017 1:42 pm

¿El Conde?” los ojos escarlatas se ladearon viendo por la ventana, recordando a ese hombre de acento francés y cabello morado, largo, ondeando el movimiento de su cuerpo “Miserable y patético desperdicio, si nos volvemos a encontrar, te partiré en mil pedazos” ligeramente gruño, ella podría ser un poco vengativa y no pasaría por alto algo así.

Estaba saboreando cómo arrancar la cabeza del mercader hasta que William le mostro una esfera, explicándole que su alma había quedado atrapada en ese objeto. Natalia miraba ese cristal con atención, tocándose el rostro con suavidad, podía creer en lo que él decía, no sólo por que confiaba en su palabra, sino por qué, sentir su piel nuevamente se le hacía extraño, cómo si hubiera durado mucho tiempo siendo etérea.

Pero… eso es lo que el Conde tenía en las manos… y dijo Jester que era con eso con lo que atraparon a Slevin” recordó la joven, quedándose impactada ante la situación. Los gatitos jugaban con sus cabellos blancos, sin embargo, sus ojos estaban fijos en esa esfera. Aún no sabía que decir exactamente. Lo cierto es que lo único que sabía es que Vergil fue a atacar al circo a buscarla, es la única pista que tenía para encontrar a Slevin, puesto que él fue atrapado en esa batalla.

- ¿Por qué se tomó tantas molestias con una desconocida? - pregunto, tomando el último sorbo de su té, sin embargo, este había desaparecido, llevándose a los gatos consigo, no tardo tanto para darle una noticia que le revolvió el estómago. Joker estaba en camino, seguramente con Sly y Jester. No quería sentirse una carga, entendía que si ella hubiera sido obediente no pasaría nada. Se supone que tenían todos que guardar sus fuerzas para salvar a Slevin, ahora la desperdiciaban en ella.

-Pero…- la joven levanto la mano para intentar pararlo cuando este le indico que debía retirarse. Para su desgracia él se movía mucho más rápido, además de que ella estaba ligeramente débil. Una vez en soledad se levantó lentamente, intentando mantener el equilibrio, sus piernas estaban un poco débiles, no pasaba más allá de que sentía ligeros mareos.

Decidió darse un baño, necesitaba estar al cien y si es cierto que nadie la va a atacar tenía que aprovechar, una vez en la tina se dejó caer hasta que el agua rebasara su cabeza inclusive “Joker debe estar molesto conmigo por haber salido sin su permiso” salió una vez sintió que no podía contener el aire, sintiéndose mucho mejor, el agua hacía que la circulación de su cuerpo se agilizara.

Una vez salió se dedicó a secarse y vestirse, se puso unas medias de lana color violeta, una especie de overol corto, negro y una blusa de botones color blanca con abultadas mangas, unos botines bajos oscuros, para después colocarse una gabardina azul añil. Tenía que hablar con Vergil y sabía que él era exigente incluso con su apariencia, no podía ir a pedir algo después de ser secuestrada (Por que así fue) y no regresar; para luego lucir como pordiosera frente a él.

Una vez salió por su habitación, camino lentamente, acostumbrándose a caminar nuevamente en su cuerpo que había permanecido inerte por tres días “Slevin… fue atrapado por esa esfera ¿No es cierto? Pero si atrapa almas ¿Por qué no atrapo a Joker con él? Se supone que son la misma persona” pensaba mientras subía por las escaleras, sosteniéndose de la pared y el barandal al mismo tiempo, entonces, fallo. Se había resbalado, sus piernas temblaron, su cuerpo permanecía en el aire cayendo.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
NOMBRE: Lolita (No tiene apellidos, nombre tampoco)
APODOS: Lolita
FECHA DE NACIMIENTO: 7 de julio del 1996
EDAD: 18 Años
OCUPACIÓN: Extorsionista Profesional.
RAZA: Humana/ biónica

Fisico de Lolita :



- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
Lolita es una chica de la calle, se crio en la frialdad e indiferencia de las zonas más marginadas de una de las más grandes ciudades. Por ello tuvo que buscar la manera de sobrevivir por lo tanto desarrollo una actitud acida a la vida, aprendió a robar y a extorsionar usando su cuerpo para llamar la atención. Haciéndose pasar como una chica desamparada y que sólo quería algo de comer. Al final terminaba drogándolos para robarles el dinero.

Todo empezó puesto que la secuestraron para realizar experimentos biónicos en su persona, con el fin de que se convirtiera en una moda, la hicieron perder el ojo izquierdo colocándole una especie de engranaje en un globo ocular para que tuviera un reloj dorado. Al final todo fue un terrible y doloroso fracaso. Dejando a la niña tirada en la calle. Después de eso no volvió a confiar en nadie, ni siquiera en su propia sombra. Como el objeto que tenía en su cuerpo era dorado, probablemente de oro ella tuvo que usar lentillas para ocultarlo, los demás serían capaz de arrancarle su órgano con tal de venderlo.

Con el tiempo empezó a beneficiarse y obsesionarse con el dinero, hasta tal punto que odiaba ir a la escuela, para ella era algo que no necesitaba. Hace cualquier cosa para no ir. Poco a poco empezó a subir la apuesta de sus extorciones, el internet empezó a hacer un gran negocio y ella aprendió con algunas clases de sus secuaces a programar, convirtiéndose en un hacker reconocido.

No es una chica educada, pero sabe sacarle provecho a cualquier situación, lo que siempre la mete en problemas. Sobre todo, porque está acostumbrada a venderse para obtener lo que quiere, aunque al final nunca termina pagando lo que debería.

Siempre se viste de lolita, con el fin de parecer más tierna de lo que realmente es, realmente es grosera, manipuladora, seductora, mentirosa, rebelde, un tanto cobarde, puesto que es humana y llega a ser muy frágil, aunque muy fuerte emocionalmente. Ella no repara con decir su opinión, aunque sea de la forma más vulgar posible, tampoco le interesa lo que piensen los demás de ella. No crea lazos emocionales con nadie, aunque Akabane los creo a la fuerza.

Nunca va a admitir algo que le avergüence así sea sus emociones o algunas buenas acciones que ella realizó. Siempre intentará trabajar y ganarse su dinero porque es orgullosa, no le gusta sentir que es de alguien y muchas veces reta a Akabane aunque este siempre termina acorralándola hasta que el punto que ella entiende que no puede escapar de él.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -" />

Lolita se encontraba frente a la computadora (laptop), mientras tenía una paleta en la boca de sabor cereza, tecleaba rápidamente mientras que la cámara de dicho aparato estaba encendida, portaba solo una blusa muy pegada y blanca, dejando a ver sus pezones color café claro y una pantaleta azul marino, tenía puesta unas medias que se ajustaban a sus muslos.

Tenía doble misión. Estaba ganando dinero por medio del internet dejándose ver desnuda, lo cual a ella se le hace lo más normal y la otra era hackear las cuentas de dichos perdedores que creían que era menor de edad, seguramente masturbándose con ella. Pronto encontró las cuentas del banco que tanto le interesaban, dejándolas vacías sin más. Un hombre le pidió que se bajara la blusa, lo que ella sonriente hizo, dejando salir uno de sus senos bien formados sentía que era como darle perlas a un puñado de cerdos. Unos cerditos que contenían monedas dentro.

Akabane había salido, estaba segura, al menos lo había escuchado entrar. Una vez escucho que se abría la puerta ella rápidamente cerro la computadora y se acomodó la blusa al mismo tiempo, sintiendo un vuelco en el corazón. Dirigiendo su mirada a él. Tenía puestas sus lentillas de contacto para verse como una chica “normal”.

-¿What the hell? ¿No sabes que debes de tocar antes de entrar a mi room? - medio tartamudeo abrazando la laptop con fuerza contra su pecho, escuchando el nuevo anuncio de que tenían que volver a moverse de lugar - ¿De verdad crees que necesito un guardaespaldas? Vale, enserio tienes un problema. Ya sabes mi respuesta, no pienso ir a ningún lado que no allá conexión a Internet, esta porquería de pueblo tiene una red mediocre- se deslizaba lentamente por la cama, sin dejar la maquina en paz, mientras esta seguía trabajando -Da igual… ¡Lárgate! Tengo cosas que hacer- le lanzo una almohada como si así fuera a despistarlo. Tampoco le contaba, las miles de formas de extorsionar que ella hacía; a su “amante” o “novio”.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Sáb Feb 25, 2017 9:53 pm

Al entrar en la habitacion de la joven, esta enseguida comenzo a cuestionarlo acerca de sus pocos modales para llamar a la puerta, aunque esto era justificado, no se trataba de que Akabane fuera un maleducado, pero al ser contratado la mayor parte del tiempo para asesinar personas, se habia acostumbrado a entrar con sigilo, nunca tocar a la puerta ni hacer ruido cuando entraba en una habitacion, una costumbre muy dificil de quitarse y que ademas no tenia intencion de intentarlo — ¿para que deberia tocar? puedo entrar en cualquier lugar cuando yo quiera, asi que tocar es un poco tonto — dice sonriendo mientras ladea un poco la cabeza haciendo su cuerpo a un lado esquivando sin problemas la almohada

— Un guardaespaldas quiza no, pero si una niñera y consegui quien te cuide mientras hago mi trabajo — dice sonriendo como siempre para luego acercarse a la joven, esta se desliza por la cama, cuidando bien su computadora, Akabane no le preocupaba lo que la chica estuviera haciendo con aquel aparato, desde siempre el habia tenido una actitud muy despreocupada, por la sencilla razon de que tenia demasiada confianza en si mismo, sabia que cualquier problema el lo podia arreglar, por eso mismo le encantaban los retos, conseguir trabajos muy complicados le divertian y ahora mismo estaba apunto de comenzar uno.

— Iremos a una torre que tiene mas años de los que puedes imaginar, se encuentra en mitad del bosque y le pertenece a un antiguo demonio que gusta de cosas viejas... tendra el mejor wifi del mundo — dice lo ultimo siendo sarcastico para luego tomar del brazo a Lolita levantandola de la cama y poniendola sobre su hombro, en ese momento como que recuerda algo y la baja — tendras que vestirte, en aquel lugar hace mucho frio, soy doctor pero no puedo estarte curando todo el tiempo — vuelve a sonreirle a la joven para luego darle una suave palmada en el trasero, al tiempo que se sienta en el borde de la cama observando a la joven, esperando que esta comience a vestirse

— Lo que sea que tengas que hacer, podras hacerlo cuando volvamos — menciona mientras se acomoda mejor su gran sombrero al tiempo que se cruza de brazos esperando a Lolita, si ella no lo hacia por su propio pie, el hombre de cabellos negros tendria que terminar por llevarla a la fuerza.

Mientras tanto en la torre, Natalia habia decidido dar un paseo por dicha estructura, sin embargo su cuerpo aun no se aclimataba, por lo que sufrio una fuerte caida o eso habria pasado de no ser por Vergil quien aparece sujetandola de las caderas impidiendo que su cuerpo impactara el piso — deberias estar reposando, tienes una personalidad muy curiosa Toscano — pronuncia serio y con aquel tono frio soltando a Natalia para luego colocarse frente a esta — William me conto lo sucedido, la odisea por la que pasaste... sin embargo, aquel grupo de circenses te quieren de regreso, si solamente quieren el alma de su compañero, no sera necesario pelear, estas aqui y esa alma no tiene valor para mi —

Pronuncia con la misma seriedad mientras observa con un poco mas de detenimiento a la joven albina — creciste bastante, sin embargo puedo notar que descuidaste tu entrenamiento... yo no soy un vulgar secuestrador, asi que te dire esto solo una vez, si deseas marcharte ahora y reunirte con los cirqueros, puedes hacerlo, no habra represalias para ti, sin embargo una vez que pongas un pie fuera de esta torre, perderas tu estatus de intocable y seras una intrusa, con todo lo que ello conlleva, lo cual en tu actual estado... no pasarias de los primeros cinco pisos — Vergil observa fijamente con su mirada fria a los ojos de Natalia, haciendo una pequeña pausa antes de seguir hablando — todo esto, fue solo para que me digas en persona, que es lo que tu en verdad deseas... no hace falta recordarte lo que pasa cuando alguien me miente — aquella sentencia presionaba a la albina, el demonio tenia verdadero interes en ella, sin embargo no pensaba retenerla a la fuerza, puesto que siendo obligada jamas desarrollaria todo su potencial y seria solo una perdida de tiempo.
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 26, 2017 6:13 pm

Natalia en su caída giro para caer como los gatos, aunque no estaba al cien como para poder recrear tal técnica, por suerte alguien la tomo de las cadera, unas manos enormes. Las pequeñas manos de la chica se aferraron a las muñecas del contrario.

-Señor Vergil – hablo una vez la dejo en el piso, sana y salva -Lo estaba buscando- el contrario no reparo en escuchar sus preguntas, el empezó a bombardearla de información que ella apenas si podía digerir -¿Usted tiene el alma de Slevin? Es decir que es… ¿Un alma aparte de Joker? - su voz sonaba desconcertada pero su perfil era tan frío como el de siempre, coloco sus dedos sobre su mentón, completamente pasmada, su corazón empezó a bombear con fuerza ¿Joker y Slevin eran seres diferentes? Ella ahora le pertenece a Joker. Pensó haberse entregado a ambos ¿Se impregno de los dos? ¿Era acaso posible? Sentía algo por ambos seres, estaba segura.

Escucho las palabras del mayor, lo cual ella le dedicaba tal atención como si fuera realmente su maestro o el hombre más viejo de su manada, respetado por todos los de la manada.

-Señor Vergil… este mundo ha girado demasiado rápido, no lo entiendo- Explico, tal vez estaba aun un poco entumida y su mano se quedó sobre su cabeza deslizándose hasta su frente -No tiene sentido. Usted me dijo que me quería como un peón. Algo usable y desechable, es lo más lógico, no tengo problemas con ello. No puedo comprender ¿Por qué se toma tanto problema por un peón? ¿Por qué debo de elegir?- Se tapó las orbes rojas de su mirada, como si le doliera la cabeza -Ahora Joker y Slevin son dos seres diferentes… Usted fue a atacarlos… para buscarme y tiene ahora a un rehén. Ellos me quieren en su familia, usted se toma demasiadas molestias... ¿Acaso soy un arma muy importante para usted o soy irremplazable para sus fines? - Se estaba mareando, tal vez porque comprendió que todo ocurrió bajo su responsabilidad, enterarse de varias verdades que ahora se había enterado. Incluso se sentía engañada.

-No entiendo- murmuro mientras que en su cabeza rompía su realidad.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

El jalón que dio Akabane hizo que ella soltar la maquina cayéndose al piso, lo cual había partido la pantalla, dejándola inútil. Al ver esto la chica intento jalonear para tomar su “bebe muerto” pero este la cargo como si fuera un vil costal de papa. La joven empezó a patalear.

- ¡Idiota! ¡Bájame porquería de animal! ¡Siempre terminas rompiendo todo!- La chica apretó la quijada mientras tenía la paleta en su boca, haciendo que su dentadura se aferrara al palito, mínimo no se ahogaría. él la estaba molestando, era como si le gustara que ella actuara con berrinches, no le quedaba mucho que hacer contra él, era mucho más poderoso que ella físicamente. Aunque claro, lo único que le quedaba era reclamar que no estaba de acuerdo y aunque no sirviera de nada, ella no se quedaría callada.

-¿A dónde dijiste que iríamos? ¡Zorro! Ni loca voy a ir a una reliquia sólo para que el nene se divierta- gesticulo, pero este la bajo, ordenándole que se vistiera y después dándole una nalgada, lo que provoco que la chica se tapara con las manos esa parte, como cuando los niños chiquitos no quieren recibir una paliza.

-Tú… maldito zorro…- gruño apretando la mandíbula y haciendo que el palito de su paleta subiera y bajara. Coloco su pie entre las piernas del hombre que estaba sentado en la cama, sosteniéndose del colchón -Eres el peor cliente que he tenido, huevon, usas mis servicios, pero no me pagas, frustras mis planes constantemente para ganar más dinero y todavía me llevas a lugares aburridos para que juegues a las muñecas-toma su celular enseñándole las rayitas que advertían que tenía muy poca señal- A mí no me llevas a ningún jodido lado que no tenga aunque sea la maldita señal de celular, es suficientemente malo venir a esta porquería de pueblo como para que ahora vayamos a jugar a ser la puta de Rapunzel en la torre- se quejó levantándole la voz y señalándolo ahora con la paleta, dando algunos pisotones en el piso como niña chiquita en ese lugar, empero si tocarlo, no era tonta.

-Puf… cómo si necesitara una jodida niñera…- renegaba entre dientes buscando en sus ropas algo que ponerse, había sacado sus ropas que iba a colocarse -Este cabrón sólo me considera mujer cuando me coge -murmuraba moviendo el palito de su paleta, para quitarse la blusa lentamente dejando al descubierto su piel ligeramente tostada y sus pezones color cajeta. Para después cepillarse el cabello lacio, aun arrugando el ceño.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 26, 2017 7:49 pm

Aquella joven albina estaba aun muy desconcertada con todo lo que estaba pasando, eran demasiado cosas viniendo tan rapido que no sabia como reaccionar, por lo que el responder las preguntas de Natalia haria que quiza esta se centrara mejor en lo que queria — poseo el alma del angel llamado Slevin, fue inesperado que compartiera el cuerpo con aquel al que llamas Joker — el demonio saca de su gabarina aquella esfera con el alma del carcelario, mostrandosela a la joven con toda confianza, sabia que ella no intentaria arrebatarsela e incluso si lo intentara, no podria ni siquiera tocarla antes de que Vergil lo impidiera

— Una pieza facilmente reemplazable como un peon, puede convertirse en la pieza mas poderosa del tablero si se le usa bien, una reina, pero para que eso suceda se requieren de ciertas cualidades especiales, las cuales se que tu posees, por eso te elegi a ti, no hago las cosas al azar, tu tienes un gran potencial — menciona la analogia del juego de ajedrez, donde si un peon llega al otro extremo del tablero, este en automatico adquiere las habilidades de la reina, la figura mas poderosa del juego al ser la unica capaz de moverse en todas direcciones y avanzar cualquier cantidad de espacios. Vergil continua escuchando las palabras de la joven, parecia que esta habia tomado una desicion, asi que el demonio le entrega la esfera a Natalia — rompela en el pecho de Joker y el alma volvera a su sitio, de lo contrario el alma se perdera —

Le explica a Natalia la funcionalidad de la esfera, el no tenia interes en tenerla mas tiempo consigo mismo, el trabajo de haber usado aquel rehen solo era para atraer a la licantropo y la tarea estaba hecha — los cirqueros buscaran venganza aunque te tengan a ti y a su amigo, te aconsejo no tomes partido de esta batalla, tus emociones estan descontroladas ahora mismo y eso en un guerrero puede ser fatal, en especial si piensas enfrentarme a mi — dice en un tono serio, mas sin embargo no era una amenaza, casi sonaba como si se preocupara por la joven. Mientras tanto en la ciudad, Akabane lidiaba tambien con otra jovencita, aunque esta a diferencia de Natalia era muy alocada — mañana puedes comprar una nueva, eres una niña muy dramatica —

Menciona sonriendo Akabane mientras observa a la joven, aun sonriendo el hombre le lanza una de sus dagas rozando el cuello de Lolita, sin producirle rasguño alguno, salvo un cabello, si solo uno, cortado — llamame cliente, zorro, huevon, encantador y seductor, pero por mas berrinches que hagas, sigo siendo tu dueño y tu de mi propiedad — dice con toda la confianza que su fuerza le puede dar, sin borrar aquella sonrisa, acomodandose el sombrero para que lo unico visible de su rostro fuera justamente eso, la sonrisa.

— Ademas no jugaremos a ser la puta de Rapunzel... bueno tu si quieres puedes jugar a ser la puta, pero me temo que los seres de aquel lugar no serian buenos contigo asi que tendria que matarlos y sabes lo que odio limpiar tus desastres, es tan aburrido — se encoje de hombros sonriendo, aunque hablaba enserio, solamente existian dos cosas capaz de hacer que Akabane se tomara las cosas enserio, una de ellas era un rival poderoso y el otro que alguien le hiciera daño a Lolita, fuera de eso siempre se encontraba en una actitud de lo mas relajado, con sus habilidades despues de todo podria arreglar cualquier cosa.

La chica seguia haciendo sus berrinches, pero al final no le quedaba alternativa que obedecer por lo que fue hasta su closet buscando ropa, mientras insultaba entre murmullos a Akabane — ¿sabes que puedo escucharte, cierto? — menciona el hombre del sombrero mientras parecia muy divertido con la actitud de Lolita — terminando mi trabajo, si aun estoy vivo te llevare a aquella plaza tan tecnologica que tanto te gusta, eso claro si te portas bien y cuidas tu boca, que mi empleador es muy anticuado y tu lenguaje podria incomodarlo — dice divertido mientras observa cambiarse a la joven.
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Lun Feb 27, 2017 12:01 am

El gran demonio le explico a la peliblanca la situación, sorprendiéndola ¿Slevin un ángel? Eso sí que era extraño, tomando en cuenta lo sádico y cruel que podría ser. Aunque por supuesto, eso le ayudo a entender que nada era como lo pintan. Lo más curioso es que no entendía cómo es que Vergil sabía toda esa información.

Él le mostró una especie de bola de cristal brillante, ella no intento quitársela, al contrario, con un andar lento, su mano se levantó hasta quedar a la altura de la esfera, temblorosa intento tocar tal objeto. Una vez lo logro quito la mano como si fuera algo que no pudiera entender, se sentía cálido. El hombre seguía hablándole sobre su interés, lo que realmente no lleno para nada la duda de la albina. Ese hombre tenía miles de millones de años, estaba segura y no andaba por el mundo buscando “potenciales” para entrenarlos, ir por ellos, haciendo una revolución a su paso. No. Ella entendía que ese peliblanco era como ella, orgulloso.

No había hablado, dicho nada y este ya le había entregado la esfera donde se encontraba el alma de Slevin. Ella miraba la esfera, cada vez estaba más y más molesta ¿No habían dicho todos que ella era parte de su familia? Tanto tiempo le costó enfrentarlo, entenderlo y aceptarlo. Para después entender que no era tan relevante como para saber cosas tan importantes como que Joker y Slevin eran diferentes personas en el mismo cuerpo.

Ahora estaba en un problema personal más serio, en si le pertenecía a Joker, pero una vez llegue Slevin ¿Qué? La única razón por la cual tomo esa decisión es porque pensó que era una misma persona y se negaba a pertenecer a dos seres, eso no estaba dentro de sus costumbres. Es que en si compartían el mismo cuerpo, pero a la vez eran dos seres individuales. Se sentía como el famoso “Error de Sistema”. Se sintió engañada, ultrajada y lo peor es que ella había hecho algo tan sagrado como el “apareamiento” con ese lunático.

Esto me pasa por tomar enserio a ese loco” Sus ojos brillaron espectralmente.

Su torrente sanguíneo bombeo rápidamente, dándole oxígeno, calor a los músculos, lo que hizo que su estado entumido y adormilado se diluyo rápidamente.  

-Tampoco usted puede mentirme. No le queda la hipocresía. Su respuesta no me es suficiente, Señor Vergil – su mirada roja se fijó en esos azules, eran dos poderes helados en diferente color - ¿Un demonio de su edad y poder, buscando a un discípulo? No lo veo perdiendo el tiempo. Lo siento, pero su analogía, según sus enseñanzas, no concuerdan- la licántropo guardo el cristal en su gabardina azul. Ella estaba molesta. (Es lindo porque ambos tenían gabardina azul, padre e hija)

-Mis emociones están bien – Su voz subió un poco la voz, con la apatía que ella siempre le había caracterizado, cruzando los brazos -No me sorprende que sepa mi respuesta, la razón es que, por lo visto hasta este momento le pertenezco a mi macho - arrugo el ceño, mientras su mirada seguía brillante, cada minuto la tenía completamente furiosa -Esa es la única razón. Puede encontrar otros discípulos entre la manada Luna Llena- La licántropo dio media vuelta pasando a un lado de él, con las manos dentro de sus bolsillos, pero antes de dar un paso al primer escalón- Señor Vergil, lo único que ellos querrán será encontrar a un hombre moreno de cabello blanco. Ese es el objetivo realmente. No se preocupe. Usted para mí no es una presa y si acaso tendremos que enfrentarnos, créame, no me importaría tenerlos entre mis fauces – dicho esto bajo las escaleras, mostrando su respeto al no atacarlo. Si fuera al contrario hubiera intentando intimidarlo, empero, lo consideraba como un ser respetable. Aunque ahora su furia estaba casi desatada, si llegaba a ver a Joker, Sly o  Jester, más le valía no ponerse en su camino.  

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Un mechón había caído al piso, mientras que la joven volteo rápidamente, a punto de quejarse. Tenía un corte asimétrico, más que nada porque aquel asesino se la pasaba cortando mechones, la chica era muy moderna, así que en si no le molestaba del todo, pero en ese estado que se encontraba realmente, no era el mejor momento.

Escucho las palabras del contrario, algo que al principio la dejo muda por un instante, sus mejillas se colorearon ligeramente. Simplemente esos comportamientos del contrario la dejaban sin habla. Era un “Puedo hacerte mucho daño si quiero” y era una llamada de atención “Mira lo que hice, lo puedo hacer si quiero de nuevo” tenía razón, podía hacerlo.

Estaba con él desde los 16 años, se cruzaron, ella lo ignoro puesto que no se le hacía un tipo rico, empero, después de un tiempo poco a poco hablaron, hasta que este fue descubierto por la policía, aún no sabe por qué, creía que era un ladrón muy torpe y cuando menos se lo esperaba, estaba en su moto con el pelinegro, huyendo de la policía, al principio creyó que era una rehén.

La chica seguía escuchando al contrario, mientras se quitaba las medias negras y se colocaba unos ligeros para después ponerse unas medias con decorados de red y moños. Arrugo el ceño para lanzarle el cepillo, sabía que no podía lastimarlo, lo iba a tomar sin problemas o esquivarlo,  empero, se sentía bien realizar la acción.

Recordo que esa vez que llegaron al primer hotel la hizo suya, quitándole su virginidad, al principio no quería, empero a pesar de ser tan maquiavélico y asustarla a cada rato con sus cuchillas, dominándola fue muy tierno en su primera vez. Hasta el mundo él jamás la había abandonado, lo que provoco que se enamorara lentamente de él. Es decir el temperamento de Lolita no era el mejor.

-¡Claro que puedes oírme! Lo hago con ese fin, zopenco- reclamo, volteando a verle mientras se colocaba una pantaleta negra de tela muy transparente con volados -Ya deberías saber que no voy a reprimir mi forma de ser, para quedar bien con el dueño de tus quincenas. Si no quieres que te avergüence, piensa animal, déjame aquí- renegó, mientras se colocaba un vestido de botones al frente estilo lolita todo negro, la falda era de tela suave que no tenía ni un tipo de vuelo, y la parte superior estaba ceñida, de mangas tres cuartos pegado a sus codos, todo en detalles de terciopelo, rosas y algunos accesorios de color plata.

-Así que mientras estés jugando a las muñecas ¿Puedo jugar?- la joven sonrió ligeramente para después acercarse al hombre, que era mucho más alto que ella, la chica no se había abrochado los botones ni siquiera cuando se sentó en las piernas del contrario, dejándolo entre las de ella, para que después su lengua lamiera su mejilla -¿Dejarías que mi cuerpo se divirtiera con otra polla dentro de mí? – le susurró al oído, hasta deslizar sus labios por su cuello -Oh ¿qué acaricien mi piel llenándome de su leche caliente? Porque si puedo jugar a ser puta ¿No?- Lolita siempre se mostrara como que nada le lastimaba, mientras decía eso podría llegar a decir sus inseguridades.

Por ende desabrochaba la camisa del contrario solo un poco para hacer a un lado el cuello y dejar al descubierto la piel. Sus labios se posaron haciendo succión, realizando una marca en forma de corazón, una especie de chupetón.

-Espero que no, así que regresa conmigo, no te mueras o tendré muchos otros dueños- le reclamo sacándole la lengua, no lo veía a los ojos, en pocas palabras estaba diciendo que quería que regresara, tal vez no parecía empero le preocupaba que un día la dejara sola -Cómo sea, estaría bien comprar una tableta gráfica, además de un Ipad, aunque sería interesante armar una pc para entrar a la Deep web ¿Pero que le digo a un vejestorio que necesita viagra para que se le pare la verga?- intento cambiar el tema, estaba avergonzada y no iba a admitirlo
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Mar Feb 28, 2017 11:33 pm

Aquella joven se habia atrevido a desafiar al demonio, eran muy pocos lo suficientemente valientes o estupidos, para hacerlo cuando ya sabian del poder de este, normalmente Vergil habria tomado eso como un insulto, pero la joven habia sido directa con sus palabras y hablaba con honestidad, de verdad ella creia que podia tener entre sus fauces al demonio, era una joven insensata, inmadura y volatil, que intentaba ocultarlo detras de aquel manto frio, pero su cabeza estaba hecha un caos, el demonio no iba a caer en una provocacion de ese tipo, principalmente por que la provocacion venia de alguien que no estaba enfocada en ese momento.

Por lo que Vergil simplemente ignoro a la joven insensata, dando media vuelta para ir hacia una de las habitaciones de la torre, donde se hospedaba uno de sus huespedes, el demonio entro en dicha habitacion observando al joven de cabellos largos y piel morena — los cirqueros no tardaran en estar aqui, Akabane y Vulture estan en camino, ve a la entrada a esperarlos — menciona Vergil, mientras el otro hombre se pone de pie ya que estaba recostado en la cama — esos imbeciles no son necesarios, yo puedo acabar con ese puñado de locos — dice muy confiado el moreno, quien vestia con una larga capa blanca

— Esta vez el bufon trae refuerzos, asi que si no quieres que tu padre termine sepultandote, sera mejor que no los subestimes, Eagle — el moreno solo lo observa molesto pero se marcha sin decir palabra, bajando los escalones para ir hacia la puerta, en su trayecto observa a una chica con una gabardina muy similar a la de Vergil, cabello blanco, piel palida, lo primero que se le vino a la mente es que podria ser la hija del demonio, pero esta tenia un aura bastante diferente — oye tu, mujer — levanta la voz para llamar la atencion de la joven, acercandose a esta — este no es un lugar por el cual deberias de estar paseando tranquilamente, mejor regresa a la habitacion de donde saliste o terminaras lastimándote — menciona serio, no por que se preocupara por la chica, claro que no, pero la veia como un posible estorbo
Eagle Wingheart:

Mientras tanto en la ciudad, Akabane tambien tenia que lidiar con otra mujer, mas parecida a una adolescente caprichosa — no me averguenzas, solo me metes en problemas, claro algunos son divertidos pero la mayoria termina siendo con sujetos que no me dan ningun reto... — en ese momento su cerebro comienza a maquilar una idea bastante divertida — sabes que, tienes razon, no deberia reprimir tu forma de ser, es mas al sujeto que me contrato deberias hablarle de la misma forma, seria el pretexto perfecto para luchar con el de nuevo — comenta emocionado acomodandose su somrebro para dejar descubierto todo su rsotro, se acerca a Lolita abrazandola por detras ya una vez que esta termina de vestirse

Despues de aquel abrazo, Akabane vuelve a sentarse en su lugar y ahora era Lolita quien se acercaba a el, sentnadose en sus piernas, enseguida las manos del hombre fueron a parar al trasero de la joven, mientras la observa y escucha atentamente — claro que puedes jugar a eso, pero yo puedo jugar a cortar en ciento ocho partes a todos los que jueguen contigo, asi que terminarias quedandote sin compañeros de juego — menciona en un tono muy relajado aunque a pesar del tono, quedaba claro que hablaba muy enserio, ya en otras ocasiones Akabane habia demostrado ser muy posesivo a su modo, el permitia que Lolita coqueteara o se mostrara todo lo que quisiera, mientras fuera divertido para ella, pero si alguien le tocaba uno solo de sus cabellos, normalmente era lo ultimo que llegaba a tocar en su vida

En ese momento la joven abre la camisa del hombre, depositandole un beso muy marcado con toda la intención, cuando la joven saca la lengua, rapidamente Akabane la toma entre sus dedos para que no la meta y le da una larga lamida en su lengua para luego soltarsela — si fuera facil de asesinar, tendria años que estaria en el infierno — le guiñe el ojo a la joven aun con sus manos en el trasero de esta, mientras la chica comienza a hablar de todo lo que quiere y luego para variar lo insulta, algo que le da risa a Akabane comenzando a carcajearse, siempre le daba risa las cosas tan disparatadas que decia Lolita — tus bragas deben estar hechas de viagra entonces — menciona acomodandola de forma que su vagina quedara justo sobre el gran bulto que se habia formado en los pantalones de Akabane
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Miér Mar 01, 2017 7:18 pm

Había miles de cosas que estaba pensando una doncella de cabello blanco. Vergil en la vida de ella era un ser importante, un ejemplo interesante y capaz un gran maestro. Empero, el simple hecho de llamarla “peón” hizo que construyera un muro de hielo para que no le doliera ese adiós. Por ende, se le hizo muy sencillo simplemente dejar pasar esa oportunidad, ahora que sabía que tenía un compromiso, que ahora catalogaba “no deseado”.

Si él hubiera dicho de otra manera su interés, incluso lo habría pensado. No fue así, no abrió sus emociones como lo hizo con Joker o Slevin, no compartieron historias, ni emociones, esas cosas que hacen que la emoción sea cada vez más fuerte. Obviamente, ella estaría más inclinada con los cirqueros aun cuando el pelirrojo no allá sido su macho, o mejor dicho ¿Los pelirrojos?

En ese instante la furia de su ser emanaba como una vena externa, podría palparse perfectamente, era peligroso andar con un licántropo que en cualquier momento podría perder el control.

Una voz había llamado su atención, la albina paro en seco, solo para voltear a ver al individuo. Sus ojos rojizos brillaban de manera espectral.

-Piel morena y cabello blanco, cómo el mío- repitió la doncella para sí misma, observando, al contrario, de manera ceremoniosa se quitó lentamente la gabardina, el primer motivo porque le era estorbosa, el segundo el calor que ahora tenía debido al coraje de la noticia que tenía ahora dos esposo (Algo así) hacía que fuera incomodo, pero la primordial, era que cuidaba la esfera de cristal donde se encontraba el alma de Slevin.

En un segundo la joven ya tenía al hombre del cuello, enterrando sus garras en el cuello, prensándolo para evitar que se escabullera. Otro segundo y él se encontraba el piso de un golpe, el cabello de ambos se esparcía por el aire creando ondas, dando más impacto visual al ataque.

Claro, Nat no sabía si era él, pero ante su furia no iba a preguntar ¿Quién eres? Si no era el culpable, entonces era su culpa por aparecer frente a ella.

-Así que ¿baje a mi entrenamiento? - murmuro mientras su otra mano, se estampo con fuerza contra el estómago del contrario perforándolo, su fin no era matarlo, por eso no le atino a ningún tipo de órgano vital, simplemente hizo una incisión muy poco delicado en la piel del contrario, sintiendo sus músculos desgarrarse en un milisegundos, solo para dejarlo en desventaja -Bien, creo que usted es quién lastimo a mis cachorros, le gusta jugar con las presas?- enterró un poco más los dedos para provocarle más dolor -Me temo que cometió dos errores, no debió tocar a mis niños- saco agresivamente la mano mostrando su sangre chorrear por su delicados y blancos dedos -Y el segundo ¿No pensara realmente que se saldrá con la suya sin un castigo apropiado? Ahora usted es la presa y es mi turno de jugar con usted- tomo su rostro con tanta ternura aún cuando sabía que estaba sufriendo por el dolor. Manchando la cara del contrario con su propia sangre. Acto seguido la joven tomo las manos del contrario para sus dedos justo debajo de sus muñecas con el fin de que no pudiera moverlas, al hacer esto, ella podía hacer que abriera o cerrar las manos a su voluntad.

-Suplica- ordeno fríamente -Y tal vez, sólo tal vez sea dulce con usted- le susurró al oído mientras las rodillas de la licántropo se colocaban sobre las piernas del contrario.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Lolita se sonrojo al sentir el miembro viril, una vez este la acomodo de manera que su tierna vagina se excitara lentamente. Era algo que no podía controlar. Se quedo muda unos instantes mientras escuchaba sus palabras, no podía decir que no quería, pero tampoco le gustaba la idea de darle gusto. Después de todo la estaba molestando hacía rato.

-¿Piensas que puedes tener mi cuerpo sin nada de remuneración? me llevaras a una torre aburrida, sin tecnología- cruzo los brazos, alrededor del cuello del contrario escabulléndose debajo del sombrero para besarlo, mientras le sonreía traviesa, acostándolo en la cama -Pero podemos arreglarlo me haces un delicioso sexo con tu lengua en mi conchita y yo te la mamo hasta ver quién de los dos termina primero- después de ello se rio divertida, ella normalmente nunca decía esas cosas, no se atrevía a desafiarlo de esa forma desde hacía ya mucho tiempo, en primer lugar por que se la pasaba de compras o haciendo alguna estafa, en segundo lugar porque no sabía como iba a reaccionar al contrario, era una asesino a sueldo, obviamente tenía que cuidar algunos de sus actos.

-Bromeo, tu no sirves para ese tipo de servicio, aunque serviría solamente para que tu verga flácida entrara en mi lolita sin dolor – se levanto como si nada para seguir acomodándose su ropa, no había tomado su píldora para el embarazo, realmente le despreocupaba, no le molestaba tener una familia con él, aunque sería algo muy serio con su estilo de vida -Cómo sea, es hora de irnos, tu amadísimo jefe, a quién le lames las bolas te está esperando- gruño colocándose algunos adornos de rosas en el cabello.

-Anda, mientras más rápido mejor- tomo su bolso al cual coloco una consola y varios juegos, junto con otras cosas -Tal vez en la torre consiga a alguien para jugar- levanto las manos con toda la intención de Salir de la habitación.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Jue Mar 02, 2017 12:12 am

La joven Lolita continuaba "molestando" a Akabane, a quien las palabras de esta no le molestaban en lo mas minimo, al contrario, le hacia gracia, al final de cuenta al ser tan seguro de si mismo hacia que cualquier insulto le causara risa en lugar de enojo, en especial si lo decia aquella pequeña de apariencia infantil, cuando Lolita besa sus labios, el hombre responde de igual forma, para luego ser lanzado en la cama, algo que el permite sin objecion alguna, la joven para variar continuo con insinuaciones de las cuales rapidamente se arrepintio, claro argumentando algun pretexto haciendo referencia a la virilidad del hombre para luego alejarse

Parecia gustarle provocar de esa manera al hombre, sin embargo ella misma sabia lo que hacia, no eran actos ingenuos, por eso es que luego de provocar siempre terminaba alejandose — tenemos aun algo de tiempo, solo te presionaba por que te vez linda cuando te enojas — dice mientras se pone de pie acercandose a Lolita, con un movimiento rapido la toma del tobillo levantandola, haciendo que esta quede boca abajo y por lo tanto el vestido se baje mostrando por completo las bragas

— Se ven lindas las transparencias en ti — menciona sonriendo para luego tomar una de sus dagas y con una exactitud milimetrica corta la tela por la mitad de su entrepierna, unicamente la tela se corta, hecho esto coloca su rostro entre las piernas comenzando a meter la lengua por la hendidura de su ropa interior para luego hacer lo mismo con la hendidura entre sus piernas, es decir metiendo la lengua dentro de su vagina lo mas profundo que podia, ya una vez dentro comienza a moverla en todas direcciones, especialmente en circulos, sosteniendola con firmeza para que no fuera a caerse

Por otra parte, a diferencia de Akabane, Eagle no lo estaba pasando nada bien, aquella joven misteriosa para el, lo habia atacado sin razon o al menos sin una que este pudiera entender, era incomprensible para el que una chica lo atacara y en especial que fuera capaz de perforar su estomago con una enorme facilidad, el haber mantenido la guardia baja le habia costado ya la pelea, la albina no se conformaba con herirlo fisicamente, tambien queria acabar con su orgullo — maldita mujer... nunca suplicare ante un ser inferior como tu — palabras fuera de lugar tomando en cuenta que estaba siendo facilmente sometido, aquel primer ataque habia sido decisivo

En ese momento las puertas de la torre se abren y entra un hombre muy alto, poco mas de dos metros, piel morena clara, un bigote bastante tupido, apariencia mayor, con un extraño artefacto dorado en su ojo derecho, se acerca con toda calma a la escena y con mucho tacto toma a Natalia moviendo uno a uno los dedos de la mano de esta para que soltara al albino, para despues con mucha delicadeza tomarla de las caderas cargandola y alejandola, colocandose frente a la joven sirviendo como barrera entre ella y Eagle — estoy completamente seguro de que se merece lo que le esta haciendo; señorta, mas sin embargo no puedo permitir que lo mate —

Menciona con seriedad pero al mismo tiempo mostrandose muy educado — aunque sea una desgracia, es mi hijo y prometi a su difunta madre que cuidaria de el, por lo tanto le pido no continue, ademas mirelo, esta destrozado, humillado, es como un perro herido y un guerrero jamas debe patear a un animal herido — dice con la misma educacion de antes y se acerca a Eagle observandolo — no necesito tu ayuda estupido viejo... — menciona Eagle, mientras que el hombre mayor solo niega en desaprovacion con la cabeza para luego colocar su bota en la herida, presionando con muy poca fuerza, pero la suficiente para que sus costillas se rompan o al menos algunas y finalmente del dolor termine perdiendo el sentido

Hecho esto el hombre vuelve con Natalia — Vulture Wingheart es mi nombre — le ofrece la mano a manera de saludo, mientras unos pequeños hombrecitos se llevan rapidamente el cuerpo de Eagle para poder curarlo — es una señorita muy fuerte si me lo permite decir, alguien normal no podria hacerle tanto daño a mi hijo, usted no debe ser humana — menciona sonriendo ligeramente, una sonrisa amable mientras la observa

Vulture:
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Jue Mar 02, 2017 8:43 pm

Natalia escucho las palabras de su presa, lo que, por alguna razón, hizo que liberara una ligera sonrisa, tal vez tan pequeña que no era fácil de identificar. Con lentitud muerde su hombro con tanta fuerza que atraviesa su piel.

-Es divertido que mi mascota, sea capaz de decir tales palabras cuando tu ama está arriba de ti. Ahora tendrás mi marca, eres mío. Humano- le susurró al oído. Se había emocionado con la sangre, como si fuera una especie de tiburón, se imaginó las miles de formas que ella podría hacer para destruir su orgullo, día tras día. Aunque no estaba interesada en preservarlo el tiempo suficiente, le daba cierta apatía cuidar a un ser como él. Sabía que el castigo era el indicado, empero no creía que fuera una buena inversión.

Seguido la joven voltea al escuchar las puertas abrirse, el perfume de ese intruso hizo que volteara, pensó que iba a defender al chico, lo que la puso alerta, esperaba un golpe. Se iba a defender usando su fuerza en su contra, pero en vez de eso el contrario la toma de una manera tan suave, con cuidado de no lastimarla. Algo que de cierta forma le dio cierta curiosidad, la había cargado como lo hizo Vergil hacía poco tiempo. Se sentía como una pequeña cachorra entre las grandes manos del contrario, casi como si se hubiera convertido en una chibi.

¿En qué momento todo cambio? Ella estaba manchada de sangre, escuchando al padre del chico. Había tocado un tema importante, el maldito tenía familia. Había desquitado parte de su enojo, por lo que dejo de hacer otro movimiento, después de todo no estaba segura realmente si ese hombre había lastimado a La o a Lo. Era algo que había activado su furia, encontrarse con alguien con la misma descripción que Joker le dijo.

-¿Él es su cachorro?- pregunto fríamente aunque estaba llena de curiosidad, cuando el de cabello blanco insulta al mayor y este le da un merecido castigo. Cruzo los brazos, no tenía mucho afán de hablar, aunque el hombre la había tratado como un lobo lo hace con un pequeño -Entiendo…- murmuro sin entenderlo realmente, fue algo que dijo sin pensarlo. Una gota cayo de su cien al ver como el mayor de los tres había partido las costillas del contrario haciendo que se desmayara.

-Sara Toscano, un placer señor Wingheart- se negó a tomar la mano del contrario, sentía que era una trampa, sus ojos aún brillaban de manera amenazante, aun su bestia seguía molesta. Sólo necesitaba una excusa para volver a atacar. Se dirigió nuevamente a su gabardina azul, sin importarle realmente si lo llenaba de sangre. Lo importante era mantener la esfera a salvo.

-Después de semejante escena, no puedo negarlo- respondió la joven, su cabello blanco tenía manchas rojas que hacían revivir los ojos rojos de la doncella -Usted también trabaja para Vergil ¿Estoy en lo correcto? Me imagino que usted será uno de los que se va a enfrentar a los cirqueros- la peliblanco se acercó al mayor de manera que, a pesar del tamaño podrían verse fijamente a los ojos -No quiero ser descortés. Pero confiar en un desconocido es un lujo que no nos podemos dar- excuso su poca cortesía.

-Me temo decirle que es probable que su hijo muera en unas pocas horas, por mis manos o por otras. Por favor, tome estos minutos para asimilarlo- advirtió la joven sin inmutarse siquiera, observándolo a los ojos fijamente del contrario, preguntándose cuánto tiempo había pasado ya.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

-¡Ahhh!- solto un grito sintiendo como que la jalo de su tobillo, sentía que iba a golpearse contra el piso, empero por suerte no paso tal cosa, simplemente fue el susto, el vestido era tan largo que le tapaba hasta un poco debajo de su boca, mostrando solo sus ojos que tenían las lentillas rojas, lo cual era útil para pasar desapercibida -¡Perro, pendejo, idiota!- se quejó, había recibido el susto del día -¿Qué tal si me hubieras hecho daño? ¡Soy frágil! ¡Bájame, CABRON! – grito, haciendo que sus manos hicieran a un lado el vestido y poder ver lo que él contrario hacía.

-¿Qué harás con eso?- musito asustada al ver la daga del contrario, siempre se pondría completamente nerviosa cuando sacaba sus armas favoritas, puesto que la primera vez que tuvieron relaciones para que se quedara quieta la amenazo con ello, o cuando quería que se quedara quieta era capaz de colocar el arma en su ropa de manera estratégica para que no se moviera. Para él, el acto “pre sexual” de disfrutar su cuerpo antes de la penetración no era problema en esa época, cuando ella pretendía huir, sentía que quería matarla aunque lo cierto es que hasta la fecha jamás le ha hecho daño alguno -¡No! ¡Akabane!- soltó un grito al sentir como la tela de su pantaletas se abría dejando entrar aire en su vagina, que estaba ya húmeda. Era imposible no excitarse cuando él la manejaba así, la había entrenado para que su entrepierna reaccionara rápidamente cuando veía esas cuchillas o las usaba para tener sexo, lo que hacía que el sexo fuera más rápido si sólo quería un “rapidín”.

Cuando la lengua caliente del contrario se metió en su interior, ella mordió una parte de su vestido en la boca para evitar gemir, sintiendo como se movía deliciosamente por dentro, creando que ella sintiera espasmos. El juego había empezado y ella no quería quedarse atrás. Desabrochaba el pantalón de Akabane para encontrarse con su virilidad, bajando la tela para encontrar su miembro completamente duro. Lo que hizo que ella lo metiera a su boca empezando a usar su lengua de manera que, siendo entrenada por él durante dos años, sabía qué le gustaba. Aunque era tan grande que podría ahogarla.

Le gustaba que moviera la lengua para acariciar su miembro mientras la metía en su garganta, aun cuando ella daba arcadas y presionaba la punta de su miembro. Siendo sincera a ella le gustaba que usara su boca para masturbase, le gustaba sentir que su pelvis se golpeaba con su rostro para meter más esa virilidad, se mojaba con sentir que se presionaba y sentir sus testículos chocar contra su barbilla. Porque así su miembro está completamente húmedo por su saliva y entrara tan brusco en sus agujeros sin problema alguno. El sabor de Akabane era sumamente adictivo.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Sáb Mar 04, 2017 12:51 am

Aquel hombre mayor se habia quedado con la mano estirada, la joven habia elegido no acceder a aquel apreton, debido a que como lo explico unos momentos despues, lo veia como su enemigo, este hecho hizo que el hombre del bigote soltara una sonora carcajada, no una de burla, si no la risa de un hombre mayor que rie ante alguna curiosidad tierna que hace un infante — la vida es muy corta para quienes no somos demonios o angeles, por eso deberiamos tomarnos todos los lujos posibles y vivir a plenitud, la vida es muy bella si sabes como verla — pronuncia sonriendo mientras unos pequeños demonios de un metro de altura y un solo ojo corren rapidamente con una mesa y una silla las cuales colocan al lado de Vulture, seguidamente un mantel en la mesa y sobre esta una botella de vino

Vulture sonriendo toma asiento en la silla y se sirve de la botella mirando a Natalia — estas en lo correcto pequeña, Vergil me contrato para luchar, aunque estoy algo oxidado, de hecho ya me habia retirado de estas cosas, pero le debia un favor al demonio y con esto ya saldare esa cuenta — da un largo sorbo a la copa de vino terminandola por completo, se recarga en la silla cruzandose de piernas y brazos mientras escucha las demas palabras de la albina, la joven como si fuera lo mas normal del mundo, habia amenazado de muerte al hijo del hombre que tenia enfrente, aquel acto no hizo mas que reir nuevamente al hombre maduro, de la misma forma que antes.

— Eres una jovencita muy atrevida, aunque te veas seria, puedo ver la pasion de tus palabras, estas decidida a matarlo, pero no cometas su mismo error y subestimes a los demas, pequeña — los pequeños demonios vuelven a aparecer para llevarse la botella junto con la copa vacia y la mesa, dejando unicamente la silla donde seguia sentado Vulture — Eagle es muy inmaduro y confiado, lo malcrie demasiado cuando era niño, le hice sentir que era el mejor de todos y ahora que es adulto sigue con esa idea en la cabeza, me temo que en lugar de alentarlo para hacerlo seguro de si mismo, lo hice un tonto egolatra — dicho eso vuelve a reir como lo habia hecho hacia poco — sin embargo es un hechicero bastante notable, aunque el credito es de su maestro, el gran hechicero Piroro — dicho esto se pone de pie y rápidamente los pequeños demonios aparecen para llevarse la silla

En ese momento las puertas de la torre volvieron a abrirse, pero en esta ocasion cientos de demonios se lanzaron al ataque, los cuales fueron frenados en seco por Vergil quien aparece frente a Vulture y Natalia, aquellos demonios vuelven a la oscuridad de la torre mientras los tres cirqueros hacen su entrada, Sly, Jester y Joker en el centro, quien muy sonriente intenta correr hacia Natalia con los brazos extendidos, pero Vergil se coloca en su camino — llegaron antes de lo que deberian... William nunca se equivoca — menciona Vergil mientras Joker lo observa sonriente y comienza a carcajearse sin decir nada, Jester camina hacia el demonio observandolo — sabes te pareces mucho a alguien... si tan solo pudiera recordar a quien — menciona Jester pensativo

— El rubio mayordomo ya no podra volver a equivocarse — menciona con seriedad Sly dando a entender que se habian encargado de el, en ese momento Vulture se coloca al lado del demonio observando a los tres intrusos — Akabane esta retrasado, Eagle tardara en recuperarse... me encargare de los dos menores, si uno de ellos hizo algo a mi viejo amigo... aplastare su craneo con mis dedos — menciona el mayor mostrandose muy serio. Y mientras toda la tension y el caos estaba por desatarse en la torre, Akabane se encontraba disfrutando de una sesion de sexo oral con Lolita, ya que este ignoraba que los planes habian cambiado y la hora se habia adelantado.

Akabane continua lamiendo el interior de Lolita, metiendo su lengua lo mas profundo que podia al tiempo que la movia en todas direcciones, sosteniendola firmente con una de sus manos, aprovechaba la otra para llevarla a la nuca de la pequeña y sujetandola de los cabellos empezar a moverla, usandola para masturbarse, continuando asi por varios minutos para luego el hombre sacar la lengua, con sus dientes se aferra al resto de la ropa interior y sin problema la rasga aun mas, dejando descubierto gran parte de sus nalgas y en especial su pequeño ano, lugar en el cual se pasa la lengua del hombre, pasando la punta por la entrada, llenandola de saliva para luego empujar poco a poco haciendo que el pequeño ano de la joven fuera cediendo terreno, hasta lograr abrirse lo suficiente para que la lengua por completo de este lograra entrar hasta lo mas profundo posible
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Sáb Mar 04, 2017 12:30 pm

-¿Piroro?- pronuncio la albina, quién cada vez se sentía más confundida, sentía que había caído en un terrible trampa, donde pertenecía a las agarras del pelirrojo. Se estaba sintiendo culpable, había faltado a su manada por ser de ellos, ella tomo la decisión por su propio pie. Se sintió tonta. Todo se revolvía en su cabeza y no había nadie que le explicara “Piroro entreno a ese sujeto, si él fue que lastimo a La y a Lo realmente, y este no hizo nada por defender a sus hermanos… ” su furia estaba aumentando cada vez más, se quedó quieta, como estatua teniendo miles de ideas en la cabeza “Piroro es hijo de Joker y Slevin, esto debió ser una trampa”. Escucho como se abría la puerta, hubo una gran conmoción.

Nat temblaba, ahora le pertenecía a ese loco en específico o ¿A ellos por separado? No lo entendía, sentía que fue utilizada. Escucho la voz de Vergil, lo que hizo que volteara, Joker iba directamente a ella, esta lo esperaba ferozmente, su mirada estaba brillante, incluso parecía más peligrosa de esa forma, aunque sería difícil de apreciar, veía el piso. Su corazón empezó a latir con tanta fuerza al escucharlo, al oler su aroma. Estaba furiosa y al mismo tiempo no podía evitar amarlo.

Natalia no era humana, no pensaría como tal. Ella determino que lo mejor era matarlo lo antes posible para liberarse, no permitiría que la utilizaran. Por dentro esa niña que había sido por un breve periodo de tiempo estaba llorando nuevamente, suplicando porque todo fuera mentira.

-¿Le hicieron daño a Willian?- Paso por un lado de Vergil la voz de la licántropo se asomó, resonando en las paredes. Tenía la cabeza baja, sus mechones blancos no dejaban ver su mirada asesina. Estaba llena de sangre, portaba una gabardina azul como la del demonio, aun con su vestimenta un poco infantil se veía peligrosa. Camino hasta encontrarse con su macho, tomo sus antebrazos cómo si fuera con necesidad, lo miro fijamente al ojo que tenía -No tomas nada enserio- bajo ligeramente la mirada, sólo para que en una milésima de segundos ella lo impactara al piso con tanta fuerza que incluso el suelo se quebró dejando la forma de Joker en ella.

-No se metan, cachorros. El Señor Vergil fue mucho más sincero conmigo que todos ustedes- ordeno la albina mirándolos con fiereza, la licántropo tomo de su abrigo azul marino la esfera, fue cuando se inclina presionando la esfera con fuerza hasta destruirla en el pecho del contrario liberando el alma de Slevin, una vez cierto objeto se reincorpora lo toma para lanzarlo hacia atrás justo con Vergil. No necesitaba algo así. Enseguida coloca un pie encima del pecho del contrario presionándolo con fuerza - ¿Dos almas en un mismo cuerpo? Sabes que si lo hubiera sabido no habría aceptado ser suya. Entre otras cosas ¿Cómo es posible que Piroro allá entrenado a ese malnacido que lastimo a mis cachorros?– Voltea a ver a Vulture- Sin ofender- Dicho esto volvió la mirada al bufón – ¿Quieres que crea que ustedes no sabían nada? Excelente actuación, un engaño prolijo. Ahora uno de los dos debe de morir por tu chistesito. En este momento odio ser de ustedes- dio un pisotón en las costillas del contrario, donde se escuchó un crac. Su corazón gritaba que parara, su mente estaba justificando sus actos. Sabía perfectamente que iba a morir en sus manos, entendía que eran más fuerte que ella, empero eso no era excusa para no dar lo mejor en la batalla.  

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Lolita sintió la mano del mayor tomar su cabeza para empujarla hasta que todo su miembro estuviera en su garganta, para después jalarla para sacarla para simplemente volver a ejercer el movimiento anterior. Usando su garganta para darse un deleite sexual que la hizo mojarse cada vez más. Sentía sus testículos sobre su nariz, a ella le encantaba esa sensación donde él se desesperaba y se volvía loco por saciarse. Usando su garganta como depósito de esperma. Ella lo dejo mientras movía su lengua para acariciar su base.

El pelinegro iba a hacer que terminara, estaba a punto, a pesar de que estaba aguantándose con mucho esfuerzo, entonces paso un milagro, se detuvo para ahora lamer su ano, intentaba encontrar una parte del momento en que la dejara respirar, había muy pocos, pero sentir su ano siendo penetrado por la lengua de Akabane la sobre estimulo, quería ser penetrada por el asesino, quería llenarse de semen, que sus agujeros estuvieran repletos del líquido blanco y viscoso. A esa altura, pensar no era algo que hiciera. Sentía que se derretía, temblaba mientras recibía el gran miembro del contrario en su boca, dando ligeras arcadas y llenando de saliva aquel pene.

Unos segundos después se aferró a sus caderas para separarse un poco, jadeando y tosiendo, limpiándose la cara un poco. Lamiendo solo la punta del miembro viril.

-Cof, cof... Llegaras tarde a tu trabajo- musito, esperando que el dejara entrar su miembro con fuerza en su boca, no importaba si le golpeaba el rostro contra sus testículos. A ella le encantaba chupar paletas de todas maneras.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Sáb Mar 04, 2017 11:01 pm

Las primeras palabras de Natalia habian sido una pregunta, preocupada por el rubio, algo que a simple vista desconcerto a Sly, a quien al final se le hacia raro ver esa preocupacion por alguien que se supone es el enemigo, ademas Sly inspecciona con la mirada detenidamente a Natalia, no tenia una sola marca de que hubiera estado cautiva, ni tampoco heridas, pero dado que es una licantropo esto no era inusual, pero la sangre se podia notar que no era suya, pero el rasgo mas importante que Sly nota, es que el demonio y ella parecen tenerse cierta confianza o complicidad, tanto asi que hasta llevan vestimentas similares — el rubio aun esta vivo, pero esta encerrado en una de mis prisiones — responde Sly mientras observa serio a Natalia

— Nat-chan hemos venido a rescatarlos a ust... — no logro terminar la frase cuando fue azotado al piso con tanta fuerza que su fina estampa quedo marcada en el piso, con los brazos abiertos, lo siguiente lo tomo por sorpresa, la esfera donde estaba atrapado Slevin fue rota contra su pecho, enseguida el alma del carcelero entro en el cuerpo del arlequin, por lo que el dije en forma de mascara volvio a recobrar aquella aura que siempre tenia y comenzaba a convulsionarse, pero Natalia no habia hecho mas que comenzar, coloca su pie sobre el arlequin y este sonriendo la observa — tambien nos da gusto verte, esto es un recibimiento muy raro ¿no crees? jajajaja — Jester se queda inmovil obedeciendo a Natalia, pero Sly muy molesto se lanza hacia ella — lo sabia, eres una traidora —

Justo antes de que Sly impactara la nuca de Natalia con una daga, Vulture lo intercepta aplastando el filo de la daga con su guante metalico haciendolo polvo, sujeta del brazo a Sly y lo arroja por los aires haciendo que se impacte fuertemente contra el techo — hare que liberes a mi amigo de donde sea que lo tengas, asi tenga que obligarte rompiendote todos los huesos uno a uno — amenaza Vulture a Sly quien cae sobre sus pies aunque notablemete herido, el hombre del bigote se lanza hacia Sly pero rapidamente es envuelto por cientos de hilos — solo yo puedo golpear a Sly y tal vez madre... Sly, ella no es una traidora, lo que esta haciendo debe ser por una razon... aunque no se cual... pero confio en ella — Vulture aprovecha que Jester esta distraido y tira con fuerza de los hilos hacia el, atrayendo a Jester velozmente contra el hombre, quien lo impacta brutalmente en el rostro con su rodilla rompiendole algunos de sus dientes de cierra, Jester cae el piso llevandose las manos a la boca y rodando mientras grita de dolor

Sly al observar eso se quita la llave que usa como dije en su cuello, la clava en el piso — dark lion, acude al llamado de tu amo — en ese momento una luz sale del piso y aparece un feroz leon negro, con alas de tipo murcielago y una cola de escorpion, enseguida ruge ferozmente el leon y lanza una potente llamarada de fuego hacia Vulture, el hombre da un gran salto evitando el fuego, pero algo se le clava fuertemente en el hombro izquierdo y en su muslo derecho, asi como en ambas piernas, al observar se da cuenta que son los dientes caidos de Jester, los cuales eran manipulados por hilos — eres mas listo de lo que aparentas — elogia a Jester mientras cae de pie sangrando en las partes donde los dientes le habian dañado — no lo soy, pero mis dientes si — comienza a reir viendose algo gracioso por los dientes que le faltaban, pero dichos dientes faltantes ahora eran un arma muy efectiva

Joker mientras tanto se encontraba riendo al ver toda aquella situacion, parecia estar completamente sometido por Natalia — pareces molesta, sabia que debi traerte algun presente jajaja — dice riendose mientras abre muy grande la boca escupiendo una bomba de tiempo cuyo contador estaba en menos de diez segundos — espero te gusten las sorpresas explosivas jajajaja — enseguida Vergil decide actuar y sujeta la bomba desapareciendo con ella, dejandola en mitad del bosque y luego regresar antes de una explosion que se logra escuchar hasta donde estaban, en ese momento el demonio comprende la situacion mucho mejor — Natalia... el no es el rival adecuado para ti, yo me encargare — se quita la gabardina dejandola a un lado, mientras en el fondo Vulture seguia luchando contra los hermanos, la batalla poco a poco se iba decantando por los que disponian de mayoria numerica, aunque por muy poco

En ese momento el dije de la mascara en las caderas de Joker se mueve muy rapido, asi que Joker toma el dije haciendolo grande, tomando la forma de mascara la cual se coloca y un segundo despues se la quita, pero ahora la sonrisa se habia borrado, el pelirrojo se quita el gorro dejandolo caer al piso para luego colocar la bota encima — detesto este estupido atuendo — usando una de las llaves que colgaban de su cintura, aparece una maleta en el piso, de la cual toma el uniforme, colocandoselo y terminando con el gorro de carcelero — Vergil... yo sere tu rival, te enseñare a no tenerme prisionero como un sucio animal y Natalia... ¿de verdad pensaste que yo era una personalidad de Joker?, deberias saber que todo lo que rodea a Joker es descabellado, Piroro es una creacion nuestra junto a Kuriban, pero ellos a diferencia de los demas, nos odian, por eso no nos cuenta nada de lo que hacen, deja de culparnos por todo, estuve dos malditos años atrapado y lo primero que haces es golpear mi maldito cuerpo — se coloca sus guantes y aparece su largo latigo negro, listo para luchar — cuida tu vocabulario, no te permito que le hables asi — dice Vergil friamente a Slevin mientras varias espadas fantasmas aparecen al lado del demonio, listo para atacar.

Mientras todo aquello pasaba y como no podia ser de otra forma, Akabane se encontraba disfrutando de lo lindo, sin preocupacion alguna por lo que estuviera pasando fuera de esa habitacion, el hombre de cabellera larga seguia lamiendo ambos agujeros de Lolita, turnandose cada cierto tiempo entre uno y otro, dejando ambos muy lubricados con su saliva — no te preocupes, aun falta tiempo — dice sonriendo para luego tomarla de las caderas y arrojarla a la cama, se acerca a ella acomodandola enseguida en cuatro, le separa las nalgas y de una vez le deja ir todo su miembro hasta el fondo de su ano, debido a la lubricacion tanto de ese agujero como de su miembro, no hubo mucho problema en que este pudiera entrar profundamente, comenzando enseguida a penetrarla rapidamente sin tener que esperar a que se acostumbrara la pequeña.

Akabane se inclina un poco sobre la joven meintras la penetra y con la agilidad de sus manos le retira la lentilla de su ojo dejandolo a un lado — no tienes que ocultar nada para mi, te vez mas linda de ese modo — dice sonriendo mientras empuja un poco mas fuerte su miembro, haciendo que sus testiculos comiencen a chocar con fuerza contra la vagina de Lolita, la cual se encontraba muy humeda, por eso hacia un sonido cada vez que los testiculos del hombre chocaban contra esa parte tan intima de la joven
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Dom Mar 05, 2017 5:17 pm

La chica observo a Joker muy molesta, era un asunto “marital” cosas que debían arreglar entre pareja, sin embargo, fue sorprendida cuando Sly la quiso atacar, llamándola traidora, recordando aquel momento cuando fue acusada de haber matado a su hermana, no estaba ayudando nada de eso a su psiquis, por eso aun cuando faltaban centímetros para que el segundo mejor guardián de la familia Kelevra le cortara el cuello, no se inmuto. Por un segundo sintió que merecía ser castigada.

Por suerte, fue rescatada por Vulture, en ese momento su cabeza se encontraba revuelta entre un coraje incontenible, un corazón roto llorando y uno de los pedazos de sus recuerdos más dolorosos. Aunque mantenía esa actitud fría e indiferente, por dentro se estaba muriendo. Por otro lado, Joker reía llamando su atención, de su boca salió una bomba, el tiempo era demasiado corto en el marcador, miro a su alrededor, esto podría lastimar seriamente a los chicos pelirrojos y planeo por un instante lanzarla “Este tipo, realmente quiere matarme” pensó la joven, no sabía si podría sobrevivir con algo así, empero Vergil apareció tomando dicho objeto para después desaparecer y aparecer.

-¿Señor Vergil?- pronuncio apenas cuando a lo lejos se escuchó un estruendo. Ella retrocedió un poco confundida ante la situación cuando lo escuchaba. Sólo podía mirarlo, mientras se quitaba la gabardina azul.

-¿No es un rival para mí? Probablemente no, por eso mismo es mi macho – cruzo los brazos, su tono era tan frío como si lo que hubiera dicho fuera común en cualquier platica. Aunque algo hizo que volteara de nuevo a su pareja, observo lo que hacía Joker, la doncella no perdía vista de eso, no entendía porque Vergil le permitía un margen de tiempo tan largo para prepararse. Así que simplemente lo veía de reojo. Entonces paso, apareció Slevin, quién empezó a cambiarse de ropa, tan meticulosamente como siempre. No le pareció para nada raro que este se declarara el adversario del demonio. En la cabeza de ella sentía que perdería a su macho, aunque si todo fue un vil engaño ¿Para qué seguir en una situación de esa índole?

Sintió un escalofrío cuando la mirada indiferente del carcelero se dirigió a ella. Sentía un revoltijo de emociones, estaba feliz de verlo, empero entendía que no podría ser suya porque ya era de Joker, entre las otras cosas ya mencionadas, siendo el más cuerdo de los que viven en ese cuerpo, le parecía inaudito que no le dijera nada. Le dio una especie de explicación que en si no satisfacía a Nat, lo que provoco que sus ojos rojos brillaran todavía más. Estaba detrás del demonio que la protegía con su cuerpo o al menos eso parecía a simple vista.

-Interesante. Estas diciendo que tú, el gran Slevin, tomaste todo por sentado- Era casi como una burla aunque en la cara de la chica no expresaba emoción alguna, seguía con su aplomo típico, tan fría e indiferente – Es decir que simplemente por ser yo tengo que adivinar e investigar algo que todos en tu familia saben… Obviamente voy a pensar algo que está dentro de mis parámetros, era su obligación mantenerme al tanto si de verdad querían que estuviera con ustedes y a pesar del tiempo ni tú, ni él, ni nadie me advirtió -Hizo una pequeña pausa, entrecerrando los ojos con cierto rencor- Inteligente, ustedes diciéndome que era parte de la manada, usando lo que yo más quería y ahora soy de Joker. Debo entender que es un castigo por ser tan ingenua. Si yo hubiera sabido lo que ahora sé gracias al Señor Vergil; Jamás lo hubiera aceptado -Se acercó solo un poco, quedando al lado del demonio- Aquí hablamos de La, Lo y Sledge. Piroro entreno a quién los daño, ahora ellos están con los cachorros, y no se te ocurra decir que no les harán daño, no hizo ¡Nada! para castigar a su pupilo y los pequeños no tienen ¡Nada! que ver con ustedes. Ahora se supone que dejaron que los ¿entrenaran? Son realmente inútiles- La chica quería volver a golpear a Slevin sin embargo la presencia del peliblanco le advertía que no hiciera movimientos para interferir en su combate- Lo que Piroro o Kuriban hagan o dejen de hacer con ustedes me es indiferente, me harían un favor en este momento si los exterminaran. Sus juegos son patéticos - sus ojos volvieron a brillar, algo que se disipo en un segundo cuando el demonio blanco la defendió.

Su expresión salió de su campo de hielo, nunca nadie había intervenido por ella, no de esa forma al menos. Esa situación de “amabilidad” la había sorprendido, lo que provoco que realmente retrocediera. Sin duda es una situación que la dejaba desarmada.

-Señor Vergil. No entiendo porque está intercediendo por mí. Esto no es común en usted, sobre todo, porque le dije cuál era mi decisión y acepte las consecuencias de este - cuestiono mirando al hombre desde atrás, no lo podía entender, él era un ser poderoso que seguramente podría hacer añicos a Joker y Slevin. Ella no era nada, ni siquiera era tan fuerte o era sabia, no lo podía comprender. Realmente estaba confundida.

- Perdone mis palabras Señor Vergil, pero esto parece solo un plan para que ustedes dos jueguen – cruzo los brazos, molesta tal vez, ella sólo podía suponer, estaba cansada de pensar, aun cuando preguntaba nadie le explicaba realmente la gran cosa. Al menos Slevin lo intentaba, empero no era exactamente una explicación valida – No tengo nada que ver aquí- Dio media vuelta, sabiendo que moriría Joker y Slevin, no quería ver eso, aunque estaba muy molesta no quería verlos morir.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Lolita estaba a punto de venirse, de su boca caía hilos de saliva de lo mucho que disfrutaba el encuentro. Ella era muy sincera cuando algo le gustaba o no, sobre todo con Akabane algo que le costo al principio, puesto que como se explico antes, no sabía si él quería matarla o no. Entonces cayo en la cama golpeando su rostro en la almohada, estaba jadeando mientras sus brazos temblaban para levantarse, la excitación de que su cuerpo quería ser penetrado para llegar al climax la estaba consumiendo. Quería tocar su parte más sensible de mujer para poder venirse, empero, deseaba que fuera por la boca o la verga de Akabane que liberara ese torrente de placer. Forzándose a toda costa para no tocarse.

Las manos del contrario habían llegado a sus caderas, las cuales levanto para que quedara a gatas, para el deleite de su amante ella misma se levanto el vestido largo dejándole el paso a su sexo, completamente humedecido por sus fluidos y la saliva del pelinegro. Entonces sintió como el miembro viril reclamaba su ano con fuerza, sintió como entraba tan rápidamente que recorria sus paredes anales de tal manera que sentía lastimaba su estómago. El simple hecho de ser penetrada por él la excitaba que ella misma movía las caderas para poder sentir como golpeaba hasta el fondo, mientras que sus testículos golpeaban, cual nalgadas, sus labios vaginales humedecidos. Estaba sudando y el vestido que tenía puesto se estaba llenando de ello, sabía que necesitaba deshacerse de él antes de mancharlo, le molestaba incluso tenerlo, sin embargo, sabía que su ¿Novio? Tenía que hacer una misión en un tiempo corto.

-Ahhh  ¡Rompeme la cola! ¡Que verga más rica! Me llenas completamente el ano- levanto la voz entre gemidos, mientras sentía que la golpeaba con fuerza, hasta que paso algo que ella hizo que parara, sintió algo en su ojo. Exactamente en el que estaba ocultado. Trago saliva una vez escucho la voz de quién la estaba poseyendo con fuerza, y que su anito estaba aferrándose a su pene con desesperación. Se había sonrojado, eso fue demasiado dulce, tanto que su corazón latió con tanta fuerza y por alguna razón hacía que el interior de su ano y de su vagina se contrajera pero al mismo tiempo se había tapado el ojo que había perdido. Le gustaba ser elogiada por él, jamás lo iba a admitir, pero su cuerpo se volvió muy sincero con el mayor.

Se sentía avergonzada, no tener un ojo la hacía inútil para el asesino, no podía medir a simple vista o apuntar un arma. Ella solo podía ser útil detrás de la computadora y rara vez él la necesitaba.

-Puto precoz de mierda… ¡Devuélveme eso!- exclamo intentando alcanzar su mano con la que no se tapaba su ojo -No tienes derecho ¡Dámelo! Joder, sabes que no me gusta que me vean así- Se quejó mientras levantaba su torso aunque no se había quitado para seguir teniendo sexo con él. Era muy sincera respecto a que le gustaba tener sexo con él, pero no podía con su “desperfecto” según ella, entre eso y que se sentía avergonzada e intentaba cambiar de tema – Cabrón…- susurro una vez sintió que casi se sentaba en su miembro, su vestido tapaba casi toda la “situación” -Maldito… nghh…- se volvió a quejar intentando tomar la lentilla antes de que él la destruyera.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Lun Mar 06, 2017 12:41 am

Natalia estaba sumamente molesta, no le importaba estar en mitad de una batalla, seguia reprochando a todo mundo, Slevin en sus adentros pensaba que era tipico por ser mujer, siempre reclamando cualquier estupidez y dandose importancia a ella misma, aunque eso de hecho le agradaba al carcelero, en esos dos años finalmente habia logrado ser egoista, preocuparse por si misma, darse ese derecho de reclamar algo que ella creia merecerse y de hecho si se lo merecia, una explicacion, habia crecido bastante en ese aspecto desde la ultima vez que la habia visto — has crecido Natalia, aunque sigues siendo una cobarde — pronuncia serio mientras la joven se voltea dandole la espalda

El demonio se mantuvo callado, no dio respuesta a las preguntas de Natalia, no por que no quisiera, si no por que no podia, el no entendia por que reaccionaba de esa forma con aquella petulante jovencita — Slevin, permiteme llevarte al lugar donde descansaras por fin, te mandare de regreso al cielo — pronuncia Vergil mientras se acomoda sus guantes — suerte con eso demonio, hace cientos de años que no soy bienvenido en ese lugar — pronuncia desafiante el carcelero, Vergil se acerca velozmente sujetandolo y ambos desaparecen, apareciendo en la cima de la torre, el lugar donde comenzarian a pelear, mientras tanto en el primer piso causaban un caos Vulture y los hermanos — pelear contra dos jovenes como ustedes me hace sentir viejo — dice soltando una gran carcajada, el mayor se veia cansado, su cuerpo estaba lleno de marcas y sangre, aunque los gemelos tambien lucian diezmados, Jester un brazo roto ademas de sus dientes, por su parte Sly comenzaba a jadear mostrandose muy cansado por toda la energia que estaba usando

Mientras tanto alguien mas tambien estaba gastando energia, aunque no en un combate, por lo menos no uno de ese tipo... Akabane, quien tenia bien  ensartada a a Lolita por el culo, dandole muy duro mientras esta se esforzaba por alcanzar la lentilla, algo que el hombre no le iba a poner nada facil, ya que teniendola asi en cuetro la toma de la cintura jalandola hacia el cada vez que le metia la verga hasta el fondo, haciendo que con mas fuerza golpearan sus testiculos contra la vagina de la joven, dandole en esa posicion por varios minutos mas, para luego sacar el miembro y acomodarla boca arriba, sin darle tiempo a reaccionar, la sujeta con fuerza de las muñecas aunque como siempre cuidando de no hacerle daño, acomoda su miembro en su entrada anal y nuevamente la penetra hasta el fondo, ahora en esa nueva posicion logrando que su miembro entrara mas profundo.

— Cuando estes conmigo, no necesitas ponerte nada, tu eres perfecta tal como eres, ante los demas ponte lo que quieras, no me importa, pero conmigo no ocultes nada — vuelve a recalcarle el asesino mientras se acerca un poco mas para besarle suavemente los labios, frotandoselos con los suyos para luego meter la lengua dentro de la pequeña boca de Lolita, haciendo que esta se frotara y entrelazara contra la de la joven, mientras una de sus manos se encontraba masajeandos sus pechos y tirando suavemente de sus pezones, la otra se ocupaba de acariciarle la vagina, frotandole el clritoris con rapidez, masturbandola mas y mas fuerte. Varios minutos mas pasaron con Akabane haciendo suya a Lolita, entre besos y caricias,

Ya pasando una hora continuaban teniendo relaciones, pero no podian prolongarse por mucho tiempo, lo que habia dicho Lolita era cierto, se comenzaba a hacer tarde para llegar a la cita de trabajo, por lo que el asesino acelero el ritmo de las penetraciones hasta que ambos terminaron al unisono, la joven termino agotada perdiendo el sentido, por lo que con toda calma el hombre le arreglo sus ropas y claro le coloco ropa interior limpia  y sin cortes, la tomo con cuidado y bajo hasta donde tenia su motocicleta, la acomodo muy bien en la parte de enfrente y este se coloco detras suyo para poderla ir cuidando, encendio su vehiculo para partir a toda velocidad, ya que el tiempo tambien pasaba en la torre.

La lucha entre el demonio y el angel ya habia tardado demasiado, normalmente Vergil habria vencido en algunos minutos, pero algo mas estaba pasando, en la cima de la torre Vergil no estaba solo con Slevin, ahora tambien se encontraba Joker, ambos se habian separado, Slevin se encontraba con sus cadenas santas y unas grandes alas en su espalda extendidas, Joker por su parte se encontraba poseido, su ojo completamente rojo y hemanando sangre de esta, era tanta que todo el piso estaba lleno de dicha sangre, pero Joker no se debilitaba — nunca pense que ibamos a llegar a esto, tener que separanos, usar mi don y tu estupido bufon, tuviste que usar el disturbio de sangre... aun asi este maldito demonio sigue de pie — menciona Slevin notablemente cansado, mientras Joker incapaz de hablar tenia la pose de un orangutan, las manos caidas y colgando, inclinado hacia adelante y con la boca abierta dejando salir en ocasiones sangre de esta.

Vergil por su parte se notaba tambien diezmado, habia tenido que desenbainar su espada, sus ropas se encontraban dañadas y tenia algunos rasguños en su rostro, se podia observar que estaban librando una feroz batalla — no pense que serian capaces de hacerme llegar a esto, pero debo acabar con ustedes rapido — en ese momento el demonio guarda su espada y comienza a concentrar una gran energia dentro suyo, se produce entonces una potente explosion en la cima y cuando el humo se dispersa, aparece Vergil en su forma demoniaca, con una velocidad superior a la de antes se lanza sobre Slevin quien intenta someterlo con sus cadenas pero este las hace a un lado con falicidad y le arranca un brazo como si de papel fuera, Joker se lanza rapidamente sobre el demonio pero antes de que pudiera atacarlo, le atravieza el pecho con su garra y le arranca ambos brazos con suma facilidad, Vergil estando en esa transformacion perdia por completo la etiqueta, se dejaba llevar por sus instintos demoniacos y solo buscaba destruccion.

En ese momento toda la torre comenzo a temblar bruscamente, aquellos pequeños demonios que habitaban el lugar comenzaron a entrar en panico, atacando a todos los que se encontraban dentro, incluyendo Vulture y los hermanos, debido a esto su pelea fue interrumpida — que les sucede, yo estoy de su lado — pronuncia Vulture mientras con sus puños comienza a destruir aquellos pequeños demonios que lo atacaban — el edificio no tardara en colapsar, estas basuras no nos dejaran salir, quieren que seamos aplastados — dice Sly mientras batalla con aquellos demonios inferiores, haciendo que su leon los haga pedazos, pero por cada diez que mataba aparecian veinte — no quiero morir sin conocer las dulces caricias de una mujer — grita Jester mientras usando sus dientes aun como armas perfora a cuanto demonio puede

En esos momentos Akabane finalmente llega, observando desde afuera como la torre se esta callendo a pedazos, la puerta habia sido ya destruida por lo que logra observar al fondo a Vulture peleando contra los demonios fuera de control, Akabane no entiende bien que sucede pero mira a las afueras a una chica albina, Akabane se baja de la motocicleta dejando a Lolita sobre ella — oye jovencita, cuida por favor a esta niña — dice a la licantropo mientras corre a una gran velocidad dentro de la torre lanzando cientos de dagas dando en el blanco todas y cada una de ellas, perforando la cabeza de los demonios, llega rapidamente hacia Vulture tomandolo para ayudarlo a salir — espera... ayuda tambien a esos dos, no podran salir a tiempo — Akabane decide no preguntar, no habia tiempo para eso y comienza su tormenta de dagas limpiando momentanemante la zona, los hermanos se quedan mirando muy confundidos

— No hay tiempo de confundirse, ya luego me daran las gracias — grita el hombre mayor quien con la ayuda de Akabane sale de la torre seguido de los hermanos, justo a tiempo antes de que la torre colapse, todos miran con asombro lo sucedido, Vulture se desploma en el piso golpeandolo con rabia — Eagle... — Akabane se coloca al lado del mayor colocando su mano sobre su hombro — ¿Eagle estaba dentro?... lo siento Vulture... — Akabane se quita el sombrero dejandolo caer al piso en señal de luto, aunque en ese momento los escombros comienzan a moverse, Vergil convertido en demonio sale de estos, asi mismo del otro extremo aparecen Joker y Slevin, pero no pueden ni ponerse de pie, no son mas que seres moribundos que se mueven unicamente por su deseo de no morir aun, pero el mas ligero golpe bastaria con acabarlos, no obstante el demonio fuera de si comienza a acumular energia en su boca, preparando uno de sus ataques mas devastadores

— Estamos muertos...— pronuncia Vulture quien conocia ese ataque, el hombre mayor se pone de pie decidiendo que si iba a morir no lo haria de rodillas, Akabane se acerca a Lolita tomandola en sus brazos, mientras los cuerpos casi sin vida de Joker y Slevin se arrastran hacia Natalia, tratando de protegerla con su ultimo aliento y el demonio dispara...
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Lun Mar 06, 2017 4:06 pm

Natalia había escucho al pelirrojo, incluso antes de retirarse, sólo le dirigió una mirada asesina, estaba en completo desacuerdo, ella no hacía una acción cobarde, no estaba huyendo de ellos. Sólo se había cansado de estar en medio de algo que a su punto de vista no le compete, se sentía como un punto que unía a todos, pero en si ella no estaba en entonación con ellos. No entendía sus acciones, no creía que tenían sentido, las explicaciones eran muy menguas. Para la albina, lo mejor era retirarse, era lo mejor cuando no había nada más que hacer, cuando eras una pieza de sobra y sobre todo cuando no había ninguna información lógica.

Ella consideraba a ambos, al pelirrojo y al peliblanco; mentirosos. Se sentía tonta al estar ahí, tal vez sólo era ingenua, creer en personas ajenas de ella, cuando en su manada, siendo su misma sangre la hacían a un lado. Había bajado la guardia y eso le dolía.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La pelinegra estaba jadeante, sintiendo como golpeaba sus entrañas de tal manera que sentía un ligero dolor en su estómago, pero eso no importaba, a ella le gustaba sentir que la sacudía, pronto sus movimientos que antes eran más enérgicos para tomar aquella lentilla eran lentos, tembloroso. Entonces comenzó a penetrarla con tal fuerza que le costaba respirar, sintiendo que anito rozándose lentamente, si, le ardía un poco, pero eso era un precio muy bajo a comparación del placer que su miembro caliente le entregaba. Su entrada vaginal estaba un poco expuesta por sus labios vaginales, lo que hacía que cuando los testículos de Akabane golpeaban se metían solo un poco y ella quería que el metiera algo en su entrada.

-Da…dámelos… ¡Ahhh! – gemía, con la mirada ligeramente perdida, entonces él la saco, dejando que ella se desplomara en la cama, jadeante. La sorpresa es que ahora le dio media vuelta para verla, lo que provoco que se tapara el rostro, no por que tuviera vergüenza de que viera su vagina morena. Sino porque no quería que viera su rostro así, tal vez él lo sabía por eso aparto sus manos, viendo su rostro. Los ojos de la chica se sobren abrieron, y su boca dejaba salir una especie de gemido, su miembro volvió a entrar con fuerza en ella.

Las palabras del contrario hicieron que sus mejillas se decoraran de color cereza. Su vagina como su ano empezaron a apretar el miembro el contrario, como si quisiera chuparlo, ella estaba sobre estimulada. Que le dijeran cosas bonitas era tan extraño que llegaba (para ella) a sonar palabras prohibidas, cosas que normalmente no se dicen. La beso y ella no tuvo ningún reparo en seguirle con su lengua. El comenzó a acariciar sus pezones que eran sensibles, incluso empezó a masturbarla y ya ella moría por terminar -No, voy a terminar- advirtió mientras sentía como su entrada anal se entumía, pero su estómago dolía ligeramente más.

Paso el tiempo y él seguía penetrándola, ella se estaba esforzando por no llegar al climax, como se había dicho, se había adaptado a la manera en que le gustaba tener sexo Akabane, a él le gustaba sentir el masaje que le daba el interior del cuerpo de la chica cuando él estaba a punto de tener el orgasmo. Ella se retorcía para poder evitar más roces, pero él no quería dejarle tregua. Sus lágrimas salían ante la intensidad del momento. Estaba jadeante, cansada mientras su tracto anal ya estaba tan sensible que podía sentir como al cabeza de su pene rozaba sus paredes.

Entonces paso, la penetro con tanta rapidez y fuerza que no pudo para de soltar gemidos sonoros, la mano de él se movía más rápido aún en su rojo y sensible clítoris-Me destrozas el culo, me rompes… ¡Me rompes! - grito mientras sentía que estaba a punto de venirse y ahora si no había vuelta atrás. Él termino en su interior, sintiendo como lentamente le llenaba el ano de esperma. Lo que hizo que terminara, se inclinó ligeramente hacia delante involuntariamente, sintiendo como se contraía su interior. Entonces una vez se acostó, cerró los ojos y no se levantó. Estaba exhausta. Lolita tenía el sueño muy pesado.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Nat bajaba las escaleras lentamente, escuchando los estruendos aun cuando ya estaba en la planta baja, más de una vez quiso ir corriendo a ayudar ¿Por qué iba a hacerlo? Sentía nuevamente que era ajena a esa situación. No se sentía del todo bien, estaba molesta a tal punto que quería llorar, no entendía porque la habían ilusionado tanto para que al final todo fuera una mentira. Ella ya estaba fuera de la torre, solo dio media vuelta para ver como lentamente ese lugar temblaba, no sabía si era algo que le competía, si le preocupaba, aunque ¿Qué podría hacer ella? Era mucho más débil que quienes estaban ahí.

Apareció un pelinegro en una moto, para la licántropo fue el personaje extraña que no tiene nada que ver con la película, es como cuando los supersónicos aparecieron en los picapiedras. Le pidió cuidar a una doncella que estaba dormida, vestida de lolita, Natalia no iba ni tocarla, olía a sexo, ahora bien que lo conocía, no era exactamente algo igual, empero era muy parecido cuando ella lo hizo con Joker.


Pasaron minutos cuando vio a Vulture del cuello de Akabane, detrás Sly y Jester. Sus ojos se sobre abrieron al ver como la torre estaba cayendo a pedazos, estaba temblando, preocupada “¿Estoy preocupada?” si, lo estaba, tenía miedo de que Joker y Slevin hubiesen muerto, ahora, en ese momento la angustia la estaba matando. Dio unos pasos hacia delante, escuchando la voz de Vulture, al parecer Eagle si murió, lo que de cierta manera si le agradaba, sólo que era como un golpe de realidad. La muerte si era real, los dos en uno podrían estar ahora... Estaba a punto de caer en desesperación cuando de los escombros salió un ser que no conocía, aunque olía a Vergil ¿Qué paso en su ausencia? No tenía idea y dejo de importarle cuando vio a Slevin y a ¿Joker? Por separado. No era momento para pensar. Estaban muy cerca del demonio, pero ella en un segundo ya estaba con ellos, incluso ella se había sorprendido de su acción. Apretó los labios mientras se arrodillaba en medio de los dos, dándole la espalda al enemigo, primera vez que había roto una de sus reglas.

Escucho a Vulture que iban a morir y volteo a ver al demonio que estaba preparándose para atacar, ella quería salvar a Joker, Slevin, Jester y a Sly. Pero no podía moverse tan rápido para hacer tal acción, no pudo decir nada más que cerrar con fuerza los ojos, derramando lagrimas “Quiero salvarlos” pensaba con fuerza viendo a los amores de su vida, intentando moverse a su dirección, antes era tan diferente, estaba furiosa y ahora no entendía porque no los dejaba morir solos, se quedaba con ellos a pesar de que tenía la capacidad de irse ahí corriendo tan rápido como su especie lo permitía, dándole una oportunidad de vivir “Quiero salvarlos” volvió a pensar, como si fuera una petición, tomando sus manos con ternura.

-Ni la muerte nos separara ¿No es cierto? – murmuro bajando la cabeza. Pasaron los segundos, empero no pasó nada, la albina volteo completamente confundida, entonces observo un biombo color rosa alrededor del demonio.  

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

NOMBRE: Amayeli Rosse De Grunuell
APODOS: Etoile
FECHA DE NACIMIENTO: Desconocido
EDAD: Desconocidos
OCUPACIÓN: Una de los más altos cargos de la jerarquía angelical
RAZA: Arcángel

Fisico de Etoile :

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA: Etoile-sama que significa principe en japonés es una de las arcángeles más puras conocidas por la jerarquía de angeles, su misión había sido resembrar el mundo en las épocas en donde apenas empezaba la vida. Su manera de ver las cosas es lleno de asombro, cree que las personas son buenas incluso cuando actúan mal, puesto que ella no se siente apta para juzgar. Hace lo que es correcto sin hacerle daño a nadie.

Es uno de los seres más poderosos del mundo, pero no ataca, no se atreve a lastimar a nadie por que considera que son pequeños que se encaminan por su propio camino. Por ende sus poderes son más proteger y curar. Se podría decir que es la sabiduría en persona, no piensa mal de nadie y al mismo tiempo si le piden su opinión o una respuesta es capaz de darla, empero, no de manera directa. Ella habla como en las épocas antiguas donde el romanticismo en el lenguaje era menos resumido.

Ella no puede diferenciar entre la vida de nada, aunque entiende el tema que van a morir, no se pone triste, puesto que, conoce el cielo. El problema es cuando mueren personas destinadas ir al infierno, ahí es donde ella llega a ponerse muy triste, pero entiende que es necesario.

Es muy dulce, comprensiva y calmada. Su sola presencia da paz a cualquiera que se encuentre, no se cree dios, no da vida a ningún ser que allá muerto. Usa su sangre para curar a los demás, lo malo es que puede tardar hasta 1 años en recuperar una gota de ese líquido carmesí, incluso puede, al consumir ese plasma rojo puede dar vida eterna, por lo tanto muchos ambicionan tenerla.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Una especie de burbuja color rosa empezó a rodea al demonio que estaba fuera de si, en el momento que lanzo aquel terrible poder, tal estructura había absorbido el ataque, Natalia estaba sorprendida, tal poder retenido en un biombo. El demonio dio un golpe a la dirección de los tres, y la joven rápidamente se tumbó sobre los pelirrojos, como si así pudiera protegerlos, cerró los ojos, esperando el impacto, pero nada, él no podía escapar de ese campo de fuerza.

Un ser apareció como si fuera una especie de reflejo en el cielo, poco a poco sus alas se apreciaron, eran enormes, blancas, muchas de sus plumas que habían sido desprendidas volaban a su alrededor, como si danzaran. Su cabello blanco, vaporoso, flotaba con gracia, decorando su cuerpo, sus ojos permanecían cerrados, su piel era un poco tostada, pero era pálida, muy parecida a Natalia a decir verdad, sus ropas que eran una especie de vestido blanco se movía con el viento, sus mangas anchas tapaban incluso sus dedos, lo cual se notaba más porque tenía los brazos extendidos al cielo, estaba pegado a la cintura con una especie de cinturón color dorado, tan ancho que al verlo de cerca era sin duda un corset de oro. Que agarraban algunas cosas como bolsas de colores rosa palo, azul celeste y verde limón. La falda era tan larga que tapaba sus pies completamente, que en esa pose se podía notar que estaba descalza con una especie de esclava en su piel color roja con piedras doradas, como las que se suelen usar para evitar el mal de ojo.

La loba volteo a verla, era imposible no notar su presencia a pesar que estaba detrás de ellos, las plumas se esparcieron entre los presentes, bailando en el viento, incluso algunas hojas que se encontraban en el piso empezaron a danzar, eso no era normal.

Nat sentía que se veía en el espejo, pero al mismo tiempo sentía que no merecía ser comparada. Una vez los pies del ángel toco el piso la fuerza de gravedad hizo su gracia. Pronto cayeron las plumas y las hojas con un suave vaivén. El cabello de la recién llegada que antes estaba vaporoso, cayo suavemente sobre sus hombros y rostro. El vestido se acomodo dejando notar que la tela se arrastraba por el piso de tierra y que realmente era de cuello de tortuga pero que tenía descubierto los hombros como si hubieran rasgado aquella parte específicamente. Sus alas se posaron hacia atrás descansando para desparecer lentamente, dejando ver solo a una pequeña mujer que al abrir los ojos eran tan rojos como los de Natalia.

Ella tan pequeña comenzó a caminar, primero miro a Vulture, el cual le acaricio la mejilla, seguramente sintió un pinchón, era normal, ella había introducido solo una gota de su sangre, que lentamente ayudaba a curar sus heridas, incluso mejorar su condición física. Así como lo hizo con Vulture lo hizo con los chicos, aprovechando su confusión se acercó acariciando sus heridas con lentitud, ambos al mismo tiempo, sonriéndoles con ternura que la hacían notar no solo más dulce, sino madura. Algo en ella daba una ilusión diferente a la de una simple chica simpática. Al instante los dientes que se habían roto o caído empezaron a regenerarse, los huesos rotos a reconstruirse y las heridas a cerrarse. Todo sin dolor. Ella inclino su cabeza con modestia en señal de respeto a la multitud para después dar media vuelta caminando a la dirección de la loba.

-He escuchado tu Clemencia, pequeña- la voz de la chica podía oírse perfectamente con suavidad, era un tono tan tranquilizador que aun cuando había un demonio poderoso detrás de ella, no tenía miedo -Querías salvarlos ¿No es cierto?- Etoile le sonrió, mientras sus manos le quitaban algunos mechones que tenía mal puestos en su rostro a la licántropo. La cual permanecía completamente impactada. Después de unos segundos asintió.

-¿Qué debo de darte?- pregunto la loba casi al instante, el ángel le acaricio el rostro con ternura para juntar su frente con la de la más pequeña de las dos, al menos en años. Sencillo por que Nat estaba de rodillas.

-La mayor recompensa que le puedes dar a la vida es ser feliz, debes dejar ir aquello que te dejo ir- la licántropo derramo lágrimas al escucharla, sentía que su corazón se exprimía lentamente, mientras detrás de ella el biombo se hacía cada vez más pequeño.

Cuando la cachorra se tapó la cara con ambas manos, Etoile volteo a ver  Joker y a Slevin, curiosa para después sonreírles con ternura. Cómo cuando un niño hace un daño irreparable, empero no era tan grave realmente.

-Ustedes pequeños, son incorregibles, por favor eviten otro desastre de esta magnitud- les acaricio sus heridas con suavidad, sin querer lastimarlos, para que pronto, poco a poco sus heridas se regeneraran. Una vez Nat se dio cuenta ella se levantó de golpe retrocediendo -¿Les temes?- pregunto la arcángel un poco sorprendida ante su reacción, no recibió respuesta, empero eso solo la hizo sonreír con ternura -Pero si estabas dispuesta a morir con ellos- la licántropo se sonrojo de tal manera que parecía una cereza, ladeando el rostro de manera que su mismo cabello le tapara el rostro, esto solo hizo que aquel ángel colocara elegantemente una mano sobre su boca, riendo con singularidad gracia, no era una burla, era como cuando un niño es descubierto guardando una rosa para alguien que le gustaba -Afortunadamente, el tiempo tiene minutos y los minutos segundos. Tiempo suficiente para que sus corazones palpiten un segundo a la vez- con esto se levanta, era más bajita que Nat, lo que la hacía parecer incluso su hermana menor.

Mientras que el biombo se hacía más pequeño, Etoile caminaba a su dirección hasta que sus manos tocaron el campo de fuerza, era como un cristal para ella. Pego su frente mirando al piso con una sonrisa.

-Señor Vergil, he vuelto- murmuro con los ojos entrecerrados, aun cuando la bestia seguía golpeando, ella parecía tratarlo con mucha ternura.

Mientras tanto Lolita Dormida, acurrucada en el pecho de Akabane, sonriendo al estar en su pecho, era como si reconociera que estaba en sus brazos.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Mar Mar 07, 2017 9:34 pm

Todo parecia estar acabado, Vergil tenia todo listo, sin embargo el disparo termino siendo abosrvido por una extraña burbuja rosa que cubrio al demonio, este comenzo a golpear con mucha fuerza la esfera, pero esta abosrvia cada golpe del demonio, todos observaron confundidos la escena, pero para aumentar la confusion, del cielo comenzo a bajar una jovencita que a todas luces no era humana, no solo por que bajaba del cielo, si no por que tambien poseia un aura de tranquilidad que se podia ver a lo lejos, la joven comenzo a pasar con cada uno de los sujetos, al menos con los heridos que eran todos menos Akabane y con una facilidad asombrosa curo las heridas de todos, incluyendo las de Joker y Slevin quienes estaban al borde de desaparecer.

— Señora Etoile... — pronuncia Slevin para luego colocar su rodilla en el piso de forma respetuosa, acto seguido jala del brazo a Joker haciendo que este tambien se incline a pesar de no entender lo que pasaba, pero la verdad es que el unico que parecia entender lo sucedido era Slevin, quien voltea a mirar tanto a Sly como a Jester — ustedes dos muestren algo de respeto o los metere en una jaula en el fondo del oceano por cien años — Jester obedece enseguida y Sly a regañadientes tambien, Vulture se intenta acercar a Etoile pero Slevin enseguida se pone de pie colocandose entre este y la mujer — tranquilo oficial, solo queria darle las gracias a la señorita — en ese entonces y aun con Lolita en sus brazos, Akabane se acerca a Slevin — deberias ser mas cortes, si no fuera por este sujeto, aquellos dos habrian quedado sepultados, el me pidio que los ayudara y solo lo hice por el —

Dice sonriendo mientras señala a Sly y Jester, este ultimo asiente con la cabeza mientras que Sly solo la baja avergonzado de admitir que las palabras de Akabane eran ciertas, ya que si este por peticion de Vulture, no hubiera atacado a aquellos demonios, no tendrian tiempo para poder haber escapado — no iba a dejarlos morir de esa forma, un guerrero debe morir a manos de su adversario no de un accidente, ademas el chico de las llaves debe liberar a mi amigo y el otro chico... bueno el me hace reir, me agrada — comienza a reir Vulture con aquella risa tan peculiar suya, tratando de mostrarse fuerte a pesar de la perdida de su hijo. En ese momento una fuerte luz se ve en la burbuja, Vergil intenta lanzar otro disparo pero igual que la primera vez, es absorvido, sigue lanzando mas y mas, hasta que la joven se acerca a dicha burbuja, para ese momento Vergil habia gastado una gran cantidad de energia, por lo que no tarda en perder su transformacion, cayendo de rodillas, al levantar la vista observa a Etoile

— A pasado mucho tiempo señorita Etoile... habria preferido que nuestro encuentro se diera en una situacion mejor — comenta serio observando al angel, poniendose lentamente de pie, se notaba que estaba muy cansado pero no iba a mostrar debilidad ante nadie, en especial frente a todo aquel grupo. Por su parte Joker y Slevin se acercan a Natalia — no duraremos mucho tiempo separados, soy un angel, yo estaba al cuidado de Joker pero por un descuido mio, el fue... bueno, fue transformado en la cosa rara que es ahora, como castigo se me despojo de un cuerpo y fui condenado a vivir atrapado en el cuerpo de este idiota — menciona serio Slevin mientras Joker sonrie — yo solo recuerdo estar en el infierno y Slevin ya estaba conmigo, fue mi unica compañia, me salvo muchas veces y al final luego de muchos años salimos de ese lugar tan aburrido — habla Joker mientras mantiene aquella eterna sonrisa

— Debido al tiempo que pase en su cuerpo, termine asimilando sus pensamientos y emociones aun cuando yo no poseia su cuerpo, por eso se todo lo que sucede aunque el este en control del cuerpo y dicho sea de paso, mi cuerpo es el suyo, el y yo somos uno, si nos separamos por mucho tiempo, ambos desapareceremos, no moriremos... solo desapareceremos y todo rastro nuestro sera olvidado, jamas habremos existido, con ellos todo lo que hemos creado desaparecera, los niños, el circo y todo con lo que tuvimos contacto sera olvidado — dice serio Slevin mientras se acerca a Natalia un poco mas colocandose a su derecha, Joker hace lo mismo pero el se coloca en su izquierda — solo una loquita como tu podria pensar que yo estaba loco, Nat-chan... somos dos pero en uno, como esas ofertas en tiendas que compras uno y te llevas el otro gratis jajajaja — bromea el arlequin sujetando la mano de Natalia y Slevin sujeta su otra mano

— Eres nuestra mujer Natalia y aunque estes molesta, aunque no quieras saber nada de nosotros, no te vamos a dejar ir, puedes esconderte, te vamos a encontrar, puedes huir, te vamos a alcanzar, puedes incluso hacer que ese demonio nos arranque cada extremidad, nos rompa cada hueso y nos convierta en polvo, de alguna, de alguna maldita manera vamos a volver y vendremos por ti — Slevin la toma con fuerza del menton y le da un beso en los labios — debo volver, Joker te dara algo y tu lo aceptaras— mas que una peticion sonaba a una orden, entonces Slevin le dedica una suave sonrisa para luego desaparecer introduciendose su cuerpo en el dije de mascara que Joker tenia colgando en su cintura, el arlequin sonrie y luego este besa a Natalia en los labios sujetandola de las caderas

— No iba a dejar que solo el te bese — dice sonriendo y luego le muestra un anillo con la misma mascara del dije, dicho anillo se lo coloca a Natalia — yo siempre se donde estas, pero ahora tu siempre podras saber donde estamos, basta con que digas el nombre de uno de los dos y se conecta directamente con nuestro dije, es una union, Slevin y yo acordamos dartelo — dice sonriente. Por su parte Sly cumple con lo pedido por Vulture y libera a William, este enseguida aparece al lado de Vergil aunque fuera de la burbuja, sin entender lo que pasa observa a Etoile, reconociendola enseguida por las pinturas que Vergil tenia en su estudio privado — es un honor finalmente conocerla señorita, mi nombre es William, fiel mayordomo de la casa Graywords, espero mi amo no haya causado muchos problemas — dice sonriendo y hablando con una confianza que Vergil le permitia

Sly se acerca a Natalia colocandose a su lado — lamento lo de hace rato, no fue mi intencion llamarte traidora... madre — dice Sly bajando la cabeza disculpandose con Natalia y aceptando su rango en la familia, Jester se acerca tambien a Natalia pero este mas efusivo la abraza con fuerza — no sabia que tenias unos padres tan fuertes, tu mama hizo que mis padres se incaran y tu padre casi los mata... aunque aqui entre nos, el me da algo de miedo — levanta el rostro de reojo mirando hacia Vergil y Etoile pero sonrie y los saluda — gracias por arreglar mis dientes abuelita y gracias por no matar a mis padres abuelo — Vergil se le queda viendo raro mientras William no puede evitar reir por lo bajo — lo cierto es que existe cierto parecido de la señorita Toscano con ustedes, si me permite decirlo — Vulture lleva su mano al menton y asiente a las palabras del rubio — asi que Vergil tiene una hija, me pregunto si sera tan fuerte como el padre — dice sonriendo mirando a Natalia

— Vamos Akabane solo piensas en eso, acabamos de pasar por un infierno — menciona Vulture a Akabane quien aun tenia en sus brazos a Lolita — es facil para ti decirlo, tu si pudiste divertirte, yo llegue cuando todo termino, William me diste mal el dato — reniega mientras William aparece junto a Akabane — lamento eso señor Akabane, pero fui interceptado cuando iba a avisarle del cambio de tiempo — Akabane solo se resigna encojiendose de hombros, aquel lugar ya estaba menos tenso — señorita Etoile, le pido libere la burbuja, voy a romperle el cuello a aquel que me llamo abuelo... — dice Vergil serio y Jester se esconde enseguida detras de Natalia, eso hace que Vulture comience a reir junto a Akabane y William
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Miér Mar 08, 2017 12:44 am

Había una especie de tumulto detrás de ella pero sus ojos rubies, solo se centraba en el ser que más había extraño en todos esos años ¿La abra extrañado tanto como ella a él? La manos pequeñas de la chica se aferraban al biombo mirándolo fijamente, como si esperara que reaccionara rápido, aunque este parecía perder cada vez más control. Unos minutos después por fin, aparece Vergil. Frente a frente, como hacia tantos años.

-El tiempo paso muy lento señor Vergil. Los arboles han crecido, todo es diferente y aun así mis emociones ante usted son los mismos. El momento es lo de menos - sus palabras sonaban casi como la entonación de un poema sin rimas -El aire de mis pulmones no sabe que sonido hacer, siento que vuelvo a renacer frente a usted – el anhelo en sus ventanas rojizas podía notarse a simple vista, su sonrisa era imborrable, ella era tan sincera, lo amaba y no tenía reparo con que todo el mundo lo supiera.

La licántropo miraba a la chica que miraba con tanto amor al demonio que casi los asesina, estaba hipnotizada por esa escena, sus ojos se entrecerraron, las situaciones entre ellos eran tan diferentes pero había tanta emoción a su alrededor. Eran polos opuestos, pero parecían embonar tan bien “¿Ella respondió a mi plegaría?” se preguntó, perdiéndose en la mujer que se parecía tanto a ella.

Nat volteo sólo la cabeza cuando escucho la voz del carcelero, sintió nuevamente su presión subir, la adrenalina hacía que su corazón corriera tan fuerte que sentía un dolor tan exquisito, cruzo los brazos sobre su pecho como si así mantuviera ese órgano en su lugar. Se sorprendio al escuchar la historia de Slevin, le estaban ¿Explicando? Se estaban dando el tiempo de decirle las cosas y ella dio media vuelta, dispuesta a escucharlos.

-¿Desaparecerán?- sintió un tirón en su estómago, algo entre miedo, preocupación, náuseas, todo eso al mismo tiempo. Mientras más le explicaban más se relajaba hasta que sus manos cayeron a los lados, los cuales fueron sostenidos por Joker y Slevin. Tenía la cabeza agachada. Quería decir algo, quería parecer fuerte. Empero Slevin le dijo una gran verdad, ahora que él estaba dentro del mismo cuerpo que Joker le pertenecía a los dos, sus palabras eran tan seguras y ordenaban disciplina que ella no pudo recriminar o contradecirlo. Sólo apretó sus labios sintiéndose indefensa, hasta que sintió la mano del hombre, era enorme y lastimaba su quijada, lo que la obligo a verlo, para después besarla, sorprendiéndola. Tal vez hizo una cara muy graciosa porque él gruñón de los dos, el que no sonreía nunca, le dedico una. Después desapareció.

Los dedos delgados y blancos de la albina pasaron por sus labios, cuando de repente sintió otro beso, era Joker. Lo que termino simplemente por sonrojarla. El contrario le coloco un anillo, estaba completamente aturdida por las palabras de ellos, por sus acciones, que no tuvo problema alguno con ponérselo.

-El placer es mío- respondió Etoile, inclinándose con elegancia ante el rubio que vino a saludarle, dedicándole una suave sonrisa -El señor Vergil me trae gratos momentos señor William, gracias por preocuparse- respondió con amabilidad a las palabras del mayordomo -Lamento el desastre ¿Puedo ayudarle en algo?- pregunto con una ternura innata, de esas que no se sienten aniñadas, sino simplemente correctas.

Nat por otro lado escuchaba a sus cachorros, cuando Sly le llamo madre, sintió un golpe de emoción tan profundo, que no pudo evitarlo, lo abrazo con suavidad aunque ella era muy pequeña y apenas si alcanzaba debajo de su cuello. Hasta que escucho la voz de Jester, lo cual la saco de su emoción.

-Jester… ellos no son mis padres. Los míos son lobos- respondió cuando este empezó con sus suposiciones, pero era tarde, este había molestado al demonio, por lo tanto, se escondió detrás de la loba, quién miro fijamente al demonio, el cual había dicho que iba a asesinar a su cachorro. Estaba dispuesta a pelear con su maestro por el idiota de Jester.

-¿Hu?- el ángel volteo a ver al pobre ser que estaba detrás de la albina, quién demostró que iba a pelear contra el peliblanco -¿Cuál es la razón Vergil? Él tiene razón- afirmo la joven alada, sonriendo dulcemente, deshaciendo el campo de fuerza para liberarlo.

-¿Cómo?- La licántropo se quedó completamente confundida, entonces dio un paso hacía el frente -¿Esta alentando las tontería de este inútil? Por favor deje de hacer tal cosa- pregunto, tal vez un ser tan inocente no entendiera la situación.

-Un ángel cuando esta en el clero no puede plantar su semilla si no está en estado sólido, por lo tanto esa semilla se implanta en una tierra fértil aparte – explico la joven extraña, Nat no entendía mucho, de hecho se le hizo muy extraño como lo hizo, simplemente ladeo ligeramente el rostro. Etoile por su parte se moría por tocar al demonio, sin embargo no quería violar su especio personal, se veía cansado.

-¿Podría ser más clara?- pregunto con firmeza, mientras se separaba un poco más de Joker.

Mientras tanto una chica de cabello oscuro se estaba levantando, mirando a su alrededor con su único ojo, entonces encontró el rostro familiar de su amante. Estaba confundida, pero mientras él le permitiera estar acurrucada en su pecho, no diría nada, con suerte no se daría cuenta que ya había reaccionado.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Miér Mar 08, 2017 4:37 pm

El demonio escucha entonces las palabras de Etoile, pese a que la joven licantropo no habia entendido bien lo que el angel quizo decir, Vergil habia logrado comprenderlo, el demonio acaricia con suavidad el rostro de Etoile para luego inclinarse y juntar con delicadeza su frente con la suya, el hombre sabia que Etoile no podia mentir, no solo por ser un angel, si no por que ella siempre se mostraba honesta, Vergil le deposita muy suavemente un beso en sus labios para luego tomarla de la mano y observar a Natalia — finalmente puedo contestarte por que me tome tantas molestias contigo y por que eres tan especial para mi... nos une un vinculo existencial, eres nuestra hija biologica — pronuncia serio con la mirada fija en la chica

— Para explicar en terminos mas terrenales lo que Etoile dijo, la madre que te pario unicamente presto su vientre para el proceso de tu formacion, por eso adquiriste su raza, pero tu existencia se dio por nosotros, imagino que te sentias rara en tu manada y posiblemente te trataban diferente, por que en el fondo ellos sentian que no pertenecias a ese lugar — explica el demonio tratando de explicarse lo mejor posible para que no quedara duda alguna en la licantropo, era demasiada informacion y todo cayendo de golpe, posiblemente la albina entraria en shock. En ese momento Joker se acerca a Natalia sujetandola del brazo colocandose a su lado — la verdad es que si se parecen mucho... en especial con el angel — los demas presentes se encontraban bastante confundidos

El rubio mayordomo se acerca a Natalia inclinandose frente a ella — sera un honor servirle, señorita Graywords, cuente con mis servicios incondicionales como un miembro mas de la familia — le sonrie para luego sacar su reloj de bolsillo mirando la hora — una reunion tan especial como esta no deberia de estar dandose en las afueras con esta hora, esto amerita un lugar mas comodo — dicho esto camina hacia donde estaba la torre destrozada, se inclina frente a los escombros colocando la mano en el piso, un centimetro al lado de donde estaba antes la torre, entonces comienza a girar las manecillas de su reloj pero a la inversa, lo que ocasiona que el tiempo empiece a retroceder en la estructura, dando un espectaculo al ver como rapidamente las piezas de la torre comienzan a armarse en el mismo orden como fue derribada, tal como una pelicula cuando presiona el boton de reversa, con la diferencia de que solo ocurria en el edificio y todo lo demas se mantenia igual.

Un minuto despues la torre se armo, parecia intacta como si nada hubiera pasado, William cierra su reloj de bolsillo y se reincorpora — lamento la tardanza, todo esta listo — pronuncia el rubio mientras abre las puertas de la torre — luces muy animado hoy, William — comenta Vergil observando a William — no todos los dias se agrega un miembro a la familia... oh hablando de familia, Vulture, el joven Eagle se marcho, debio escapar antes de que la torre se derrumbara, una lastima, se hubiera unido a la celebracion — Vulture entonces contento comienza a soltar otra de sus carcajadas — tengo un hijo muy escurridizo, pero fue mejor que se marchara o algo mas peligroso que una torre se hubiera encargado de el — comenta bromeando mientras observa a Natalia y entra a la torre

Le sigue Akabane quien sostiene en sus brazos a Lolita con mucho cuidado, despues de todo para el hombre era lo mas importante que tenia, detras suyo entran Sly y Jester, el primero aun con algo de desconfianza, no por Natalia, si no por el rubio y el demonio, finalmente Joker camina junto con Natalia colocandose ambos frente a Vergil y Etoile, mirandose fijamente Joker y Vergil — no me agradas Joker... pero, reconozco que para ser un bufon, eres fuerte — menciona el albino mientras Joker mantiene aquella gran sonrisa — pues ustedes dos si me agradan a mi, son una pareja muy dispar y eso es divertido — rie tranquilo para despues entrar al castillo junto a Natalia, al final, Vergil junto con Etoile tambien entran, cerrandose las puertas del castillo detras de estos
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Miér Mar 08, 2017 9:25 pm

El ángel sonrió dulcemente recibiendo el cariño que tanto esperaba, mientras que él tomaba sus pequeñas manos, su corazón latía con fuerza.

-Imposible- Una cubetada de agua helada cayó encima de la albina, lo sintió más como un yunque cayendo en su cerebro ¿Hablaban enserio? Vergil le dijo una verdad que ella no se esperaba, estaba mareada, no dijo nada pero por dentro un chip se había apagado. Era como si lo hubiese aceptado puesto que explicaría muchas cosas que antes no entendía.

Todos habían entrado, incluso ella camino a lo tonto, embobada, como si lo que hubiera pasado fuera un juego. Le pidió a William una habitación sólo para ella, lo cual este capricho fue cumplido.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Todos estaba en una habitación, aparentemente alistándose, Lolita estaba con Akabane, una vez se cerró la habitación ella observo a su amante, no lo veía de buen humor, tampoco entendía el por qué, aunque sabía que tenía siempre esa sonrisa, algo en él le daba a entender que no todo estaba bien. Como buena ladrona, reviso todo el lugar, había vestidos de lo más vistosos y trajes que seguramente harán ver a al pelinegro elegante.

-Puff me van a vestir de virgen que quiere llegar así a los 40- se quejó, para mirarlo de reojo, sentía que necesitaba romper un poco de tensión -Necesito enseñar más para vender- volvió a decir alguna frase, aunque no sabía si funcionaba del todo. Ella al final se acercó al asesino por detrás, que se encontraba sentado en la cama -Oye… ¿Todo está bien? Vamos a tragar gratis y dormir en una cama muy cómoda, no me he quejado por estar en un museo aún- le lame detrás de la oreja, mientras desabrocha lentamente su camisa -¡Anímate eyaculador precoz!- muerde con suavidad su cuello -Usa mi garganta para descargarte- las manos de lolita se deslizaban por su pecho desnudo – ¿No te gustaría tenerme de rodillas mientras me ahogas con tu enorme verga golpeando mi campanilla?- tomo el mentón del contrario para entrelazar sus lenguas. Era su manera de ponerlo de ánimo.

Suspiro después de un rato recargándose en su espalda. Sentía esa incomodidad de que hizo algo que no sabía. Aunque seguramente sólo era que no pudo jugar como quería Akabane, llego al último para el combate. Ella por su parte se quitó la ropa para ir a la tina, nunca había estado en una así que quiso aprovecharlo, introduciéndose en el agua caliente, sumergiéndose por completo.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

En otro lugar Etoile había salido de su habitación, no se había cambiado, ella no veía mucha diferencia entre atuendos, no sabía de etiqueta tampoco. Siempre iba a necesitar ayuda sobre eso. Necesitaba hablar con el Señor Vergil, por lo que, incluso haciendo a un lado lo que eran sus principios abrió la puerta sin tocar, mirando al demonio, mordió su labio inferior con cierta incomodidad.

-Lo siento Señor Vergil, sólo que necesito informarle - se excuso, estaba sonrojada, no lo veía fijamente, puesto que estaba en su intimidad y no sabía si estaba vestido o no -Mi llegada a este mundo…- murmuro, mientras jugaba con algo en sus manos, entonces cerro los ojos -Estos años sin vernos he sido juzgada por la corte de los grandes Cleros. Se ha evaluado mi situación cuando mi pecado con usted creo una semilla. Por lo tanto, ya no puedo ser parte de ellos, se me ha asignado a ser guardiana- estaba tratando de decir que la habían bajado de puesto a uno mucho más bajo, pero pese a esto, ella no estaba triste, se encontraba con una enorme sonrisa y un rubor muy dulce sobre sus mejillas la adorno haciéndola ver incluso más tierna - Debo cuidar y evitar la destrucción de este mundo de las manos de un demonio blanco, ojos de hielo- obviamente se estaba refiriendo al peliblanco, sus manos no paraban de jugar con una cajita blanca que tenía entre manos. La misma corte al conocer el amor que se tenían dejaron que ella se quedara en las garras del demonio, seguros que serían felices. Aunque no convencidos sobre las intenciones de Vergil.

-Esto no es malo, me hace feliz. Eso quiere decir que estaré mucho tiempo con usted -Explico entreabriendo los ojos, apenas lanzándole una mirada de lo más inocente- Aunque todo tiene condiciones -Explico mordiendo su labio inferior, no sabía si eso lo tomaría bien el demonio, no quería hacer nada que él no quisiera, tampoco que lo hicieran enojar -Yo he pecado ante los ojos del clero, por entregar mi pureza. Ahora no soy pura y no tengo nada que entregarle, no soy una chica adinerada, no soy la más hermosa o la más inteligente, ni siquiera soy la más poderosa de este mundo, sólo soy un ser que le pide a usted – Trago saliva, nunca antes se había sentido tan nerviosa, ni siquiera cuando se le entrego al demonio por primera vez.

Con un paso decidido coloco la caja en el buro, donde él podía verlo, entonces simplemente lo abrió, eran dos anillos, uno para ella y otro para él, estaba hecho de un material brillante, como si fueran gotas, no era oro plata, o diamantes, parecían estrellas o luciérnagas. Se apagan y se prendían casi como destellos

-Yo sé que nuestras costumbres son muy diferentes y jamás lo forzaría a hacer a algo por un mero capricho. Pero… deseo ser suya y usted sea mío… es decir…Yo quiero casarme con usted señor Vergil – bajo la cabeza, mientras su cabello tapaba sus ojos, en un segundo se le vino una respuesta a su mente, la cual la tomo desprevenida y sin pensarlo lo respondió aunque el demonio no hubiera dicho nada -No… ¡no es para recuperar mi cargo! Esto no cambiaría nada la decisión… y aunque usted diga que no… me quedare aquí- coloco sus manos que estaban sudorosas sobre su ropa, estaba más roja que un tomate y al mismo tiempo temerosa. Los del Clero le pidieron que hiciera tal acción para demostrarle que el demonio no estaba interesado realmente en ella y pudiera ver su error.

El ángel dio un paso hacia atrás, sentía que lo estaba presionando -No tiene que contestarme ahora si lo desea… las montañas no se hicieron en un momento- sus palabras temblaban, mientras poco a poco se acercaba a la salida, era tan informal para la joven estar en los aposentos de alguien quién no le dio permiso para entrar, además pedirle algo así al momento, estaba avergonzada -Perdone… mi atrevimiento- ella se quedo ahí en la entrada, no iba a huir, esperaba que el otro le diera permiso para irse, sólo estaba muy nerviosa.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Alguien que también se encontraba muy nerviosa era Natalia con las luces prendidas, todas las luces de hecho, porque así podría evitar que Joker llegar a su cuarto. Se estaba bañando en la regadera, mirando como salía el agua, sus lágrimas caían lentamente por sus mejillas ¿Ella era hija de ese bello ángel y de Vergil? No pertenecía a su manada, por eso ellos no la querían, todo tenía tanto sentido ahora. Lo que hizo que de cierta manera sintiera paz. Por alguna razón no objeto, esa respuesta le satisfacía. Ella en el fondo entendía que era real.

Recordó a Joker y a Slevin, hablándole sobre su historia, por qué eran dos en uno “Buena hora para decirme que son dos tipos en un cuerpo de manera literal” recrimino mentalmente, aunque las palabras del pelirrojo las escuchaba en su cabeza una y otra vez “No importa si huyo, si me escondo… ellos vendrán por mi” por alguna razón que ellos le hablaran de esa forma hacía que su temperatura aumentara, no entendía el porqué, solo sus mejillas reaccionaban enrojeciéndose y su piel tan pura se estremecía cuando ella pasaba sus manos. Usando sus dedos para poder estimularse, bajar la excitación, imaginaba el día en que fue ferozmente poseída por Joker, después se imaginó a Slevin poseyéndola con rudeza. Esas ideas le gustaban a su cuerpo, ella en su mente se recriminaba, pero a ese punto no podía ya dar marcha atrás, poco a poco, sentía que faltaba poco para llegar al climax, sus jadeos se escuchaban por el baño, no era lo mismo que sentir el miembro del pelirrojo, eso era seguro. En su mente les pedía a ellos que la hicieran sentir bien.

Con toda la voluntad que tenía retiro los dedos, observando el viscoso líquido que su vagina había sacado por la excitación “No… acepto esto” pensaba, su cabeza decía una cosa, su cuerpo otra. Nat era una loba biológicamente, la razón y sus deseos se hacían presente en su cuerpo de una manera más extrema que una humana común. Se dedicó a secarse para ir a su habitación, con una bata de baño y una toalla secándose el cabello.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Jue Mar 09, 2017 10:40 pm

Todos habian entrado en sus respectivas habitaciones, Akabane seguia con Lolita, esta intentando animarlo, pero a pesar de su sonrisa era notable que estaba mas que molesto; decepcionado, muy frustrado, el hecho de haberse perdido aquella batalla era solo una pequeña razon del por que estar asi, lo que lo tenia tan decepcionado era que por poco Lolita habria muerto y el no pudo hacer nada, la coloco bajo un gran riesgo. Akabane entra al baño sin tocar donde observa a su pequeña chica bañandose, el hombre se acerca a ella sentandose sobre un pequeño banco de madera al lado de la tina — sabes que solo dos cosas me importan, luchar contra oponentes fuertes y la mas importante, tu — comenta acariciandole sl rostro mientras la observa — hoy casi te pierdo, tu estabas dormida asi que no debes recordarlo, me siento frustrado por no ser capaz de salvarte y alguien mas tuvo que hacerlo  —

Se pone de pie comenzando a quitarse la ropa hasta quedar desnudo frente a la joven — no voy a lamentarme toda la noche, solo queria que supieras por que estaba asi, solamente debo volverme mas fuerte y listo  — despues de decir eso se mete en la bañera junto a Lolita, colocandose entre sus piernas, haciendo que su miembro se frote contra su vagina, comienza a besar sus labios metiendo la lengua dentro de su boca, mientras la besa apasionadamente, lleva ambos manos a los bien formados senos de la chica, acariciandolos para luego juguetear con sus pezones presionandolos suavemente, aun frotandose contra su vagina para luego penetrarla lentamente hasta que todo su miembro esta dentro de su vagina.

Mientras tanto en la habitacion del demonio, se encontraba junto a Etoile, quien le explicaba todo lo sucedido en el tiempo que no se habian visto asi como la razon de su regreso a la tierra, aunque lo mas impactante para Vergil era la propuesta que tenia, el demonio se sorprendio cuando el angel le pidio matrimonio, era algo que jamas se hubiera esperado, pero no necesitaba tiempo para pensarlo, por lo que el albino se acerco a Etoile y con cuidado tomo ambos anillos, primero se coloco el suyo y acto seguido coloco el de Etoile, mirandola fijamente a los ojos — ya eh tenido muchos años para pensar las cosas, no necesite un segundo mas, deseo que seas mia y yo ser tuyo — dicho esto toma con delicadeza el rostro del angel y besa sus labios suavemente para despues abrazarla pegando su cuerpo al suyo

— Te quiero siempre a mi lado, hoy mismo me encargare de que acondicionen la recamara para ambos, lo que necesites no dudes en pedirlo a mi o a William, el es alguien que cuenta con mi confianza, aunque tenga la mala costumbre de escuchar conversaciones ajenas — dice mirando hacia la puerta, asi que William ya decubierto entra a la habitacion sonriendo — lo siento amo Vergil, no pude evitarlo, preparare un gran banquete digno de la ocasion, no recuerdo estar tan emocionado desde la vez que sus padres me presentaron ante usted y el amo Dante cuando recien nacieron... ellos estarian muy felices por usted amo, siempre quisieron que sus hijos fueran tan felices al lado de alguien mas, tal como ellos lo fueron — William sonriendo calidamente hace una reverencia a Etoile — ama Etoile, despues de la celebracion me encargare de acondicionar todo para usted — una vez mencionado eso, se retira para comenzar a hacer los preparativos

En la habitacion donde se quedo Vulture este se encontraba hablando con su hijo por telefono — eres un completo imbecil, por que torturaste a unos niños, ¿no tienes orgullo de guerrero? eres una deshonra para la familia Wingheart — grita muy molesto al telefono — sere viejo pero aun puedo darte una paliza cualquier dia de la semana, ademas resulto que la chica a la que hisiste enojar es hija de Vergil, si los niños a los que lastimaste son hijos de ella, entonces practicamente lastimaste a los nietos de Vergil, ¿sabes el problema que es eso? el no es conocido por tener buen caracter y es un problema del cual no te voy a solucionar como cuando eras un niño — sigue mostrandose molesto, quedandose en silencio solo cuando su hijo hablaba — mas vale sepas arreglar esto, por que si el demonio decide ir por ti, entonces debere ir grabando tu epitafio, idiota — dicho esto cuelga el telefono muy molesto, aunque tambien preocupado por la situacion

En la habitacion contigua Joker estaba recostado en la cama, entonces el dije comenzo a temblar — ¿ya estas listo? — pronuncia y aparece la mascara colocandola en su rostro, al quitarla la sonrisa se borra, enseguida se desace de quellas ropas y se coloca su uniforme — mucho mejor  — Slevin sale de la habitacion y va en busca de Natalia, dando con ella facilmente, entra a su habitacion usando su llave maestra, la licantropo parecia estar en el baño asi que Slevin decide esperarla en la cama sentandose en el borde, a los pocos segundos esta aparece con una bata de baño y toalla en el cabello — dos malditos años... — pronuncia eso y se acerca a Natalia arrebatandole con fuerza la bata dejandola en el piso, enseguida la besa apasionadamente mientras una de sus manos se van a las nalgas de la albina y la otra a sus pechos apretandolos con algo de fuerza, haciendola sentir suya

Luego de estar asi algunos minutos, saca debajo de sus mangas un collar negro de piel con una cadena plateada, le coloca el collar a Natalia y tira de la cadena acercandola a el para volverla a besar apasionadamente — ya que el bufon te quito una de tus virginidades, yo te quitare la otra — pronuncia serio y la lanza hacia la cama para que caiga boca abajo, acto seguido se monta en su espalda y saca un par de esposas las cuales le coloca en las muñecas, haciendola tener las manos estiradas sobre su cabeza — ni intentes romperlas, ¿recuerdas el material con el que Joker te atrapo para inyectarte y durmieras?, es del mismo material, es un material que no existe en la tierra — explica mientras se desliza hacia abajo y le separa las nalgas, comenzando a lamerle el ano, pasando la lengua varias veces sobre este hasta dejarlo lleno de la saliva, ya teniendo lista la entrada se baja el cierre y saca su miembro, comenzando a empujar en el ano de la albina, al mismo tiempo que con una de sus mano estimula la vagina de esta, el miembro entra lentamente hasta penetrarla por completo desvirginandola de esa zona
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Gray Wolf el Vie Mar 10, 2017 12:02 am

Lolita volteo al ver al pelinegro cuando entro, notaba su mal humor por lo cual simplemente dejo que entrara, no reclamo, creyó que era lo mejor dejar que él le dijera todo a su ritmo. Mientras le explicaba su frustración ella ponía mucha atención, hizo una cara chistosa cuando le conto que estuvieron a punto de morir. Algo que fue interrumpido por la caricia del contrario que provoco que se sonrojara, esas cosas tan dulces no le iban, no porque le parecieran cursis, sólo que estaba acostumbrada más al maltrato.

Su único ojo bueno miraba a su amante desnudarse, lo que provoco que ella le hiciera un campo, abrazando sus rodillas, la sorpresa fue cuando este una vez termino de hablar se colocó entre sus piernas. Ella junto sus frentes, cerrando los ojos, pensaba que decirle, pero entonces sintió como su miembro se frotaba con su vagina, la cual aún seguía húmeda de su sesión de sexo en la tarde.

-Ngh… Akabane- jadeo, el aire se le había escapado del pecho cuando entro en su interior completamente, lo que la alarmo de sobremanera -No, relájate, no tome las pastillas- advirtió, alejándolo con las manos, sintiendo como la gran cabeza de su pene rosaba deliciosamente su vagina, quien ansiosa chupaba el miembro viril del contrario – Akabane, algún día vamos a estirar la pata. Ahora estamos cogiendo, chingando y jodiendo, pero la realidad es que envejeceremos y moriremos. Yo siempre he estado consciente de que acabare con una bala en la cabeza. Estoy lista para que me jodan. Lo que temo es vivir y que tu no- admitió ladeando el rostro, agachándose cada vez más mientras su cara se puso completamente roja -No quiero estar sola, yo hubiera sido feliz si era morir en tus brazos, lo último que hubiera visto era tu sonrisa, lo último que hubiera sentido era tu vergota en mi cola. Así que está bien… además te confiaría mi vida sin dudarlo- Lo miro fijamente a los ojos, hablaba enserio aunque después se puso cada vez más apenada, lo que provoco que le lanzara agua en la cara -Así que no chingues con tu cotorreo, estamos bien, podemos seguir jodiendo, chingando…- bajaba cada vez más la voz, mientras que hizo que el agua tapara su nariz, completamente avergonzada.

-¡Cómo sea!- la pelinegra se levanta dejando ver su sexo frente al asesino, lo que hace es pegar su vagina al rostro del contrario, levantando una pierna para quedar más expuesta su entrada -¿Quieres limpiar mi raja?- pregunto lascivamente con el plan de hacerlo olvidar lo que dijo anteriormente.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La peliblanca estaba esperando la respuesta del contrario, escuchaba su corazón latir tan fuerte que creía le iba a romper las costillas. Había agachado la mirada mientras una de sus manos se aferraba a su antebrazo, mientras su cabello caía cual cortina por su rostro. Escucho unos pasos, él se estaba moviendo, encogio un poco los hombros, como quién escucha un ruido tan fuerte que la asusto. Empero sintió las frías manos del demonio, las cuales tomaron su mano con delicadeza y colocaron aquel anillo en su dedo anular.

Los ojos de Etoile se sobreabrieron, su boca se abrió pero no hubo palabras. Fue cuando esas orbes rubies se encontraron con aquellos heladas corneas. No pudo contener una sonrisa tan radiante, acompañada con sus lagrimitas que caían como perlas. Lo que corono aquella situación fue el beso, uno tan delicado, mojado de sal. Ella era muy pequeña por lo cual el contrario tuvo que agacharse para abrazarla y ella se acurruco colocando sus manos en el pecho del contrario, aferrándose a su gabardina.

-Señor Vergil… yo sólo quiero…- fue interrumpida al escuchar que el mayordomo había escuchado todo lo que había sucedido, su rostro se puso de un color rojo cereza de inmediato, haciendo que se olvidara de lo que iba a decir por completo. Cuando el rubio abrió la puerta ella se cubria el rostro en el pecho del peliblanco. Ella apenas había asomado el rostro, cuando vio al hombre reverenciarse, lo que ella respondio con una elegante e inocente inclinación de cabeza.

-Pero…- se había marchado, ella volteo a ver al demonio a los ojos con una sonrisa sincera – Señor Vergil- no podía tutearlo, por alguna razón se le había hecho costumbre, aunque nunca pensó que pronto sería su esposo y tenía que llamarlo por su nombre. Pronto se había olvidado de eso, ahora sus manos se deslizaban por el pecho del mayor, estaba completamente extasiada, sentirlo nuevamente era como un sueño. Pasaron algunos segundos cuando alejo sus manos.

-Perdone Señor Vergil… lamento violar su espacio personal, deseaba mucho poder tocarlo, tantas veces el viento me hizo recordar aquellos momentos juntos, pero mi mente se olvido de cómo se sentía cada caricia. Estoy emocionada de que mis ojos lo vean y mis manos lo sientan… me siento completa al saber que dormiré cada noche y despertare cada día… - se tapo la boca como un niño que hablaba de más, colocando suavemente un puño entrecerrado en su mentón -Yo… soy muy feliz Señor Vergil- termino bajando ligeramente la cabeza, mientras las fibras de su cabello se acomodaban alrededor de su rostro luciéndola lucir angelical.

- ¿Puede el señor William ayudarme a vestirme? – pregunto la inocente criatura, mientras se acurrucaba en su pecho -Espero que conociendo mis torpezas no se arrepienta de estar con este corazón. Pero no sé vestirme de una manera tan elegante como usted o usar ropa intima- explico sin quitar el rostro de donde estaba, era algo que la avergonzaba, pero también explicaba porque no se había vestido ya.  Ella se vestía de manera angelical, no entendía de modas o de ropa sexy, lo que solía usar era solo una bata. Se le hacían imposibles los corset´s.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Las manos de la albina se dedicaban a secar su cabello, despeinándola, había una gran revoltura en su cabeza, ella era parte de su manada, ahora se daba cuenta que no, que familia no era su familia, que sus padres no eran sus padres. No podía controlar el conflicto que eso le causaba y al mismo tiempo aceptarlo le daba la calma que hacia tanto no tenía. Cuando abrió la puerta encontró a Slevin en la cama, sabía que era él, estaba vestido de general y no sonreía para nada. Volteo rápidamente a la puerta, estaba cerrada, no había ningún destrozo y sabía que había mucha luz por todo el lugar.

-Slevin… no sé cómo entraste ¿Quieres hablar? - pregunto fríamente, pero pareciera que el contrario no la había escuchado. El hombre dijo algo, acercándose a ella, la albina lo sintió molesto, por su parte retrocedió hasta chocar contra la puerta, pensó que le iba a reclamar, eran dos años y seguramente tenía mucho que decir, lo podía comprender perfectamente, pero en vez de eso le baja la bata con fuerza, dejándola desnuda. El temor de la joven de que vea sus pezones de color extraño, hizo que los tapara casi de inmediato, lo que provoco confusión, sobre todo cuando la beso apasionadamente, sentir su lengua y su manera de besar la habían petrificado, era tan demandante, estaba excitándose, su entrepierna ya estaba húmeda ¿Acaso supo que estaba haciendo en la ducha?

-¡Basta!- grito cerrando los ojos y empujándolo con cierta agresividad, se sorprendió al sentir que le coloco algo en el cuello, era un collar, el cual ella tomo e intento quitárselo, no podía - ¿Qué es esto?- Desprevenida sintió un jalón tan fuerte que la obligo a estar en puntas para poder estar a la altura del contrario. Él la beso apasionadamente nuevamente, algo que al principio ella no podía negarse - ¿La otra? Yo sólo le pertenezco a Joker. Es parte de mi tradición… No te lo dije antes pero no estoy dispuesta a pertenecer a dos machos…– explicaba mientras intentaba jalar la correa tomándola de manera que pudiera pararse de manera normal sin hacer mucho esfuerzo.

Se sorprendió cuando la lanzo con fuerza contra la cama ¿De dónde sacó tanto poder si estaba encerrado en una burbuja? Iba a levantarse cuando este se montó en su espalda haciendo que se desplomara nuevamente. Se sorprendió al sentir en sus muñecas algo frío, la estaba lastimando, podía sentir como se apretaban contra su hueso y eso provoco que uniera las manos al capricho del mayor, para colocarle las esposas, nuevamente intento tirar de ellas, romperlas, no lo logro.

Escucho el material del cual eran, lo que provoco que sintiera miedo, cerró los ojos con fuerza esperando sentir el primer golpe. Quería golpearlo, pero el cuerpo de su macho ¿Qué debía hacer?

-¿Qué haces?- Se llenó de pánico al sentir cómo la lengua del contrario lamía su ano, lo cual era raro porque Slevin era un ser muy limpio y parecía tener miedo a la suciedad -¡No!- levanto la voz cuando sintió la punta de su miembro entrando a su virginal entrada trasera que estaba lubricada. El problema con la primera vez es que no sólo al inicio debe estar lubricado, incluso por dentro, ya que el ano no tiene la habilidad de lubricarse por si mismo, entre ellos y por ser la primera vez que es abierto causaba mucho dolor. Desesperada intento quitarse las ataduras sin ningún éxito

-¡No quiero!- volvió a gritar, sintiendo un dolor profundo que se conectaba hasta su espina dorsal impidiéndole hablar con normalidad -Me duele mucho… me duele – empezó a derramar lágrimas, temblando, intentando no moverse para no hacerse más daño, mientras que su sangre envolvía ligeramente el pene de Slevin, la había lastimado, pero tan rápido como la hirió así se curó. Eso no paraba aquel terrible malestar sin duda alguna. La estaba masturbando, pero a ese punto no podría disfrutarlo, estaba demasiado tensa, incluso se hacía más daño con las esposas para no dejar escapar gritos de agonía, de manera que ahora sus muñecas estaban moradas. Todo para distraerse.

-Nghh… - se quejaba, ella se había entregado por si misma a Joker, él fue muy dulce y comprensible con ella en su primera vez aunque a último momento ella se arrepintió y la penetro con tanta fuerza como para que su mente sólo pensara en él. Ahora sentía que era más un castigo, la zona rectal era incluso más dolorosa que la vaginal, era muy delicado cuando era la primera vez, aunque ella resolvió en quedarse quieta y dejar que él la penetrara. El problema que quedarse así no disminuía la molestia. Sentía que estaba haciéndole daño a Joker y a su tradición, pero también entendía que realmente no era parte de su manada. Ahora en ese momento le pertenecía a Slevin por mucho dolor que sintiera, permaneció callada, con lagrimas cayendo por sus mejillas, aquel pudor que podría sentir sobre sus partes sexuales blancas no importaba. No había palabras, frases molestas o ingeniosas solo quejidos ahogados.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por The Bad Wolf el Vie Mar 10, 2017 6:23 pm

Akabane escuchaba las palabras de Lolita, le sorprendieron un poco, no por el hecho de pensar que a ella no le importaba el, si no por que no penso que se atreviera a adimitirlo, algo que no habia sido muy facil que digamos para la joven, quien se mostraba muy sonrojada por las cosas que dijo, claro que dicho sonrojo no le duro mucho tiempo cuando la joven se puso de pie frente al hombre quien estaba sentado en la tina, por lo que la vagina de Lolita quedaba a la altura de su rostro, este no espero una segunda invitacion y clavo su rostro entre las piernas de la joven, lamiendo primero toda la zona exterior, pasando la lengua por los labios vaginales y por su entrada, para despues de algunos minutos mas meterle hasta el fondo la lengua, adeantrandola lo mas que podia, mientras sus manos se van firmemente a su trasero, buscando con su dedo indice la entrada anal, la cual al encontrarla la penetra metiendo todo el dedo, esto mientras la lengua se mueve habilidosamente dentro de la chica

Mientras tanto cosas mas tranquilas sucedian en la recamara del demonio, se encontraba junto a Etoile, a la cual tenia entre sus rbazos acariciandole suavemente la espalda mientras la escuchaba hablar — ya no tendremos que estar separados de nuevo, Etoile, no permitire que nadie te arrebate de mi lado — dice serio pero feliz, acariciandole suavemente el rostro para luego darle otro beso dulce en los labios, para despues escuchar aquella pregunta tan inocente del angel — William te conseguira ropa y yo te ayudare a vestir, conseguiremos a una mujer que lo haga eventualmente, ella se encargara de todas tus necesidades femeninas — comenta el demonio ya que aunque confiaba ciegamente en William, no le gustaba la idea de que alguien mas viera el cuerpo desnudo de su esposa

En la habitacion de Natalia, Slevin continuaba abusando sexualmente de su mujer, esta se retorcia y lloraba, pero el carcelero no hacia nada para detenerse — te recordaba mucho mas resistente al dolor, espero no pensaras que solo tendrias que complacer al bufon, eres de los dos, por lo tanto tambien eres mi mujer — dice serio el carcelero mientras continua sometiendola, sujetandola fuertemente de la cadena, teniendola completamente empinada, por lo que con su mano libre comienza a darle de azotes en las blancas nalgas, tardando muy poco en marcarse sus manos, aunque claro tambien dichas marcas no duraban tanto debido al poder regenerativo que la licantropo poseia, Slevin continuo penetrandola sin piedad por varios minutos mas hasta que no pudo mas y termino corriendose dentro de ella, luego de eso le quito el collar liberandola, sin embargo le dejo aun las esposas y tomo asiento en la cama junto a ella

— ¿Sabes lo que es estar dos malditos años viento y escuchando todo, pero sin poder moverte ni hablar? — pronuncia serio mientras se acomoda la ropa — te entregaste a Joker y sellaste tu maldito destino, ahora estas condenada como yo a estar con el y claro conmigo tambien — Slevin parecia estar muy molesto con Natalia — no quiero ver como te vuelves loca, asi que debes ser muy fuerte, no fisicamente, mentalmente... no puedes romperte por estupideces como darte cuenta luego de muchos años que Joker y yo somos dos almas — Slevin le quita las esposas pero la mira seriamente — no intentes atacarme, cierra la boca y escucha atentamente —

Slevin se levanta y va hasta una pequeña cocina instalada en la habitacion, calienta un poco de agua y vuelve con dos tazas de te, entregandole una a Natalia — eres mi mujer y no quiero una mujer fragil, te voy a endurecer para que puedas soportar cosas como ver morir a tus hijos frente a tus ojos mientras tu no puedes hacer absolutamente nada, solo mirar — da un sorbo a su taza de te mientras la observa — si ahora mismo alguno de los niños muere frente a ti, te volverias loca, tu mente no soportaria eso, pero va a pasar y yo no necesito a una loca mas, soy el guardian de esta familia, pero cada vez es mas dificil protegerlos a todos, tu ahora eres mi mujer y parte de mi responsabilidad tambien acaba de ser tuya — explica dando otro gran sorbo a su taza de te — supe que marcaste al sujeto que ataco a Lo y La... mas adelante me llevaras con el, yo soy el encargado de impartir castigos... una cosa mas... no se te ocurra enfrentar a Piroro o Kuriban... ellos no dudarian en lastimarte, yo me encargare de hablar con ellos tambien, es una de mis tantas responsabilidades y por lo visto nadie mas puede hacerlo bien, ni tu ni el idiota de Sly —

Comenta muy molesto mientras bajo su manga saca un vestido blanco con bordados en las mangas, lo deja al lado de la chica en la cama — ponte eso, lo hice yo mismo antes de ser atrapado — le ordena a la chica — no me importa si me odias, hare lo mejor para esta familia y eso te incluye especialmente a ti como mi mujer... ahora si vas a llorar hazlo en este momento, si vas a gritarme o insultarme hazlo de una vez, no quiero esperar y que lo hagas mas tarde, todo lo que necesites en este momento solo hazlo y pasemos a otras cosas —
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos esto una vez mas... (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.