El sonido de los tambores

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: El sonido de los tambores

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Ene 06, 2019 1:28 am

— Nuestros hijos estaran bien, solamente necesitaban un recordatorio de como son las cosas en la familia — pronuncia serio el carcelero mientras la observa, estaba preocupado por ella, no estaba molesto ni siquiera por sus hijos, de hecho le habia parecido admirable que tuvieran el valor de revelarse para luchar por lo que ellos creian estaba mal, a pesar de estar claramente equivocados, aun les faltaba mucho entendiemiento de las cosas, pero no habia necesidad de castigarlos, la golpiza y humillacion recibida por el patriarca de la familia eran mas que suficientes. Finalmente Natalia se queda profundamente dormida, dejando a la joven descansar, el carcelero vuelve hasta la sala para inspeccionar las heridas de sus hijos, nada demasiado grave, Joker podria hacerse cargo de ellos sin problema alguno.

Algunos de los hijos se encontraban en la sala, Sly y Jester se veian aun lastimados pero no demasiado, las medicinas de Joker funcionaban bastante bien, aunque claro esto debido a que sus hijos llevaban su sangre, por lo cual eran compatible con los medicamentos especiales que este creaba. Ambos estaban cerca del fuego reposando cuando llego su madre, ambos se alegraron de verla, se notaba mas en Jester no por que Sly no estuviera feliz, si no por que el no solia demostrar mas esas cosas como su hermano, sin embargo cuando fue abrazado por Natalia, fue imposible no sonrojarse ligeramente, mientras que Jester con aun algunos dientes rotos, tardarian un poco mas en sanarle, corresponde a la lamida de su madre emocionado, dandole varias lamidas en la mejilla, como si de un pequeño cachorro se tratara

En cuanto salio el sol, Joker paso a ocupar el cuerpo asi que Slevin se puso a descansar, el arlequin fue con los hijos heridos para comenzar a curarlos, despues de darles bendajes y algunas medicinas que el mismo habia preparado especialmente para cada uno, se fue con los mas pequeños asi como Amadeus y Faustus a comprar algunas cosas, en cuanto abrieron la puerta observan a una gargola acercandose hacia ellos, principalmente hacia los pequeños ya que ellos entraron primero, pero luego de ser interceptada por Natalia todo parecio estar en silencio, aunque aquel sonido de la gargola destrozada hizo que Reinhardt despertara, bostezando va hasta la sala observando como Ryo molesta pasa junto a este quien a pesar de no saber exactamente lo que sucedio, presiente que nuevamente su mujer causo un lio, asi se confirma cuando Amadeus con los ojos cerrados se coloca a un costado de Reinhardt — controla a tu mujer o alguien mas tendra que hacerlo — Reinhardt da un bostezo mas grande mientras lo mira de reojo — tus amenazas me importan un bledo — dicho esto se marcha hasta la habitacion detras de Ryo

Llegando observa a su mujer muy molesta caminando de un lado a otro — debes calmarte, nuevamente ocasionaste un problema, ya que nazcan nuestros hijos nos marcharemos a otro sitio lejos de todos ellos, pero mientras tanto debes mantener la calma y portarte bien a menos que quieras ver a Natalia metida en problemas de nuevo — menciona cortesmente al tiempo que se acerca a ella abrazandola por detras, dandole un suave beso en el hombro mientras le acaricia la barriga con mucha ternura y cuidado

Mientras tanto en la sala, los mas pequeños corrian con Natalia para ayudarla en todo lo que pudieran a preparar la comida, los tres estaban lavando verduras, cortandolas, acomodando platos y todo lo que la albina les pedia, siempre con una gran sonrisa, disfrutaban mucho pasar el tiempo con su madre, Branwen se habia ido muy molesto a su recamara haciendo una especie de berrinche, estaba muy molesto de no poder hacer nada contra Ryo, pero al mismo tiempo comprendia que si hacia algo podia dañar a sus sobrinos y el no queria eso, ademas aunque no quisiera, debia aceptar que al ser la mujer de sus hermanos, ella pasaba a formar parte tambien de la familia, solo que no la soportaba.

Mientras seguian preparando la comida, Joker se acerca a Natalia mirandola en el brazo, ya estaba sanando mucho mejor que antes — creo que esa medicina funciono perfectamente Nat-chan, pero aun asi cuida de no lastimarte o tendre que darte mas y seria muy aburrido eso, ya que no te hara sentir nada jajaja — comienza a reir pero despues la abraza por detras dandole una lamida en el cuello pegandose mas a su espalda, mientras La, pica a Joker suavemente en la costilla con la parte trasera del cucharon de madera — hey no distraigas a mama, aqui solo podemos estar personal capacitado para cocinar — Joker comienza a reir pero se marcha no sin antes darle un beso apasionado a su mujer, haciendo que los tres menores se ruborizaran por esa escena, asi que a empujones sacan a Joker de la cocina — asi no se concentrara — dice Lo mientras vuelve con su mama para seguir ayudandola mientras le sonrie dulcemente, los demas hijos comienzan a sentarse en la mesa ayudando a poner los cubiertos y las demas cosas, con excepcion aun de Reinhardt quien seguia en su habitacion, mismo caso de Branwen aun haciendo coraje, pero en si todos se encontraban dentro del circo con excepcion de Kuriban y Piroro, pero ellos con frecuencia estaban fuera, incluso mas que Joker y Slevin, por lo que no era raro no verlos mucho tiempo

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: El sonido de los tambores

Mensaje por Gray Wolf el Mar Ene 08, 2019 12:52 am

Natalia se encontraba ensimismada, recordando aquel beso en los labios dado por el más loco de sus esposos. No sabía qué hacer, estaba asustada por su amenaza ¿Qué más podía hacer? No quería que hicieran daño a los más chicos, tenía que hacer algo y no se le ocurrió otra cosa más que interponerse.

La cena estaba servida, todos se dirigieron a la mesa, Ryo estaba mirando fijamente a Brawen, no se sabe realmente porque le tenía tanto coraje, tal vez, era porque es un hombre intentando hacerse pasar por una chica y eso lo pena la iglesia. Estaba sentada al lado de la loba mientras frente a ella estaba el integrante más bello de la familia. Abrazó a Natalia y coloco su mano sobre su estómago. La albina sintió los dos pequeños corazones latir.

Más sin embargo esto sólo provoco más problemas.

La madre no sabía que más hacer. Así que los siguientes días, se la paso rolando, durmiendo en e cuarto de cada hijo, menos de Reinhartd obviamente.

Mientras dormía abrazaba a cada uno. En su día Jester quién roncaba y tuvo que colocarse tapones para los oídos. Con los niños quienes se aferraban a ella con tanta fuerza. Otro día durmió con Sly al cual abrazó de espaldas y le susurró al oído “Descansa, hoy te cuido yo”. Otro día con Branwen quién organizo una noche de chicas. Al final durmieron maquilladas. Después con Leandro, con el cual no supo que paso, apareció en su habitación, sólo tenía un botón desabrochado de su pijama.

La albina había durado una semana después del evento, nuevamente un pleito, ahora entre hermanos. Seguramente por algo que está haciendo Ryo. Una vez bajo, los miró fijamente, todos estaban discutiendo. La albina no sabía cómo proseguir, estaba en duda de que su buen juicio ayudará en algo.

- ¿No están a gusto aquí? - pregunto curiosa la loba, quién la haya escuchado seguramente hubiera notado el tono triste en que ella lo pronunció. Sólo dio media vuelta y se retiró.

Estaba caminando por el pasillo para mirar entonces a sus hijos menores dormir. Ahora se dirigía a su cama para recostarse, se tapó la cara para derramar lágrimas, una tras de otra. Pronto empezó a Sollozar como los niños chiquitos. Simplemente no sabía qué hacer, sentía a su manada rota y no había nada que los uniera. Sentir que su separación era tan inminente le dolía.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.