Todos reunidos

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Lun Dic 11, 2017 8:27 pm

La mirada de Lolita, oculta con un pupilente lo admiraron de manera seria, estaba decidida y esa era la primera vez que se veía tan seria. Ella coloco los codos en la mesa para usar sus dorsos como descanso para su mentón, no iba a alardear de todo lo que ha hecho en el pasado, no diría lo genial que era, como normalmente lo decía. Simplemente permaneció expectante, entonces sonrió de lado, como quién llega a una conclusión después de haberlo razonado. Saco dinero de su bolsa, pagar para después levantarse.

- Haz lo que desees, jamás me he interpuesto – cerro los ojos para tomar su enorme abrigo y colocárselo – Diviértete- dicho esto se retiró, se quedó pensando mientras paseaba, ella estaba como una híbrido en la sociedad, no tenía derechos sobre su persona, si no fuese por Akabane acabaría muerta por falta de atención médica lo que aprendió tuvo que ser por su cuenta y la justicia jamás la defendería.

Camino por la ciudad degustando postres a por mayor, la gran mayoría las guardo en bolsas que no dejaba, comía uno tras otro como niña chiquita.

Estaba decidido que no tendría un bebe con él. No podía, se ponía triste de solo pensar que era el final de su relación. Había algo que los separaba de manera tremenda. Se sentó en uno de los columpios abandonados en la zona más peligrosa de la ciudad, empezó a columpiarse mientras se imaginaba a su hijo paseando por esos lugares en el día, oyendo la risa infantil, divirtiéndose, Akabane cargándolo y protegiéndolo. Soltó un suspiro para una vez parar soltarse el cabello, tenía sueño y se estaba quedando dormida a pesar de toda esa azúcar, no entendía lo que pasaba solo que poco a poco perdía la conciencia.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Nat estaba temblando al ser colocada nuevamente frente al pelirrojo, sus manos estaban aferradas en la ropa, a la altura de sus pechos. Enseñando sus lastimadas muñecas que aún no sanaban aunque dejaron de sangrar, algo raro cuando ella se regeneraba en segundos. Miro la mano contraria que iba a sostener la perilla y esta cayó, dejándola atrapada, sin su fuerza sobrenatural. Comenzó a respirar con esfuerzo -Slevin por favor... para- pidió intentando separarlo del pecho, sintiendo su perfume apoderarse de sus fosas nasales -hablemos de mi castigo- suplico mientras el contrario se deslizaba entre sus piernas, debajo del vestido, lo cual provoco que se sobre sonrojara. Este bajo su ropa interior como sus mayones dejando sus piernas e intimidades al descubierto. Dejando ver sus labios vaginales blancos, su clítoris pálido. Y no ha dicho ningún comentario que la apene respecto a su cuerpo, se sorprendía porque era un suceso extraño ver el sexo de ese color y este parecía desatendido.

Empezó a sentir algo caliente en la zona más sensible de su cuerpo, estaba temblando, sus mejillas se encontraron rojas mientras daba lengüetadas en sus labios vaginales, metiendo su lengua en su interior. Cada vez más ella estaba más húmeda, colocaba sus manos en sus hombros poniéndose de puntitas, no sabía que más hacer, solo jadeaba -Por favor... no... ahí no- suplico, su himen recién se había vuelvo a romper y aún ardía aunque también sentía delicioso cuando pasaba por ciertas zonas.

-Tu lengua... es muy grande, duele- exclamo mientras derramaba lagrimas, no de sufrimiento aunque lo dijera, ella lo sentía tan delicioso que sus lagrimas eran de place aunque la herida de ahí comprometía -Quiero irme... quiero irme con Lobo... te voy a acusar- se tapo la cara como los niños pequeños, mientras dejaba que él la tocara, ya había aprendido que realmente no podía hacer nada en su contra.

-Por favor... castígame... solo castígame... no puedo más...- jadeo, cada vez más rápido, sus piernas temblaban, el placer era cada vez más grande, su cuerpo se movía sin permiso, su mente se volvió blanco, sus manos se aferraron a los hombros del contrario con más fuerza, la cual esta muy reducida y ya era notorio, agacho su cabeza dejando que su cabello -No más... no más...- suplico, cada vez con más fuerza hasta que no pudo más literalmente, termino corriéndose, no sabía lo que había pasado, solo que había terminado muy cansada y una explosión de placer la había embriagado. Tan sorprendida, apenada y asustada estaba que de un fuerte empujón lo quito, había regresado solo un poco de su poder, al menos para empujarlo y caer de rodillas, así no le caería encima.

-¡No vuelvas a hacer eso jamás!- grito de la nada, no estaba enojada, estaba atemorizada por completo, no podía nivelar el tono de su voz. Al observarlo tenía liquido de su orgasmo lo cual la avergonzó de sobremanera, haciendo que incluso sus lagrimas volvieran a salir, como si hubiera hecho algo malo.

-¡Quiero irme...! - temblando se levanto -No volveré a dormir con ustedes...- hablaba sin pensar, lo decía puesto que no quería que repitiera no por que no quería dormir con ellos. Eso era algo que desconocía y por tanto le asustaba además no sabía si era algo bueno o malo para un macho, supuso que era desagradable -Abre...- ordeno intentando permanecer sera, intentando empujar la puerta en balde.

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

La elfa estaba petrificada, temblando mientras este la amenazaba, sus ojos lo miraron fijamente, hasta que desintegro el árbol que la protegía, convirtiéndolo en nada, retrocedía lentamente, sus lagrimas salian de sus ojos, hasta que el contrario apunto la pistola entre sus pies hacendo que ella diera un salto cayendo de un sentón. No pudo con ese terror de ser apuntada por ese hombre, por dentro lo odiaba, detestaba que la tratara asía. Poco a poco su rostro hizo una mueca de tristeza como los niños, del susto no pudo evitar orinarse encima, mojando sus piernas de ese líquido amarillo.

Tanto el miedo y la tristeza la embriagaron hasta tal punto que se tapo el rostro para después empezar a llorar amargamente, como los niños cuando saben que seran regañados o juzgados. Ella seguía temblando esperando que el contrario terminara de matarla, puesto que ella entendía no era importante para Vergil, sabía que era fácil de reemplazar.


Lobo escucha a la joven suspirando de fastidio — no me importa como te llames, para mi eres la tetona de orejas puntiagudas que matare uno de estos dias — menciona mostrandole ferozmente los colmillos — me mataria a mi mismo si el suicidido no fuera para jodidas niñas cobardes, un machote como yo jamas haria esas puterias — responde golpeandose el pecho como todo un macho alfa para despues erecutar y escupir a aun lado — esa puta palabrita no pienso decirla, sera mejor que convenzas a tu ama si sabes lo que es bueno — dice casi gritando, mientras la observa, hasta el momento nada fuera de lo comun estaba pasando, sin embargo cuando escucha que lo llama niño, no puede evitar molestarse, asi que saca su arma y dispara hacia el arbol, desintegrandolo por completo pero dejando ilesa a la joven

— Si tardo mucho en conseguirla, la persona que me contrato se desesperara y mandara a otro, esa persona no creo que sea tan considerado como yo, aunque tampoco tan poderosa, lo haria mierda, pero antes lo dejaria atacarla y luego le robaria la sangre, asi de fregon soy, deberias de estar haciendome un puto monumento o dandote sentadillas ensartandote el ano sobre mi gran verga de lo grandioso que soy — comienza a reir mientras infla su pecho mostrandose como todo un semental — ahora sirve de algo y traeme una cerveza, tetona — dice apuntandole con el arma disparando en el piso en medio de sus pies
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Lun Dic 11, 2017 10:28 pm

Akabane observa como su joven novia se marcha del lugar, era evidente que ella no veia las cosas del mismo modo que el asesino, quien para el aquella era una oportunidad para jugar, pero por primera vez en su vida, ahora se enfrentaba a una verdadera incrucijada, una que el mismo habia descartado hacia apenas unos minutos, pensando que no afectaria en lo mas minimo sus emociones. Lolita lucia muy triste cuando abandono el sitio, Akabane podia ver perfectamente detras de aquel rostro de seriedad, esta vez no hubo insultos, pataletas, ni palabras antisonantes para el asesino, la joven simplemente se habia marchado en silencio; Akabane se quedo unos minutos mas terminandose el cafe, pero sobretodo pensando en que deberia hacer

Pasaron mas minutos, el cafe ya se habia terminado, asi que se pone de pie dejando el dinero de este sobre la mesa para despues salir de ese sitio, Akabane no podia simplemente renunciar a un trabajo ya tomado, su reputacion de profesional se iria por los suelos, pero tampoco podia asesinar a aquella joven tan importante para Lolita, solamente habia una cosa que podia hacer, asi que toma su telefono — capitan Eagle, espero no despertarlo, pero esta noche alguien intentara asesinar a la señorita Violeta... ¿que como lo se? por que yo, Akabane Kuroudo sere quien me encargue de eso — dicho esto cuelga el telefono sonriendo y camina por las calles de la ciudad tranquilamente, hasta llegar al sitio donde se encontraba su pequeña, a la cual observa dormir, la toma en sus brazos cargandola llevandola hacia el departamento donde la recuesta, cubriendola con una cobija de pandas

— Todo tiene solucion — le besa la frente para luego ir hasta su recamara, comenzando a armarse lo mejor que podia, sabia que conociendo a Eagle, este tendria listo un ejercito de muchos hombres bien preparados para encararlo, ademas Eagle habia sido entrenado por Vulture, su padre, aunque sabia que habia perdido sus poderes, seguia siendo un guerrero de cuidado. Ya preparado sale del departamento hacia la mansion de Violeta

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

A pesar de las quejas de Natalia, el carcelero hacia caso omiso a estas peticiones de que parara, muy por el contrario este estaba completamente centrado en el placer que sentia por degustar aquella parte tan intima de la joven licantropo, la lengua se movia con tal maestria que parecia tener vida propia, las manos tambien hacian lo propio al acariciarle los muslos y tambien de paso las nalgas, tocandoselas suavemente, presionando tambien con la misma suavidad, aquella lengua entraba y salia de la pequeña vagina de Natalia, se metia lo mas profundo que podia, asi mismo ya una vez que estaba bien dentro se movia en todas direcciones, abarcando cada pequeño centimetro del hueco intimo de la licantropo

No paso mucho tiempo antes de que la joven comenzara a correrse, aquel liquido que emanaba de su entrepierna fue engullido en su totalidad por el carcelero, atrapando hasta la ultima gota de este nectar embriagador de lujuria que desprendia su vagina, una pequeña gota se deslizaba por sus labios la cual atrapa con su lengua levantando la vista para observar a Natalia. Se reincorpora el carcelero observando a Natalia — aun no puedes escapar, tienes que hacer algo mas — en ese momento Slevin saca su miembro y toma la mano de Natalia llevandola hacia aquella gran miembro, obligandola a tocarlo — usa tu mano para darme placer, masturbame — comienza el arlequin a mover la mano de Natalia de atras hacia adelante para que esta sepa como hacerle, mientras lo hace; Slevin la besa apasionadamente en los labios, metiendo la lengua dentro de su boca para besarla con pasion, excitandose aun mas, haciendo que su miembro se ponga mas caliente y duro entre la mano de Natalia

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-00-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Lobo se lleva la mano al rostro cuando ve que la elfa se orina encima de sus calzones, era algo que no se esperaba, por lo que molesto se acerca a la joven, le levanta el vestido y arranca los calzones sucios llenos de orina para luego guardarlos en la bolsa del pantalon — fin del puto problema, nadie sabra que te orinaste, ahora deja de llorar maldita sea, cuando pienso que no puedes ser mas molesta, me sorprendes — menciona molesto el czarniano, aunque en el fondo se sentia un poco culpable, nunca le habia gustado ver llorar a alguien inocente y menos si era por su causa, pero tampoco iba a ponerse ahora a tratarla bien asi de la nada, no queria que pensaran que este era un loco bipolar, — Entre tu, Vergil y Etoile, hacen que mi estadia aqui sea un verdadero dolor de cabeza — camina quejandose hasta una de las sillas que habia en el jardin sentandose en esta para ponerse comodo, cerrando los ojos como si fuera a tomar una siesta

-0-0-0-0-0-0-0--0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Eagle se encontraba recostado con Elizabeth cuando su celular sono, este de mala gana contesto — no me despertaste, pero mas vale que sea algo importante — dice el moreno de mal humor mientras escucha lo que la otra persona tiene que decirle — ¿asesinar a Violeta, quien eres y como es que sabes eso? — en cuanto escucha la respuesta del hombre, este arroja el telofono contra la pared con fuerza rompiendolo, pero rapidamente se acerca para tomar el chip y ponerselo a otro celular que tenia en la gabeta, haciendo una llamada rapidamente — necesito un equipo SWAT en la casana de Violeta ahora mismo, chalecos kevlar anti armas blancas, censores de movimiento, cables paralizantes, detectores de metales portatiles, visores de larga distancia, todo para ahora mismo — cuelga y comienza a ponerse su uniforme mientras observa a Elizabeth

— Un maldito loco pondra en riesgo algo muy importante, debo detenerlo, prometo compensartelo — menciona abotandose el ultimo boton de su uniforme, se acerca a tomar su arma para luego darle un beso en los labios a la gatita y parte rapidamente hasta la mansion. Eagle llega despues del equipo SWAT quienes ya se encuentran dentro de la mansion ante una molesta Violeta por todo eso, Eagle se acerca a ella encarandola — entiendo su malestar, pero estamos tratando con una seria amenaza, este no es un loco cualquiera, mi trabajo es protegerla, nos guste o no — dice serio mirandola a los ojos, en ese momento siente una presencia que lo observa, pero no era Akabane, esta venia de lo mas profundo de aquella mansion, quiza aquel mito del guardian era cierto... pero no, ahora no era tiempo de pensar en eso, Akabane no tardaria en entrar

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Mar Dic 12, 2017 1:51 pm

Una vez escucho la puerta cerrarse, abrió los ojos, saco varias maletas de su closet, sacando varias computadoras, conectándolas a la red. Unas cinco pantallas la miraban fijamente mientras ella seguía tecleando en cada máquina, conectándose a la red, pronto cada cámara en la ciudad, así sea para bebes estaban enlazadas, ahora ella podía asomarse en cada una de ellas, ojos por todos lados. Tenía puesto unos audífonos diadema con micrófono incorporado. Le recordaba los tiempos en que era parte de los híbridos.

Ella observaba cada una de las pantallas, pronto encontró a aquella de piel morena, una cámara se dedicó a observarla, después escucho los reportes policiacos, las ordenes dirigidas por celular. El virus que creo aún funcionaba con los sistemas operativos. Escucho que la misma policía se encargaría de proteger a Violeta, la joven a quién ella quería proteger. Ahí mismo ella estaba atenta encontró a la señorita Violeta bajar rápidamente por los pasillos de su hogar para salir.

-Excelente, sabía que la gente rica se protege con tecnología de punta- se quitó el pupilente, eso le hacía ver mejor con tantas cámaras. Seguía buscando en ese momento a Akabane, debía de estar cerca, apenas si percibió una mancha. La cual fue detrás de esta silueta, tenía que estar muy atenta, él era veloz hasta que lo perdió de vista –Joder, lo perdí- renegó mientras observo otra vez la pantalla donde se veía a la morena, está la veía fijamente.

-Tenemos una espía- sonrió la morena, esto provoco que la de pelo negro la observara fijamente, sentía una terrible molestia. Sin importarle siquiera siguió trabajando, era imposible que ella la ubicara después de todo con su I.P. tampoco tenían cámaras esos aparatos - ¿Qué es lo que intentas averiguar? Seguro fuiste tú quién le alerto a la policía, más de nada servirá querido espía - escuchar la voz de esa mujer le molestaba, más no iba a dejarse ganar por esa rabia, seguía tecleando– Ese hombre desea pelear realmente con una de mis creaciones- la de pelo negro recordó entonces las palabras que se habían compartido esos dos, conocía a su novio, seguramente por eso quería pelear, ella empezó a revisar cámara tras cámara en la mansión, algo se movía, algo que la dejo petrificada, eso si encogió su corazón –Una criatura tan poderosa y hermosa, una creación hecha 100 porciento por mí, no como tu Lolita, a ti solo te puse un ojo- rio divertida la morena –Si muere Akabane te recogeré y empezaran las ganancias, al ser tan brillante me darán una buena cantidad, aunque pueda ser simplemente una linda espía no eres tan inteligente como para entender que mi sistema de seguridad es indestructible. Una vez te tenga jugare con tu cerebro y olvidaras todo - sonrió de lado, mientras que la ladrona derramaba lágrimas, una tras otra tapándose la boca notando la forma de ello.

-Hija de puta… era un simple animal- jadeo de repente volviendo a su trabajo, había prendido el micrófono.

-Ya no, ahora es algo mucho más hermoso, un arma- expreso con una mueca maléfica –Los híbridos tienen capacidades asombrosas, mi fin es para la humanidad, es necesario que pueda seguir experimentando con ustedes, incluso con los humanos basura como tú, esos desperdicios que no son buenos para nada, que ni sus madres las quieren- libero una risa encantadora, esto solo provocaba que Lolita derramara lagrimas una tras otra. El mundo que conocía seguía ardiendo y ella no había hecho nada más que disfrutar, entonces… dio un enter.

Todas las computadoras de la compañía de esa hermosa mujer morena empezaron a explotar, provocando que la cara de la maniática mujer se asustara, arrugándose de enojo, volvió la vista a la cámara antes de que esta se destrozara.

-Señora- exclamo uno de los hombres, quién corría hacía ella –Han robado información valiosa de nuestros avances, todo fue extraído- explico el hombre, este fue cacheteado con mucha fuerza tirando al piso, esta parecía estar furiosa.

-Esa chica es más inteligente de lo que creí. Bueno, veremos qué tan inteligente es… enfrentarse a Victoria Hamilton solo lo hace un idiota- expreso, mientras caminaba a la salida.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Las manos de la chica estaban apresadas, tocando ese bulto caliente que era muy grande para su mano, sus ojos rojos se cerraron llenos de vergüenza, jadeando, cansada, hubiera preferido que no la hiciera correrse, este le indicaba como le gustaba y ella obedecía, haciéndolo por ella misma, hasta que la beso, ahora saboreaba la saliva de Slevin y el sabor de su propia vagina. Incluso el aroma se impregno en sus labios. Seguía temblando, intentando darle gusto a su marido, moviendo poco a poco más rápido sus manos, intentando no lastimarlo - ¿Por qué haces esto? - pregunto llena de nerviosismo, ladeando el rostro, asustada.

-Nuestra relación no es sexual… no estoy… aco…- musito completamente roja, estaba realmente muy apenada por lo que estaba haciendo, aunque realmente le gustaba saber qué hacía sentir bien a su macho, era algo que la hacía sentir especial.

-De repente lo intentas… estas abusando de que no está Joker ¿No es así? – pregunto dejando de hacer ese movimiento, preguntándose si estaba bien hacer eso si su otro esposo no estaba de acuerdo –Esto es muy complicado ¿Cómo sé si esto no enojara a Joker? – pregunto asustada como cuando un niño entiende que hizo algo malo.

- ¿Está bien hacer esto? - se separó lentamente, pero entonces volvió la mirada a la de él, siempre tan directo, casi parecía querer perforarla. Entonces ella volvió a su labor, masturbándolo en silencio, temiendo por lo que iba a pasar cuando Joker se diera cuenta. Eran dos seres aparte.

Pronto termino por arrodillarse, sólo para estar más cómoda, mirando fijamente ese órgano palpitante y caliente, frente a frente, familiarizándose, oliéndolo de vez en cuando, mostrando sus muñecas lastimadas. No se había percatado el pelirrojo seguramente de eso. Con ambas manos lo rodeaban y acariciaban, obedeciendo a su macho, con toda la inocencia y la torpeza que una chica inexperta puede lograr. Una vez observa con más detenimiento ve ese líquido transparente que ella toma con sus dedos y sin pensarlo se los lame, sabía salado.  Volvió la vista hacia arriba mirando a Slevin, pronto se puso color cereza -perdón- empezó a masturbarlo con más fuerza, esperando que terminara pronto, seguramente caería en su carita, ella no lo había tomado en cuenta.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Miranda se asustó aún más cuando este le arranco la ropa interior, estaba empapada y la guardo en su pantalón. Sus lágrimas seguían cayendo estando muy callada, limpiando con sus manitas su rostro, se levantó para ir a su habitación y cambiarse, por suerte no encontró a nadie en el camino. Una vez más tranquila encontró a los niños que la notaron triste. Estos entonces le señalaron por la ventana Lobo quién parecía estar muy tranquilo. Le pidieron grandes globos y ella los trajo. Le pidieron un refrigerio y ella lo realizo.

Una vez llego un enorme globo lleno de agua estaba siendo apuntado al extraterrestre, la morena se quedó petrificada, y antes de poder evitarlo, ya que no quería volver a ser apuntada con un arma, el globo fue lanzado con fuerza hacia lobo, tenía jabón y agua, empapándolo por completo. Los niños se escondieron enseguida corriendo dentro del castillo, pero dejaron sola la pobre Miranda, quién se quedó pálida al verlo. Tardo minutos para reaccionar e irse corriendo –Perdón, perdón…- gritaba llena de pánico, sacando lagrimas como si fuera una cascada.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Elizhabet estaba armando su primer rompecabeza con a ayuda de Eagle, estaba muy centrada la chica mientras el contrario estaba acostado en la cama, eran de mil piezas y estaban muy centrados, ella levantaba las manos cada vez que una pieza embonaba. Era una gata y era normal que tuviera mejor vista que Eagle. Quién recibió una llamada, lo cual hizo que la pelirroja le pusiera atención, sólo para que después seguir con lo suyo. Escuchaba cada vez con más atención, este parecía cada vez más agresivo y tanto era así que deshizo la mitad del rompecabezas, llevaban un par de horas haciéndolo. La carita de Elizhabet hizo una mueca triste.

Una vez este se despidió de un beso y se marchó ella se levantó para vestirse, esta vez con pantalones de mezclilla, camisa de manga larga, un suéter enorme descubriendo su hombro abrigado, se peino de una coleta de caballo alta y se puso una gorra, además de claro unos tenis. Quería pasar inadvertida. Salió de la casa para ir de casa en casa siguiendo a Eagle, ella no conocía en persona quién era la señorita Violeta, pero la ubicaba, ningún hibrido le convenía que ella muriera y no permitiría que le tocaran un pelo.

Ahí mismo entra por una de las ventanas de la mansión, admirando alrededor -¿Señorita Violeta? ¿Esta ahí? Sé que no me conoce, pero debe de salir de aquí, alguien quiere matarla, seguramente porque esta a favor de nosotros, los híbridos… no se preocupe jamás le haría daño- seguía caminando buscando de puerta en puerta diciendo la misma oración.

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Mientras todo eso ocurría una mujer hermosa de cabello largo color morado, ojos dorados, piel clara, labios perfectamente pintados, facciones maduras, tenía ya 32 años, mujer de negocios, muy inteligente y de gran influencia en la política bajaba por las escaleras con una bata para dormir estilo medieval muy reservada, ella miraba con desapruebo que varios elementos de la SWAT llegaran a su hogar sin invitación, sentía que era una mala broma. En primer lugar ella tenía en su hogar una criatura que si bien, era muy agresivo de cierta forma con ella no quería que se lo llevaran y sufriera más.

Además de que sentía que era una broma de mal gusto, aunque al ver a aquel hombre de pelo blanco y piel morena se impresiono de sobremanera, él no era de esos tipos que se hacían los chistosos -¿General Eagle? ¿Qué significa todo esto? - levanto la voz molesta, hasta que lo escucho, no pudo evitar atemorizarse por sus palabras, por lo cual rodeo su cintura con sus manos -Ejem… entonces ¿Cuál es su plan General Eagle? – pregunto seriamente esperando la respuesta de aquel fuerte hombre.

avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Mar Dic 12, 2017 11:05 pm

— Simplemente quedese en su recamara y no salga a menos que sea yo quien lo ordene — contesta Eagle a la respuesta de la joven. El tiempo pasaba pero aun no habia señales de Akabane, esto ocasionaba que Eagle comenzara a ponerse impaciente, pensando que quiza este no vendria, lo cual seria demasiado raro, la unica otra opcion seria que... el ya estuviera dentro, en ese momento recordo al entrar a un mayordomo que a simple vista le parecio sospechoso, Eagle abre grande los ojos y rapidamente toma su radio — todos rapidamente entren, el asesino se encuentra ya dentro de la mansion — da la orden mientras este corre rapidamente hasta la recamara de la mujer, al entrar se encuentra con Akabane colocandole un visturi cerca del cuello a Violeta, mientras con la otra mano la tiene bien sujeta de las caderas, el asesino sonrie tranquilamente mientras Eagle le apunta a la cabeza con su arma

— Dejala ir, solamente te levantare cargos por irrumpir en propiedad ajena, a lo sumo pasaras un par de dias preso y pagaras una multa — el asesino niega con la cabeza observandolo, este no iba a aceptar la propuesta del albino, Eagle por su parte sabia que Akabane podria esquivar sus balas, pero estaba haciendo tiempo, una vez que todo el equipo estuviera dentro, le seria imposible escapar, ni alguien con su agilidad podria salir inmune de una tormenta de balas, aunque esperaba no tener que matarlo — se que intentas atraer a la bestia guardiana, pero eso solo es un mito — Eagle miente ya que el mismo habia visto algo sospechoso hacia rato, aunque tampoco podia estar seguro de esto, hasta que...

Del suelo sale un enorme lobo de pelaje azul con blanco, parado en dos patas aullando fuertemente y mirando con rabia a Akabane, dandole la espalda a Eagle, esto aprovecha el oficial para comenzar a dispararle en la espalda, las balas apenas se clavan ligeramente en la piel sin causar gran daño, el lobo se gira lanzando un zarpazo que apenas logra esquivar Eagle rodando en el piso — finalmente, ya comenzaba a aburrirme — dice Akabane sonriendo para soltar a la mujer, el lobo entonces se lanza al ataque y Akabane hace lo propio, ambos chocan, Akabane recibe un zarpaso en una pierna, el lobo por su parte termina con varios visturis clavados en su brazo produndiendole dolor, mientras tanto el equipo SWAT llega, todos apuntan al lobo y Akabane — disparen al maldito lobo — ordena Eagle, el lobo al escuchar esto toma a Victoria en sus brazos atravezando la pared cubriendola, escapando de las balas, corriendo velozmente hacia el bosque

— Rapido monton de idiotas, esperan que su mama les de permiso? persigan a ese maldito animal, quiero su piel sobre mi escritorio esta misma noche — ordena Eagle haciendo que todos salgan detras del hibrido, mientras Akabane se encuentra de rodillas vendandose el pie que esta sangrando mucho — te podria meter una bala ahora mismo en el craneo — dice Eagle mirandolo serio — pero no lo haras — dice Akabane sonriendole mientras se acomoda su sombrero y continuando el vendaje — el hombre lobo es mio, la chica no me importa ya — menciona Akabane terminando el vendaje y sale detras del hibrido, Eagle por su parte se queda en el lugar esperando a que este completamente solo — puedes salir ya Elizabeth, ¿olvidas que tienes un rastreador? — menciona el albino dandose vuelta caminando hacia una de las recamaras aledañas abriendo la puerta y observando a la gatita

— No debiste venir esto es muy peligroso, un hibrido salvaje y un asesino muy peligroso estan involucrados en esto... pero aun asi no entenderas... vienes conmigo, asi al menos te tendre vigilada — va por la puerta principal y se montan en su patrulla para seguir a todos. En medio del bosque, el lobo esta junto a Violeta lamiendole el hombro — nadie lastimara a mi hembra, nadie la alejara de mi — menciona refiriendose a Violeta mientras le sigue lamiendo el hombro

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0--0-0-0-0-0-0-0

La joven licantropo comenzaba a masturbar a Slevin, quien disfrutaba de las pequeñas manos de la joven acariciando de esa forma su miembro viril, todo esto mientras escuchaba las palabras de esta — de ahora en adelante nuestra relacion sera mas sexual que antes, mucho mas — comenta el carcelero mientras la observa a los ojos, sin que esta deje de masturbarlo suavemente, se podia notar que no era una experta haciendo esto, pero para ser la primera vez no lo hacia nada mal, puesto que Slevin de verdad estaba sintiendo placer al ser masturbado por ella, en parte por la simple accion de la masturbacion, pero tambien por el hecho de que esta obedecia, eso le gustaba, tener el control de la situacion

La joven para estar mas comoda termina por arrodillarse ante el carcelero, de esa forma lucia mas excitante aquella situacion para Slevin, le gustaba como se veia todo, era tan excitante que pronto su miembro comenzo a segregar liquido preseminal de la punta de su pene — por Joker no te preocupes, no tiene por que molestarse, no le perteneces unicamente a el, tambien a mi — pone enfasis en esta ultima frase para que ella recordara ese punto, no era unicamente de Joker, no debia rendirle cuentas unicamente a el, no debia preocuparse unicamente por el, tambien Slevin era su esposo y por ende debia procurar darle placer, lo cual consigue con la masturbacion que le estaba dando, al ella saborear el liquido, Slevin se excita un poco mas

Para ese momento su excitacion ya era bastante y la masturbacion no cesaba, poco a poco comenzo a llegar hasta un punto donde no habia vuelta atras, por lo que sin avisar, el carcelero comenzo a correrse sobre la cara de Natalia, cubriendo gran parte de su bello rostro con el semen de este, quien se queda apreciandola asi por varios minutos para luego ofrecerle un pañuelo para que se limpiara y entonces la puerta se abre — poco a poco te acostumbraras a estas cosas — menciona Slevin a Natalia sin dejar de observarla — por hoy es suficiente, podemos ya volver a casa — ordena el carcelero mientras la toma de la mano para ayudarla a levantarse

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Lobo seguia muy relajado descansando un poco, cuando en ese momento un globo de agua con jabon le cae encima, al levantar la vista observa a Miranda, quien cuando nota que este la observa sale corriendo, Lobo entonces da un gran salto entrando por la ventana rompiendola, ve como Miranda corre pero enseguida Lobo la alcanza sujetandola del brazo para detenerla mientras la observa — tienes demasiadas ganas de morir, tetona — dice mostrando los colmillo mientras la joven llora desconsoladamente, el czarniano se encontraba bastante molesto — lamento meterme en sus asuntos señor Lobo, pero si lo dejo dañar a la joven Miranda, lo dejaria cometer un error y eso no es posible — dice William apareciendo a un lado de Lobo, quien lo mira bufandole, pero William no se inmuta en lo mas minimo, mantiene su templante

— Ella no fue la autora de esa broma ¿cierto niños? — en ese momento de un rincon salen La y Lo quienes con la cabeza agachada piden disculpas a Lobo, este suelta a Miranda — ire a beber algo — dice Lobo dandole la espalda mientras sube al siguiente piso, los pequeños lo siguen para continuar disculpandose, mientras William observa a Miranda negando con la cabeza — no dejes que los jovenes amos te involucren en sus juegos, si esto hubiera pasado con el amo Vergil, ya estarias muerta — William saca su pañuelo para comenzar a limpiarle el rostro lleno de lagrimas a Miranda — no termines encariñandote con el señor Lobo — comenta serio William mientras termina de limpiarle el rostro

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Vie Dic 15, 2017 9:08 pm

Violeta corrió hacia su habitación tal como le había aconsejado el general Eagle -¿Dónde estás? Debes de huir…- abrió la puerta para entonces sentir un jaloneo y después ser atrapada con algo afilado en su cuello, jadeo ante la situación, permaneciendo quieta mientras levantaba la cabeza, no quería provocarlo, permaneció quieta moviendo los ojos por toda la habitación, suplicando que aquel ser no estuviera ahí. No tardo mucho tiempo cuando apareció el jefe de la policía, el peliblanco ahora apuntaba a su dirección con un arma, completamente llena de pánico, temblaba sin poderlo evitar.

La de cabello morado permaneció muda al escuchar el plan, realmente no venía por ella, quién estaba en peligro era aquel bello ser que había sido torturado por varios experimentos, quién disfrutaba extrañamente de jugar con ella, llamándola su hembra. Por alguna razón que aún desconocía no entendía esa sensación tan extraña de sentirse preocupada.

Libero un grito al escuchar un estruendo, madera rompiéndose en pedazos, astillas volando por los aires para mirar entonces aquel ser que irrumpió en su habitación hacía un mes. Este parecía estar molesto, cuando Eagle le dispara -¡No! Por favor para- grito de repente, asustada, temía que lo lastimaran, entonces el asesino la suelta alejándose del peligro, sentándose en el piso, mirando la escena con temor. El pelinegro y el ser amorfo estaban enfrentándose, se dañaron y la mezclas de sangre por fin habían emergido, todo un equipo de policías especializados entran a su habitación, ella se levanto para ir directamente con el hibrido para protegerlo con su cuerpo si era necesario -¡No, paren! ¡No se atrevan! - más el contrario la tomo con cuidado entre sus garras, protegiéndola mientras escapaban por la pared, ella se aferro a su pelaje sintiendo el helado viento correr por su cuerpo apenas tapado.

Después de todo ese suceso Elizhabet permaneció muda mirando la puerta, temblando, podía oler la esencia de ese hibrido, no era como la de ella o cualquier otro ser que ella conociera. Una vez escucho la voz del peliblanco despertó de sus pensamientos. Levanto la cabeza solo para encontrarse que la puerta se abría y esos ojos helados se fijaron en los de ella.

Permaneció muda durante el camino, no dijo nada que lo molestara, como siempre, era su hobby llevarle la contraria a aquel peliblanco, una vez se subieron al transporte y andaban por el bosque la joven lo observo fijamente -No lo mates… no te pido nada, nunca lo haré pero por favor no lo mates- le jalo ligeramente de la manga – Haré las tareas domesticas por un mes… haré lo que quieras pero no lo hagas – suplico, mirándolo con piedad por unos segundos, entonces simplemente bajo la mirada -es cierto, es tu hobby cazarnos… - murmuro para aprovechar que la ventana estaba abierta y salir de ahí trepando de árbol en árbol.

Victoria había llegado por fin al lugar donde vivía Lolita, al entrar o mejor dicho destruir la puerta se pudo encontrar con nada, no estaba la chica, todos, incluso sus secuaces destruyeron la casa buscando la dichosa información, más sólo había una lap con un video, se trataba de Lolita prometiéndole en destrozarle la vida en pedazos. La morena arrugo el ceño lanzando el aparato al piso, para después salir de ahí.

Lolita ya había desaparecido, llevaba consigo una maleta negra, se había puesto una peluca y pupilentes verdes, incluso se puso maquillaje para verse más morena. Era muy difícil de reconocer, camino tranquilamente llegando al lugar donde se encontraban todos, ella había encontrado el dispositivo insertado en su amiga, era a quién había visto en las cámaras y entendía que era observada por alguien que aún desconocía.

Violeta por su parte sentía la lengua de aquel hombre mitad bestia, estaba asustada, abrazándose con fuerza, con frío -Lobo… te dije que es imposible que sea tu hembra… somos dos especies distintas… por favor entiende…- esperaba que no se pusiera agresivo con ella, puesto que era muy explosivo, nunca le había puesto un dedo encima pero vaya que si la asustaba -Estas todo lastimado… debemos de ir a un refugio- exclamo la de cabello morado derramando lagrimas, no quería que muriera -Allá hay una torre… pidamos refugio- suplico esperando que este aceptara.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Mirada por suerte fue salvada por William quién una vez la ayudo con Lobo este se encargo de secar sus lagrimas, regañándola de nuevas cuentas, ahora por que los niños la metieron en un embrollo, ella no sabía que más hacer. Era cierto que había mejorado bastante, más no era suficiente para vivir ahí.

-Perdoneme señor William- murmuro la elfa sollozando, escuchando las palabras del hombre rubio ¿Cómo se encariñaría de alguien como lobo? Siempre la quería matar -No diga esas cosas señor William…- estaba muy triste, agachaba la cabeza mientras sus lagrimas caían sin poderlo evitar-Iré a hacer mis deberes-musito como niña regañada para salir de la torra y cortar hierbajos, imaginando que todos eran cabezas del extraterrestre.

avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Vie Dic 15, 2017 11:02 pm

Akabane manejaba la patrulla en el bosque con mucha habilidad, claro que ayudaba bastante el que aquella camioneta estuviera blindada y equipada como si fuera un tanque, casi hacia ver que de chocar contra un arbol, este se partiria mientras que el vehiculo seguiria su trayecto reduciendo apenas un poco la velocidad por el impacto, no en vano nunca permitia que alguien ajeno a su persona condujera tal vehiculo, habia sido una inversión muy costosa para del departamente de policia, pero dados sus logros, los altos mandos le habian permitido ese lujo a Eagle, quien ahora conducia a toda velocidad mientras tenia que escuchar las quejas de Elizabeth, bastante justificadas puesto que a quien estaban cazando era un hibrido como ella.

— Esa bestia es peligrosa, si pierde el control asesinara a todos incluyendo a Violeta y para mi mala suerte, el hombre que lo sigue, es especialista en hacer perder el control a otros — pisa mas fuerte el acelerador derrumbando plantas, saltando entre el terreno que naturalmente no se encontraba plano, habia muchos baches, topes, pedazos de ramas y demas cosas por el estilo que se podian encontrar — yo no tengo hobbies, solamente hago mi trabajo, mantener segura esta ciudad y esa bestia es una amenaza — dice serio a Elizabeth, no esperaba que ella lo entendiera, para la gatita solo serian excusas de un simple cazador cualquiera, pero aquel ser distaba mucho de los hibridos que habia conocido antes, este era mas animal que humano — posiblemente esa bestia es la causante de la muerte de los hibridos que han aparecido estos meses — menciona serio mientras usa la radio para ver donde se encuentran los demas de su equipo

Sin embargo estos le contestan que sus vehiculos fueron inmovilizados, que alguien les rebano los neumaticos con una perfeccion quirúrgica, en ese momento Eagle arroja furioso el radio, sabiendo que Akabane nuevamente estaba un paso adelante de el, seguramente se toparia primero con la bestia, pero si esos dos comenzaban una pelea, Violeta sin dudas terminaria herida, por lo que acelera lo mas que puede su camioneta esquivando los arboles y alguno que otro animal.

Mientras tanto un poco mas dentro del bosque, el lobo humanoide seguia lamiendo a Violeta mientras la escuchaba — tu hembra mia, yo elegirte y protegerte, no importa de quien grrrrr — gruñe fuerte mirandola para despues darle una lamida en los labios, esto no era algo comun en los lobos, pero algo habia aprendido mirando la television cuando ella no estaba, lo hacia a escondidas cuando el mayordomo le permitia, mientras lo hacia comienza a olfatear algo o mejor dicho alguien, asi que toma nuevamente a Violeta en sus brazos comenzando a correr velozmente, meintras detras de este Akabane le seguia los pasos, el animal termina por llegar a un claro, no muy lejos de aquella torre y entonces deja suavemente en el piso a Violeta — yo macho alfa proteger a su hembra — en ese momento da un aullido tan potente que hasta las ramas de los arboles se mueven por las ondas sonoras, haciendo que Akabane se detenga en seco y sale de entre los arboles

— Casi rompes mis timpanos — menciona Akabane sonriendo mientras el animal comienza a caminar en circulos al igual que Akabane, quien lanza en el aire su bisturi para luego atraparlo, ambos mirandose fijamente, lobo encorgado mostrando las garras y dientes — yo no sere tan facil de matar como los otros — se baja el sombrero cubriendose los ojos dejando ver solo su sonrisa y rapidamente se lanza hacia el lobo, este hace lo mismo comenzando ambos a chocar con fuerza, las garras contra las armas blancas del asesino, los colmillos contra las dagas de este, fuerza bruta y salvaje, contra velocidad y destreza

Eagle mientras tanto se da cuenta muy tarde de que estaba yendo justo hacia la torre, la adrenalina del momento le habia impedido darse cuenta del trayecto, hasta que no muy lejos se observa imponente la torre, haciendolo frenar en seco colocando su mano frente a Elizabeth para que esta no saliera disparada hacia enfrente, se queda en silencio, pero para su mala suerte escucha un par de helicopteros sobrevolando la zona, eran de su equipo SWAT, enseguida toma la radio del vehiculo ya que el propio lo habia lanzado lejos — abandonen el sitio, repito abandonen el maldito sitio, largo todos — grita fuerte pero en ese momento los helicopteros explotan — ... maldito Akabane — furioso culpando al asesino pisa nuevamente el acelerador, llegando hasta el claro, observando al lobo muy mal herido, lleno de tantos pequeños bisturis clavados en el cuerpo que parecia le estuvieran haciendo acupuntura, se veia demasiado debil y sangraba de todas partes, mientras Akabane tenia algunos zarpazos pero nada tan serio

Eagle se detiene en el auto en medio de ambos, bajandose mientras los observa, pero principalmente enfocandose en Akabane — suficiente Dr. Jackal, te divertiste, ahora esto se acabo, ambos detenganse ahora mismo — apunta con un arma a cada uno, ante esto Akabane recoje su sombrero que se habia caido durante la pelea y lo sacude un poco — cierto, no tiene caso continuar con esto — en ese momento, Eagle nota como Elizabeth esta mirando al lobo, quien pareciera estar apunto de morir, aquella mirada le hace pedir algo que nunca penso — Akabane... la bestia no hizo nada malo, protegia solo a su pareja, un hombre como tu debe saber lo que significa eso, si le salvas la vida, olvidare lo que a pasado esta noche, de lo contrario nadie en esta maldita ciudad olvidara tu rostro —

Akabane sonrie un poco mientras se acerca a Eagle — no necesitas amenazarme, con lo primero que dijiste ya me habias convencido, pero necesito las instalaciones adecuadas, por suerte para ti, esta la torre aqui cerca... ¿tienes miedo? — pregunta Akabane a Eagle, ya que este sabia que la ultima vez que estuvo alli, fue despojado de sus poderes ademas de casi asesinado, pero no iba a permitir quedar como un cobarde y menos frente a Elizabeth, por lo ignorandolo camina hacia la torre. Akabane por su parte camina hacia el lobo observando a Violeta — alto señorita, si le quita mis bisturis, terminara por desangrarse y morir en segundos, esto debe hacerse con cuidado — dicho esto toma en sus brazos al lobo quien se retuerce intentando atacarlo — tranquilo amigo, ¿quieres seguir viviendo para proteger a tu chica cierto? entonces debes cooperar conmigo — sonrie mientras el animal se muestra mas tranquilo observando de reojo a Violeta

Eagle espera en la entrada de la torre, ya que sabe que esta no se abrira para el, hasta que llega Akabane y la torre se abre, este entra mi primero — Akabane Kuroudo, Dr. Jackal... permiso con cuatro invitados — menciona y entonces aparece William frente a este — señor Akabane un placer tenerlo aqui, el amo Vergil no se encuentra en este momento, pero usted es siempre bienvenido, ¿se hara responsable por sus acompañantes? — pregunta tranquilo observandolos, notando especialmente al hijo de Vulture y al lobo que el asesino traia consigo, Akabane responde afirmativamente y entonces todos entran, Akabane lleva a lobo hacia una habitacion completamente blanca, pulcra, parecia una sala de operaciones, recuesta en la camilla a lobo y se comienza desinfectar mientras ayudado por William se coloca el atuendo de cirujano — espero ser de utilidad, la ultima vez que lo asisti para una operacion fue hace mucho — comenta William mientras comienza Akabane con la operacion, al tiempo que por fuera esperan Eagle, Elizabeth y Violeta — hagan lo que hagan, no se muevan de aqui, este sitio es peligroso — advierte Eagle a ambas chicas

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Sáb Dic 16, 2017 7:37 am

Para la mala suerte de Violeta ese asesino los había alcanzado, sus ojos color miel se sobre abrieron al ser encontrados por quién los cazaba, aunque realmente iba por el lobo. Pronto empezaron a enfrentarse, ella retrocedió tropezándose con una piedra cayendo sentada mientras veía a primera fila como lastimaban a esa bella bestia, que, si era bipolar a veces, se había encariñado tanto ella como su mayordomo que era como su padre.

Pronto quién tenía la delantera era el pelinegro, aunque la bestia seguía atacando de igual formo como si no le importara - ¡Basta! ¡Vas a matarlo! - grito con desesperación hasta que un auto se estaciono en medio de ambos, la mujer mayor se arrodillo a un lado de quién procuraba protegerla, acariciando su rostro, verlo así provocaba que sus lágrimas salieran –No te vayas…- le suplico. Era la escena tan conmovedora que Elizhabet no dejaba de verlos, incluso una gota resbalo por su mejilla.

La pelirroja escucho las palabras de quién amaba, sorprendiéndola, incluso la de cabello morado lo observo -¿Salvarlo?- le parecía insólito que quién le había provocado todo eso sería quién lo salvara, además de que sería perdonado por todos los cargos. Más era soportar eso o dejar que muera aquel bello ser. Le acaricio el pelo con la yema de sus dedos, sonriéndole, como queriendo confortarlo. Dejo que se lo llevara el pelinegro con la esperanza que ese necio lobezno este bien y vuelva a su hogar.

Llegaron a una torre, parecía muy bien resguardada, una vez entraron ella ya estaba caminando en círculos como en una sola de espera, cruzando los brazos –Esto... es increíble…- murmuro con molestia –irrumpen en mi casa, atacan a un ser inocente, lo medio matan y ahora el mismo que lo intentó asesinar lo está curando, espero que usted tenga razón General Eagle y de verdad lo salven sino su estilo de vida bajara a ser el hombre que contesta el teléfono- le informo completamente nerviosa, estaba asustada y era algo normal si alguien que quería mucho estaba en peligro.

-Tranquilícese- la voz de Elizhabet hizo que la de ojos dorados la miraran fijamente, no la había observado bien, le quito la gorra dejando ve su cabello rojo vivo, sus ojos gatunos. Tal vez por el miedo antes no lo había notado –Eres…-

-Una hibrida- menciono de pronto, como quién se avergüenza de su procedencia. La de cabello morado le coloca la mano sobre su mejilla de manera muy maternal –Una hermosa gatita- le sonríe. La felina se sonroja, miro entonces a su prometido y bajo la cabeza.

-¿El general Eagle te tiene secuestrada? ¿Te ha lastimado? ¿Ha abusado de ti?- empezó a cuestionar la mayor a la menor. Era normal hacer esas preguntas si ella se encargaba de que ellos tuvieran una vida digna –No te preocupes, ahora estás conmigo y no te hará daño- lo miro con desdén, sabía que si moría todo sería su culpa socialmente.

-Sí, estoy secuestrada, tengo un chip en mi cuerpo- contesto inocentemente con una enorme sonrisa –Pero no me ha lastimado, no ha abusado de mí, él es mi… mi…- no sabía si decirlo le causaría problemas a Eagle, quién dependía demasiado de su categoría social –Bueno… para mi es mi… pareja- jugo con los dedos, empezando a ronronear ligeramente, puesto que se sentía bien.

- ¿Qué significa esto General Eagle? – esta vez lo dijo con una voz muy suave, como quién entiende la situación y no juzgaría. Casi como si se sintiera feliz –Querida, no lo dudes, un hombre como él te ama y la única forma de demostrártela es esta. Siéntete muy afortunada, aunque no estoy de acuerdo con el chip entiendo cómo está la ciudad con ustedes y hasta creo que es necesario, piensa que eres muy bien amada, si él piensa que estas en peligro sabrá donde estas y actuar rápido- le explico haciendo que la menor se sonrojara, al menos ese instante había bajado la tensión - ¿Verdad General Eagle? - menciono con una sonrisa pero en si el ambiente era muy denso, parecía como si fuera una amenaza para que dijera que si.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Dic 17, 2017 3:04 am

Eagle se mantenía tranquilo en aquella sala de espera recargado en la pared mientras mantenía sus brazos cruzados, observando como Violeta no hacia mas que caminar de un lado a otro completamente desesperada, era muy entendible la desesperacion de esta, despues de todo estaba en un sitio que no conocia, con personas que apenas y sabia sus nombres, mientras el hombre que casi asesina a su compañero, ahora es el encargado de salvarle la vida, nada tenia sentido en ese momento, debido a dicha desesperacion, la joven comienza a hacer ciertos comentarios que no le causan ninguna gracia al hombre de cabellos blancos.

— Entiendo su preocupacion, pero amenazar al hombre que salvo su vida y la de su amigo, no servira de nada — comenta serio el oficial, ya que aunque solamente cumplia con su trabajo, gracias a su intervencion al final fue que Akabane opto por ayudar al lobo, de lo contrario el asesino simplemente se hubiera marchado dejando morir a aquel animal en mitad del bosque sin que alguien pudiera ayudarlo, en el peor de los caos habrian intentado entrar a la torre, donde rapidamente hubieran sido destruidos por la seguridad de dicha torre, mismo destino que le hubiera deparado a Eagle de no ser por contar con Akabane, pero preferia omitir mencionar ese detalle

En ese momento antes de que los animos se caldeen, interviene en aquella conversacion Elizabeth para intentar calmar a la joven de cabello morado, mientras hablan rapidamente Violeta saca conclusiones apresuradas de Eagle, negativas claro — siempre es halagador saber que mi reputacion se mantiene, pero mientras ella este conmigo nada malo le pasara — responde con seriedad para luego Elizabeth tambien coincidir con el general en que ambos son pareja, dejando ya asi mas tranquila a la señorita Violeta, quien dejaba ya de ver con desden a Eagle por esos momentos o al menos el general asi lo sentia

Para entonces aparece William frente a ellos — la operacion fue un exito, el doctor les dara mas detalles, mientras tanto les traere algo de beber, te para la señorita, chocolate caliente para la joven y cafe para el señor Eagle — menciona William desapareciendo enseguida, para ese momento sale de la sala de operaciones Akabane quitandose los guantes y el cubre bocas, tomando su sombrero que habia dejado en la sala de espera, se acerca a ellos como un verdadero doctor — modestia aparte, hice un gran trabajo, sobrevivira pero... su anatomia es muy particular, es un hibrido creado por una persona, no por la naturaleza, si buscan una opinion personal, alguien esta "fabricando" hibridos — Eagle se queda en silencio unos momentos, pero se acerca a Akabane observandolo serio — tu sabes quien esta detras de esto —

Ante aquel cuestionamiento, Akabane solo sonrie bajando el sombrero cubriendo sus ojos — ya te di una pista, tu has el resto — para entonces aparece William con una charola en la cual trae consigo las bebidas, entregandole la correspondiente a cada uno, Eagle toma su taza de cafe dandole un sorbo — deberiamos largarnos de aqui ahora mismo — Akabane entonces niega con la cabeza — el lobo esta delicado, denle un par de horas para que pueda moverse sin correr riesgos, se lo que te preocupa Eagle pero descuida, no me ire hasta que mi paciente sea dado de alta — sonrie mientras observa a Violeta — puedes pasar a verlo, tiene analgesicos pero esta ligeramente consiente —

El lobo observa aun recostado en la mesa de operaciones a Violeta — lobo protegio a su hembra — dice en tono debil y cansado, pero al menos ya se encontraba fuera de peligro, mientras tanto por fuera, se podia notar la incomodidad de Eagle, no queria que en esos momentos llegara Vergil o toparse con el angel, no le traia buenos recuerdos ese sitio, al final de cuentas fue donde perdio sus poderes o mejor dicho se los arrebataron, pero trataba de verse lo mas calmado posible para no preocupar a Elizabeth, a la cual acaricia suavemente para luego rodearla con su brazo

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Dom Dic 17, 2017 11:14 am

De repente un peso se le cayó de encima, aliviando su alma, así lo sintió, el mayordomo extraño apareció frente a ellos, informando que todo había salido bien, abrazo a Elizhabet con fuerza, como si necesitara ayuda para mantenerse de pie, la pelirroja por su parte no exactamente fuerte así que miro a Eagle para que la ayudara a sostenerla, ella era más pequeña era normal que no pudiera con ello.

El mismo hombre se marcho para darles las bebidas que a cada uno le gustaban, Elizhabet estaba muy impresionada, admirando el lugar, le daba mucha curiosidad explorarlo, pero el peliblanco jamás la dejaría.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Lolita por su parte estaba disfrazada, tenía un perfume diferente, el cabello tan corto que llegaba a su mentón dejando al descubierto su cuello, estaba más bronceada, sus ojos de color violetas, perfilo su rostro de otra manera para verse completamente distinta, de hecho, si alguien la viese no la podían reconocer. Se pinto los labios morados, vestía con pantalón de mezclilla roto con medias de red debajo, guantes negros de cuero, una blusa de tirantes negra rota que podían ver sus pechos, una chaqueta de mezclilla y encima un enorme suéter aguado con capucha, hacía frío. Decoro su rostro con varios percing, algunos en su nariz, miles en sus orejas, otro en el labio, no eran reales pero si parecían. Mientras seguía arrastrando su mochila. Llego a la entrada, encontrándose con la elfa quién arracanba hierbajos aun muy triste.

La morena real volteo a ver a la extraña que era morena ¿falsa?, la elfa se levanto para detenerla -No des un paso mas, vas a morir- advirtió para acercarse -Miranda ¿Cómo has estado?- la de ojos rojos se quedo sorprendida, la contraria sabía quién era -Sigues igual de boluda- el comentario le recordó a lobo.

-¿Señor lobo se convirtió en mujer?- pregunto impresionada admirándola fijamente, algo que dejo a Lolita sentirse un poco ofendida.

-No te pases, joder, soy Lolita tonta- se quito uno de sus pupilentes dejando ver su ojo dorado, impresionando nuevamente a la peliblanco, quién se quedo con la boca abierta. Una vez más, la disfrazada se coloco el pupilente como si nada, tenía mucha práctica.

-¿Viene por su prometido? ¿Quiero que la anuncie? - pregunto la elfa muy emocionada, más la de ahora pelo verde la tomo del hombro evitándolo.

-¡No estamos comprometidos! No, quiero ingresar con la señorita Violeta, no quiero que Akabane me reconozca, quiero que me ayudes a que no se me acerque- los ojos rojos de la morena se quedaron fijos, recordaba que eran muy unidos y se sentía triste al saber que se habían separado. Estaba a punto de llorar -No llores, no es tu asunto, más te pido que me ayudes, miles de hibridos… como nosotras dependen de ello- la mujer de grandes pechos asintió, recordando su vida, la de su hijo, la de sus compañeros, no pudo decir más, entonces entraron a la mansión, incluso le preparo una habitación, donde la de cabello verde empezó a acomodar todas sus laptops, que al no estar conectadas a la red no podían ser detectadas.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Al mismo tiempo, con el general, la gatita y la mujer de negocios.

Apareció el hombre del sombrero, la mujer de negocios no sabía si agradecerle o no, era quién casi lo mataba, una buena acción no perdona a otra mala. Entonces la noticia de que ese ser realmente era un experimento genético, de las miles de formas que él sufrió, siendo excluido, estudiado, puesto a prueba de miles de formas quién sabe para qué. Se tapo la cara cuando lo supo y sus lagrimas casi cayeron si no fuera por que otra vez el asesino no dijo nada.

-¿Qué tipo de bestia es usted? Viene a mi hogar a amenazarme pero realmente solo vino a pelear contra un ser que apenas si sabe de él hace un mes. Que no sabe de su pasado, ni quién es, ni siquiera tiene nombre, ahora resulta que fue un experimento, debilitado por prueba y prueba. Atacando a alguien que solo intenta sobrevivir ¡Mínimo danos la información para evitar que sigan castigando así a estos seres! Miles de ellos han sido usados para las cosas más abominables que tal vez usted conozca ya que juega a ser dios- estaba muy enojada, pero Elizhabet la abrazo por detrás evitando que se acercara al asesino.

-Señorita Violeta si usted muere, nosotros los hibridos no tenemos esperanza… calmese- suplico la pelirroja, la de ojos dorados volvió la vista al asesino, mordiéndose el labio inferior con molestia, tenía razón la gatita.

-Sólo le haré pensar que para llegar a este punto, ellos tuvieron que hacer experimentos tanto con humanos como con híbridos, cualquier ser que tiene un problema físico lo categorizan de hibrido, así que si tiene algo de humanidad, solo imagínese a un familiar siendo usado para ello-dicho esto camina a su lado para ir con el ser quién intento salvarla, incluso a cambio de su propia vida, al verlo se acerco elegantemente para acariciar su pelaje. Sus lagrimas cayeron al verlo tan delicado, arrodillándose a su lado -Shh… descansa, descansa… luego hablamos- se quedó ahí con él mirándolo fijamente, acariciándolo debajo del mentón como a los gatos, ella no podía decirle que era su hembra, no lo era.

Miranda caminaba hacía los hombres y la gatita, para inclinarse con majestuosidad, aunque lo único que podías ver en ella eran sus enormes pechos. Detrás estaba Lolita disfrazada, mirando con ferocidad a los contrarios. Mascando chicle, más Elizhabet al verla se movió rápidamente abrazándola con fuerza.

-¿Estás bien? Hacía tanto tiempo que no te veía- Lolita se había sorprendido de sobremanera, no pensó jamás verla ahí pero también la abrazó con fuerza pegando su boca a su oído

-Llamame B- era como una suplica. La contraría parecida confundida, más ambas voltearon a ver al asesino, entonces asintió con la cabeza

-B… ¿Qué haces aquí? Pensabamos que estabas muerta- la de pelo ahora verde la miro a los ojos. Era normal que la hibrido la reconociera por su aroma, es lo único que podía cambiar.

-Fui secuestrada, ahora solo investigo sobre los experimentos y miles de cosas que ha hecho una compañía en particular, pero quiero hablar con la señorita Violeta- la de cabello rojo se quedo sorprendida, derramando lagrimas y la abrazo como si quisiera confortarla.

-No pude cuidarte…- la de cabello verde no pudo con eso y derramo lagrimas igual dejando que la más maternal del grupo ocultara su rostro -La señorita Violeta esta con un ser que es muy diferente a nosotros, parece ser que es un experimento- la de ojos morados se empezó a secar las lagrimas, esperando que el maquillaje no se corriera.

-Una vez pueda, que vaya a mi habitación asignada por la señorita Miranda- diciendo esto miro al asesino, para desviar la mirada, según Lolita él estaba a favor sea pagado o no por la morena, entre la lealtad a ella y a la morena prefirió a Victoria, por lo cual ya no confiaba en él. La peliblanca corrió buscando a William para avisarle que no le llamara a Lolita por su nombre, si no por B.

Elizhabet volteo a ver a su amante para abrazarlo del cuello y entrelazar sus piernas en su cintura para lamer su mejilla una y otra vez -Gracias por no matarlo, gracias, gracias- dicho esto restregaba su cara en la misma -Sé que es tu trabajo, pero esto lo hiciste por mi ¿verdad? Por qué sabes que es importante para mí ¿verdad?- se colgó un poco para verlo a los ojos para entonces lamer sus labios -Incluso por ti encontré a B…- aun se le hacía raro llamarla así pero no le importaba, seguro era por su seguridad, ella no tenía un general como Eagle quién la cuidara -Y conocí a mi Idolo, la señorita Violeta y tal vez incluso rompamos una de las tratas de hibridos y humanos- emocionada lo abrazada recargando su mejilla en su hombro -Eres el mejor general de este planeta- suspiro mirando fijamente un punto -Y tal vez encontremos a Nazz, Melany, Celeste y a Eve- esa historia de perder a casi todos por medio de una subasta la había destrozado, más Eagle nunca la dejo triste esperando por su pena, siempre intento animarla, demostrándole que no dejaría que siguiera pasando algo así, más lo que él podía hacer es poco en contra, más que nada por falta de pruebas y la discriminación de la humanidad. Aunque seguramente aún se divertía haciendo sufrir a híbridos tanto como a humanos que hacían mal.

Por su parte Miranda solo admiraba el cielo nuevamente para arrancar hierbajos, eso le desestresaba y olvido vigilar que Akabane no debía de acercarse a B.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Lun Dic 18, 2017 12:07 am

Akabane sonrie tranquilo mientras Violeta lo ataca con sus palabras, el asesino escucha todas ellas sin inmutarse en lo mas minimo, no era la primera vez que lo llamaban de esa forma, los insultos no producian ningun sentimiento en el asesino, por lo que permite que aquella mujer se desahoge si asi lo necesita, no habia de que preocuparse, Akabane no responderia a esas palabras con golpes, mucho menos la asesinaria, al menos no por encararlo — me gustan los juegos, cuando son dificiles y ser Dios, es demasiado simple para mi gusto — responde tranquilo mientras desecha los guantes que habia usado en la cirujia para luego colocarse sus propios guantes blancos que usaba la mayor parte del tiempo

Violeta seguia muy molesta, desatando su rabia al menos en palabras contra Akabane, implorando a su humanidad, algo de lo que el asesino se habia desecho hacia ya muchos años, por lo que sus palabras no hacian eco en el, las escuchaba pero no las tomaba en cuenta, sin embargo aquello ultimo que dijo, referente al familia, si logro atraer su atencion, no por lo de familia, si no por el hecho de que el conocia muy de cerca a alguien categorizada como hibrido, su prometida Lolita, sin embargo Akabane se encargaba de cuidarla siempre, el no era un heroe ni pretendia serlo, no le importaba la vida de otras personas mas que de su pequeña novia, el mundo podria arder en llamas y mientras Lolita estuviera bien, no le importaria causar un genocidio — lo lamento, pero no traicionare la confidencialidad de mi cliente —

Eagle pone especial atencion en lo dicho por Akabane, la persona que lo contrato debia ser la misma que detras de aquellos experimentos asi como los homicidios, aunque en ese momento su deduccion fue interrumpida por una nueva visitante, una extraña chica morena recien entraba, aunque no era extraña para Elizabeth quien la atrapa abrazandola muy feliz, parecian ser viejas conocidas desde mucho antes, tenian bastante tiempo que no se veian, el general decidio no interrumpirlas en ese momento, despues de todo parecia ser solo una chica comun, ademas si podia ingresar a la torre significaba que no seria una enemiga

Akabane nota la mirada de la joven y este inclina un poco el sombrero a manera de saluda mientras le sonrie, notando algo vagamente familiar en ella, pero decide ignorar este hecho para sentarse en los banquillos de la sala de espera, quitandose la gabardina dejandola caer al piso, la herida de su costado comenzaba a sangrar mas, no se habia atendido a si mismo por ayudar al lobo, por suerte en ese momento aparece William con vendas, alcohol, gasas y demas material de curacion. En ese mismo sitio Akabane comienza a curarse la herida el mismo, no necesitaba pero sobretodo no queria ser ayudado en esa tarea, nunca permitia que alguien mas tratara sus heridas, siempre preferia hacerlo el mismo

William entonces es abordado por Miranda quien le pide ir a un lugar alejado para hablar, en dicho sitio esta le comenta de Lolita y ser llamada B — no tengo problema con eso, pero si el señor Akabane no sabe de su ingreso, quiero decir que no a sido invitada correctamente a la torre por el, sabes bien el protocolo, el amo Vergil podria molestarse contigo por tomarse la confianza de invitarla a entrar — el mayordomo reprende a Miranda, pero mas que nada por su bien, aquel viejo rubio de bigote peculiar solo se preocupaba por Miranda, no queria que fuera a pasar algun mal rato por los errores que cometia con frecuencia, despues de eso William regreso donde Akabane para ver si tenia todo lo que necesitaba, dejando sola a Miranda para que continuara con sus tareas

Eagle es abrazado repentinamente por la gatita, pero este felizmente corresponde al abrazo tomandola entre sus brazos, dejandose consentir — tu eres lo unico mas importante que mi trabajo, pero habra problemas si vuelvo con las manos vacias, muchos vieron a esa bestia, en especial como se llevaba a la señorita Violeta — comenta preocupado pero dejandose consentir por su gatita, quien lo llenaba de elogios, llegandose a sonrojar muy ligeramente, casi imperceptible por lo que le sonrie suavemente — tengo una idea, tomare una foto de la bestia en ese estado, dire a los medios que lo asesine por secuestrar a la señorita Violeta, el asesino era la bestia, de esa forma nadie volvera a intentar dar con la bestia para darle caza y al mismo tiempo no acasaran a la señorita Violeta, de paso tambien... de cierta forma justificare todo el gasto del departamento asi como la muerte de algunos de mis hombres — esto ultimo lo dice serio, ya que aunque no era la primera vez que algunos de ellos morian, siempre era una sensacion desagradable para este, puesto que se responsabilizaba — todo estara bien mi gatita — dicho esto le da un suave beso en los labios aun cargandola

Akabane habia terminado de tratarse, se habia tomado antibioticos fuertes y William le habia proporcionado un baston ya que por la herida era mejor no forzarse al caminar, luego de esto se dirije hasta la habitacion que suele prepararle, pero antes de que William le comentara algo, escucha el rugir de una motocicleta afuera, por lo que desaparece dejando a Akabane ir hasta la recamara, al entrar observa a la chica morena, Miranda le habia dado por error la recamara que solian preparar para Akabane, quien algo cansado por los medicamentos, la batalla y perdida de sangre, se limita a sonreirle para luego sentarse en el piso recargado en una esquina

— Dame un segundo y buscare otra recamara — dice sonriendole mientras se quita el sombrero dejandolo en el piso, observando que dentro del sombrero se encontraba un peluche de panda con un corte en el estomago — rayos... se daño, en el segundo cajon de enmedio debe de haber aguja e hilo blanco, lanzamelos por favor — al ser aquella normalmente su habitacion, solia tener cosas que el usaba, como hilo y agujas para tejer o remendar algo roto — era un regalo para mi prometida, sabes a ella le gustan mucho los pandas, este es muy especial, no me lo querian vender por que decian que estaba defectuoso, le faltaba un ojo, pero eso lo hizo destacar de los cientos de peluches identicos que habia — saca una pequeña esfera de oro de su bolsillo para colocarla en el hueco del panda — te cuento todo esto por que te pareces un poco a ella, te caeria bien, es una niña llena de energia, por ella vale la pena vivir un dia mas — menciona sonriendole

Por otro lado aquella motocicleta es de Lobo quien llega aunque sin Vergil, notablemente tomado aunque no demasiado, va hasta el jardin donde observa a Miranda — oye tetona, muero de hambre, ve a prepararme algo de comer, carne, que sea mucha carne, mata a una maldita vaca si es necesario — comienza a beberse el resto de la botella para despues romperla entre sus manos, clavandose los cristales sin mostrar mueca alguna de dolor, en ese momento comienza a olfatear algo — que demonios hace tanta gente en la torre, quien carajos se atrevio a hacer una fiesta sin invitarme — dice gruñendo ya que al ser tantas personas las que nota en el interior, solo supone que hacian una fiesta aprovechando que no estaba Vergil

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Lun Dic 18, 2017 1:18 pm

La pelirroja se acurruco en su pecho, para después bajarse e ir donde se encontraba Violeta, quién veía dormir a aquel ser que siempre le decía que era su hembra.

Aun sin siquiera soltar la mano de su amante, la gatita se aproxima mirando la tranquilidad en el semblante de aquella mujer que velaba por los derechos de los hibridos, parecía que como aquella bestia ya estaba estable, se encontraba tranquila.

-Señorita Violeta- menciono tímidamente la felina, llamando la atención de la de cabello morado, quién al verlos sonrio de manera familiar.

-Dime pequeña- se acerco lentamente con los brazos cruzados.

-Tengo una amiga… se llama Lo… digo B, ella dice tener la información que parece usted busca- los ojos dorados miraron entonces al general, observándolo fijamente, como quién intenta contagiarle una idea por medio de osmosis.

-Señor Eagle, sé que no nos hemos llevado mucho, incluso que mi interferencia política le ha afectado a cierto punto, más no puedo hacer todo esto sola- mencino para tomar del hombro a la Elizhabet quien miro también a su amado con rostro piadoso.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Dentro del cuarto, Lolita estaba tecleando en su computadora, hasta que entro Akabane, casi se le paro el corazón al notarlo, no sabía si la había reconocido. Aunque al parecer no puesto que dijo que iría a otra habitación. Lo cual si supiera que era ella seguro se abalanzaría a su dirección. No es que le molestaba, al contrario, sabía que tenían una excelente química sexual. No dijo nada, más que nada para que no reconociera su voz, sólo asentía con la cabeza.

Le pidió hilo y aguja, ella se lo paso con normalidad, aunque realmente estaba nerviosa, sus manos temblaban, no sabía qué hacer. Cada palabra que le decía la sonrojaban y agradecía que el maquillaje tapara esa rojiza sensación. No sabía qué más decir, moría por abrazarlo y llevarse el peluche. Amaba a los pandas.

Soy la maestra del disfraz” pensó con cierto orgullo, pero ya estando tan cerca de él solo pensaba en cómo hacerle para poder ponerse encima, besarlo hasta llevarlo a la locura “Joder… quiero tocarlo” sacudió ligeramente su cabeza y siguió con su trabajo, buscando varios archivos. Había pasado el archivo con su nombre, su verdadero nombre, con una fotografía cuando era niña. Volvió a cambiarlo rápidamente para que el contrario no lo notara. Para su fortuna se abrió la puerta y ya estaban ahí todos, al menos los tres.

-Me dijeron que tienes información sobre el cliente de este…- menciono Violeta caminando hasta la joven morena falsa, quién asintió para levantarse y mostrarle los documentos. Entonces se rasco un poco su parpado, el pupilente morado le molestaba.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Aparece lobo nuevamente, la morena muestra una mueca de fastidio, lo ignoro cuando le pidió de comer –Vaya con la cocinera y pídale lo que quiera, tengo cosas que hacer- respondió de mala gana, siguiendo arrancando hierbajo, tras hierbajo, ya casi acababa.

Volvió a hablar, entonces la elfa se levantó para sacudirse las manos, tomar su canasta con hierbajos y caminar frente de él –No es una fiesta, llego el señor Akabane con invitados, no creo que usted sea invitado- intento mantener el mismo tono que William más una vez estaba un poco más alejada -¿Quién lo quiere después de todo? No tiene perro que le ladre, ni mujer que lo quiera o lo satisfaga... un solteron- murmuro muy bajito para si misma, riéndose de su propio comentario. Adentrándose hasta el desván, puesto que ahí usaba los hierbajos para hacer abono especial.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Mar Dic 19, 2017 3:26 am

Eagle se encontraba aun junto a su hermosa novia, este tratando de descubrir todo el misterio que enmarañaba ese asunto de los experimentos asi como los asesinatos, no obstante esta parecia tener una mejor idea de el, acerca de lo que estaba ocurriendo, asi tal cual lo hace ver cuando llama a Violeta para luego hablarle de la tal B — tenemos metodos distintos, pero al final ambos queremos lo mismo señorita, que exista orden en esta ciudad — comenta el general cuando escucha a la joven de cabello violeta hablar, al tiempo que tambien mira a su joven novia, a la cual le acaricia suavemente la mejilla — si la informacion resulta util, estoy dispuesto a poner mis recursos para dar con esa persona y enfrentarla ante la ley — contesta el general observando a ambas mujeres.

Mientras estos se encaminan hasta la habitacion donde Lolita se encontraba junto con Akabane, este se mantenia tranquilo terminando la cirujia hacia el panda, al terminarlo lo muestra orgulloso a B — ¿que te parece chica rara? la cicatriz apenas se nota y el ojo dorado queda muy bien, espero le guste — le dice sonriendo mientras la observa trabajando con mucha atencion en su computadora, claro que desde el sitio donde se encontraba Akabane, le era imposible ver la pantalla, solamente miraba como aquella joven tecleaba muy rapido asi como usaba los demas dispositivos, eso le recordaba aun mas a Lolita, se preguntaba que estaria haciendo en esos momentos, solo esperaba que no metiendose en algun problema — creo que tu y Lolita, mi prometida, se llevarian bien, a ella tambien le gustan esas cosas tecnologicas de la computadora — menciona sonriendo minetras guarda muy bien aquel panda para que nada malo le pueda volver a ocurrir

En ese momento son interrumpidos por Eagle, Violeta y Elizabeth, quienes entran en la habitacion pidiendo informacion a B, esta les muestra los datos, los mismo que Akabane tambien observa, este usando su baston se pone de pie recargandose en la pared — no sera un trabajo facil, perderas a muchos de tus hombres, Eagle, Victoria tiene mas recursos que tu, ademas si ella esta creando estas bestias, ten por seguro que tiene mas — se inclina un poco tomando su sombrero para colocarselo — no es asunto tuyo Akabane, no intentes proteger a tu jefa con esas cosas, no me das miedo — el asesino sonriendo entonces le da un par de palmadas en el hombro a Eagle — mi trabajo termino, en mi contrato digo que esto dura hasta que sea divertido para mi y dejo de serlo cuando acabo la lucha, en lo que a mi respecta, ya no trabajo para ella —

Akabane se sacude las manos haciendo enfasis a lo que decia — si te digo esto es solo por que no me gustaria ver como asesinan al hijo de uno de mis amigos, tu ya no tienes poderes "principe del hielo", solo eres un humano ordinario — a pesar de las palabras, Akabane no lo decia en tono despectivo, pero aun asi Eagle no podia evitar sentirse molesto por esto, pero mas molestia le daba el que el asesino tuviera razon, sin sus poderes dificilmente podria hacer algo contra una bestia parecida al lobo — necesitas tener un plan, se que lo tendras, pero hacen falta hombres especiales para eso, Violeta, usted tiene el dinero necesario ya que ellos no trabajaran gratis — en ese momento Akabane le pasa una tarjeta a Eagle con un numero nada mas

Mientras tanto Lobo escuchaba a las afueras las cosas que Miranda le decia, este muy molesto decide seguirla hasta el desban — deberia matarte ahora mismo, sigues olvidando cual es tu lugar, aunque eres muy buena en el sexo oral — comenta el alienigena recordando aquella noche en que ambos habian compartido aquella posicion sexual — quizas no lo recuerdes, hasta donde se tu pensabas que era todo un sueño — dice serio mientras coloca su mano en la entrepierna

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Miér Dic 20, 2017 11:24 am

Akabane le había enseñado el panda, recién había sido reparado, ella lo admiro muy seria, aunque por dentro se moría por ir con el amor de su vida, ayudarlo a acostarlo en la cama, tomar el peluche, besarlo y recostarse a su lado para platicar como normalmente lo hacían. Ansiaba tocarlo. Sin embargo, se quedó ahí mirando fijamente, al contrario. Volviendo a su trabajo no pasaron ni 5 segundos cuando ya había hablado, escuchando su frase la hizo poner nerviosa y solo tecleo con más rapidez “Cabrón, pendejo, que no soy tu prometida, no vayas por el mundo diciendo eso” se puso cada vez más roja.

Ya todos estando ahí observaron los archivos, uno tras otro, apareció uno que la pelirroja interrumpió a Violeta, era la foto de Lolita cuando era niña, su semblante era otro, el color de su ojo realmente era blanco y abrazaba a un panda con fuerza mientras parecía estuviera llorando. Lolita se alejó de la computadora para sentarse en la cama, no quería saber de ese drama, destetaba que supieran de su pasado.

-¡Esos hijos de puta!- grito de repente la pelirroja, dejando sin cuidado a la joven disfrazada quién solo observaba a Akabane levantarse con su bastón, informando su propuesta, lo cual la hacía mirarlo con cierto desdén “Men, regresa a nuestro home y verás que tu girlfriend ya no se encuentra”. Volvió la vista al peliblanco, todos lo hicieron. Elizhabet no sabía de qué estaban hablando, dio un paso al frente con un poco de duda, pero entonces se encontró frente a frente con Akabane.

-¿Qué quiere decir respecto a eso?- pregunto con total curiosidad, como todo una gatita -¿Poderes?- pregunto la pelirroja colocando un dedo sobre su mentón, ladeando el rostro, había información que no sabía de él –¿El anciano tenía poderes y por envejecer volaron? ¿Lo bajaron de puesto? ¿Antes era político? ¿Si llegaste a contestar teléfonos? - Lolita se tapó la boca para no reírse a carcajadas, de hecho, estaba riéndose, pero siendo menos escandalosa.  

Violeta por su parte estaba confundida, no parecía ser el momento de reírse. Por lo que solo tomo la tarjeta –No quiero que maten a los híbridos Señor Akabane, quiero que los encierren para posteriormente adaptarlos a la sociedad- respondió con decisión –A mí no me dirán que no se puede, conozco a un lobo que se ha adaptado bastante bien a la vida cotidiana. Solo necesita más educación, antes con trabajo decía una sola palabra- respondió segura de sí misma, inflando el pecho con orgullo, para después admirar a la morena que parecía estarse ahogando. Pero entonces de un segundo a otro se tranquilizó. Asintió con la cabeza para darle una memoria USB, tenía ya 5. Le dio otra a Eagle, se quedó con una, y las dos más las dejo en el cajón. Empezó a desconectar las computadoras y guardarlas. Tomo suavemente del brazo al asesino guiándolo a la cama para después tomar su maleta de ruedas y salir de la habitación.

-¿A dónde crees que vas?- pregunto la pelirroja de inmediato. La contraria solo la miro a los ojos confundida –No tienes donde ir ¿Verdad? - Lolita realmente agacho la cabeza, sabiendo que era verdad, con un aire muy pesado.

-Ven conmigo B- menciono la magnate extendiendo su mano –Me serviría en mi compañía o en la policía también tus habilidades, no puedo dejar que tu vivas en la calle, en mi casa hay mucho lugar- la de cabello verde volteo a ver a Akabane con cierto deje de tristeza, para entonces asintió –Listo, una vez que el lobito despierte, regresamos a mi hogar- la contrario asintió para volver la vista al asesino.

Se abrió de nuevo la puerta y apareció sin más Etoile, quién parecía estar buscando a alguien, su mirada inocente, su pequeño cuerpo, sus pies descalzos con su atuendo que normalmente siempre llevaba como ángel la hacían ver de lo más angelical. Sus ojos rojizos miraron a todos para entonces reconocer a unos cuantos o más bien a Akabane. Sonrió dulcemente –Señor Akabane, las sombras se encuentran en los lugares que menos nos imaginamos- sonrió armoniosamente inclinándose ante todos con elegancia y suavidad.

Elizhabet al verla se quedó prendada, ella se acercó lentamente al ángel, era algo que no podía controlar, Lolita por su parte, como no era un hibrido en si no lo entendía. Los híbridos eran seres espirituales que les atraía la energía, en su caso, Etoile al ser un ángel su energía era bien recibida, incluso era buscada por ellos, puesto que buscaban paz, la paz que se les había arrebatado cuando las dimensiones se unieron.

Más sin embargo el ángel solo sonreía amablemente, admirando a los demás, los cuales saludo con un suave movimiento de cabeza.

-Señor William por favor asegúrese que haya suficientes lugares en la mesa para mis invitados, deben estar exhaustos- sonrió dulcemente, ella había ido anteriormente donde se encontraba el hombre lobo curando todas sus heridas en un segundo, desvaneciendo las puntadas, no lo pudo evitar, sentía que alguien estaba herido, ella los curaba y más si su corazón era tan puro como el de esa bestia –Espero tenga apetito señor Akabane, desearía que la señorita Lolita estuviera aquí ¿Gusta que William vaya por ella?– pregunto el ángel mirando con emoción al mayordomo, puesto que eso significaría que podría salir con él, aunque era mucho más rápido si iba solo. Entonces toco suavemente al pelinegro del brazo, solo fue un ligero piquete, nada doloroso y su cuerpo poco a poco empezó a cambiar –Lo siento, más su batalla requiere que los músculos estén unidos y la sangre fluya correctamente- Violeta permanecía muda, no entendía nada de lo que había pasado, ella solo bajo la mirada al piso.

Tomaré el número y consultare con el General Eagle, le daré tiempo para explicarle a su prometida todo lo que estaba pasando, general. Mientras esto se organiza voy a ir con… con el ser que dejo usted casi mata, señor Akabane- dijo con cierto desdén para regresar a la habitación donde estaba el lobo, dicho cuarto se encontraba muy oscuro.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Ella estaba moliendo con una piedra las plantas, cuando escucho la puerta cerrarse y estaba con Lobo encerrada en un lugar aislado de todos, se levantó muy torpemente rompiendo todo lo que se encontraba. Su rostro pronto mostro miedo, estaba segura que no pudo haberlo oído ese ser, estaba muy lejos para que la escuchara.

- ¿Sexo oral? - murmuro nerviosa retrocediendo lentamente, sin entenderlo del todo. Entonces simplemente se mostró molesta - ¡Qué cosas dices! Usted siempre rompiendo todas las reglas, siempre extralimitándose ¡Jamás paso eso! ¡Mentiroso! – exclamo cerrando los ojos, temblorosa, más si recordaba la sensación de algo caliente dentro de su vagina, algo que realmente era placentero y no doloroso. También el sabor a hombre en su boca.

Se tapó la boca por un momento mientras lo miraba con asombro, negando con su cabeza. Las marcas en sus piernas, en sus senos. Se puso cada vez más roja hasta que cayó de un sentón. Su cuerpo sin querer había vuelto a reaccionar, eso no solía suceder, normalmente no le gustaba tener relaciones más ese día fue todo lo contrario.

- ¡Me estas sugestionando! Si fuese así no hubiera podido caminar por 3 días y seguiría doliéndome hasta hoy – levanto la voz mientras temblaba.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Jue Dic 21, 2017 3:02 am

Akabane es encarado en ese momento por la joven hibrida de cabello rojizo, referente a lo concerniente con su pareja, el general Eagle, cuando esta comienza a hacer todas esas preguntas, el asesino, a diferencia de B, decide no contener la risa, comenzando a reirse un poco por lo confundida que parecia estar la chica, ademas de que de cierto modo le parecia tierna, por lo que no era una risa burlandose de ella, si no mas bien de la situacion, eso aunado al hecho de decirle anciano a Eagle, al cual suponia le decia asi por el color de su cabello, ya que fuera de esa razon no encontraba otra por la cual dijera eso, aunque tampoco es como si el general fuera un quinceañero, ya era un hombre adulto

— El general solia tener poderes, era un hechicero enfocado en el elemento hielo, hasta que un dia pues... digamos que hizo enojar a la persona incorrecta y esta le arrebato los poderes — menciona sonriendo el asesino, mientras Eagle solo hace una mueca de disgusto al escuchar eso, aunque tenia razon, fue a causa de Natalia que Vergil le habia arrebatado los poderes, ahora solo dependia de la gota de sangre de un angel, pero la persona que se lo habia prometido, aun no tenia noticias del mercenario al que habia mandado para hacer el trabajo, esto tenia impaciente al general, ya que ademas se sentia sumamente incomodo al estar en ese sitio, pero preocupado tambien por lo que pasaria cuando Vergil volviera, puesto que dudaba mucho al demonio le pareciera grato encontrarselo dentro de su torre luego de haberlo expulsado de esta

Akabane es interceptado ahora por Violeta, quien explica a esta su intencion para los hibridos de adaptarlos a la sociedad — por el dinero correcto, estos tipos pueden capturarlos limpiamente, son eficaces, ademas se que el general Eagle sabra controlarlos — responde muy tranquilo sonriendo, en ese momento es guiado por B hasta la cama como si se tratara de un anciano, al estar tan cerca de ella, solo le sonrie sutilmente para luego acomodarse mejor en la cama, sin llegar a acostarse, unicamente sentandose en el borde de esta mientras observa a los demas.

Akabane iba a decir algo cuando se le ofrecio a B el irse a vivir con Violeta, pero en ese momento hizo su ingreso a la habitacion Etoile, quien saluda al asesino, el cual se quita el sombrero dejandolo en la cama — es un placer volver a verla señorita Etoile — pronuncia de forma amable mientras esta comienza a interactuar un poco con el resto de las personas ubicadas dentro de la habitacion. Al escuchar la pregunta del angel, el asesino simplemente niega con la cabeza — no se preocupe señorita Etoile, Lolita esta en camino ya — sonrie mientras el angel se acerca a el curandolo enseguida, asi que el asesino deja el baston a un lado para ponerse de pie caminando hacia B — joven B, espero asista a mi boda con Lolita, aun no tenemos fecha, pero estan todos invitados — menciona sonriente mientras le acaricia la cabeza a B como si de una niña pequeña se tratara

William asiente ante la peticion de Etoile respecto a la comida, por lo que desaparece para aparecer en la cocina, comenzando a encargarse de que todo estuviera listo sin demoras, quien tambien se despide es Violeta para ir con el lobo, dejando a Eagle con la tarea de explicar mas a fondo los detalles a su novia — intentare explicarme... mi padre es la reencarnacion del rey dragon, un ser mitologico ancestral, es por eso que mis hermanos y yo, nacimos con poderes, cada uno especializado en un elemento en particular, yo solia tener el poder de manejar el hielo a mi antojo — hace una pequeña pausa — pero termine siendo engañado para torturar a unos seres inocentes, mi castigo fue humillacion, dolor y perdida de mis poderes — suspira pesadamente pero le acaricia la mejilla a su novia mirandola

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

El lobo ya recuperado habia destrozado todo el cuarto de operaciones, las paredes incluso estaban llenas de rasguños, el odiaba ese sitio, le traia malos recuerdos de aquel laboratorio durante por tanto tiempo sufrio todo tipo de torturas, sin embargo comenzo a sentir el aroma de alguien muy familiar, asi que rapidamente salio de ese sitio derribando la puerta y se encontro frente a Violeta, lazandose hacia ella para tomarla entre sus brazos pegandola a su cuerpo — te extrañe mucho... no alejarte por mucho tiempo, estaba preocupado — le comienza a dar lamidas en el cuello asi como en su hombro mientras sus fuertes brazos la pegan a el, cuidando de no llegar a lastimarla con sus garras

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

En el desván mientras tanto seguía aquella discusión entre Lobo y Miranda, este la escuchaba como trataba de negar aquel asunto — soy muchas cosas, machista, sucio, degenerado, cruel, alcoholico, genocida, pero NUNCA un mentiroso — enfatiza el nunca mientras se acerca a ella mirandola caer de culo contra el piso — unicamente fue sexo oral, por eso no estas en silla de ruedas, yo estaba ebrio y tu en una especie de extasis del sueño, por eso no debes de recordar, pero hasta me decias amo, lo cual de hecho me gusto — rie un poco inflando su pecho con orgullo para despues inclinarse poniendola de pie sujetandola de la mano — pero si me quede con ganas de meterte mi verga entre las piernas, por mas odiosa que seas, debo reconocer que fuiste muy buena en la cama y sobretodo deshibida, nunca pense que serias asi, fue una grata sorpresa —

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Jue Dic 21, 2017 11:34 am

Elizhabet se quedó sorprendida al escuchar la explicación del asesino, quién parecía tener toda la paciencia en ese momento, la felina volteo a ver a su novio, su mirada transmitía duda, curiosidad y un deje de tristeza. Ella quería ser la que supiera todo de él, él sabía todo de ella, no le era justo que alguien más le informara algo nuevo.

Por su parte Violeta solo asintió y se retiró, quería ir directamente con el ser que estaba bajo su custodia.

Lolita estaba mirando fijamente al ángel con suma curiosidad, se parecía de manera tremenda a Natalia, era incluso difícil de distinguir, claro que él ángel era un poco más bajita y tenía una mirada muy cálida. Hasta que escucho que hablaban de ella, su corazón dio un brinco cuando Akabane informo que ella estaba en camino y se dirigió ahora a ella.

Akabane idiota, no estamos comprometidos, pinche huevon” pensó más solo bajo la cabeza al piso, mientras colocaba sus manos hacía atrás. Estaba convencida que si actuaba como su yo normal él la descubriría, él la conocía bien.

-¿Se van a casar? Que maravillosa noticia- exclamo la peliblanca con una gran sonrisa, para colocarse a un lado de B “No le creas al maricon, este siempre va a vestir santos” pensó la joven disfrazada -¿Ira señorita B?- pregunto curiosa “No, no iré, porque no habrá boda”. Mientras que la ladrona cibernética sintió la mano de Akabane sobre su cabeza, no le gustaba que la tratara así “Quita tu jodida mano o te muerdo cabrón, te muerdo” lo miro fijamente a los ojos un segundo estando seria, aunque la verdad estaba roja, el maquillaje la ayudaba a no verse sonrojada. Fue cuando, en un segundo se escondió detrás de Etoile. Estaba muy nerviosa y no supo que otra solución, se contenía para no hacer lo que normalmente hacía –Oh… parece que la señorita B es tímida- sonrió ampliamente el ángel mirando al asesino “No, no soy tímida” -Esta bien pequeña, ya tienes otra habitación para ti, anda a ponerte cómoda, esta exposición a personas debe de cohibirte- expreso él ángel Bendita seas Etoile” lo cual provoco que la de pelo verde asintiera rápidamente, tomo su mochila y camino hacia la primera habitación que encontró, se tapó la cara con ambas manos y se dejó caer en la cama, fue mucho más difícil de lo que pensó -… eres… un… idiota…- murmuro para recostarse de lado en la cama “Eso… estuvo muy cerca, mi corazón no puede con esto” volvió a pensar.

Mientras tanto, la pelirroja seguía escuchando a su prometido con los brazos cruzados, se sentía el ambiente un poco critico por lo cual él ángel, aun sonriente abre la puerta –Parece que la señorita B se perderá la cena, es una pena- invito al pelinegro a salir mientras Etoile caminaba para seguir con la conversación –Señor Akabane le diré al Señor William que retrase un poco la cena, así podrá presenciarla su bella prometida, por favor vaya por ella, se siente muy solo aquí sin su presencia, además quiero que conozca a mis nietos- cerro la puerta detrás de ambos.

-¿Por qué yo no sabía eso? No es justo, yo quiero saber todo de ti y tú sabes todo de mí, esto no es justicia señor General de las Fuerzas Armadas Policiacas, predicador de justicia- cruzo los brazos y dio media vuelta inflando sus mejillas con molestia –Se supone que nosotros no tenemos secretos… incluso… incluso…- lo miro como una chibi a punto de llorar –Te explique cómo era tener mi celo… y sobre mi historia chistosa de cómo se rompió mi colmillo de cachorra y… y…- entonces recordó que ella estaba persiguiendo un rato y chocó contra un basurero, cayó dentro, rodo colina abajo, cayó en un gallinero, las gallinas la persiguieron, corrió por su vida siendo picoteada y al final cuando pensó que estaba a salvo choco contra un poste, rompiéndose su colmillo, todo por no ver hacia el frente.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Ella estaba llegando al lugar donde se encontraba dicha bestia cuando un fuerte golpe la hizo tambalear, se asustó, entonces miro entre el escombro al hombre lobo, quién había derrumbado la puerta. Pronto este la abrazo con necesidad, lo cual la había hecho sonrojar –Perdona, estaba viendo información importante de lo que te paso realmente, te juro que van a pagar…. nghh- empezó a lamer su cuello, ella era muy sensible en ese punto y no pudo evitar sentirse nerviosa –No hagas eso, ya te lo he dicho- lo riño para mirar la puerta –Sabes, te he dicho que es girar el picaporte y empujar con suavidad. No estabas encerrado, no puedes causar tantos daños cada vez que te sientes desesperado- indico que la bajara –Tenemos que ir a una habitación, hoy nos quedaremos a dormir, la verdad hoy no quiero arriesgarte… aunque…- toco su pecho con suavidad, pasando sus manos por sus músculos –Pero… estabas muy herido… te curaste milagrosamente… como… como ese hombre... – detrás de ella aparece el ángel quién sonríe dulcemente

-Así es, su corazón es muy puro, así que lo curé- la de cabello morado volteo a verla curiosa –Señor hombre lobo, al fondo esta su habitación, hay una cama muy grande para ambos y una pequeña- sonrió dulcemente.

- ¿Qué? ¿Una cama? No… yo debo dormir en mi propia cama- respondió de la nada, sonrojándose –Es decir… ¿Qué eres tú? - la peliblanca se acercó al lobo para acariciar suavemente su brazo.

-Buen chico, buen chico, nadie te hará jamás el daño que te hicieron, por cierto, debes elegirte un nombre- dicho esto se alejó caminando por el pasillo, esperando que pronto llegara su marido.

-Vamos a la habitación, nos invitaron a comer y quiero descansar un poco antes de que eso pase… por favor bájeme… y por favor no vuelvas a decir que soy tu hembra…- menciono con firmeza, como siempre le hablaba. Una vez llegaron a la habitación, si es que llegan, depende del otro, había una cama muy grande y otra más pequeña a petición de la magnate, incluso un armario con varios vestidos y ropas que le quedarían a la perfección al hombre lobo, sobre todo pantalones.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

-Ohh… así que usted tiene algo bueno que presumir- lo miro con desdén mientras la ayudaba a levantarse, estaba temblando y cuando este empezó a decirle que tenía ganas de penetrarla se puso nerviosa y muy roja.

- ¿Qué? Eso nunca paso, debió estar soñando… tal vez escucho mi conversación con el señor William… se está burlando de mi…- arrugo el ceño para darle una patada en el tobillo, para después intentar soltarse, mordiendo su muñeca, aunque no sabía si era efectivo, ella no tenía mucha fuerza, era como una humana y el otro era muy resistente al dolor – Siempre es así, tratando a todos como nada, incluso burlándose de mí, de mi pasado, si, fui esclava sexual por eso soy tan “buena” en ello. Para satisfacer a los hombres puesto que para las mujeres no se siente bien, siempre duele y yo siempre fui la mejor- intento zafarse todavía con más fuerza más solo termino exhausta a punto de caerse de rodillas.

-Seguro usted fue al burdel ¿Cierto? Ahora que lo pienso ¿Qué tipo de mujer se acostaría con usted? Es un grosero, un asesino, un agresivo y esta feo ¿Quién le haría el favor? Seguro es cliente de ese tipo de lugares- lo miro con molestia.

avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Sáb Dic 23, 2017 3:07 am

Akabane tenia ligeras sospechas acerca de B, pero aun no estaba del todo seguro por lo que debia seguir haciendo algunas pruebas mas, no queria lanzar acusaciones que podrian no ser correctas — asi es señorita Etoile, tenemos planeado casarnos pronto, en estos dias iremos a ver algunas casas en un buen vecindario en donde podamos criar a nuestros futuros hijos — comenta muy tranquilo mientras sigue sonriendo escuchando las demas conversaciones que tienen, en esos momentos pareciera que B iba a hablar, pero esta al final declina hacer uso de su voz, siendo excusada por Etoile, ante esto al asesino de momento no le queda nada mas que ver como la chica se marcha, ya mas tarde seguiria acercandose a ella para tratar de disipar toda sospecha que tenia este, claro que si al volver a casa no daba con Lolita, entonces al menos ya tenia una pista de donde buscarla

Akabane sale de la habitacion seguida del angel, ambos caminan mientras continuan con la platica — no se preocupe, mi prometida estara aqui pronto, retrasen solo unos momentos la cena, no sera mucho tiempo — comenta seguro de si mismo, tenia ya un plan en mente, ir el mismo hasta el departamento le tomaria demasiado tiempo, en ese tiempo B podria escapar, claro en caso de al llegar al departamento y no encontrarse con Lolita, ya que B pasaria a ser la principal sospechosa por las similitudes tan raras que ambas tienen, por lo que decide acudir a William, pidiendole de favor que vaya hasta su departamento en busca de Lolita, sabia que a el le tomaria muchisimo menos tiempo, el rubio pide un poco de tiempo para terminar de coordinar la cena y en cuanto termine ira rapidamente a hacer la peticion del asesino

Mientras esto sucede, el asesino decide entrar a la habitacion donde B se encontraba, la observa tirada en la cama ya que no toco antes de entrar, simplemente abrió la puerta y ya — hola de nuevo señorita B, no pretendo parecer un acosador, pero me recuerda tanto a una persona muy especial para mi, que me siento comodo estando aqui, ademas de que al ser muda, no puede pedirme que me calle — rie un poco para si mismo mientras se sienta en la cama al lado de la joven morena camuflajeada — no se involucre en esta guerra señorita B, pude notar que guardo algunas USB, no las use usted, todo dejelo en manos de Eagle y el grupo elite de mercenarios que les recomende — Akabane saca la USB que B le habia entregado y se la devuelve — no me hace falta a mi, conozco varias cosas de Victoria y ella de mi —

Akabane se recuesta al lado de B en la cama aunque sin que sus cuerpos se rocen — hice muchos trabajos para ella, la mayoria eliminar competidores suyos, es alguien que detesta perder y no siente remordimientos por causar daño... tenemos algunas cosas en comun — hace una pequeña pausa recordando todos los trabajos que habia hecho para ella, claro que tambien entre esas epocas habian sido amantes, aunque no duro mucho aquello debido a lo controladora de Victoria y a la personalidad libre del asesino — mientras no dañe a Lolita, no me importa lo que haga, pero si la lastima, conocera al Dr. Jackal en todo su esplendor — le acaricia juguetonamente la cabeza a B, algo que Akabane sabia, Lolita detestaba

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Eagle escucha los "reclamos" de su novia, quien le hace recordar el incidente con su colmillo, haciendole sonreir por aquella historia, pero luego se pone un tanto serio mirandola a los ojos — tno es algo que me guste recordar gatita, principalmente por que aun no recupero mis poderes, pensaba contarte todo cuando los tuviera de vuelta, pero sigo trabajando en la manera de lograr eso — lo cual era verdad, tiempo atras habia acudido con un misterioso sujeto apodado El Conde, quien le dijo le daria la cura pero tenia que ser paciente, ya que no iba a ser nada facil el proceso, de eso ya habian sido varios meses y no tenia aun respuesta de aquel sujeto, el general comenzaba a desesperarse, en especial cuando terminaba metido en situaciones donde un humano normal no podria hacer mucho, como en esta ocasion

— Asi que no es algo que pensara mantener en secreto, incluso tengo pensado eventualmente presentarte con mi padre y hermanos... sin embargo mi relación con ellos no es del todo buena — comenta serio, ya que existia un gran distanciamiento con sus tres hermanos menores, su padre aunque siempre discutian, por lo menos hablaban, cosa contrario de sus hermanos, quienes habitaban en otras ciudades, tenia ya un par de años que no tenia contacto con ellos, ya que asi como Eagle no tenia interes en ellos, de igual manera ellos no tenian interes en Eagle, lo poco que sabia de sus hermanos era por cosas que su padre le contaba — comenzaras a rodearte de todo tipo de sujetos raros en este sitio, pero te acostumbraras a ellos — menciona sonriendo para despues darle un suave beso en los labios

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

El lobo se termina de tranquilizar ya luego de estar ese tiempo con Violeta — no importa lo que me pase, solo que tu estes bien, yo cuidarte — dice el lobo en un tono muy decidido, bastante seguro de si mismo mientras escucha las palabras de la joven de cabellos purpura — girar picaporte es dificil con garras, mejor derribar — muestra las filosas garras del lobo aunque siempre con cuidado para no llegar a causarle algun corte accidental, aun le costaba acostumbrarse a esa nueva forma que habia adquirido, ya que el habia sido solo un lobo comun y corriente, hasta que fue llevado a aquel laboratorio donde lo "humanizaron" de alguna forma. Violeta estaba asombrada por la curacion tan rapida del lobo, quien no sabia tampoco que habia pasado, solo recordaba estar tirado en la camilla cuando una luz muy blanca lo cubrio, segundos despues ya se sentia bien como si nada hubiera pasado

Entonces aparece Etoile disipando la duda de ambos respecto a lo sucedido con sus heridas, luego de explicar lo sucedido, esta se acerca al lobo acariciandolo, este no se muestra hostil, al contrario, actua muy calmado ante la presencia del angel a pesar de ser la primera vez que la veia, alguien mas habria perdido el brazo en el momento que toco al lobo, pero con Etoile todo era paz y tranquilidad, el angel dejo las ultimas indicaciones al lobo y a Violeta, indicandoles de la habitacion para luego marcharse dejandolos solos de momento.

Mientras caminaban hasta la habitacion ambos seguian conversando — quiero que tu elijas mi nombre — menciona el lobo a Violeta mientras ambos entran a la recamara, enseguida el lobo se pone a husmear por toda la habitacion, encontrando diversas cosas entre las cuales toma un par de pantalones rompiendolos al ponerselos, quedando mas como una especie de shorts largos rasgados — eres mi hembra... pero esta bien no decirlo de nuevo frente a otros — cede a regañadientes, ya que tampoco queria hacer molestar a Violeta

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Mientras seguia la discucion entre Lobo y Miranda —no tengo problemas en decirte cuando me burlo de ti, pero esta vez no es asi — responde serio el extraterrestre mientras sigue aferrandose a la morena, quien por mas que intenta hacer algo para que el czarniano la suelte, no puede lograrlo, ya que aquellos golpes asi como las mordidas, eran apenas sutiles caricias para el rockero — eh ido muchas veces a burdeles, pero nunca para tener sexo, jamas eh pagado por sexo, me gusta ir a tomar y observar a las chicas lindas, solo eso... pero por que mierda te doy explicaciones — eso ultimo fue mas una pregunta para si mismo, ya que no le veia sentido a que estuviera intentando explicar sus acciones ante alguien que se suponia no era mas que una molestia para el

— Para decir que no sentias placer, te hice correr usando solamente esta lengua, pero... se que no me creeras — en ese momento y con mucha facilidad, Lobo levanta a Miranda para luego colocarla boca abajo sujetandola de las caderas, causando que su vestido se baje mostrando todo, el czarniano con sus dientes le arranca el calzon a la joven y comienza entonces a lamerle la vagina, comenzando a pasar la lengua por los labios vaginales de esta para despues hacer lo propio, todo esto en aquella extraña posicion, parecida a un 69 pero de pie, ademas de claro con la diferencia de que el unico que estaba dando sexo oral era Lobo

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Lun Dic 25, 2017 9:22 pm

Akabane había entrado sin permiso en la habitación de Lolita lo cual se le hacía de suma extrañeza, él sólo hacía eso con ella. Por lo que se puso nerviosa, más que nada porque la descubriera. Era prácticamente imposible, si él revisará la casa estaba hecha un desastre, lo que significa que podría imaginarse que Lolita había sido secuestrada. Por lo qué solo guardo silencio y se tapo tímidamente con la sabana. Después de aquel comentario que ella categorizó de encantador, ladeo el rostro, dejo que se sentara a su lado aunque ella se alejo lo suficiente -Ahh… no…- murmuro con una voz poco aniñada, como si estuviera nerviosa, tanto que no parecía la voz normal de la pelinegra.

El hombre le advirtió sobre la situación, Lolita lo miro impresionada, estaba entre que tal vez ese asesino ya sabía quién era ella o había alguna relación entre él y esa morena. Lo cual desecho, sus vidas sexuales estaban muy bien como para sospechar eso. Al final solo asintió como niña obediente, él cuál no era.

-Ha…- La joven tomo aquella memoria con suavidad, ahí estaba todo su pasado, él no sabría nada de ella y de cierto modo, a su parecer, tal vez era lo mejor. Se sorprendió cuando sintió que se hundía la cama, él estaba al lado de ella, por un momento no pudo evitar mirarlo fijamente, como si fuera curiosidad.

Hasta que le acaricio la cabeza, por lo que se sentó, se peino con las manos y se dirigió a la puerta, no sabía que decirle, que hacer simplemente se tenía que contener y seguir con el plan.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

-Pues entonces… no tienes permitido tocarme por mentiroso… yo te cuento todo y tu tienes secretos- cruzo los brazos ladeando el rostro molesta -jum- arrugo el ceño, escuchando que quería presentarle a su familia, entonces lo miro fijamente, como quién no puede creer lo que escucha. Sonrio dulcemente pero después se puso seria.

-No- expreso secamente -Si haces eso… tu reputación se irá por los pisos, no quiero que me presentes como tu novia…- retrocedio lentamente ocultándose en las sombras de la habitación, casi parecía como si quisiera renunciar a él, más no era esa la cuestión, ella de verdad no quería perjudicar el moreno más de lo que ya lo había hecho.

-Aunque hablemos de esto otro día… tenemos que ver… esto- le señalo la USB que tenía en la mano, cambiando el tema rotundamente.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Violeta soltó una ligera carcajada al notar que no le quedaban los pantalones al lobo, era lo más tierno que había visto, teniendo en cuenta lo agresivo que era. Ella por su parte se tomo una ducha caliente y salió con una bata de baño, secándose el cabello con una toalla.

-¡Basta con eso! El punto no es que si los demás lo escuchan o no…- levanto la voz para mirarlo fijamente, aunque estaba segura de que la cama los separaba -No soy tu hembra, jamás lo seré, somos especies diferentes… no tenemos nada en común, debes de buscarte a alguien de tu manada- expreso seriamente, regañandolo como lo hace un jefe, para después dar media vuelta, tomando un vestido y poniéndoselo encima

-Deberías de elegir tu propio nombre, creo que ese sería un buen paso para sentirte libre por fin…- sonrió familiarmente, el primer paso para él, para ser independiente.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Miranda se sorprendió cuando el rockero la tomo de la cintura, cargándola, por un momento creyó que iba a lastimarla, más no fue así, le dio un giro de 180 grados. Por lo que, quedo abajo, con la falda de su vestido y sus piernas arriba de sus hombros. Intento separarse golpeando su pecho, mas este ya había rasgado sus pantaletas.

-¡No! pervertido- se puso cada vez más roja, sintiendo su lengua caliente en cada pliegue de su vagina. Pronto sus caderas se movieron con lentitud, sintiendo ese placer tan único -Esto… se siente… diferente- expreso aferrándose a las ropas del extraterrestre, mientras jadeaba -Esto… normalmente… duele…- jadeo, sintiendo un deseo incontrolable de lamer el miembro de ese ser mientras le hacía lo mismo -Se siente… bien- se metió un dedo en su boca llenándolo de saliva.

-Te pido… me sueltes…- jadeo, tensándose lentamente -¿Quién le enseño esto?- pregunto más para si, sintiendo la inmensa necesidad de ser penetrada. .
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Lun Dic 25, 2017 11:24 pm

Akabane finalmente escucha la voz de B, una voz muy aniñada que producia cierta ternura, sin embargo pese a esto, tenia un dejo similar a Lolita, pero uno muy vago como para decidir que ella era, seguramente solo estaba sacando conclusiones apresuradas y estaba comenzando a incomodar a B o al menos eso pensaba en especial cuando esta se pone de pie — no tiene que marcharse señorita B, esta es su habitacion, perdon por incomodarla, la confundi con alguien mas — dicho esto el asesino se pone de pie, pero en ese momento aparece William en medio de ambos — lamento interrumpir... señor Akabane, hice lo que me pidio, su departamento esta destruido — Akabane en ese momento se pone serio observando al rubio — Lolita, donde esta ella — pregunta serio el asesino, mientras William mira de reojo a B pero con la suficiente sutileza para no dar una indirecta — la joven Lolita ciertamente no se encuentra en el departamento —

Akabane en ese momento comienza a quitarse sus guantes blancos dejando ver las cicatrices en sus manos, los guantes los deja caer al piso mientras observa a William — dile a la señorita Etoile, que Akabane se disculpa por no poder quedarse a cenar y a la señorita Victoria que puede dejar de preocuparse, no sera necesario convocar a los mercenarios, alguien mas hara ese trabajo — dichas estas palabras, el asesino de quita su enorme sombrero dejandolo caer tambien al piso cerca de sus guantes — señor Akabane, no creo que sea prudente... — en ese momento Akabane se lleva la mano a su rostro para echar hacia atras los mechones de su larga cabellera, mostrando un rostro de furia, una mirada violenta llena de ira — Akabane no... Dr Jackal — dicho esto sale de la habitacion moviendose velozmente recorriendo los largos pasillos rumbo a la salida

Al quedarse en ese momento solos, William lleva la mirada a B mientras levanta los guantes y sombrero de Akabane — se que no me incumbe, pero si el señor Akabane asesina a alguien por una razon equivocada, podria ser un problema — le sonrie suavemente a B mientras abre la puerta — la cena se servira en diez minutos señorita B — se inclina cabellerosamente frente a la joven para despues caminar lentamente por el pasillo, en esta ocasion no habia prisa, no habia necesidad de desaparecer como normalmente lo hacia

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

— Por mi reputacion no te preocupes, mi padre me cree un cobarde malcriado, el presentarte como mi novia no podra empeorar la imagen que tienen de mi... ademas, no busco su aprobación, solo quiero darte tu sitio — menciona tranquilo acercandose a ella para tomarla de la cintura sacandola de las sombras donde ella misma se habia metido, para despues darle un suave beso en los labios, antes de que esta decidiera mejor cambiar el tema, con riesgo a incomodarla prefiere hacerle caso, asi que toma la memoria para despues ir hasta la sala donde el general saca su pequeña note book que solia cargar consigo para cualquier detalle que necesitara hacer en el momento

Toma asiento en el sofa junto a Elizabeth y coloca la memoria USB en el equipo del general, al encenderlo se muestra el fondo de pantalla el cual es Elizabeth dormida y babeando ligeramente, voltea a ver a Elizabeth sonriendole para despues acceder al archivo, comenzando junto a la pelirroja a observar todo, muchos datos con informacion de diversos experimentos geneticos con animales, en busca de "humanizarlos" en otras palabras de como intentaban crear hibridos artificialmente, todo indicaba que era para venderlos como soldados a organizaciones criminales e incluso a gobiernos que se encontraran en guerra — esto es mas grave de lo que pense — siguen leyendo y se da cuenta que buscan la eliminacion de los hibridos natuales, para que de esta forma, los hibridos artificiales sean la mayoria y puedan lograr imponerse. Al leer esos datos, Eagle le toma la mano a Elizabeth, dandole a entender que jamas permitiria que alguien le hiciera daño

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Mientras Violeta comienza a "regañarlo", el enorme lobo se erige en ambas patas caminando hasta ella, tomandola firmemente de la cintura para pegarla a su enorme cuerpo, mirandola a los ojos dejando entrevere sus enormes dientes — tu eres mi hembra, asi lo digo yo y asi es, tu feliz de ser mi hembra, tu aceptarlo — dice en un tono por demas dominante sin dejar de mirarla fijamente a los ojos, para despues darle una lamida en los labios, pero en esta ocasion metiendo aquella larga asi como gruesa lengua en la pequeña boca de la joven humana, haciendo contacto con la lengua de esta por varios minutos para despues soltarla, observandola mientras camina alrededor de ella como cazandola

— Tu unicamente mia, si alguien mas tocarte yo lo devorare — gruñe ferozmente mostrando sus fauces para despues lanzar un zarpazo a la puerta destrozandola facilmente, como un cuchillo caliente cortando un enorme trozo de mantequilla — tu estas a salvo conmigo — menciona serio acercandose una vez mas a ella, en esta ocasion dandole una lamida en el hombro muy cerca de su cuello

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Lobo continua lamiendo la entrepierna de Miranda, paseando aquella enorme y gruesa lengua, al menos comparada con la de un simple humano... paseandola por la vulva, los labios mayores asi como los menores y claro poniendo especial enfasis en el clitoris, haciendo unicamente una breve pausa para contestar a la elfo — claro que se siente diferente, no lo estas haciendo con un pobre pendejo que no sabe lo que hace — pronuncia mientras sigue devorando con pasion aquella vagina, atrapandole el clitoris entre los labios para chuparselo mientras empuja la punta del clitoris con su lengua

El czarniano sigue lamiendo la entrepierna de Miranda, metiedo ahora poco a poco aquella larga y gruesa lengua en su interior, moviendola estando dentro circularmente, para abarcar las paredes vaginales, asi como tambien el fondo de su vagina, moviendola asi por un lapso de varios minutos, sacandola unicamente de nuevo para volver a hablar — nadie me enseño nada, no tuve maestros, todo lo que se lo aprendi con practica y otras cosas simplemente se hacerlas por que soy yo — dice en tono presuntioso mientras la sostiene ahora sin ningun problema con una sola mano, para con la mano libre bajarse el cierre del pantalon, sacando su enorme miembro ya completamente erecto, mostrandose duro y caliente

Comienza a rozar la punta de su miembro contra la boca de Miranda, al tiempo que vuelve a penetrarle la vagina haciendo uso de su larga lengua, comenzando a sacarla y meterla de su interior varias veces, penetrandosela rapidamente casi como si de un miembro se tratara


Última edición por The Bad Wolf el Jue Dic 28, 2017 8:56 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Miér Dic 27, 2017 10:01 pm

Lolita había visto la expresión de su prometido cuando este fue informado sobre la destrucción de su departamento, estaba aterrada. Sintio un miedo profundo que paso por su espina dorsal. Por lo que cuando este mostro su rostro lleno de furia ella retrocedio, quedándose muda. Nunca lo había visto así y eso que habían pasado por varias cosas. Intento tomarlo por la ropa, más se quedo petrificada. En ese momento el asesino se había retirado.

Escucho las palabras del hombre rubio, lo miro a los ojos -… Yo… lo siento… pero no puedo confiar en él… no en esta misión…- dicho esto lo observo fijamente, solo le había sonreído con nostalgia -No me dejaría hacer esto…- termino para quitarse las lentillas de contacto y colocarlas en su estuche. Dejando ver sus ojos bicolor.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Mientras tanto Elizhabet estaba con aquel general, ella lo miraba con cierta tristeza, él quería darle su lugar como su novia, lo que le decía la conmovía y por supuesto que le encantaba la idea de estar ahí con él, que todos supieran que era suyo y ella era de él. Más entendía perfectamente que ese peliblanco era una figura pública y como tal, tenía que tener una vida intachable, al menos visiblemente.

Sus ojos rojos reflejaban esa tristeza. Hasta que él la llevo a la sala donde puso en marcha su aparato digital que a la pelirroja no le gustaba para nada. Aunque ahora estaba super roja al ver su imagen donde dormía plácidamente con la camisa de su amado en la cama, hecha bolita. Al ver la sonrisa de su novio se volteo hacia otro lado muy avergonzada.

Eso duro poco al leer toda esa información, las imágenes, aquellas fotos donde miles de especies morían por tantos experimentos, incluso videos del procedimiento. Cada vez sentía más miedo e impotencia. Pronto al notar que querían extinguirlos empezó a temblar incontrolablemente, algo que fue detenido por la gran y rasposa mano del moreno. Sus ojos rojos se conectaron con el contrario tranquilizándose, asintiendo con la cabeza.

-Es muy triste pensar que hasta ahora notaran esto los humanos- expreso la gatita abrazandose, mirando a la pared, sus amigas tal vez estaban en esos archivos, por alguna razón creí que su amigo licántropo siempre tuvo razón.

-Ellas pudieran estar ahí… ¿Por qué ustedes los humanos son tan crueles? – expreso con pesar, antes de que siguiera hablando Lolita camino hacia ellos, claro que no se había cambiado, solo quitado esos pupilentes.

-Por qué no son unidos Elizhabet, cada quién aquí cuida su cabeza- respondió cruzando de brazos, ambas chicas guardaron silencio, como si se hablaran con la mirada -Como sea… tal vez no debieran de preocuparse tanto, Akabane fue directo hacia la tal Victoria, está furioso y creo que va a matarla, caso cerrado- expreso con indiferencia, mirando fijamente a la pelirroja quién se sorprendió un poco ante su actitud. Aunque entendía perfectamente sus razones, sabía lo del ojo.

-No, ella no debe ser la única, es nuestra única pista para encontrar a los demás. Esto es una organización, no una sola persona. Lolita, no podemos permitirlo- expreso con alarma mirándola fijamente a los ojos, aun había una discusión, una tenía una determinación diferente a la otra. Se notaba.

-Tienes razón- expreso de pronto la morena falsa, para dar un paso hacia la izquierda -Deténgalo, no pienso regresar, así que vayan por él- la gatita la miro fijamente, ambas se quedaron calladas.

-Lolita, no entiendo esta actitud tuya – le dijo en voz alta, lo cual la contraria encogió los hombros

-Mi actitud es la misma de siempre, me pondré a trabajar con la señorita Violeta, les recomiendo que no le digan a Akabane donde me encuentro o no los ayudaré – dicho esto la morena se puso los pupilentes nuevamente, por dentro quería que lo detuvieran.

-Eagle…. ¡vamos!- aquella ladrona lo tomo de la muñeca para jalarlo, tenía que irse a toda prisa.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

En el laboratorio se encontraba Victoria sentada en su escritorio, como si esperara a alguien, estaba muy enojada, una de sus esclavas estaba en el piso llorando, la había cacheteado tan fuerte que le dejo marcada la mano en su mejilla. Tenía un collar en su cuello el cual estaba conectada a una cadena. Esta servía para mantenerla cerca. Asi cuando la morena la jalaba esta acudía.

-¿No puedes hacer nada bien?- la morena abrió las piernas dejando ver su ropa interior -hazlo otra vez- ordeno, haciendo que su esclava se acercara de un jalón.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

En otra parte, al mismo tiempo, aquella sirvienta un tanto torpe, estaba siendo sometida a placer por un hombre enorme, quién le lamía su interior, incluso penetraba su interior. Ella no podía comprender como se sentía tan bien algo que antes le producía mucho dolor. Tal vez debía de entender que era Lobo con quién estaba tratando, que no se llevaban bien, más no pensaba mucho. Una vez el contrario se abrió el cierre ella tomo sus manos para masturbarlo y su lengua empezó a recorrer la punta, el sabor de su miembro no le era del todo agradable pero tampoco le parecía asqueroso. Pronto metio la punta en su boca, hasta donde podía y sus manos se encargaban de lo demás.

Pasaron varios minutos, mientras sus caricias expertas y su boca entrenada le daban todo el placer que podía darle, hasta que tuvo que parar su labor, pronto empezó a tensarse, su cuerpo a temblar, su interior a contraerse -Ahhhh… Ahhhh- Gimió con fuerza, derramando lagrimas. Termino jadeando -¡Bajame!- grito de repente, se había puesto tan roja que no podía permitir que Lobo la mirara en ese estado, aunque antes lo había hecho.

-¡Bajeme pervertido! No puedo creer que haga esto con alguien que me intento matar más de cuatro veces- expreso tapándose la boca.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Jue Dic 28, 2017 1:09 am

William escucha las palabras de Lolita mientras este saca su pañuelo guardado en su saco, limpiando un poco el monoculo que siempre usaba — es triste ver una pareja que no siente confianza entre si, en especial cuando se puede notar lo mucho que se quieren — comenta tranquilo observando a la joven Lolita, ahora que Akabane se habia marchado, este no tenia por que seguir actuando como si ella fuera alguien a quien viera por primera vez, claro que tampoco es como si la conociera a la perfeccion, puesto que habia convivido casi nada con ella la primera vez que la vio, se la habia pasado mas dormida o desmayada

— Pero no soy quien para opinar de esa forma, solo soy un simple mayordomo — sonrie disculpandose con la joven para despues hacer una ligera reverencia antes de desaparecer de la habitacion, dejando en ese momento sola a Lolita, quien ya se mostraba sin su pupilente, a sabiendas que para ese momento Akabane ya se encontraria lejos del castillo

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Eagle iba a responder la pregunta de Elizabeth pero en ese momento llego Lolita interrumpiendo aquel momento, respondiendo ella a la pregunta de la hibrida, de cierto modo era correcto lo que esta decia, todos incluido a Eagle, eran seres humanos egoistas, que solo pensaban en ellos mismos o en sus seres mas cercanos, pero el resto no les importaba, hasta ese momento todo seguia tranquilo en el lugar, pero esa quietud no duro mucho tiempo, ya que Lolita les informa de lo que Akabane habia hecho, algo muy raro dado que este habia dicho que no participaria — B... ¿Akabane de casualidad dejo sus guantes y sombrero? — la joven morena simplemente asiente con la cabeza, en ese momento Akabane se pone de pie rapidamente observando a ambas chicas

Pero para empeorar la situacion, a Elizabeth se le sale o no le importa simplemente, pero llama por su nombre real a B, refiriendose a esta como Lolita, en ese momento Eagle, quien pese a todo al ser un oficial de policia, era muy bueno deduciendo cosas, entiende lo que estaba pasando, seguramente este piensa que la chica le hizo algo a Lolita, a pesar de esta encontrarse sana y salva justo frente a sus narices, en ese momento el oficial estaba apunto de pedirle a la joven que los ayudara llamandole a Akabane para que se detuviera, el sabia que si Lolita le llamaba diciendole que todo estaba bien, aquel hombre saldria de su trance, de esa forma evitarian un asesinato.

Sin embargo la morena no pensaba coperar, aquello hace molestar a Eagle quien la encara mirandola a los ojos — insultas a nosotros los humanos, pero tu eres igual, dices querer salvar a los hibridos, pero permites que la unica persona capaz de atar todos los cabos sueltos en esto, sea asesinada, Akabane entro en modo Dr. Jackal, es imposible darle alcance, den por muerta a esa chica, caso cerrado — toma la note book y la arroja furioso contra la pared rompiendola en varios pedazos, para luego mirar con desprecio a Lolita y salir de la habitacion iracundo.

En el pasillo alejado un poco, toma su telefono marcandole a alguien — necesito con urgencia tu ayuda... lo se... lo se maldita sea, no recurriria a ti si esto no fuera una emergencia, no me agrada pedirte algo — se podia notar lo furioso que estaba, sin embargo debia tragarse su furia para pedir ayuda — la direccion esta cerca de donde estas, es imposible que yo pueda llegar a tiempo, Akabane entro en fase Dr. Jackal, aunque llegara a tiempo... si ya se, no serviria de nada, solo ayudame... — se queda algunos segundos en silencio escuchando lo que la otra persona le decia — listo — hecho eso cuelga el telefono para ir hasta la habitacion donde estaban Lolita y Elizabeth

— Lamento lo de hace rato, no lo que dije, solo mis acciones — menciona observando a Elizabeth — consegui a alguien capaz de detenerlo, alguien con un nivel de rango similar, pero necesitamos ganar tiempo — en ese momento aparece William sonriendo — yo puedo ayudarlos a llegar, pero el sitio esta retirado, tendra que ser en mas de un movimiento — Eagle asiente sin importarle como es que William sabia la localizacion de la chica, no era ese un momento para hacer preguntas, ahora lo importante era impedir que Akabane terminara asesinandola

William toma de las manos a Eagle y a Elizabeth, desaparece con ellos, aparece en mitad del bosque, desaparece de nuevo, aparecen en la carretera, asi pasa por varias veces, acercandose poco a poco al sitio, en una de esas pequeñas apariciones, logran ver a lo lejos a Akabane, rapidamente siguen apareciendo asi como desapareciendo, pasa el tiempo y aparecen justo frente a Victoria entre ella y la esclava llorando, William observa a la mujer con las piernas abiertas, por lo que usando su baston, delicadamente se las cierra — lamento la interrupcion y el atrevimiento de mi parte, pero venimos a impedir un asesinato — comenta William sonriendole a la joven morena, mientras Eagle saca su arma apuntando a Victoria

— Eres la principal sospechosa de asesinar híbridos y secuestro de animales para experimentos — en esos momentos se escuchan gritos de hombres así como de mujeres, Akabane se encontraba ya en el edificio masacrando a todos los que se encontraran frente a este, sin importar si se tratase de mujeres inocentes que estaban alli como esclavas o guardias que intentaban detenerlo, no paso mucho tiempo hasta que este ingreso a la habitacion, enseguida Eagle le apunto con el arma — detente Akabane, la necesitamos viva — Akabane siguio caminando frente al oficial, el cual disparo apuntando a su hombro, pero el asesino evadio sin problema la bala moviendose un poco a un lado, Akabane abre su gabardina mostrando cientos de bisturis dentro de esta, observando con una mirada asesina a Victoria

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Lobo comenzaba enseguida a disfrutar una vez mas de la boca experta de Miranda, quien le hacia sexo oral al igual que el extraterrestre lo hacia con ella, aplicando ambos un 69 en esa singular posicion. Lobo seguia penetrandole la vagina a Miranda en esa forma, Miranda hacia el sexo oral de una forma tan magistral que tenia a Lobo disfrutando bastante, hasta que esta intenta reaccionar un poco, recriminandole a Lobo el intentar asesinarla, por lo que el hombre grisaseo hace una pequeña pausa en el sexo para contestarle a la mujer
— si hubiera querido matarte nadie podria haberlo impedido, ni siquiera Vergil — confieza el czarniano bajando la mirada para observarla

— Hace tiempo que deje de matar sin una razon, de otro modo este planeta hubiera sido destruido por mi hace muchos años, pero tu me sacas de quicio, eres respondona, torpe, chillona, distraida, miedosa... pero aun asi me haces frente, aun asi me insultas, te tragas tu puto miedo y me haces frente, eso me gusta, tienes pelotas... figurativamente claro — sonrie para despues volver a meter su lengua hasta el fondo de su vagina, haciendo que se adentre lo mas que puede, mientras pega mas sus labios para que con el labio superior pueda frotarle el clitoris al tiempo que le hace sexo oral

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Miér Ene 03, 2018 10:09 am

Si bien, la actitud de Lolita había sido muy indiferente, rebelde y completamente fuera de lugar tal vez. Más ella odiaba todo lo que tenía que ver con esa mujer. Estaba consiente que ella la había comprado, había sido víctima de varios de sus experimentos, para ser vendida posteriormente al mejor postor por tener un artefacto único en su rostro. Aquello que la joven llamaba su maldición. Su ojo dorado.

Si bien, aquel peliblanco empezó a juzgarla a ella le daba igual la opinión del hombre que realmente se la pasaba torturando a los híbridos. Aun miraba con cierta desaprobación a Elizhabet, sabía que ese hombre encerraba a los de su especie. La pelirroja podía sentir ese sentimiento negativo a su persona. Comprendía lo irritada que estaría aquella joven de cabello negro, puesto que esa mala vibra también la recibió de sus compañeros.

-Oh… claro que soy igual a ustedes… soy humana, eso es lo que hago- le respondió al moreno la muy perspicaz joven disfrazada para sonreír santurronamente. Le parecía de más que hubiera roto la máquina, más por el contrario a Elizhabet si le dolió, estaba ahí su foto y por alguna razón sintió que era su forma de castigarla.

Entonces aquel hombre de piel morena se había perdido por las puertas.

-Lolita… esto no es como tú lo crees- la de peluca miro a la contraria con los brazos cruzados, la miraba fijamente de pies a cabeza –Yo no planee esto… esto sólo paso…- intento explicar, lo que la hacía sentir más nerviosa es como aquella pelinegra la miraba a los ojos, sentía que la estaba juzgando –Me enamore de él…- termino de decir, bajando la cabeza, pero la de ojo dorado se acercó, por un instante parecía que iba a cachetearla, encogió los hombros más la morena falsa simplemente le acaricio la cabeza, como los cachorritos.

-Si ese cabrón te lastima… amanecerá sin brazos- le sonrió para después retirarse, claro, ese era el plan hasta que apareció el pelinegro diciendo que lamentaba lo que había hecho, pero no lo que había dicho –Curiosa, señor Buitre, yo tampoco lo lamento- volvió a sonreír. Dicho esto, apareció el hombre rubio ofreciendo su ayuda a ambos, dejándola sola en la habitación. Se dirigió a su habitación para terminar de empacar, hecho esto, voltea hacia atrás y tomando un vaso de agua se toma la segunda pastilla.

o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o-

Cuando apareció Elizhabet frente a la mujer morena, la escena se le hizo de lo más escalofriante, quería quitarle de encima a aquella pobre mujer, que si la veía bien se trataba de una hibrido reptil. Sin embargo, el Señor William se encargó de hacer que el ambiente fuera más ameno.

-Interesante manera de saludar cuando invaden propiedad privada- expreso la dueña del lugar sentándose detrás del escritorio donde los veía fijamente –Puede que los animales tengan derecho, pero los híbridos no los tienen querido ¿Qué harás? – se burló encantadoramente del peliblanco para mirar fijamente al hombre rubio –usted sí que es interesante, todo un caballero ¿Gusta algo de tomar? ¿De qué asesinato habla, señor…? - pregunto con total cortesía mientras la esclava se hacía bolita en un rincón.

-Su asesinato, hay un asesino fuera de control que…- la pelirroja había expresado con total alarma hasta que se escucharon miles de gritos y lamentos, lo cual había hecho sonreír a la mayor de ambas.

-Elizhabet, jamás creí que tú, siendo tú, vengas a salvar mi vida, es muy poco elocuente mi preciosa gatita- expreso con una satisfacción que se notaba en cada palabra, la ladrona se quedó muda “¿Qué demonios estoy haciendo? Ella nos ha hecho mucho daño…” pensó mirando después a Eagle “¿Qué hago mal?”.

Después de ello apareció el hombre que ella conocía, se había acostado con él muchas veces, era muy bueno en su trabajo tanto como en el sexo, en su opinión, pero esta vez lucía diferente, furioso. Más no tanto como ella que se levantó completamente fuera de su contexto, no entendía que ese hombre iba a matarla porque creía había matado a su amada.

- ¡Akabane! ¡Tú noviecita se metió en mi sistema y me robo información valiosa! La necesito de vuelta, así que búscala y tráemela ¡Escuchaste! - lo señalo con el dedo mientras una vena sobresalía de su frente.

o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o-

Violeta estaba siendo intimidada nuevamente por ese hibrido experimental, quién cada vez que podía le daba a entender lo muy poderoso que era y lo muy fácil que sería lastimarla si él así lo quisiera. Ella estaba en sus garras, pegada a la fuerza en el pecho del contrario, era más grande que ella así que se la paso colgada de cierta manera. Nuevamente se sentía sin saber que decir ante esa actitud, arqueaba ligeramente las cejas hacia abajo como quién estaba asustado, este lamio sus labios aprovechando que estaba a punto de decir algo, pronto sintió como entraba en su cavidad bocal sin pedir permiso, la sensación era de cierta forma agradable y de un sabor muy peculiar, una vez este la soltó ella se tapó la boca con ambas manos.

Una vez se movía a su alrededor ella empezó a temblar como quién sabía su final, sus piernas perdieron fortaleza y cayó de un sentón al ver como este destrozaba la puerta como si nada.

Estaba tan perturbada viendo la puerta que apenas se dio cuenta que el contrario ya estaba muy cerca de ella, justo cuando lamio su hombro, mojando la tela de aquella bata –No… - expreso con la voz temblorosa –No podemos… te dije que te ayudaría… más no que sería tu hembra… simplemente no es natural… y… yo… no quiero pertenecerle a nadie- expreso colocando su mano empuñada en medio de sus grandes pechos –No soy una loba, yo he estado con muchos hombres, no me consagro con nadie… no soy así…- intento expresar lo diferentes que eran y el problema que podría ocasionar tal cosa.

o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o- o-o-o-

La explicación de Lobo no la dejaba para nada tranquila, más ahora estaba ella teniendo otro problema, su vagina estaba reaccionando favorablemente, ella sentía un placer que nunca antes había sentido. Pronto ella metió el miembro en su boca para hacer que el contrario se sintiera tan bien como ella se sentía. Quería hacerlo terminar mientras sus manos le acariciaban aquello que no podía meterlo en su interior por completo.

Sin embargo, pronto su vagina empezó a sentirse más húmeda, más excitada, hasta que no pudo más. Simplemente termino en un orgasmo, esto había provocado que chupara con un poco más de fuerza, sus lágrimas cayeron sin poderlo evitar –No… es posible…- expreso con esfuerzo, sintió que todas sus fuerzas se habían caído en un segundo. Aun su interior se convulsionaba con la lengua del contrario dentro –Bájame… - jadeo intentando moverse –Es tu turno…- murmuro con el fin que la bajara, una vez ocurrió ella se arrodillo para bajar el vestido dejando ver sus enormes pechos, los cuales los presiono en el miembro ajeno para así empezar a masturbarlo y a lamer la punta con gran acierto.

El punto era hacer que tuviera un orgasmo –Después de esto… no debemos volver a hacerlo más…- expreso jadeante, eso le gustaba –Es enorme tu verga… jamás entraría en mi huequito… pero… parece que le gusta esto- expreso mientras juntaba sus pezones de manera que así acariciara la punta.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Miér Ene 03, 2018 10:09 am

Vulture se encontraba revisando sus finanzas en su estudio, cuando suena su celular, al atender la llamada responde del otro lado su hijo — asi que vienes arrastrandote como animal a pedirme mi ayuda, eres patetico — responde Vulture en un tono molesto, cuando este escucha un poco mas comienza a preocuparse un poco — eres incapaz de hacer las cosas bien, inutil — le cuelga el telefono y se pone de pie, caminando hasta su recamara, donde encuentra a Evee dormida justo en mitad de esta como si fuera la dueña absoluta de aquella enorme cama, el hombre mayor se rasca la cabeza preguntando que hacer con ella, si la deja sola puede causar algun problema que la meta en un lio, pero no la puede llevar tampoco.

Decide optar por dejarla, asi que comienza a ponerse algo de ropa mas casual, toma su "escama de dragon" (el adorno dorado en el ojo) pero lo guarda dentro de sus bolsillos, mientras, termina de vestirse, Evee se le pega en la espalda como un koala, este intenta que se quite pero la terca niña no accede, por lo que sin mas remedio tiene que llevarsela, manda llamar su helicoptero y sube hasta la terraza para abordarlo

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-00-0-0-0-0-0-0

La situcion en la guarida de Victoria no pintaba nada bien, la tension era demasiada, ademas para empeorarla, la morena comenzaba a decir cosas de Lolita, lo cual claramente no iba a lograr calmar a Akabane — cierra la maldita boca, deberia meterte una bala — la apunta en la cabeza, pero claramente no iba a disparar el de cabellos blancos, necesitaba viva a la morena, el unico completamente calmado era William, quien escucha el ofrecimiento de la morena — agradezco su cortesia señorita, pero no me puedo permitir aceptar algo de beber, lo correcto es que a forma de disculpa por la manera poco cortez de ingresar a su hogar, se yo quien le consiga algo de beber —

Caballerosamente William toma la mano de la morena besandola para desaparecer completamente, veinti dos minutos despues vuelve a aparecer ahora al lado de la morena, con una copa de vino la cual le ofrece — revise de entre sus vinos y este en especial se repetia mas ocasiones, por lo que deduje debia ser su favorito, espero lo disfrute — ante toda esa escena, Eagle no pudo hacer nada mas que poner una cara de poker face epica, William estaba rompiendo por completo la atmosfera, al menos hasta que Akabane habla — nuestro trato termino Victoria, no consegui la diversion que buscaba en lo que me mandaste a hacer, asi que ahora tu seras mi diversion — menciona Akabane lanzando rapidamente uno de sus bisturis, el cual sin problema intercepta William a menos de un milimetro del cuello de Victoria — señor Akabane, recapacite por favor, la señorita Lolita no se encuentra aqui —

En ese momento se escucha un helicoptero aterrizando justo encima de ellos, mientras lo hace, Akabane comienza a sacar varios de sus bisturis dentro de la gabardina, Eagle se pone entre Victoria y el, entonces dispara paro facilmente Akabane evade la bala, en ese momento del techo cae rompiendolo Vulture, quien se sacude de los hombros el polvo, se le puede ver debajo de su capa un bulto — Akabane, deja estas tonterias, llamaras demasiado la atencion si sigues asesinando de esa forma — dice en un tono fuerte y autoritario el mayor, normalmente Akabane respetaria las palabras de Vulture, pero aun se encontraba demasiado molesto — este no es tu asunto viejo, marchate, no quiero hacerte daño — en ese momento Vulture comienza a reir, una risa gruesa y bonachona, se quita la capa dejandola caer al piso, dejando ver a Evee prendada de su espalda, toma la escama de dragon y la coloca sobre su ojo, en ese momento sus musculos crecen un poco mas

— No te preocupes Akabane, no podras hacerme daño aunque quieras — Eagle entonces toca con su dedo indice la espalda de la niña — pense que esa cosa era un tumor que tenias en la espalda — la niña entonces le muestra el dedo de enmedio — tss... que niña mas vulgar — dice Eagle mientras Akabane comienza a lanzarle varias de sus cuchillas a Vulture, quien las recibe en su cuerpo, pero estas antes de tocar su piel, se doblan por completo cayendo al piso, como si se hubieran topado con una pared de metal muy resistente, ante esto Akabane opta por quitarse la gabardina dejandola caer al piso, escuchandose el sonido de los metales contra el piso, entonces de la palma de su mano, en una de las heridas, la cual se abre, va sacando una espada del color de su sangre la cual empuña

Vulture al ver esto, toma a Evee bajandola de la espalda para arrojarla con cuidado hacia William quien la atrapa sin problemas, Vulture se gira un momento sonriendole a la pequeña — se buena con William y no le causes problemas — en ese momento Akabane se lanza a una gran velocidad, comenzando a cortar la piel de Vulture, cortando en sus manos piernas espalda, hombros, costados, mejilla, espalda, eran cortes pequeños, medianamente profundos, pero muchos, Akabane se movia demasiado rapido, sin embargo comete un gran error, le entierra la espada a Vulture en el pecho, este entonces lo sujeta del rostro y lo clava con tanta fuerza en el piso que ambos caen, comenzando a romper piso tras piso hasta caer a la primera planta, donde la pelea continua, comenzando a colapsar el edificio temblando

— William sacanos de aqui — dice Eagle mientras toma entre sus brazos a Elizabeth, William se acerca a Victoria, Evee y Eagle quien tenia a la gatita consigo, entonces desaparece junto a ellos, apareciendo en el techo del edificio de al lado, mientras observaban como el edificio donde apenas hacia unos segundos comenzaba a despedazarse poco a poco por la fuerte pelea que aquellos dos estaban teniendo

-00-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

El lobo escuchaba las palabras que la joven Violeta le decia, mas sin embargo parecia no entenderlas, ladeaba la cabeza en una clara señal de confusion — tu eres mia, no entiendo todo lo demas que dices, no importa tampoco si lo entiendo, solo importa que tu entiendas que eres mia — vuelve a repetir el lobo tomandola con sus fuertes manos de las caderas para levantarla del piso como si no pesara absolutamente nada, la sujeta con firmeza pero cuidando de no hacerle daño, entonces comienza a lamerle el cuello por la parte de enfrente, llegando tambien a pasar aquella larga lengua por el escote de la joven, causando que dicha lengua se deslizara en medio de los grandes pechos de Violeta

El lobo sigue lamiendola de esa forma, llegando a llenar tanto de su saliva aquella bata que la zona de sus pechos se llegaba a pegar contra su piel, ademas de claro transparentarse un poco, esto es algo que el lobo no puede evitar como todo buen macho animal que es, asi que enseguida comienza pasar su humeda y algo rasposa lengua por los senos de esta, sobre la ropa, pasandola por los pezones, lamiendolos pero como el animal que es, dando largas lamidas ademas de fuertes, llegando incluso a levantarle un poco los pechos con cada lamida que le daba

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Lobo se encontraba disfrutando de la mamada que le hacia Miranda, mientras este hacia lo propio con la vagina de esta, sin embargo no paso mucho tiempo hasta que Miranda termino por correrse, Lobo enseguida bajo a Miranda tal como esta se lo pidio, paso ahora a masturbarlo con sus enormes pechos, ella lo hacia tan bien que fue cuestion de unos pocos minutos para que Lobo terminara por correrse, llenandole los pechos de su semen, empapandoselos por completo — que bien estuvo esto... pero esta vez no me voy a conformar solo con eso — dice serio mientras la recuesta abriendole las piernas y este se acomoda sobre ella

— si entro en tu boca, entrara tambien en tu hueco — dice mientras acomoda suavemente su miembro en la entrada de Miranda, para poco a poco ir introduciendo el miembro, haciendolo con cuidado — solo relajate se lo que hago — lentamente continua introduciendo el miembro, haciendo pequeñas pausas de vez en cuando para que se fuera acostumbrando al tamaño, luego de eso continua metiendose hasta que entra por completo en su interior, ya cuando logra estar completamente dentro de Miranda, este la observa esperando una señal de su parte para ver si podia continuar o debia esperar a que se acostumbrara

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Miér Ene 03, 2018 11:06 am

Mientras todo estaba pasando, Elizhabet, Eve, Victoria, William y Eagle estaban mirando todo en el otro edificio, la morena tenía los brazos cruzados mirando como ese costoso edificio se venía abajo, más el seguro lo pagaría.

Por otro lado, una niña de cabello entre violeta y rojizo con ojos verdes tan llamativos, admiraba la destrucción, aun asustada de lo que había ocurrido con los cuchillos. Estaba temblando, la pelirroja se tomó el brazo como quién se lastimo, quería ir con la pequeña, más se detuvo por un segundo, recordó que ella la odiaba. De hecho, tenía la expectativa de que todos la odiaban, puesto que había elegido a Eagle por sobre todos, aun sabiendo la situación.

-Eve- murmuro la gatita, no se había acercado ni un centímetro, solo permaneció ahí esperando que la contraria le respondiera.

-Elizhabet…- volteo a verla fijamente con sus ojos verdes chillones, para voltear a la morena, después al general y terminar con aquella con la que una vez se unieron contra los humanos que querían destruir a los híbridos.

-¿Estas bien?- pregunto con un poco de esperanza, al menos le dirigía la palabra.

-Si, pero no gracias a ti, contigo estuviera encerrada y por lo visto también me pasaría con lo de Lolita- arrugo el ceño con molestia, aunque parecía que estaba hablando realmente le estaba levantando la voz, era una niña y no podía contener su enojo –Por tu culpa Celeste, Melany y Nazz no están aquí- la señalo para después darle la espalda, esto había roto algo en el interior de la gatita que no quiso expresar, pero estaba como descompensada.

Aquella que en su momento era una tenaz ladrona, traviesa, imparable, confiable ahora estaba ahí temblando frente a una niña. Solo giro la cabeza para admirar a Victoria sonriendo de lado ante la situación, burlándose de aquella pelea de niñas a su parecer, ambas eran hibridas y le parecía cómico que estuvieran gritándose pestes cuando estaban en una situación tan delicada con dos seres poderosos peleando. En su retorcida mente peleaban por ella y eso la llenaba de cierto orgullo.

-Oh… ¿No es tierno? Limando asperezas, los híbridos… lindos- sonrió divertida para tomar su teléfono y hacer una llamada. Como si Eagle no estuviera ahí –Señor…- no sabía el nombre del mayordomo –Me gustaría invitarle un día de esto una noche de películas ¿Qué opina? – Dicho esto detrás de ella varios ojos brillaban en la oscuridad, unas criaturas parecidas al lobo de Violeta más estas tenían varias imperfecciones obvias genéticamente. Estaban caminando ferozmente hacia ellos. Uno de estos se lanzó contra la más pequeña, quién asustada se hizo bolita y empezó a llorar, más Elizhabet se interpuso en el camino recibiendo las garras en su espalda, había destruido la parte trasera de su vestido y por lo tanto había salido volando la USB de Lolita cayendo en los pies de la morena –Ohhh gracias Elizhabet, eres la mejor, sabes sabía que tenías un dispositivo electrónico al llegar a mi oficina, sabía también que darías tu patética vida por Eve, aunque lo entiendo, ella es humana, supongo que sabes tú lugar, inferior- le lanza un beso a la pelirroja mientras dos criaturas se lanzan contra Eagle y otra a William, más luce confundido.

Sin poder hacer nada la morena baja por las escaleras de manera calmada, bajando curiosamente por el elevador. Una vez llego al primer piso, se abrió el elevador y ya no se encontraba ahí.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Violeta intentaba bajarse, pataleando, más no le era posible, negando con la cabeza, le temía, nunca le había hecho daño más siempre la intimidaba de esa forma. No sabía qué hacer cuando la carga de esa forma como si fuera una muñeca, pronto intento con sus manos a alejarlo inútilmente, se estremecía ante sus lamidas, la lengua caliente y húmeda le hacía cosquillas –Por favor, no hagas eso, no puedes tocarme así, te lo prohíbo- expreso de pronto, más este seguía lamiéndole ahora los pechos directamente, sonrojándose, sus pezones eran muy sensibles. Apretaba los labios evitando soltar los gemidos, aunque su respiración era entrecortada.

- ¡Bájame! ¡Esto no lo puedes hacer! - le recrimino tapándose los pechos con sus manos una vez noto que se dejaban ver sus pezones ligeramente rosas -¡Bájame ahora! Esto está muy fuera de la moral, no soy tu hembra ¿Oíste? - se quedó pálida, no era su intensión hablarle de esa forma, bueno si, quería darse su lugar como lo hacía en su empresa, estaba jadeante, roja, excitada, sabía que le gustaba lo que estaba haciendo el contrario, pero su ética no le permitía darse ese tipo de situaciones –Me iré a bañar… ¡Bájame! - volvió a ordenar cerrando los ojos, más esta vez parecía más por pena que por otra cosa.

-Tenemos que ver sobre tu expediente, sobre lo que te paso, eso es primordial- intento explicarle, tal vez así no se enojase con ella.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

Una vez el contrario termino abundantemente sobre sus pechos ella hizo un ademán de levantarse más el contrario la empujo suavemente al piso, sus senos estaban cubiertos de semen y leche materna, se quedó completamente muda cuando el contrario le indico que no se iba conformar con solo eso. Le abrió las piernas y ella estiro el brazo como para decirle que parara, puesto que ella no quería quedar embarazada, además de que normalmente ese tipo de cosas le solían doler.  

-No, no… dolerá… - empezó a sentir la presión en su vagina, entrando poco a poco, se tapó la boca una vez entro, al estar tan tensa su interior se estrechó, lo cual hacia que fuera más difícil penetrarla, hasta que escucho que se relajara, ella por su parte simplemente empezó a respirar en pausas, como si quisiera evitar tan estrecha, intentar relajar sus paredes vaginales. Aunque era difícil sintiendo que algo estaba entrando, por suerte le daba pausas. Una vez entro por completo ella se sintió completamente llena, no podía cerrar las piernas puesto que le dolía de cierta manera, puesto al hacer esta acción apretaba más. Jadeaba mirando a los ojos de ese hombre gris, sonrojada.

-Señor Lobo… usted… fue…- miro su entrepierna, estaba sorprendida que hubiera entrado todo, más lo que se llevaba el premio fue lo siguiente –amable…- lo miro nuevamente al rostro –Yo… gracias… aunque llega a mi útero y duele un poco…- murmuro avergonzada mientras reacciono –Espere… no gracias, no quiero tener otro hijo, menos suyo, será feo...- le recrimino incluso en esa situación donde estaba teniendo al hombre en su interior.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por The Bad Wolf el Jue Ene 04, 2018 3:04 am

Eagle se queda en silencio observando la intervencion de aquella pequeña, la cual parecia tener un vinculo con su padre... decidio no intervenir debido a que no sabia suficiente, no queria causar un problema mayor ya que algo le hacia sentir que gran parte de esa discucion tenia que ver con el mismo, estaba tan ensimismado en esos pensamientos, viendo a su novia triste, que tardo demasiado en reaccionar ante Victoria, sin embargo William estaba atento de ella — sera un placer señorita, si me lo permite llevare mi proyector y un par de cintas que tengo, me gusta lo clasico — le sonrie el rubio a la mujer, en ese momento Eagle finalmente reacciona pero como ya se habia mencionado antes, era demasiado tarde

La joven morena comienza a huir mientras tres bestias aparecen, una ataca a la gatita por salvar a Evee, en ese momento Eagle la toma en sus brazos acariciandole la cabeza — todo estara bien, yo te cuidare — en ese momento Eagle encara a las dos criaturas mientras William esta eludiendo sin problemas los ataques de la tercer bestia, pero no es capaz de atacar, solo esquiva los embistes de la bestia — aunque no tenga poderes, sigo siendo un Wingheart — Eagle se lanza contra las dos bestias, golpeandolas a ambas con sus propios puños, pero como era de esperarse, un humano normal, no era rival para esos seres alterados, quienes derriban al general al piso haciendole un corte en el costado, ambos se acercan al hombre en el piso mostrando sus garras, William se encuentra demasiado ocupado esquivando aun los embistes de la otra bestia como para ayudar

En ese momento se escucha un silbido muy agudo y una de las bestias es arrojada hacia atras como si fuera impactada por algo, un segundo silvido se escucha y la otra bestia le ocurre lo mismo, yaciendo ambas en el piso, para rematar un tercer silvido manda lejos a la tercer bestia dejando libre a William, entonces flotando a varios metros sobre ellos, se encuentra un peculiar joven de larga melena rubia, con las piernas cruzadas y un uniforme casi identico al de Eagle solo que con pequeños detalles verdes, las tres bestias lentamente se ponen de pie, pero el rubio comienza a silvar una vez mas haciendo que se azoten contra el piso, como si un mazo los hubiera golpeado fuertemente en la espalda. Lentamente con mucha gracia baja aquel rubio y sonriendo dulcemente corre hacia Eagle abrazandolo con fuerza en el piso

Eagle hace una mueca de dolor y el rubio se da cuenta de la herida de este, entonces poniendose de pie, borra su sonrisa tierna y se coloca mirando hacia las tres bestias que poco a poco comienzan a levantarse — ¡AAAHHHHHHH! — aquel grito produce una onda expansiva tan fuerte que las tres bestias salen lanzadas con mucha fuerza impactandose contra otros edificios cercanos — eso es por lastimar a mi hermanito — dice colocandose las manos en las caderas muy orgulloso, luego se gira y corre una vez mas a abrazar a Eagle, quien hace otra mueca de dolor, enseguida el rubio se disculpa y lo ayuda a ponerse de pie, mientras Eagle lo mira confundido — ¿Canary... que demonios haces aqui? se suponia estabas en francia —

Canary solo sonrie encogiendose de hombros — vine de visita, no estaba nuestro padre y sali a vagar, entonces vi todo este alboroto y taran, aqui estoy — observa a Elizabeth y se acerca acariciandole detras de las orejas suavemente — eres una linda gatita, me gustaria tener una cita contigo — le guiñe el ojo, mientras Eagle se acerca aclarandose la garganta detras de Canary, quien comienza a reir suavemente — creo que llegue tarde... tienes una linda novia hermanito, mas vale la trates bien o te la robare — guiñe el ojo riendo un poco para despues ir con la pequeña Evee, sus ojos se ponen de estrellita y corre hacia ella jalandole suavemente ambas mejillas — que niña tan mas adorable, toma una galleta — de su bolsillo saca una galleta de chocolate del tamaño de su puño ofreciendosela a Evee mientras Eagle revisa la herida de Elizabeth

En esos momentos colapsa por completo el edificio donde pelean Akabane y Vulture, rapidamente desaparece William y algunos segundos despues aparece con Vulture y Akabane en sus brazos, ambos inconcientes y notablemente heridos — sacanos de aqui William — el rubio ingles asiente y lleva a todos hasta la mansion de Vulture, donde Eagle se encarga de llamar a los doctores privados de su padre para que los atiendan, son llevados todos a la pequeña enfermeria privada que habia dentro de la mansion, los mas graves son Vulture y Akabane, el primero se encuentra consiente aunque lleno de vendajes, pero el segundo no reacciona y tiene signos vitales muy debiles, mientras son atendidos, Canary espera afuera con Evee — me llamo Canary, ¿cual es tu nombre, pequeña niña adorable y tierna? — le acaricia suavemente la cabeza — toma otra galleta — le da otra galleta a la niña

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

El lobo seguia sin obedecer lo que Violeta indicaba, este no estaba dispuesto a soltarla, la tenia sostenida firmemente, una humana no tenia el poder para safarse de el, por lo que este aprovechaba eso para seguir lamiendo los grandes pechos de la mujer, quien para ese entonces ya tenia ea zona de la blusa completamente empapada por la saliva del animal, llegando a traslucirse, el lobo estaba guiandose por su instinto animal el cual predominaba sobre la razon, con sus garras le rasga la blusa con todo y brasier rompiendolo, dejando los grandes pechos de Violeta expuestos, este rapidamente comienza a lamerlos una vez mas, pero ahora directamente, sin alguna tela de por medio

— Yo me encargare de bañarte — dice el lobo para continuar con las intensas lamidas en los grandes senos de la mujer, presionando aquella larga y gruesa lengua contra los pequeños pezones de Violeta, como si estuviera presionando unos botones, mientras lo hace se pega mas a ella hasta que la coloca contra la pared, pegando la espalda de la joven a la pared mientras que el gran cuerpo del lobo la tenia inmovil frente a ella, pegandose al tiempo que continuaba con las lamidas, mientras el lobo seguia con esto, ya era visible la ereccion en el animal

Este ahora la suelta unos momentos para temrinar de hacer pedazos el resto de la ropa dejandola completamente desnuda, en ese momento se inclina frente a ella tomandola con fuerza de las caderas para que no pueda moverse y su larga, humeda, gruesa y algo rasposa lengua comienza a pasarla entre sus piernas, lamiendole los labios vaginales, pasando varias veces la lengua por esa zona tan intima de la mujer, disfrutando del sabor que de esta emanaba asi como el aroma, el lobo esta mas que convencido de que Violeta era su hembra y como tal tenia todo el derecho de hacer esas cosas

0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Luego de varios minutos y gracias a que finalmente Miranda se habia relajado, el miembro del czarniano ya se encontraba dentro de esta, quien tenia un enorme rubor en su rostro, pero aun asi seguia diciendo locuras — claro que soy amable, quiero disfrutar contigo no hacerte daño, estas muy mal acostumbrada — dice serio el hombre de piel grisasea para luego lentamente comenzar a moverse un poco, haciendo que solo un par de centimetros salieran para luego volver a entrar en el interior de Miranda, claro que todo esto lo hacia de forma pausada y suave, para que la joven elfo terminara de acostumbrarse no solo a lo largo si no tambien al grosor que tenia el miembro de Lobo

— Solo puedo embarazar a las de mi especie y soy el unico, ademas un hijo mio no necesitaria ser bello, basta con que fuera fuerte como su viejo — sonrie de lado mostrando sus colmillos, inclina un poco su rostro para besarla en los labios apasionadamente mientras sus labios se posan sobre sus grandes pechos, los cuales estaban cubiertos de su propio semen asi como de la leche materna de la elfo, pero a Lobo no le importaba esto, los masajeaba y apretaba mientras su lengua se metia en la boca del elfo, jugueteando con esta como hacia unos minutos lo habia hecho con su vagina

De esta forma hacia que la joven se excitara mas, para que el czarniano pudiera moverse un poco mas en su interior sin lastimarla, al sentir que los fluidos de esta comienzan a aumentar, entonces Lobo empieza a moverse un poco mas en su interior, todo sin dejar de besarla asi como sin dejar de acariciarle los grandes pechos, moviendo sus caderas de atras hacia adelante, penetrando de momento suavemente a la elfo, empujando aquel gran miembro en su interior varias veces

Canary:

_________________
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Gray Wolf el Sáb Ene 06, 2018 1:33 pm

En las torres, se toca la puerta, Lolita se levantó con un tanto de esfuerzo, una vez abrió la puerta se encontró con aquel ángel que le traía mucha paz, por lo cual en vez de vociferar por haberla despertado solo permaneció en silencio. Fue cuando el ser alado le entrego un frasco muy pequeño como de dos centímetros.

-Cuídalo, solo necesitas una gota de esto para que el cuerpo se regenere, mejore su salud, mejore su calidad de vida –La de ojos bicolor permaneció mirando el objeto  con una gran interrogación en su mente - En tu mano solo tienes tres, necesito lo lleves con el señor Akabane… lo necesita- cuando la chica tecnología escucho quedo muda completamente, sus ojos se sobre abrieron, sin pensarlo, sin decir nada corrió, colocándose en el camino los pupilentes, no se había quitado la ropa, ni la peluca. Seguía siendo B.

El simple hecho de escuchar que lo necesitaba aquel hombre del que estaba enamorada significaba que su vida corría peligro, tal vez no era así, sin embargo ella se imaginó lo peor.

o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o

La gatita se encontraba tirada, encima de Eve, temblando de dolor, la sangre escurría por su ropa, hasta que fue levantada por Eagle y le daba su promesa de que todo estaría bien, lo cual ella por un instante dudo. La infanta por su parte permanecía viendo la escena, mientras retrocedía lentamente hacia atrás, observando la mirada que aquel hombre sádico le dedicaba a la hibrida. Todo le parecía tan autentico.

El tiempo paso rápido e Eagle ahora estaba enfrentando a puño limpio a dos criaturas, Elizhabet al ver esta situación intento moverse más el ardor se lo impedía, ella no podía para nada con el dolor – ¡Eagle, cuidado! - exclamo asustada aquella gatita que intento levantarse, hasta que un silbido se escuchó, la había aturdido, pronto aquellas bestias estaban contra el piso. No sabían las féminas que había pasado, solo se acercaron lentamente al moreno que permanecía en el piso –Eagle ¿Te puedes mover? - pregunto con preocupación, mirándolo a los ojos.

En un instante la gatita, quién tenía un muy buen oído, tuvo que taparse las orejas con el semejante grito que soltó el contrario, mandando a volar a aquellas bestias que querían lastimarlos.

Por un instante la felina se llenó de contradicción, al ver que ambos se llevaran tan bien, incluso el contrario lo ayudo a levantarse. Por lo cual permaneció en su lugar, sin decir nada, solo tomo la mano de Eve con fuerza, colocándola detrás como si así la defendiera. Puesto que el contrario se había acercado, más le acaricio detrás de las orejas, una parte muy sensible que hizo estremecerla y sonrojarse al mismo tiempo -¿N… novia? Nada de eso… no somos novios, eso no pueden tener… un humano y una hibrido…- murmuro roja como una manzana, bajando la guardia, los ojos chillones de la menor la observaron fijamente, por dentro entendía que esa gran líder estaba enamorada. Tal vez estaba juzgándola mal desde el principio. Cuando el contrario le ofreció una galleta ella se escondió detrás de su protectora.

-El señor Vulture dice que no debo de tomar objetos de extraños… aunque sean bonitos y huelan bien – murmuro acariciándose sus propias mejillas ante los pellizcos, mirando de reojo a Elizhabet quién la miro un tanto sorprendida, había aprendido bien.

-Estoy bien Eagle… ¿Cómo estás tú? - pregunto la gatita una vez observo este inspeccionaba su herida.

Apenas vieron a William cuando ya los había llevado a otro lugar, Elizhabet estaba siendo atendida por sus heridas, junto con Eagle, mientras que Eve estaba sentada en el sillón, sus piernitas no llegaban a tocar al piso y las movía una adelante, otra detrás, como un vaivén, escuchando las preguntas del desconocido, quién aun lo miraba con desconfianza.

-Mi nombre es Eve y tú eres Canary el desconocido- extendió las manos como quién se emociona, pero le daba a entender que no iba a tomar su galleta –El señor Vulture… ¿Se encuentra bien? Lo vi dormido… no me digas… que… no va a despertar- murmuro mirando al piso, con la mirada perdida en sus zapatitos rojos de charol, entonces sus lagrimitas estaban formándose sin parar –Ya no dormirá conmigo… no me leerá cuentos, ya no me dará de comer en las mañanas… o jugaremos a las... escondidas ¡Buaaaaa! - empezó a llorar a todo pulmón, a simple vista quién los viera pensaría que le estaban haciendo daño.  En ese preciso momento aparece Elizhabet a medio vendar corriendo a donde se encontraba la infanta.

-¿Qué paso? ¿Qué le hizo? - pregunto con obvia preocupación, abrazando a la monita quién se tapaba la cara con el pecho de la gatita, que de por si eran algo grandes.

-El señor Vulture… se va a ir… como las otras- exclamo dejando en una encrucijada a Elizhabet, ya que sabía de quienes hablaba, miro entonces al rubio mirándolo con cierto deje de tristeza –Todo está bien… todo está bien, el señor Vuture estará bien…- empezó a mecerla como quién espera que un niño se duerma.

Pasaron exactamente 4 minutos cuando la menor había caído roncando, lo cual no duro mucho cuando apareció una chica de cabello verde corriendo, escondiéndose detrás de Elizhabet, quién al mirarla se percato que era Lolita, solo que disfrazada.

-¿Qué haces aquí?- pregunto la gatita protegiéndola de algunos guardias de seguridad.

-Vine aquí porque… porque… tengo algo que entregarle a Akabane…- menciono una muy nerviosa joven quién jadeaba con cansancio.

-¿Cómo llegaste aquí, cómo sabías que estamos aquí?- fue cuando Lolita le enseño su dispositivo móvil enseñándole la misma pantalla que tenía la aplicación de Eagle –Oh… así que tú también la tienes… cualquiera puede tenerlo…- arrugo el ceño molesta.

-No, solo yo hacke el dispositivo de tu gorilon, soy la única, por que soy la más chingona, ya sabes necesitaba encontrarlos ¿Dónde está Akabane?- pregunto la joven disfrazada, ignorando que había guardias que querían alcanzarla y que Elizhabet impedía, haciendo la seña de silencio para evitar despertar a la menor.

-Está muy mal herido, junto con el Señor Vulture, al menos el segundo está consciente, el que te secuestro está en coma o algo parecido- explico haciendo que el corazón de la de cabello verde se encogiera, estaba asustada, no quería perderlo, no quería estar ahí con él, considerándolo un traidor, pero tampoco quería que le pasara nada.

-¿Vulture?- menciono un tanto sorprendida.

-Todos parecen conocerlo, debe ser muy popular, está mal herido, se enfrentó a Akabane para evitar que matara a Victoria, al final ella se robó la USB y escapo…-

-¡¿Qué esa perra qué?!- exclamo una molesta humana, quién se mordió el labio inferior, no iba a culparlos, al ver que su amiga también estaba herida, debió ser algo duro –Esa jodida bruja- entonces Eve se despertó de golpe ante el grito mirando a todos, para después volver a llorar. Todos intentaron evitar que hiciera un escándalo, puesto que si algo odiaba su jefe es que hicieran llorar a la menor.

Esto lo aprovecho Lolita para ir a la habitación, no sabía cuál era, pero Elizhabet fue con ella indicándole cual era, al ver a esos dos en cama, sobre todo al amor de su vida se le hizo un nudo en la garganta. Se acercó a Akabane primero, lo cual se le hizo contradictorio a la pelirroja, pensó por un instante que iba a matarlo más la contraria solo saco un pequeño frasco y dejo caer una gota en los labios del pelinegro. Después fue con Vulture para hacer lo mismo, la gatita pensó que era un veneno, por un momento creyó que sería correcto dejarla que lo hiciera con el asesino, más no se esperaba que lo hiciera con el enorme hombre, más cuando intento detenerla era tarde. Una vez la joven tecnológica termino tapo el recipiente con la última gota y la guardo.

-¿Qué haces? ¿Qué es eso?- expreso molesta la felina, mirando fijamente a la contraria.

-Esto me lo dio un ángel, es para regenerar heridas, mejorar la calidad de vida y purificar, maldiciones y todo eso- explico la de cabello verde a su amiga con toda la paciencia del mundo, esperando que los demás despertaran, los ojos de gato sin embargo tenían sus dudas –Sólo queda una gota, no sé si es para ti, pero tu no pareces estar en riesgo de muerte…- murmuro para dar media vuelta y marcharse de ahí, no quería hablar de eso cuando estuviera Akabane, la gatita por su parte la siguió.

-¿Un ángel? ¿Cuál? - pregunto la pelirroja, mirándola curiosa.

-La señorita Etoile, por supuesto- afirmo la joven disfrazada, asegurándose de que no hubiese algún guardia, encerrándose en un cuarto vació con su amiga.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos reunidos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.