She's back... [Privado]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:47 pm

Aun así, no podía dormir, no debía y por ende no tenía pijama, tenía puesto una falda larga hasta los tobillos color azul marino, unas pantimedias gruesas negras que se había comprado y una blusa de manga larga color hueso pegado su cuerpo.

Había cerrado la puerta detrás de sí.

Nat-chan

Fueron las palabras que la petrificaron dejando caer la taza de café, su olfato le estaba fallando, normalmente sabría que él estaría ahí, pero con ese nivel de cansancio lo último que haría su cuerpo era dar fuerzas a esas habilidades; había órganos más importantes qué atender.

La oscuridad había ayudado a ocultar la mueca que ella, a pesar de ser tan fría e indiferente; había mostrado. Era una mezcla de miedo con timidez. Retrocedió lentamente, cautelosa, intentando mantener el control de sus emociones, lo había logrado, puesto que ese chiste tan malo la había puesto seria. A veces no se puede tomar en serio al pelirrojo, pero entendía, que sería un terrible error no hacerlo.

Al prenderse la luz la chica miro al pelirrojo con atención, tanto, que tardo para ver la sabana roja abultada, que al percibirla se imaginó lo peor. No estaba muy equivocada. Él había sacado una especie de cama plegable ¿Cómo apareció eso si no lo había instalado? Nat hacía ya mucho tiempo que no se hacía esas preguntas, sabía que ese lugar estaba lleno de incoherencias y al parecer de algo llamado magia.

Demasiada cansada y desconcertada, observa a ese hombre acercarse, era tan lento que sus sentidos empezaron a inundarse de su aroma, se avergonzaba entender que disfrutaba ese deleitante olor a Joker/Slevin. Agacho ligeramente la mirada, dejando que las hebras de su cabello taparan su rostro con el fin de ocultar cualquier pigmentación escarlata.

Cuál sorpresa fue que este la tomo de sus hombros con tanta presión que era seguro, iban a atravesar su piel, la joven gruño cual lobo y como si fuera una gran revelación, él fácilmente la estampa contra esa cama, con una fuerza que hasta ella se quedó anonada. Joker era un mago poderoso y completamente desquiciado, pero su cuerpo jamás tuvo más fuerza que ella ¿Qué paso? ¿Será por el cansancio? Antes de que reaccionará y su cabeza dejara de dar vueltas;  el mordió su hombro a través de sus ropas, los músculos empezaron a cortarse como si fueran mantequilla, los tendones se rompieron, las venas reventaron; esto causo que ella levantara su otra mano para alejarlo -¡Joker qué…!- se quejó pero entonces la volvió a morder del otro lado, incluso antes de que ella pudiera empujarlo. Culpaba a la falta de sueño, seguramente era eso, entendió que para poder defender a los pequeños tenía que estar al 100.

El cuerpo de Nat, lentamente empezó a curarse solo, uniendo células, produciendo nuevas, reconstruyendo tejidos, reparando arterias y venas. Habían sido heridas profundas, por lo tanto, era normal que tardaran. Lo primordial era evitar grandes pérdidas de sangre, siempre repararían primero el torrente sanguíneo. Por ende, la ropa de la chica estaba ya manchada de sangre, más no de manera abundante. Ahora era atada a la cama con grilletes, se sintió torpe otra vez.

La doncella miro al arlequín, quien sin decir nada, la amenazaba con unas cartas, que sabía no eran de cartón, no duro mucho para que pudiera mover sus manos intento romper sus ataduras. Imposible. La joven desesperada, aunque su rostro era inexpresivo; intento volver a intentarlo, el metal ni siquiera se doblaba -¡Ah!- grito, una de esos naipes le había cortado la parte superior de su rodilla, clavándose incluso en el hueso. La loba apretó la dentadura y arrugo el ceño, mostrando ferocidad. Entonces, otra golpeo la parte superior -¡Grrr!- gruñía cada vez que esas armas penetraban su piel, incluso con la falda puesta. Nat jadeo intentando contener el llanto “Es un castigo, es un castigo…” se explicaba desesperadamente, no es que ella quería derramar lágrimas por él golpe, le dolía que él la castigara y al mismo tiempo entendía. En su psiquis se decía “Te mereces esto, así que afronta las consecuencias” era como revivir la vida con su manada, una y otra vez.

La explicación de Joker de qué era donde la había acostado y la tenía como prisionera, no hacían que se tranquilizara. Cada palabra que él decía la hacía imaginarse el inmenso dolor que sentiría, al final de cuentas, no importaba cuántas veces pueda curarse, seguía siendo un ser vivo y podría morir. Intento usar todas sus fuerzas o mejor dicho las que tenía; suplicando no sucumbirse al fin aterrador que le estaba describiendo su captor. Cerro fuertemente los ojos. Nada, no pasó nada. La joven abrió los ojos para que el pelirrojo le mostrará que no había una batería.

olvide que la deje cargando, la ultima vez los use tanto que se descargo jajajaja

-No te creo una sola palabra- Gruño la chica, quién sabía que él era un loco, empero, no un estúpido. Observo como se había quitado el sombrero, dejándolo en el piso -No te atrevas a jugar a eso conmigo… - guardo silencio, cuando levanto dicho objeto, aparecieron varias agujas, con la punta brillante y amenazadora -¿Qué vas a hacer?- ¡Qué pregunta! Sabía que iba a hacer con eso, su cuerpo estaba rígido, esperando el golpe y sus ojos se sobre abrieron. Obediente empezó a escuchar sus palabras, suplicando que fuera una amenaza para mantenerla quieta; y era difícil poner atención si él hacía malabares con esos objetos puntiagudos.

- ¿Un demonio? - "¿El Señor Vergil?" pensó, entonces el contrario lanzo aquellas jeringas como si fueran petardos y se los enterró en su piel que ya se estaba recuperando, era como clavarlos nuevamente en la herida, en  la carne desnuda y sensible, atravesando su falda, su blusa, sus medias gruesas.

-¡Ngh!- intento contener un grito, lo más doloroso era cuándo él introducía el líquido en su torrente sanguíneo, era como aceite quemando sus venas -¡Basta!- levanto la voz agachando la cabeza.

-¿Un hombre de cabello blanco y piel morena?- murmuro la joven, luchando con el ardor que sentía, la estaba usando como tiro al blanco, esta vez él la lanzo a su costado, en su cintura, en su cadera, entre sus costillas, otro terrible ardor le quemaba por dentro, mientras el loco le introducía más líquido. Sus ojos estaban ligeramente acuosos, se retorcía ligeramente, intentando calmar ese terrible malestar. Cerro sus ojos un momento, escuchando la historia, lo cual sería muy difícil ya que no estaba en las mejores condiciones para poner atención.

Él rio, rio como nunca antes lo había hecho, causándole mala espina a la joven, entonces volvió a abrir los parpados, miro en el ojo de quién la tenía como esclava, era una furia que lo sintió en sus huesos, se había asustado de solo verlo, temerosa, incluso mucho más que antes. Por instinto, intento nuevamente zafarse de sus ataduras sin ningún resultado, sólo se lastimaba sus muñecas y tobillos.

-Yo… lo siento…- tartamudeo, asustada, incluso su expresión se había mostrado, sólo para el deleite de su captor. Guardo silencio al ver como él sostenía esas jeringas, cual si fueran dagas. Asustada intento retroceder, como si quisiera fundirse con la camilla. Era como si escuchara un plan de parte de Joker, como si fuera un malvado de Disney que dice que hará mientras hacía una fechoría.

-¿Nuestra?- murmuro la joven, era como si no captara lo que le decía, algo esta mal ahí, además de que no podía sentirse feliz si era amenazada de esa forma, al menos le daba a entender que no iba a morir. Fue entonces cuando le enterro la jeringas en su hombro, justo donde la había mordido.

-¡Ahh!- solto un grito, sintiendo como él introducía algo en ella, algo que de inmediato hizo que se le empezara a nublar la vista, sentía un mareo poderoso. No podía siquiera escuchar lo que dijo Joker, sus sentidos se iban apagando como si fueran interruptores, uno a uno. Sólo escucho perfectamente “Mía” antes de que la oscuridad la inundara.

Pasaron varias horas incluso después de las 4 que él mismo Joker había afirmado, ella permaneció dormida abrazando su almohada, la sangre de sus ropas se había secado, pasaron en total 18 horas dormida, su cuerpo lo necesitaba y aprovecho, teniendo pesadillas con más frecuencia de lo que ella querría. Todos sobre su manada y su cacería.

Abrió los ojos lentamente, recuperando la conciencia. La albina se sentó lentamente, tallando con la mano la cara, intentando recordar qué había pasado. No paso mucho tiempo para que al voltear viese al pelirrojo dormido en la silla. Sintió que los recuerdos la golpeaban con fuerza. Joker jugando con ella al tiro al blanco, su mirada llena de odio, lo que había pasado con los niños, con Slevin. Sentía que toda era su culpa, por ende no podía enojarse con él, lo que pasaron ellos fue horrible.

Coloco sus dedos cerca de sus labios, como si así evitara decir algo, preocupada, retrocedió hacia atrás por inercia, lentamente hasta que escucho un ronquido.

Está dormido…” dedujo la doncella, quién con sumo cuidado, bajo lentamente de la cama, temerosa, fue a la bodega de telas y saco una de las cuerdas que venían con el material. Ella tuvo que pensarlo mucho, pero una vez estuvo frente al ser que más temía en el mundo, se decidió, lo termino amarrando en la silla, primero del torso, luego las manos a las patas traseras y los pies a las delanteras. Sentía que en cualquier momento se levantaría, por suerte no fue así, al parecer no era la única que necesitaba un buen descanso.

Tonto, dices que soy tuya pero estas durmiendo aparte, podríamos haber compartido la cama” pensó Nat, algo que de inmediato descarto, él no era su alfa. Sus mejillas se habían coloreado ligeramente ante ese pensamiento. Se miró a sí misma, su ropa se había arruinado.

-Joker idiota- murmuro, empezando a cambiarse de ropa, la desnudez para ella, como ser salvaje era nada, la ropa la necesitaba porque siempre tenía frío, pero mostrar su cuerpo tal cuál era, no era un problema. Tampoco habría problema tener la ropa llena de sangre o rota, pero no podía subir así con los pequeños. La doncella se quitó la blusa, notando que también había lastimado y manchado la lencería y dejando a relucir los hilos encarnados en forma del logo del circo “Compre para tener que ponerme, no para que la destruyas Joker” se quejó internamente. Fue al baño a bañarse, necesitaba relajarse, pero esa mirada de aquel hombre cruzaba por su cabeza, una y otra vez.

Una vez termino la ducha de agua caliente, se secó para ir a vestirse. La relación de Nat con Joker no era romántica, ni sexual, era más bien intensa, así que no sentía peligro de vestirse a la contraparte más lunática del chico (Nat piensa que es un trastorno mental). En cambio, frente a Slevin es otra cosa. Llevando dos años con ellos, viviendo en el mismo techo a lo más que ha llegado con Joker eran besos, mientras con Slevin ha llegado hasta tocarla de forma “extraña”. Una situación fuera de lo normal, tal vez, pero la joven seguía tan virgen como cuando la conoció.

Se colocó un vestido amarillo con negro, rico en bordados, no sabía en qué momento él se había levantado e ignoraba por completo lo que estaba haciendo; tampoco le importaba mucho, estaba centrada en ponerse las medias blancas.

-Me alegro que despertaras- menciono la chica cepillando su largo cabello plateado -Tú manera de “conversar” es tan incoherente como tú, Joker- la actitud de la joven era tan fría e indiferente cómo siempre, pero esta vez sea veía más femenina al hacerse unas coletas con cintas que había tomado de su colección -Quiero aclarar unos puntos contigo y darte algunas propuestas, si es que tú psiquis puede aceptarlas- los ojos escarlatas se dirigieron al hombre parlanchín, pero mateniendo su distancia, no podía evitarlo, la atemorizaba.

Regalo :

-Ahora que me diste esa valiosa información sobre lo que paso, aunque no puedo recordar mucho, gracias a tu ingeniosa y poco practica manera de dialogar; Tengo una pista y me retirare de aquí en un par de meses, puesto que buscaré a aquel que profano con sus asquerosas manos a los cachorros -Ella se levantó de la cama con sumo cuidado para acercarse lentamente, el punto era mostrarse fuerte, esas pequeñas pausas de unos segundos los convertía en un contorneo de su cuerpo, muy coqueto, como si quisiera intimidarlo con su sensualidad, aunque sólo era una vil estrategia -Quiero esos meses para que me uses, siento que esto fue mi culpa al haberme marchado y quiero que mis genes los tengan los niños, principalmente y ustedes -Se refería a Slevin y Joker. Ella misma no podía creer lo que dijo, pero si ellos podían regenerarse, no habría oportunidad de que les pasara algo ¿Verdad? Sabía en toda su infinita sabiduría que se estaba hundiendo, sin embargo, sentir que Slevin ya no estaba la había afectado - Sé que tú puedes hacerlo, no hay nadie más inteligente y loco cómo para hacer eso- la doncella tomo con delicadeza el mentón del arlequín, con cautela para no perder ni un dedo -Una cosa más, deja de decirle a tus hijos que soy tu hembra. Soy una licántropo y tendré que tomar mi camino como tal, terminaras rompiéndoles el corazón una vez encuentre a  mi macho y tenga que formar una familia con los de mi especie- esclareció soltando su rostro, para dar media vuelta, incluso para ella esa noticia que salió de sus labios le parecía mal, era como si ella misma entendiera que las cosas no deberían ser así.

-Aunque piense que eres un loco, un idiota. Eres el mejor alfa para tu manada, así que por ello te traeré al responsable con vida. Tu decidirás cómo castigarlo… yo tendré que irme por qué... – la joven le costo respirar, era como si lo que fuera a decir le costara demasiado, necesitaba darle una explicación, aunque entendía que él estaba loco, no la comprendería -Yo, tengo mi familia. A mi manada esperándome, entiendo que no estamos en buenos términos, empero, si yo aceptara que soy de ustedes…- “Estaré traicionando a mi manada, me han dicho siempre que lo más importante es la unión, no quiero ser la mala otra vez” los ojos de la chica cayeron al piso, había cosas que ella tampoco entendía, sabía que sólo hacer lo que sentía podría traer problemas, tenía que pensar claro, por encima de todo, aunque su depresión le ocasionaba serios problemas emocionales.

Se acerco nuevamente a su ahora rehén, tenía que ir a hacer de comer, tomo sus hombros con suavidad, con miedo tal vez y acerco sus labios justo a los del arlequín hasta sentir su respiración golpear su labio inferior “¿Qué estoy haciendo?” se pregunto antes de efectuar la acción para desviarse y lamer su mejilla

-Gracias- musito, dando media vuelta para alejarse de ahí.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:48 pm

Pasaron varias horas, mas de las que tenia pensado dormir Joker, al final termino durmiendo casi las 8 horas, no fue si no hasta que Natalia lo desperto con el sonido de la ducha que este abrio su ojo, la licantropo se acerco a el comenzandole a hablar, mientras que el arlequin bosteza mientras estira sus brazos y talla su unico ojo, Joker queda en silencio escuchando todo lo que Natalia tenia que decir, el arlequin no recordaba una ocasion en que la joven licantropo hubiese hablado tanto, no era comun en ella, ademas lucia nerviosa y apresurada, claro que esto no lo reflejaba su cuerpo, por que se mantenia tranquila y fria, pero Joker sabia leerla como a un libro abierto

Joker sintio que fueron horas las que estuvo Natalia hablando frente a el, tal vez sintio tanto tiempo por haber estado callado, por lo regular la interrumpiria pero estaba interesado en saber a donde terminaria su platica, finalmente la albina termino todo con un "gracias" y se dio la vuelta, pero Joker rapidamente la sujeto con fuerza de la muñeca sin levantarse de su asiento — hablaste mucho Nat-chan, pero no dijiste nada que fuera divertido — dice sonriendo girando el rostro hacia la chica — ademas ¿no recuerdas que ya hablamos respecto a usarte? eres una chica muy olvidadiza Nat-chan, el unico que puede ser sacrificado por el bien de la familia soy yo, si quieres quitarme el derecho tendras que matarme y ocupar mi lugar... —

A pesar de mantener aquella enorme sonrisa en su rostro, se podia notar que eran muy enserio las palabras del arlequin — si no estas dispuesta a matarme, entonces no hables de nuevo de eso... es tan... aburrido — dice observandola pero sin soltarle la mano, con su brazo libre saca el naipe de cartas arrojandolas en la cama una a una, sin ninguna razon en especial o al menos eso era lo que parecia, ya cuando la ultima carta fue arrojada a la cama, el arlequin jala el brazo de Natalia haciendola sentar sobre este — te contare una historia de mi libro invisible Nat-chan—

Joker se quita el gorro y mete su mano dentro de este, sacando... nada, vuelve a colocarse el gorro y hace como si tuviera en gran libro en sus manos — hace 390 años, existia una gran familia de criaturas magicas, parecidos a los unicornios, pero tenian alas en forma de murcielago, habitaban los bosques humedos, eran criaturas misteriosas, fascinantes y muy unidas, todos eran una gran familia — hace el ademan de que cambia de pagina — un dia un alegre arlequin se encontro con esa familia y le parecio muy divertida una de esas criaturas, por lo que se la llevo consigo, aunque ella en un inicio no queria — hace una pausa para aclararse la garganta y toma un vaso de agua invisble haciendo como que bebe de este

— La bella criatura le decia cosas a aquel amable arlequin, cosas como que no eran de la misma especie, que ella tenia que estar con los suyos, era imposible estar con alguien diferente y entonces... el hizo lo que mejor sabia hacer, lograr que lo imposible se volviera posible — nuevamente hace como si cambiara de pagina y se aclara la garganta — pasaron dos dias en que la bella criatura no supo nada de nuestro simpatico protagonista, asi que ella decidio salir a visitar en el bosque a su familia, al llegar... a todos les faltaba la cabeza y el corazon, adultos, ancianos, cachorros... todos sin cabeza ni corazon y no importa que tan buenas celulas tengas, sin esas dos cosas no puedes regenerarte jajajaja —

Comenzo a carcajearse e hizo como si el libro se cayera, por lo que se inclina solo un poco para levantarlo, busca la pagina donde se quedo y continua el relato — aquella bella criatura grito tan fuerte que nuestro protagonista que coincidentemente estaba alli, salio a verla, entonces mirandola a los ojos le djo... — en ese momento Joker sujeta del menton a Natalia para mirarla — ya no tienes con quien volver... ya no tienes de quien preocuparte.... eres unica ahora como yo... asi que soy lo unico que te queda... y eso te va a gustar... — dice mirandola fijamente meintras sonrie como un loco y luego tal cual demente cierra el libro inexistente soltando a Natalia

— Y la moraleja de esta historia Nat-chan, nunca contradigas al protagonista de la historia, por que al final el siempre logra lo que quiere jajajaja — se comienza a reir para sujetar a Natalia de la cintura y salir con ella de la habitacion, caminando hasta la cocina, ya sentados en la mesa se encontraban La junto a Lo hablando de peliculas, Sledge muy feliz con el enorme peluche sentado a su lado y acariciandole la cabeza, Jester tirado en el sofa con un desarmador y una pieza de metal con cables dentro, armando alguna cosa seguramente, Sly en su habitacion durmiendo, Kuriban y Piroro sabra dios donde

— Familia, Nat-chan en cuatro meses ira lejos de aqui, yo ire con ella y ustedes nos esperaran aqui, volveremos por ustedes cuando tengamos donde quedarnos, asi que aprovechen al maximo al Nat-chan estos dias — los dos pequeños junto a Sledge se ponen de pie colocandose frente a Natalia, Lo y La comienzan a decirle todos los lugares a donde quieren ir con ella y Sledge haciendo un enorme esfuerzo con su timidez le da un abrazo a Natalia — gracias por.. por... el señor peluche — mientras eso pasa Joker se sienta al lado de Jester — dile a los mayores que en 4 meses pintaremos sonrisas de sangre y traeremos a Slevin de regreso, necesito que esten aqui listos, tu y Sly vendran tambien — Jester asiente con la cabeza, su rostro esta vez se puso muy serio y subio corriendo como loco en busca de Sly

— Familia, debo ir donde Kuriban y Piroro para hablar del viaje de Nat-chan, ustedes ayudenla a preparar el desayuno — les dice con una gran sonrisa para luego salir de la cabaña rumbo al lugar donde se estaban quedando Kuriban y Piroro, tenia que darles una noticia que seguramente no les iba a agradar en lo mas minimo
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:49 pm

-Familia, Nat-chan en cuatro meses ira lejos de aqui, yo ire con ella y ustedes nos esperaran aqui, volveremos por ustedes cuando tengamos donde quedarnos, asi que aprovechen al maximo al Nat-chan estos dias

La doncella estaba completamente perturbada, su respiración estaba un poco acelerada, empero, eso no era motivo para que no reaccionara, podía decir que no estaba de acuerdo, aun así, ella apenas si hizo un ruido con sus cuerdas vocales, que, sin dudas, se negaban a emitir un sonido. Temía de hablar, de preguntar, de decir algo. Sin embargo, recibió un abrazo del tímido de Sledge y la atiborraron de una multitud de propuestas para salir. Esos enormes zafiros se dirigieron a donde se encontraba Joker, quién sólo se apartaba. Entonces ella, dedico el tiempo que merecían los más chicos.

-Me alegro que te gustara pequeño Slegde- anuncio con la voz fría, pero intentaban hacer un ademán de una sonrisa, aunque no le salio realmente.

Era tarde, pronto los niños se irían a dormir, por lo tanto hicieron un plan todos juntos para aprovechar al máximo los días venideros, ante de la inevitable separación. La albina escribía los días en que se realizaría cada actividad y que lugar. Siempre había sido muy organizada.

si no estas dispuesta a matarme, entonces no hables de nuevo de eso... es tan... aburrido

Recordó las palabras del pelirrojo, por un instante dejo de redactar, mientras que los pequeños seguían hablando “Supongo que intentaba ser tan importante para esta manada como lo eres tú… hiciste bien en ponerme en mi lugar” analizo la chica, con esa auto respuesta siguió con su tarea. Sintió un tirón en el pecho al pensarlo, para Nat sólo eran emociones y no era importante cómo se sentía. Primero era atender a los chicos.

Hora de la cena. Estaba picando las verduras, de manera lenta y ceremoniosa; tampoco es que el caldo necesitará una fina y perfecta picada para alguna salsa. Estaba pensativa. Por un instante quería ir a ver a su familia, sin embargo, corría tres riesgos: Joker se molestaría que saliera, que su manada la intente cazar o que estuvieran todos muertos. Era probable que el pelirrojo sólo la allá advertido, por ende, lo evitaba.

ya no tienes con quien volver... ya no tienes de quien preocuparte.... eres unica ahora como yo... asi que soy lo unico que te queda... y eso te va a gustar...

¿Me va a gustar?” La doncella se repitió en la cabeza, reviviendo ese momento tan terrorífico en su mente, sentada en las piernas del pelirrojo, que la había intimidado “Supongo que es cierto, me gusta estar aquí, defendería a esta manada por encima de todo… sin embargo. Si yo tuviera que elegir entre esta familia y mi manada… no hay manera de que pueda…” suspiro pesadamente dejando de hacer su actividad, entonces busco en la alacena, necesitaba algunos ingredientes más “Entiendo que fue una amenaza” suplico internamente al recordar el final de la historia, esperanzada de que fuese así “¿Por qué me quiere en sus filas?” entrecerró los ojos encontrando la lata que necesitaba entre tanta despensa “¿Quiere una ayudante para cuidar a los niños? ¿Acaso le agrado cómo es que interactuaba con ellos?” creyó que pensaba de una manera muy positiva, aun así, continuo “¿De verdad me quiere cómo parte de su manada? ¿Puedo quedarme aquí?” distraída, no pudo evitar que se cortara, rápidamente se hizo hacia atrás, mientras veía como su carne se reconstruía, fue como una llamada de atención para la albina, una terrible señal “Ya tengo una familia, esa familia me dio mis poderes, mi fuerza, mi vida, soy mi manada” entrecerró los ojos observando su dedo ya sano.

Con ese pensamiento en la cabeza termino de hacer la cena y comenzó a servir, habían llegado todos a comer, ella prefirió sentarse lejos de Joker, necesitaba pensar “Ciertamente, estoy sola. Mi familia no me quiere con ellos” miro el reflejo de la sopa, mientras escuchaban como reían entre ellos, sintiéndose ajena a todo nuevamente “Ellos quieren ser mi familia y yo sigo siendo una licántropo de la manada Luna Llena. Una guerrera… que no tiene nada” mientras todo esto sonaba en su cabeza, empezó a mover el caldo con lentitud. Escuchando los planes de la boca de los niños, explicándoles a su padre que harían y cómo. Ella por otro lado, intentaba evitar mirarlo.

Una vez todos terminaron de cenar, ella empezó a levantar la mesa, les dio permiso a los pequeños para que jugaran con sus nuevos artículos de interacción (juguetes). Aún necesitaba tiempo consigo misma “A pesar de que lastime a esta manada, me quieren aquí” se afligió, pasando un trapo por la superficie de la mesa “¿Qué papel desempeño aquí?” se preguntó mirando el paño que tenía entre sus manos “La chica de la limpieza, la bailarina, la intrusa…

Lavaba los trastes mientras miraba las fotografías de los pequeños “La amiga, la cuentacuentos…” Una vez termino fue al cuarto de los pequeños para mandarlos a asear “La madre”.

La chica ya había leído el cuento para los tres dulces chicos, que nunca tenían problemas para dormir. Algo que la doncella agradeció infinitivamente, necesitaba más tiempo en su soledad “Soy la que está sola, la depredadora, una loba sin manada y ahora sólo soy una chica” volvió la vista al techo “¿Por qué con una manada en donde no tengo nada en común, me quieren?”. Intento responderse a esa incógnita, era imposible.  

Saco una libreta muy pequeña del tamaño de una cartera de bolsillo, eran los deseos que tenía desde que era una cachorra. Entonces se dejó caer en el piso, para recargar sus brazos en la cama -Ser una gran bailarina de renombre, ser una loba muy poderosa ¿Encontrar al macho más poderoso de todos y ser su hembra? - se sorprendió que siendo tan pequeña tuviera esos intereses, pero eran sueños de pubertos - tener mínimo 20 cachorros, encontrar a alguien que me ame, saber qué paso con mi hermana, tener a mi manada. Un “Estoy orgulloso” de mi padre y un abrazo de mi madre -Una lagrima empezó a caer de su mejilla, entendiendo que muchas de esas cosas jamás se volverían realidad “Sólo sé que no quiero estar sola, quiero ser útil. Quiero que Slevin despierte, quiero…” empezó a secarse torpemente sus diamantes, que brotaban sin reparo alguno.

Cuándo un sueño se rompe en varios trozos, sin posibilidad de realizarlo, aun cuándo te esfuerzas tanto para obtenerlo, se fractura el espíritu y caen como perlas por los ojos, eso le paso a la albina. Ya sabía que muchas de esas cosas no volverían a pasar, empero la esperanza que tenía de que se hicieran realidad, era lo que hacía que cada mañana se volviera a levantar.

Aún tengo una promesa que mantener” se dijo la albina, mirando su brazo con esa costura hecha en su piel, llena de sangre seca.

- ¿De dónde saco nuevos sueños? - Se preguntó colocando su mano sobre su cabeza, sin poder evitar derramar lágrimas - ¿Cómo reemplazo los viejos? - al no tener, una vez más; una respuesta, se dio a la tarea de seguir haciendo ropa. Después de todo, hacía poco había despertado, no tenía sueño aún. No podía evitar derramar lagrimas de vez en cuando al seguir pensando, como si estuviera lastimado a propósito.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:51 pm

El arlequin se habia pasado todo el dia fuera, a pesar de que la visita a Kuriban y Piroro no duro mas de media hora, pero debia ocuparse de mas cosas, no fue si no hasta tarde por la noche que el arlequin volvio a la cabaña, antes de entrar observo a Sly en la entrada, ambos solo cruzaron miradas pero ninguno habló, Joker entra a la cabaña sonriente y va hasta donde Natalia se encuentra, camina hasta la recamara encontrandose con ella haciendo la ropa, sin embargo lo que atrajo su atencion fueron las lagrimas de la joven.

— Nat-chan... no tienes por que llorar, ya esta todo listo para el viaje, Kuriban y Piroro cuidaran a los niños... en cuatro meses Slevin estara de nuevo con la familia — Joker sujeta de la cintura a Natalia sonriendole y tomando la sabana de la cama los cubre a ambos para luego aparecer en el centro de un bosque completamente muerto, los arboles tan secos que una simple brisa los haria polvo, curiosamente a pesar de ser un bosque en la noche, no se sentia la mas minima brisa, no se escuchaba ningun sonido ni de animales, tampoco de insectos y como se menciono antes ni el viento hacia sonido, era como si no hubiera nada mas que aquellos grandes arboles secos.

— Desde que te rescate de los secuestradores, no has hecho mas que estar triste y llorar, sabes que a mi no puedes ocultarme nada, veo tus emociones y no me gustan... son aburridas — Joker camina tranquilamente posandose frente a Natalia, saca uno de sus naipes por el cual pasa su lengua en los bordes, todo parece indicar que lastimara a Natalia con dicha arma, sin embargo la lanza contra uno de los arboles secos convirtiendolo enseguida en polvo, acto seguido toma un segundo naipe y lo lanza contra otro arbol, repite esta accion cinco veces mas, en total siete arboles fueron convertidos en polvo

Luego de esto Joker saca una barita de director de orquesta, con dicha bara comienza a entonar una cancion o mejor dicho a tarareara al compaz del movimiento de su mano — La, lalala, lalalala, laaaaaa, lalaaaaa — canta mientras aquel polvo de los arboles comienza a levantarse del piso como si fuera arrastrado por una sutil brisa, amontonandose para luego empezar a rodear tanto a Natalia como a Joker, poco a poco la barita se mueve mas rapido causando que aquellas particulas de polvo se muevan igual de rapido, rodeandolos como si quedaran en el ojo de un huracan, las manos del arlequin se mueven mas y mas rapido.

Entonces aquellas partculas de polvo entran a los oidos y fosas nasales de Natalia con tanta velocidad y fuerza que logran derribar a la joven, obstruyendole por completo la audicion, asi como su olfato, por lo tanto para respirar tenia que abrir la boca, justo en el momento en que la joven abrio la boca para intentar respirar, el resto del polvo se metio dentro de esta, bloqueandole la garganta, Joker entonces se inclina frente a la joven para luego recostarse encima de esta acariciandole la mejilla — mi querida Nat-chan — pronuncia el pelirrojo aunque Natalia no podia haber escuchado absolutamente nada

Joker se quedo asi unos segundos para luego arrojar la barita hacia atras, hecho esto todas las particulas de polvo salieron en solo segundos del cuerpo de Natalia, Joker la toma con fuerza del brazo para levantarla junto con el — ¿no fue divertido verdad? — pregunta Joker con una gran sonrisa apretando mas fuerte el brazo de Natalia — nunca intentes ocultarme algo Nat-chan, por que todo lo veo incluso lo que no se puede ver... jajaja — rie soltando su mano — sigueme — dice a Natalia mientras comienza a caminar por ese misterioso bosque en linea recta, camina por ese mismo rumbo por casi media hora, en ese tiempo no hace mas que reir de la nada cada ocho minutos.

Todo el lugar parecia identico, daria lo mismo que estuvieran dando vueltas en circulos por que la posicion de los arboles y la forma de estos era indenticos, no obstante luego de unos minutos mas finalmente vieron algo diferente, un gran lago negro, claro el agua era clara muy clara de hecho, por eso es que reflejaba a la perfeccion el cielo negro, lo que daba a dicho liquido el aspecto tan oscuro — vamos a nadar Nat-chan — a pesar de decirselo con una gran sonrisa en su rostro se podia notar que no era una pregunta si no una orden

Joker dandole la espalda a Natalia comenzo a desprenderse de todas sus prendas dejandolas caer en el piso hasta quedar completamente desnudo, entonces camina hasta dentro de aquel lago, sumergiendose hasta que el agua lo cubrio casi por completo, dejando visible unicamente su cabeza, de esa forma se giro para observar a Natalia, dandole a entender que ahora ella tenia que ir junto a el
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:51 pm

El olor a de ese individuo que últimamente se la ha pasado haciéndole daño; había llegado a su fina nariz, inmovilizándola por unos segundos “¿A qué viene aquí?” se preguntó internamente, el sonido que hacía la puerta al abrirse fueron señal para secarse las lágrimas con ensaña. De inmediato se levantó de su asiento, como si estuviera haciendo algo indebido y había sido descubierta.

Nat-chan... no tienes por que llorar, ya esta todo listo para el viaje, Kuriban y Piroro cuidaran a los niños... en cuatro meses Slevin estara de nuevo con la familia

Intentando mantener su acostumbrado aplomo, ladeo ligeramente el rostro. Arqueando ligeramente la ceja, observando cómo él se acercaba, cada dos pasos ella retrocedía, intentando no mostrar temor ¿Pero qué rayos? ¿Cómo no estar arisca después de todo lo sucedido? Antes normalmente no la tocaba, si acaso muy poco. Era rudo, pero jamás la había intentado dañar como con las jeringas. Ahora era como si estuviera furioso con ella y la albina lo podía entender perfectamente, aunque, no por ello, dejaba de sentir pavor.

-Sólo bostece. Nada más- Mintió limpiando con sus finos dedos el líquido que se quedó atrapado en sus pestañas, sin reparo, sin importancia alguna. Dio media vuelta dándole la espalda -No me gusta que entres a mis aposentos como si nada- cerro los ojos arrugando el ceño, arriesgándose a ser asesinada por él, nunca se le da la espalda a un adversario, empero, estaba loco, daba igual si estaba dándole la cara o no. De inmediato sintió un suave toque en su cintura, las grandes manos del contrario pasaron por su estómago de una forma cálida, haciéndola voltear hacia él casi al instante, este le mostro una sonrisa que ella no supo interpretar. La doncella se perdió un instante en el único ojo que tenía mientras sentía como una sábana los envolvía.

Cuando volteo, estaban en un lugar completamente diferente. Era cómo viajar a otro mundo, los ojos de la doncella viajaron por los alrededores, sólo podía ver arboles tan podridos y viejos que se habían secado, volviéndose casi cenizas. Era como si le mostraran un cementerio de árboles, como loba esto le había afectado. Aun con esas manos sobre su vientre, giro para empujarlo con cierta fuerza, alejándose de él


Desde que te rescate de los secuestradores, no has hecho mas que estar triste y llorar, sabes que a mi no puedes ocultarme nada, veo tus emociones y no me gustan... son aburridas

La albina se quedó impactada, si antes le parecía temible ahora era peor. Ella se había quedado boquiabierta ¿Podía ver lo que sentía? Se avergonzó, era como estar desnuda frente a él, mostrar su vulnerabilidad y no era algo que solía hacer, después de todo, eso fue lo que hizo que su manada dejara de quererla.

-Deja de decir locuras. No fui secuestrada, ya te lo había dicho. No vuelvas a hablar de mis emociones, eso no puedes entenderlo, sólo eres un loco – lo miraba, estaba ahora frente a ella, con las cartas filosas pasándolas por su lengua. La albina retrocedió lentamente mostrando sus colmillos lobunos, esperando que la atacara. Su sorpresa fue ver que él había lanzado esas “armas” contra los árboles secos, algo que la joven interpreto cómo el último bostezo de aquellos ancestros inertes.

Escucho una entonación, conocía la melodía, estaba segura de era de Mozart. Volteo. Veía Joker como un director de orquestas con una vara en la mano, danzando las manos una y otra vez, en sus pies pudo observar cómo el polvo se acumulaba, moviéndose lentamente, dando un giro alrededor de ellos. Poco a poco, ello empezó a rodearlos, ella retrocedió contra su voluntad quedando cada vez más cercas del pelirrojo.

Hasta que, literalmente como si fuera un furioso enjambre, aquellas motas de polvo la golpearon en los oídos y la nariz. Sintió el dolor, cayendo al piso, notando que no podía respirar al instante, oír tampoco, pero eso era lo de menos en ese momento; entonces giró quedando boca abajo, inhalando por la boca, usando sus manos de apoyo, sin embargo, cuando lo hizo aquellas motas de polvo se introdujeron dentro, cerrando su garganta. La joven sintió el golpe tan profundo que sintió que rasgaron su esófago. Sólo pudo sentir el cálido toque de algo, que la hizo voltear, era Joker, sonriendo. Nada agradable para la fémina.

Necesitaba de oxígeno y con una decisión incontrolable, ya que se dijo a si misma que no moriría en sus manos y menos de esa forma. Coloco su mano sobre su cuello, desesperada estaba decidida a meter su dedo en la tierna carne para llegar a la tráquea y poder respirar. Eso le daría tiempo al menos. Sin embargo, a último momento, fue liberada, haciendo que se quebrara su plan de emergencia.

La chica aún en el piso inhalo con tanta fuerza que su garganta soltó un sonido suplicante, por ende, comenzó a toser.

¿no fue divertido verdad?

- ¡Eres un miserable! - se quejó arrugando el ceño con fiereza, mientras sentía como él la jalaba del brazo para levantarse, ella de un tirón intento soltarse, empero, no pudo ejercer tal acción; puesto que sentía como él lastimaba su brazo, ella sentía su fuerza causándole ciertos hematomas en su pálida piel.



nunca intentes ocultarme algo Nat-chan, por que todo lo veo incluso lo que no se puede ver... jajaja

La fémina se quedó sin saber que decir, era increíble que él supiera todo eso, pero estaba segura no podía leer su mente ¿Acaso la conocía? ¿Sabía con el brillo de sus ojos rojizos lo qué sentía? Sólo pudo escuchar su risa burlona, soltándola y alejándose.

sigueme

¿Qué lo siguiera? La chica quería dar media vuelta y retirarse. Sin embargo, Nat era lógica, sabía que estaba en un mundo extraño, sin olor, sin calor, mucho menos comida. Lo único que le quedaba era ese pelirrojo y esperar a que este quisiera regresar a casa. Por ello lo seguía a una distancia producente.

¿Estará molesto?” se cuestionó, mirando la espalda ancha del pelirrojo, intentando mantener la calma “Normalmente no me habría atacado… ahora es un poco más violento, me imagino que el acontecimiento lo puso de esa forma ¿También pensará que fue mi culpa todo esto?” el cabello blanquecino de la joven caía ligeramente por sus hombros y su rostro, parecía un alma perdida en ese paraje. Entonces, volteo a ver hacia el frente, era como una enorme mancha negra.

- ¿A qué venimos aquí? - pregunto con inocencia, pensando que eso era brea o petróleo.

vamos a nadar Nat-chan

- ¿Nadar? - la albina observo detenidamente cómo se había quitado su sombrero, dejando su melena roja despeinada, el quitarse una a una las prendas de su torno la había sonrojado, notando la piel un poco tostada de su espalda. Claro que había visto a Slevin sin camisa antes, en teoría es el mismo cuerpo, pero eran tan diferentes mentalmente que Joker sin ello la ponía nerviosa -Escucha bien, no pienso…- el hombre se había quitado la parte inferior, las traviesas pupilas se giraron a ver sus piernas fuertes y subir por sus glúteos, tragando un poco en seco al notar la manera en que lo había mirado - ¿Tienes calor? ¿Estás cansado por la caminata? Deberíamos volver entonces...- pregunto con suma inocencia, intentando pensar en otra cosa, no iba a admitir nunca que ese bufón le atraía y mucho.

Escucho como él se metía al enorme charco, sumergiéndose hasta quedar sólo una esfera roja, que volteo a verla, esperando que ella hiciera lo mismo. La joven se había acercado, notando que lo que pensó era petróleo, realmente era agua cristalina, tan pura que reflejaba el cielo, la doncella se hinco en la orilla y metió ligeramente la mano en el líquido, era sólo agua corriente y fría, aunque ella era albina, para ella todo era frío. Giro a verlo y él la miraba fijamente “¿Por qué me miras así?” se preguntó, sólo pasaron algunos segundos para que reaccionara.

Se levantó casi de inmediato, moviendo su vestido travieso, golpeando sus medias blancas, lo cual era un decir, se habían olvidado de ponerse los zapatos hasta que Joker llego, por lo tanto en su travesía la planta de su pie se hizo oscura.

- No - pensó que hacerse daño para poder respirar, en su condición de regenerarse era una cosa, había posibilidades de sobrevivir, empero, en el agua, era otra cosa, no habría nada que pudiese hacer -Una cosa es que me des ordenes por el bien de tu familia, es respetable, eres el Alfa. Sin embargo, no puedes ordenarme las cosas como si fuera tu pareja. No lo eres. Nuestra relación es estrictamente profesional ¿Además cómo crees que podría nada desnuda con un macho que no es el mío? - levanto la voz para este escuchara, no tenía a otro macho o novio en ese momento, lo dijo porque ella, en su psiquis sabía que tendría uno en el futuro, es decir, le era fiel a un novio que en si aún no existía o no sabe de su presencia.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:52 pm

Mientras Natalia hablaba, Joker sumerge lentamente su cabeza dentro del lago hasta cubrirse por completo, quedando cerca de dos minutos bajo el agua solo para luego sacar la cabeza observando a la chica — me aburres Nat-chan — dice sonriendo mientras comienza a nadar boca arriba en aquel lago, pero sin alejarse de la orilla, al menos no tanto como para que Natalia no pudiera seguir escuchandolo — alfa, pareja, relacion, profesional, macho... que palabras tan aburridas y sin sentido, dices solo locuras Nat-chan —

Dice sonriendo para despues nadar hasta la orilla saliendo del lago, quedando de pie frente a Natalia — necesito a Slevin o todo perecera — dice aun sonriendo tomando con fuerza a Natalia del cuello, presionando con la suficiente fuerza para cortarle el oxigeno, haciendo que por inercia saque la lengua, ya que la joven hace esto, entonces el arlequin le da una larga lamida a la lengua de Natalia y despues la suelta permitiendole respirar una vez mas — eh comido algunos licantropos pero no soy uno — se encoje de hombros riendo un poco — lo que si se es que tu eres mia y jamas lo vas a cambiar —

Menciona muy tranquilo mientras va tomando su gorro para colocarselo encima, siendo esta la unica prenda que se coloca, quedando de momento aun desnudo frente a la joven licantropo — Londerio y Lauriene vivian en un pequeño pueblo, su padre bebia mucho liquido embriagante, daba golpes constantes a Londerio y abusaba sexualmente de Lauriene — hace una pausa comenzando a caminar alrededor de Natalia — el circo habia llegado a ese pueblo, no recuerdo por que, creo que Slevin necesitaba animales nuevos y en un bosque cerca habia criaturas interesantes — sigue caminando haciendo otra pequeña pausa — todos en ese pueblo sabian lo que pasaba con Londerio y Lauriene pero tenian miedo... pobres no sabían lo que es el verdadero miedo aun —

Joker rie un poco pero continua caminando sin parar rodeando a Natalia — una noche Londerio escapo con Lauriene, pero el padre se dio cuenta, ellos corrieron hacia el bosque y el padre los siguio... pobre... en ese bosque estaba yo comiendome un vampiro, muy sabroso porcierto aunque bastante seco, supongo es por que no tienen sangre jajajaja — comienza a reir y se detiene cuando queda frente a Natalia — ambos niños pidieron mi ayuda, yo los golpee en la cabeza haciendole una gran herida y cayeron desmayados, el padre de ellos intento llevarselos... gran error, le corte los dedos de la mano y le pele la piel con un pelador de verduras, me tomo muchas horas jajaja —

Vuelve a reir nuevamente haciendo que los cascabeles de su gorro se sacudan — luego abri la cabeza de Londerio y Lauriene, me comi una parte de su cerebro, absorvi todo su dolor, todos sus malos recuerdos y traumas, Slevin enfurecio conmigo por hacer eso, yo asesine a Londerio y Lauriene, pero di a luz a Lo y La — el arlequin termina de contar como fue que Lo y La se convirtieron en sus hijos, realizado esto mira fijamente con su ojo a Natalia — la familia con la que naces no siempre es la mejor, ahora dime Nat-chan... por que te aferras a decir que no eres de esta familia, conozco tu presente, conozco tu futuro, pero es momento de que me digas tu pasado... habla — da la orden el arlequin con una gran sonrisa en su rostro, mas sin embargo, su ojo denotaba seriedad, dejando en claro que no tenia opcion.
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:52 pm

me aburres Nat-chan

Completamente ofensivo y amenazante, la albina sabía que sólo estaba ahí, en aquella manada ajena, porque a él le parecía entretenido una licántropo con una habilidad para regenerarse, nada más. Ese siempre fue su concepto. Eso por alguna razón le dolía, se culpaba, puesto que se había hecho muchas ilusiones, aunque no quisiera; la gran mayoría, admitía, fue por aquel trato que había recibido hacía tiempo. Fue ahí cuando sólo se dedicó a mirarlo, pero más que tristeza, sintió impotencia, decepción y un poco de ira.

-Disculpe, me dedico a bailar no a hacer reír. Lamento no ser interesante, pero tampoco mi intención es serlo- respondió mordaz, tenía los brazos cruzados pero sus manos apretaban los antebrazos con fuerza, controlándose mientras sentía una corriente dolorosa por su pecho. Quería ser capaz de enfrentarlo, pero ese personaje en específico le asustaba, por obvias razones, había estado a nada de asesinarla dos veces a su parecer. Cómo se dijo, anteriormente no había sido tan rudo con ella, esta vez parecía odiarla.

El pelirrojo ahora se encontraba frente a ella, desnudo o no, en ese momento de cólera, le daba igual, no era momento de trivialidades como fantasías de una tonta adolescente ilusionada.


necesito a Slevin o todo perecera

La de ojos rojos lo miro con intensidad, molesta, escuchando sus palabras. Ella sabía no podía ayudar, era un loco ¿No? No podía meterse en su cabeza y extraer al carcelero. Ese hombre para la joven no representaba un miedo, más bien un buen contrincante, uno muy intuitivo e inteligente. De inmediato él supo que la habían abandonado, incluso la había consolado cuando se rompió emocionalmente frente a él, claro, no la acurruco de manera tierna, empero, para alguien que no había recibido afecto en su vida, cualquier porcentaje era bueno.

Distraída él hombre la tomo del cuello con fuerza, levantándola al ser más alto, ella tuvo que pararse de puntas cómo una bailarina, algo que no le costó para nada. Él presionaba de sobremanera, cortándole la respiración de nuevo, otra vez lo mismo, en el pasado no la había atacado de esa forma, la habría atemorizado con sus locuras, presionado su piel hasta hacer un hematoma, la cargaría para llevársela, siempre era tan risueño. La única vez que él la había tocado de manera agresiva era cuándo se cortó “Está enojado” pensó sosteniendo las manos del contrario.

La doncella abrió la boca para poder forzar su garganta para abrirse, sacando un poco la lengua para ampliar la cavidad, entonces se impresiono al sentir le lengua del ajeno recorrer la suya. El sabor dulce y neutro habían impregnado sus papilas. El color de una manzana cubrió sus mejillas, entonces la soltó.

-¡No te atrevas a volver a tocarme!- Grito, alejándose y limpiándose los labios, estaba alterada, ese ser sabía cómo intimidarla, cómo sacar a flote emociones que no tuvieran que ver con su pasado. El la hacía sentir atracción y miedo; pero tampoco quería morir.

Los besos en la manada de Nat, antes del matrimonio era una ceremonia de compromiso, ella nació en una comunidad con costumbres arraigadas y fuera de ella o no, no iba a dejarlas.

eh comido algunos licantropos pero no soy uno

-¿Sabes qué te va a pasar si me vuelves a besar?- lo amenazo mientras apretaba la mandíbula con cierta impotencia, sin alejar su muñeca de sus labios. Cómo escondiéndolos. Sólo lo vio encoger los hombros, sin darle importancia, eso lo sentía como una humillación.

lo que si se es que tu eres mia y jamas lo vas a cambiar

Dio un paso hacia atrás, con los ojos muy abiertos, sorprendida, no sabía si sentirse feliz o aterrada, en ese momento no pudo escoger, su corazón gritaba mientras su mente le enfatizaba un “cállate”. El contrario se movió, llamando la atención de la fémina, quién se puso alerta, ya tenía las marcas de los dedos de ese sujeto sobre su cuello, no quería más.

El arlequín caminaba alrededor de la albina cuándo contaba la trágica historia de dos cachorros. La peliblanca se quedó completamente impactada, tanto que su expresión se había mostrado en su rostro. Ella jamás fue atacada de manera sexual, nadie la quería como su pareja, siempre estaba sola, empero, los golpes que recibía eran incluso más duros que sus compañeros de combate. El golpe más fuerte en su psiquis era que al final de la historia, se trataba de Lo y La. Cayo de rodillas con las manos sobre el piso, cómo si lo que le dijo fuera demasiado para ella.

-Lo y la… están… muertos- pronuncio cómo si le costara demasiado, cómo si no pudiera creerlo -Eso quiero decir que Sledge… Que todos tus hijos son creación tuya…- musito, con el estómago revuelto, nunca lo hubiera adivinado, un loco jugaba a ser una especie de dios. Quería correr ¿A dónde?

la familia con la que naces no siempre es la mejor, ahora dime Nat-chan... por que te aferras a decir que no eres de esta familia, conozco tu presente, conozco tu futuro, pero es momento de que me digas tu pasado... habla

-¿Mi futuro?-El cabello plateado caía por sus coletas, las hebras blanquecinas que tenía en la cara tapaba sus ojos rojizos que lo veían fijamente, frío y amenazantes. En ese momento era una presa, pero decidió, no una fácil. Pensaba que él planeaba matarla, que tal vez la odiaba. A si mismo estaba molesta consigo misma ¡¿Por qué volvió a pasar la misma historia con Lo y La?!

- ¿Por qué no soy de tu familia? Interesante pregunta para un completo desquiciado- se levantó con cierto esfuerzo, estaba temblando, jamás dejara de temer a alguien que la ha intentado asesinar 3 veces en un sólo día, claro a su parecer. Dejemos en claro que era una licántropo, con instinto, no se portaría cómo una humana- ¿Sabes que soy? Soy una licántropo, no una cualquiera, vengo de una manada con el poder de regenerarse. Esto es lo que me conecta con mi manada, mi familia me creo, tengo su ADN, sus costumbres y rituales, soy hija de la luna de noviembre, era futura líder y era amada por mi manada… Aunque ahora soy una cachorra sin nadie que me interceda por mí- la chica dio media vuelta para mirarlo con cierta frialdad, recordó haber tenido esta platica con el carcelero hacía mucho tiempo, la deducción fue sorprende, es decir, dejar a un cachorro solo era literalmente matarlo; por ende, su familia la odiaba. Consideraba a Slevin como un hombre racional e inteligente, Joker era un super dotado con una inteligencia que rompía el molde, sin embargo, estaba trastornado.

- Eso ya lo sabías- Su voz sonaba fría y pesada- son varios años cómo para saber que ya lo sabes todo, que sólo actúas como un loco, pero no eres un estúpido – se acercó, lentamente como un depredador lo hace, aunque el contrario también lo era. Sus ojos brillaron de manera espectral, sus manos blancas pasaron por la húmeda piel del torso del pelirrojo, que tenía algunos mechones pegados en su rostro, si no estuviera ella molesta, sin duda se le haría sensual. Con tanta elegancia como sólo una bailarina podía hacerlo. Zaz. Lo empujo con tanta fuerza para hacerlo caer. El sombrero cayo y cascabeleaba mientras giraba a una cierta distancia.

Ella se sentó sobre él, con las piernas separadas dejándolo a él medio de ellas, sus rodillas se encontraban contra sus brazos, encarcelándolo; su cadera estaba justo arriba de su ombligo, los pliegues de su falda se acomodaban de manera agraciada por el torso desnudo de Joker, que mojado, empapaba ligeramente sus medias blanquecinas. Las orbes color sangre estaban fijos en él, estaba cansada de sentirse pequeña y llena de impotencia; Nat tenía límites y obviamente meterse con su pasado, su familia o sus costumbres no era un hilo mudo.

- ¿Crees que me interesa mucho que me creas aburrida? No me importa si mi jerga o tradición lobuna te de pereza. Hay cosas peores que tratar de darte gusto… - La doncella temblaba, se podía sentir entre sus piernas, en sus hombros, aun así, no dejo que eso la hicieran parar - tal vez no sabes ni lo que haces y te doy mucho crédito, pero un beso en mi manada es un compromiso a matrimonio. Es completamente serio, deja de jugar con eso ¡Maldita sea! Sólo me confundes- Admitió cerrando los ojos, escondiendo su vergüenza, pero sus mejillas rojas empezaron a aflorar ligeramente.

Sé que necesitas a tu contraparte, ya te dije que te ayudaré en lo que pueda, tampoco puedo dejar que, quede impune y una vez matemos al desgraciado que toco a Lo y La, y recuperemos a Slevin, entonces no hay más -Cambio rápidamente el tema, abriendo los ojos y arrugando ligeramente el ceño - me iré de aquí, lejos de ti… ¿Estás molesto por algo? Ese no es mi problema no voy a esperar a que termines por matarme. Yo quiero aún vivir mucho, tener muchos cachorros y no dejaré que mates a una futura mujer y madre  ¿Quedo claro? -la doncella aún tenía su mirada en la de él, era pequeña a comparación de ese chico, era un poco sugestivo él desnudo y ella arriba de él.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:53 pm

Inesperadamente la joven se avalanzo sobre el arlequin derribandolo, la chica ahora estaba sobre este y se notaba enseguida la molestia de la albina, Natalia comienza a despotricar contra el arlequin, llegando al punto de que termino diciendo mas cosas de las que seguramente habria querido decir, Joker aun mantenia aquella imborrable sonrisa permitiendo que Natalia terminara de hablar, luego de esto el arlequin abrio la boca lo mas grande que pudo, mostrando una profunda oscuridad en el interior y como si algun tipo de animal raro fuera, una larga varilla de 20 centimetros por 5 de ancho sale a toda velocidad del interior de Joker clavandose en el hombro de Natalia, perforandole el hombro.

Gracias a esto sin mucho esfuerzo Joker se quita de encima a Natalia, sujetandola de los hombros incluso del recien perforado y la derriba colocandose ahora el sobre la joven, cubriendole la herida con su mano, presionando con fuerza mientras la mira fijamente — pequeña Nat-chan... hace mucho que yo decidi que eres mi prometida, solo tu, tontita no te habias dado cuenta de eso, solo estoy esperando a que seas mayor para hacerte mi esposa... nuestra esposa mejor dicho, Slevin antes de caer en coma tambien lo dijo — Joker sonriendo pega su frente a la de Natalia mirandola fijamente — Lo, La y Sledge ya te ven como una madre, pero no me opongo a la idea de tener mas hijos, esta vez contigo, sera la primera vez que los tenga con alguien y no solo jajajaja —

Joker comienza a reir para luego recincorporarse, tomando a Natalia de las caderas para ponerla de pie pegandola a el — debes dormir Nat-chan — menciona el arlequin para luego ir por sus prendas, colocandoselas con mucha calma hasta quedar nuevamente vestido, hecho eso saca de su gorro una gran sabana negra con la cual cubre a ambos, al quitarla de encima ya se encuentran nuevamente en la habitacion que Natalia habia elegido para hospedarse, antes de que Natalia fuera a decir algo, el arlequin le pone el dedo en los labios y sale corriendo, solo para unos minutos mas tarde volver con un regalo, la pijama que le habia comprado — la familia siempre te apoyara en tus sueños — dice sonriendole mientras le muestra el estampado de la pijama, con la balarina apoyandose sobre el naipe.

— Se que ya retrasamos mucho la fiesta de compromiso pero en cuanto Slevin este con nosotros la celebraremos, tengo ya todo planeado y sera tan divertido que hasta los muertos querran levantarse de sus tumbas para venir a la celebracion... de hecho invite a algunos pero quede de confirmarles la fecha — sonrie un poco para luego tomar por las caderas a Natalia mirandola una vez mas directamente a los ojos — dormiremos aqui, los niños estaran bien, Sly cuidara la cabaña, despues de Slevin, Sly es el mejor guardia de la familia, asi que no debes preocuparte —

Dicho eso camina hacia la puerta grabando una cara feliz con su dedo indice, claro que su dedo estaba limpio por lo que en realidad no se marca nada en la puerta, solo se sabe que la forma de es una cara feliz por los movimientos en el dedo del arlequin y por que es Joker, que mas dibujaria si no fueran caras felices o un gran ojo — nuestros hijos o cachorros como les dices, estaran a salvo y tu tambien, aun tengo las jeringas pero prefiero que duermas sin agujeros esta vez — comienza a reir para despues sentarse en el borde de la cama, observando a la albina esperando a que esta se cambie por la pijama nueva y se recueste con el
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:55 pm

La chica apenas había terminado de hablar cuando un objeto cilíndrico y largo había salido de la boca del contrario a una velocidad tan alta, que perforo su hombro sin piedad alguna. La doncella se hizo hacia atrás soltando los brazos de su presa, en esos valiosos segundos la chica había arrancado tal objeto de su cuerpo. Al menos no había atravesado algún hueso, fue muy cerca del cuello.

-¡Maldita Sea!- gruño adolorida, mientras sentía como lentamente escurría la sangre por su hombro dañado. Su herida de inmediato empezó a regenerarse, sin embargo, ahora, desorientada la chica fue fácilmente manipulada para quedar debajo, con las piernas separadas y él en medio de ellas. El desnudo y sólo con dos prendas de distancia para que sus sexos se tocasen.

-¿Qué demonios te ocurre? ¿Quieres matarme? -gruño y le mostro los colmillos, su mirada demostraba cierta furia que aún no se había desatado. Entonces sintió la mano del hombre sobre su herida, sintió un tremendo dolor, pero él ejercía presión, cómo cuando los enfermeros intentan evitar un desangramiento. No sabía si intentaba ayudarla o simplemente es para mantenerla quieta.

pequeña Nat-chan... hace mucho que yo decidi que eres mi prometida, solo tu, tontita no te habias dado cuenta de eso, solo estoy esperando a que seas mayor para hacerte mi esposa... nuestra esposa mejor dicho, Slevin antes de caer en coma tambien lo dijo -

Los ojos rojos de la albina, se sobre abrieron, patitiesa, muda, incapaz de siquiera pensar. Ella permaneció tan tranquila, apacible como si esa furia de repente hubiera esfumado. Casi en shock. Apenas el dolor de su herida la hacía reaccionar.

Lo cierto es que Nat en su manada se tomaría cómo una cachorra, puesto que a comparación de los adultos, que siendo licántropos pueden vivir hasta 900 años o más, ella era una recién vivida. Sin embargo, su cuerpo se desarrolló con suma velocidad ante los peligros que podía pasar. Por lo tanto la joven ya era una adulta sexualmente pero para su raza. Aparentemente él pelirrojo no se había dado cuenta que la fémina había crecido y madurado, algo que la loba, tomo cómo algo a su favor y se maldecía al mismo tiempo, puesto que, ahora cómo estaban ella, por alguna razón que desconocía pedía que la hiciera su mujer en ese momento. Qué destrozara su himen para que fuese suya. Lo atribuyo a cosas de crecimiento sexual, nada más y que él, sólo la confundía.

-No…- Fue lo único que alcanzo a decir, iba a contradecirlo a alejarlo de su cuerpo, para que así no se sintiera tan rara, cuándo este coloco su frente sobre él de ella dejándola nuevamente muda.

-Lo, La y Sledge ya te ven como una madre-

Esas palabras fueron suficientes para hacer que Natalia lo mirara con la inocencia y ternura que nunca antes había demostrado, parecía ser un ser tan frágil ahora entre sus manos, puesto que, después de unos segundos sus lágrimas cayeron cómo perlas, no de tristeza, era como si la hubiera conmovido. Ser algo bueno para alguien, ser útil, hacer algo bien, sentir que era apreciada, que la querían era algo bueno, pero llegar a ese punto, hizo que sus barreras se derritieran.

Su herida había sanado casi por completo mientras que ella sentía que no era la única herida que se había cerrado.

- pero no me opongo a la idea de tener mas hijos, esta vez contigo, sera la primera vez que los tenga con alguien y no solo jajajaja

- Yo… - Guardo silencio, quería decirle que ella no podía ser su mujer, sus genes y los de él eran distintos, sería imposible que naciera una criatura. Cómo siempre, fue interrumpida por la risa del contrario, quién se reincorporaba y ella lo hacía con ayuda de él. El hombre había ido por sus pertenencias, ella estaba en una especie de letargo, cómo si le hubieran dado una noticia tan buena que, en si, no podía creerla.

Vio una sabana negra cubriéndola, para que finalmente apareciera nuevamente en su habitación, sus ojos escarlatas voltearon a verlo, cruzando los brazos con su típico afán, iba a decir algo, entonces los dedos del contrario se colocaron en sus labios, callándola al instante. Esté se fue sin más, y ella se sentó en la cama mirando sus pies manchados de negro en el talón.

El olor de quién se había marchado duro lo suficiente cómo para que ella no notase que regreso, lo hizo y no con las manos vacías, le enseño un pijama, uno muy bello de una silueta de bailarina arriba de un par de naipes.

la familia siempre te apoyara en tus sueños -

La joven tomo ceremoniosamente la prenda, mientras que sus ojos rojos se llenaban de diamantes que caían como piedras, su rostro dejo de ser un hielo. Aquellas palabras era algo ni siquiera ella penso que existían, que pudieran formar una oración tan perfecta, se veía tan pequeña mientras abrazaba aquella ropa a su pecho.

Lo siguiente que dijo el hombre la había tomado sin cuidado, no porque no le importara, claro que si, pero no estaba preparada para contestar, tenia un nudo en la garganta. Hasta que le informo que dormiría con ella, la joven volteo a verlo, completamente impactada, negó con la cabeza, hasta que este se alejo haciendo algo en la puerta que ella no entendía. Fue cuando aprovecho para secar sus ojos.

-No, Claro que no y no- se levanto de la cama, dejando la pijama en esa última -No voy a ser tu prometida, tu y yo no podemos tener cachorros, nuestro ADN… Es diferente…- se sonrojo, torpe, al haberse encontrado en tal situación, es que esa respuesta daba a entender que a ella le gustaría estar con él. Sus mejillas se colorearon ligeramente e intento volver con la discusión -Es decir, no puedo ser tu prometida y no dormirás en mi habitación… soy todavía una hembra soltera, tú no puedes venir a violar mi intimidad y dormir a mi lado tan juntos cómo para…- Se volvió a equivocar, no sabía ni que decía realmente, su matiz de hielo y racionalidad estaba perdiendo efecto -Es decir… terminaras matándome. Ya van varias veces que lo has intentado y lo entiendo…– bajo la cabeza, no sabía que decir nuevamente, sentía que su imaginación le estaba dando una mala jugada.

-Es de decir…- murmuro, intentando acomodar sus palabras -¿No me odias realmente? ¿No estas enojado por lo que paso? ¿No me culpas? Yo… entiendo si me detestas, me fui cuando tú familia más lo necesitaba, si hubiera estado ahí, seguramente- la doncella, cerro los ojos con fuerza, fue cuando, a una gran velocidad tomo el pie del contrario tumbándolo en el proceso, abrió la puerta con fuerza y lo saco de ahí sin decir nada, mientras cerraba la entrada tras de si. Se recargo en la puerta unos segundos mientras respiraba con un poco de agitación, había demostrado demasiadas emociones y ahora frente al bufon.

Tal vez no quería oír la respuesta. La albina se subió a su cama mirando su regalo con entera devoción. Quitándose las medias lentamente, dejando ver sus piernas desnudas. Esta de más decir que su vestido estaba arruinado, puesto que estaba manchado de sangre.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:55 pm

Debido al nerviosismo de Natalia, esta comenza a equivocarse en sus palabras o algo asi daba a entender la joven, quien comenzo a hablar de varias cosas, algunas el arlequin no las entendia, en especial cuando ella preguntaba si no la odiaba, Joker no tenia ningun motivo para odiarla, pero todo indicaba que Natalia no lo veia de ese modo, la albina bastante alterada luego de sacarse todo lo que tenia que decir, toma a Joker para sacarlo de su habitacion, en ese momento Sly iba pasando por el pasillo, observando como Joker era sacado por Natalia, este no le dio importancia y bajo por un cafe

El arlequin mientras tanto se encoje de hombros y apagando la luz del pasillo aparece dentro de la habitacion, justo detras de Natalia — dices cosas muy locas Nat-chan, yo no tengo por que odiarte — una vez mas el arlequin se lanza a la cama colocandose las manos detras de la cabeza para ponerse mas comodo, todo esto sin dejar de observar a la joven — si hubieras estado quizas tambien te habriamos perdido a ti y sin tu ayuda seria mas dificil rescatar a Slevin —

No tenia ni un minuto rescotado en la cama; cuando vuelve a ponerse de pie para colocarse ahora frente a Natalia — por los cachorros que tendremos no te preocupes, el adn no tiene secretos para mi, nada los tiene... sin problemas puedo hacer que nuestros genes concuerden como si fueramos de la misma raza — comenta sonriendo muy seguro de sus palabras, puesto que a pesar de ser alguien mentalmente intestable, tambien era un prodigio en cuanto a genetica se referia, gracias a eso tenia una basta familia despues de todo y lograr burlar a la muerte en mas de una ocasion

— Ademas yo no quiero matarte, eres mi prometida, nuestra futura esposa y madre de nuestros cachorros, si quisiera matarte lo haria y ya, seria facil — su tono de voz es bastante relajado como si aquello que recien habia dicho fuera cualquier cosa — solo te castigo de vez en cuando — responde a una pregunta no hecha por la joven pero que quizas le pensaba hacer o tal vez no, Joker solo habia intentado adivinar — eres tan timida Nat-chan, anda ponte la pijama que te compre y te dejare la cama para ti sola esta noche — dice emocionado por verla ponerse el regalo que le habia dado

— Aunque debo vigilar que duermas, no quiero verte cansada o enferma, de lo contrario debere usar una vez mas mis agujas y no creo que quieras eso — responde haciendole recordar aquello de la ultima vez que la hizo dormir, aunque muy a pesar de la joven, el tratamiento habia sido de lo mas efectivo, Natalia ya tenia mas energia y se notaba en su fisico la gran mejoria de salud, sobretodo en la parte animica
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:55 pm

La doncella estaba aún sentada en la cama, mirando su regalo, era como si no pudiera quitarle la vista de encima, no es que fuera común tener regalos tan “especiales”, es decir, que contuviera emociones positivas. Hasta que escucho las palabras del arlequín, que de algún modo había vuelto a entrar. La albina volteo rápidamente escuchando sus palabras, sin embargo, como si fuera su habitación y no de ella; se acostó en la cama, sus palabras la hicieron recordar lo que él le había dicho alguna vez:

“Ni la muerte haría que te alejes de esta familia, sea tu muerte o la nuestra

Fue cuando bajo la cabeza con cierta confusión, entonces si ella muere él no tendría oportunidad de rescatarla, suponía era algo normal al ser otra criatura, pero entonces, lo que le dijo en aquella ocasión era una mentira. Por supuesto que era un loco, hay cosas que eran verdad y mentira a la vez, aunque sería la primera vez que ella lo consideraba de esa manera.

Fue muy rápido cuándo él se levantó, estando frente a ella, quién escuchaba sus palabras, tal vez él no entendía, para una hembra licántropo era tan importante tener sus 12 meses de gestación, era un periodo que había un vínculo especial entre la madre y sus cachorros. Nat no quería un experimento para tener bebes y tampoco quería darle a entender eso. La desilusión la hizo poco a poco entender que realmente nunca podría tener sus sueños completos, una razón más para rechazarlo.

- ¿Fácil? - arrugo el ceño al escucharlo decir que sería tan sencillo para él matarla, ella se sintió pequeña nuevamente, le molesto, fue innecesario, empero, comprendió nuevamente, nada fue ni será perfecto en su vida. “Será fácil para ti, porque te quiero” pensó, mirando entonces al techo, dejando que la oscuridad de su habitación tapara sus ligeros tonos rojos que ocultaban un pensamiento tan directo.

-No eres mi alfa, no tienes derecho a castigarme- Su voz volvió a ser tan fría como antes -Esta bien, jugaré contigo- susurro con cierto despecho, estaba oscuro y ella como licántropo podía ver en la oscuridad, aunque no sabía si él también, por lo tanto, se levantó para prender la luz. Se fue directamente a la ducha para quitarse el sudor, el polvo y la sangre que había juntado al estar en esa otra “dimensión”.

La albina comenzó en su cabeza a intentar sobrellevar la situación, creía que un entrenamiento duro y exhaustivo podría evitar que tuviera sus necesidades a raya. Escuchaba las palabras del pelirrojo, claro, pero no quiso poner mucha atención, era como si le diera a entender “Has lo que quieras” más no pronuncio nada. Sintió que ya había hablado demasiado.

-Mi vestido esta arruinado otra vez por tu culpa- Levanto la voz para que él contrario escuchara, cómo si a él le importara algo así, una vez se había quitado el traje amarillo muy coqueto, noto que estaba lleno de sangre y un poco roto. Debajo tenía un camisón negro, normalmente se lo colocaba para que la falda del vestido no se metiera entre sus piernas, simple comodidad, sin embargo, al no tener sostén se podía ver entre la seda negra sus pechos, que habían crecido considerablemente.

Se quitó el camisón, dejando ver su ropa interior inferior, unas simples pantaletas que dejaban ver un poco sus glúteos bien formados; sus pezones tenían un color poco usual, eran casi blancos. Se deshizo de la última prenda y soltó su largo cabello pálido. Se dedicó a darse un regaderaso con agua fría, cómo si así le dieran un golpe de realidad. Una vez salió, estaba secándose el cabello húmedo con una toalla y otra tapaba su delgada figura, cubriendo las zonas más privadas

Cómo ella lo sabía, la relación entre Joker y ella jamás fue sexual, simplemente era muy intensa. Nat al entender qué a él no le interesaba cómo mujer, no sentía el más mínimo peligro en quitarse la ropa frente a él. No creía que iba a despertar algo en él porque nunca fue así. Ya explicado lo anterior, dejo caer la toalla, estando de espaldas a él sólo podía ver su espalda, la curvatura de sus glúteos que habían crecido, sus piernas fuertes. Para tomar y colocarse el pijama casi de manera ceremoniosa, primero los pantalones blancos largos y sueltos en los tobillos; después la camisa un poco ancha que combinaba perfectamente con sus ojos carmín.

La razón por la que dio media vuelta era que no le gustaba que viese sus pezones, ni el vello púbico blanquecino o los pliegues de su vagina que tenía un color un poco usual; o mejor dicho, no tenía algún tono. Era blanca.

-No necesito tu ayuda para dormir- menciono un poco malhumorada, la verdad recordar ese incidente con las agujas no le era muy grato. Saco su cabello blanco de entre la prenda para seguir secándola con cuidado y extender la toalla que no estaba utilizando -No soy tímida. Fue un error- se excusó cepillando su cabello, así se secaría con más rapidez.

- ¡Es posible que puedas pedirme algo tan absurdo! Acabo de despertar hace unas cuantas horas, ni tú tienes sueño- Una vez dijo esto se acercó a él, su corazón aún gritaba estando tan cerca, aunque ella sólo quería ignorarlo -No vuelvas a usar esas malditas agujas conmigo, desquiciado- le advirtió colocándose, ella tan pequeña entre las piernas de él, puesto que aun cuando él estaba sentado y claro, era más pequeño que ella en esa posición, se notaba que era mucho más grande que ella, lo empujo de manera que se recostara en la cama, y ella, tan arisca coloco sus manos sobre la cama a cada lado de sus piernas, así podría saltar hacia atrás si él se acercaba -¿De verdad crees que es tan sencillo deshacerte de mí? No te creas demasiado sólo porque no te he puesto un dedo encima- le mostro sus colmillos un poco molesta.

-Cómo sea, es un desperdicio hablar de eso… pero te advierto algo- se acercó poco a poco a él -Si me vuelves a atacarme, te arrancare la mandíbula- lo amenazo mientras tímidamente posaba un beso en la clavícula del contrario, era lo único que alcanzo, además de que temía que él la mordiera.

-Te agradezco el regalo- dicho esto se irguió casi de inmediato aun entre las piernas de él -Retírate- Le ordeno, ladeando el rostro cómo si le hubiera dado mucha vergüenza su acción, aunque claro, su típico aplomo no permitía que se notara y su cabello ahora suelto tapaba su sonrojo.

Regalo:

avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:56 pm

Joker noto como la joven se ofendia cuando este menciono que seria facil acabarla, siendo Natalia una guerrera aquel habia sido un insulto, pero no es que Joker la considerara debil, al contrario, sabia lo fuerte que era, por eso hacia aquel tipo de castigos que otras personas no resistirian, se habrian roto hacia ya mucho tiempo, pero sin importar las torturas a las que el arlequin sometia a Natalia, esta seguia firme y de pie, no solo su resistencia fisica era excelente, tambien su resistencia animica, no se dejaba vencer, esa era una de las tantas cosas que Joker encontraba atractivo en la chica

— Tu eres fuerte Nat-chan, pero yo soy invensible — dice sonriendo muy seguro de sus palabras tirandose a la cama comenzando a rodar en ella como si de un gusano formando su capullo se tratara o a menos eso parecia — la familia me da ese poder, gracias a ellos siempre volvere asi mi cuerpo sea cortado en cien partes, mis organos incinerados y mis huesos molidos hasta hacerlos polvo... aveces pasa — comienza a reir un poco luego de haber dicho aquello, lo cierto es que pese a no aparentarlo, Joker tenia mas edad de la que le era posible recordar y en ese tiempo habia pasado por mucha experiencias

Natalia le recrimina entonces acerca de no ser su alfa a lo que Joker responde — soy el alfa y el omega, el principio y el final... el devorador de todo lo que tenga vida — dice en un tono siniestro mostrando aquella enorme sonrisa, pero luego aquel gesto cambia completamente cuando escucha que Natalia jugara con el, Joker ladea la cabeza algo confundido mientras la observa diriguirse hacia el baño para dar un concierto de rock... bueno no, en realidad para bañarse, mientras lo hacia comenzaba a quejarse por el vestido dañado, pero Joker ni recordaba que se habia dañado asi que no hizo comentario alguno, solo se quedo tranqulo en la cama esperando

Algunos minutos mas pasaron y finalmente Natalia salio del baño, cubierta por una toalla la cual no duro mucho tiempo en su cuerpo, ya que se desizo de esta para comenzar a ponerse aquella pijama que el arlequin le habia regalado, Joker para ese momento se encontraba ya sentado en la cama sin retirar la vista de su ojo hacia Natalia, quien a los pocos segundos se acerca a este colocandose entre sus piernas para luego recostarlo en la cama, el pelirrojo coloca sus manos sobre los muslos de la albina sin retirar su vista de los ojos de Natalia — esta bien creo que no tienes sueño y yo tampoco, debe ser la costumbre de dormir siempre de noche — responde al cuestionamiento de Natalia

— Aunque esas agujas no eran malditas, al contrario, todo en ellas fue para hacerte un bien... bueno una de ellas no recuerdo para que era pero creo que no te hizo daño asi que debio ser algo bueno tambien — confiesa riendo un poco, el no se preocupaba ya que cada creacion suya tenia su contraparte, si era un veneno el tenia ese antidoto, si era una maldicion el tenia el... lo que sea que cure las maldiciones, ¿talisman quiza?, en resumen el podria hacerle frente a cualquier mal causado por el mismo, la licantropo sin duda alguna se encontraba bastante molesta con el arlequin, asi lo demostraba mostrandole los colmillos mientras le hablaba

— No tengo interes en saber si es facil deshacerme de ti, por que nunca lo hare, nunca te apartare de mi ni de la familia, tendras que vivir con eso — se encoje de hombros sonriendo al decirle eso a la joven, en ese momento la joven le da un beso en la mandibula al pelirrojo, quien la observa mientras esta se reincorpora un poco solo para luego correrlo de la habitacion — yo mismo me arrancaria la mandibula para dartela si la quieres, es facil y tengo muchas, pero ahora que la has besado conservare muy bien esta, de hecho antes de dormirme la guardare en mi baul secreto — sonrie mientras acerca velozmente su boca al hombro de la chica, como si la fuera a morder, cosa que habia hecho ya muchas veces antes, sin embargo en esta ocasion solo le deposita un suave beso

Luego de esto se pone de pie y camina hacia la salida — ya que no tenemos sueño, preparare algo de comer, se una buena licantropo y esperame aqui, volvere antes de que puedas decir supercalifragilisticoespialidoso — rie un poco mentras sale bajando hacia la cocina en busca de algunos bocadillos ligeros para compartir con Natalia, a esas horas el unico desperto ademas de ellos era Sly, pero este se encontraba en las afueras de la cabaña vigilando que todo estuviera en orden, habian pasado ya algunos dias desde el ultimo ataque pero no era bueno bajar la guardia
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:57 pm

El hecho que él le dijera que él mismo se arrancaría la mandíbula, no sabía si era una amenaza, una locura o una especie de declaración, no fue exactamente algo que ella sintiera cómo un dulce manjar, era intimidante. Tal vez fue eso que hizo que controlara su sonrojo. Lo observo reincorporarse para sentarse en la cama, se sentía nuevamente en peligro, demasiado cerca, quería retroceder y al mismo tiempo no, no le gustaba sentirse pequeña.

Ella ladeo el rostro cuando sintió que él se acercaba a una gran velocidad, tomo sus hombros con firmeza, pero entonces, sintió una especie de contacto a través de su ropa, no podía identificar el porqué, era una loba, mejor dicho, una niña que había recibido tan poco amor. En su psiquis, él la iba a morder, pero porque era su regalo la pijama, simplemente se arrepintió a último minuto.

Nat noto el ademán del contrario por lo levantarse, entonces se hizo a un lado. Confundida por su comportamiento lo miro irse. Algo en la chica había crecido, ella no lo entendía y buscaba de todas las maneras posibles controlarlo “Espera, no te vayas” eso salió de su mente, algo que la albina intentaba comprender ¿Por qué tenía ganas de alguien que temía estuviera con ella? ¿Por qué sentía que su corazón se quería quedar y salir corriendo a la vez? ¿Por qué ella lo escuchaba y tomaba como verídico, en alguien que a su ver; era un loco?

La albina estaba sola ahora, por alguna razón, por primera vez, sentía que tenía la opción de estar o no estar en soledad. Ella, ansiosa, acomodo la cama para simular un sillón, colocando los cojines en la pared, ya que así estaba el dichoso mueble. Como si estuviera preparando la llegada de su compañero, era casi cómo una pijamada ¿no es verdad?

En un impulso de sentir que el tiempo pasaba demasiado lento, fue directamente a la cocina, intentando no hacer ruido alguno, algo tonto porque no iba a atacarlo, pero tampoco quería ser atacada por él.

-Amm… sólo vine por chocolates- menciono la joven al entrar a la cocina, no iba a admitir que estaba ansiosa, a ese punto, ella misma se cuestionaba por sus acciones y pensamientos tan extraños. Aún así, se dedico a “ignorarlo”, mejor dicho a aparentar. Ella era más pequeña que él, tenía que subirse a los lugares de trabajo de la cocina, para poder alcanzar algo en las altas alacenas, donde había puesto los chocolates para que, si los pequeños querían hacer travesuras ella pudiese enterarse y tener tiempo para atraparlos. Lo que la albina no sabía era que entre todos esos chocolates solo había uno que contenía alcohol y era exactamente ese el cual había tomado.

No reviso la barra al comprarla, tampoco esta vez, de hecho, fue tomada por error por los más pequeños puesto que tenía una combinación de cereza ¿Por qué es importante esto? La albina nunca había tomado en su vida, pero al ser un ser con unos sentidos tan finos, le caería de peso, aunque después, dependiendo de cuánto allá bebido tardaría desde 10 minutos a una hora en recuperarse por completo, ya que su hígado y riñones actuaban más rápido que el de un humano promedio.

-Ya que estoy aquí ¿Te ayudo en algo? - La doncella se encargó de auxiliarlo, sabía que él podía solo, es decir, aparecía cosas de la nada, era una mera excusa, aun así, lo ayudo a cargar todo. Iban a su habitación ¿¡A su habitación!? “¿Qué haces Nat?” se preguntó la doncella ya cuándo se encontraban en sus aposentos, se suponía que lo había corrido, que ella le tenía miedo, empero ahora estaban en el mismo cuarto. Tan confundida con sus acciones tomo un pedazo de ese chocolate que a su parecer olía extraño; y lo coloco en su boca, simplemente era un dulce para mantenerse cuerda. Eso es lo que necesitaba, azúcar. Sin embargo, al masticarlo el centro de vino llego de golpe a sus pupilas gustativas, tan amargo, que cómo se había sorprendido simplemente lo trago.

Sus mejillas se pusieron rojas después de un minuto, estaba sólo un poco mareada, era efecto del alcohol ¿No es curioso? Emborracharse por chocolates. La loba estaba quieta sin poner mucha atención a lo que decía el contrario, si es que había hablado. Ella coloco su mano sobre su frente y sonrió ligeramente.

-Qué torpe soy- soltó con una voz muy lenta, no era fría tenía cierto calor esas vibraciones auditivas, mostraba incluso un poco de sensualidad -Los chocolates tenían alcohol- admitió soltando una ligera risa, la cual sonaba hasta un poco elegante, mientras colocaba un meñique entre sus labios carnosos y rosados -El lado interesante es que…- la joven volteo lentamente mirando al pelirrojo de reojo, aun con esa sonrisa ligera, no era común verla así, podría hasta sentirse siniestro, no porque ella quería que fuese así, sino porque era algo raro – Me siento un poco rara – cerro los ojos y se tapó la boca con una mano, intentando no reírse otra vez.

Ella se movió a un par de milésimas de segundo por la habitación tumbándolo en la cama, dejando que su cabeza descansara entre las múltiples almohadas que ella había puesto anteriormente, cualquier pensaría que ella había planeado todo, sin embargo, nada más lejos de la verdad, el alcohol había desinhibido. Natalia lentamente empezó a subirse al colchón, dejándolo nuevamente entre sus extremidades, acorralándolo como si fuera su presa, hasta que su rostro estaba al mismo nivel que él, coloco su dedo índice sobre los labios del contrario, pasándolos sin miedo, sin preocupación alguna con una caricia muy suave.

- ¿Qué tienes tú que puedes atraer a una hembra licántropo? o ¿Será un desvío mío? – le pregunto lentamente, con una cara llena de seriedad y las mejillas aún rojas por la bebida embriagadora -Me pregunto si entiendes lo que siento, quiero preguntarte, pero seguramente ni tú entiendes, soy un ser mucho más biológico, mis necesidades no son como las tuyas, pero estas tan dispuesto a ser mío- era como si no hablara con él, como si no pudiera evitar decir lo que pensaba -Entiendo que esto no funcionara, pero tampoco es que importe ahora. No sé a qué estás jugando Joker. Sé que terminaras lastimándome y mírame, dejándote entrar a mi habitación, dejo que me hieras, que me toques. No hay consecuencias para ti – La joven toma el sombrero del contrario para ponérselo, le quedaba un poco grande, pero parecía más pequeña, más tierna, con sus mejillas rojas y una ligera sonrisa que se iba formando – Me pregunto, si no tienes problemas con que tu otra personalidad también diga que soy suya, te gusta compartir ¿No es así? ¿Sabes que significa compartir la cama? Déjame enseñarte- la chica toma el mentón del pelirrojo de manera gentil con sus manos menudas y pálidas, acercándose para unir sus labios, mientras hace esto cierra los ojos y el cabello blanco, cae cómo cortinas tapando la acción a ojos indiscretos.

Eso no quedo ahí, introdujo lentamente su lengua en la boca del contrario, con el afán de disfrutar de su sabor, ese sabor neutro y dulce, que ella siempre había disfrutado, ahora lo tomaba con calma, saboreando con cierto recelo -Este sabor es mi favorito- susurro entre besos, volviendo a su labor de explorar esa cavidad húmeda, mientras sus manos se aferraban en los hombros del contrario bajándolas con suavidad en el pecho del hombre.

Tal vez pasaron unos minutos así, que sus manos pasaban por el cabello del contrario, hasta que se obligó a separarse, dejando que un hilo transparente de sus salivas como rastro y evidencia de lo que ella hizo, liberando ligeros jadeos.

Golpe de realidad, Nat tenía muchos; el alcohol empezó a bajar, manifestándose en racionalidad, la joven sobre abrió los ojos, teniendo la cara más roja que nunca en su vida. Se tapó la boca como si hubiera cometido un error terrible. Se hizo hacia atrás, dejándose caer al piso de espaldas ¿Qué hizo? Ella misma lo había besado, por lo tanto, el compromiso era mutuo.

-Estaba borracha- se excusó, levantándose torpemente para ir hacia donde estaba la barra de chocolate, mirando el nivel de alcohol -¿C…cómo es q…que t...tenemos esto aquí?- tartamudeo, sólo había sido un pequeño pedazo ¿Qué hizo? Sentía que hacía cada vez más tonterías, quería que la tierra la tragara, estaba temblando completamente pálida ¿Ataco a Joker de esa manera? -V… vete…- se le salió decir, ella no podía con esas emociones, no podía con acciones que incluyera sus sentimientos, no quería lidiar con la respuesta del contrario, ni con las consecuencias. Estaba muy avergonzada, era como violarlo ¿No? Era como forzarlo ¿No? No debería de pensarlo así, él hacia lo mismo, tal vez no era tan grave, pero ella, siendo una niña, sin oportunidad de tener una relación amorosa de ningún tipo, cualquier acción era demasiado grande.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:57 pm

Joker se encontraba en la cocina buscando algo sencillo que preparar, seria muy tarde para hacer una comida muy grande y laboriosa, ademas de que el olor de la comida seguramente despertaria a los demas, quienes a diferencia de Joker y Natalia, no tenian solo un par de horas de haber despertado, por lo que seguramente se encontrarian muy cansados, de hecho por eso es que estaban dormidos ahora y no haciendo todo el alboroto que suelen hacer cuando estan despiertos

El arlequin se decide por hacer solamente un postre sencillo, por lo que comienza a calentar un poco de leche, para ese momento Natalia hace acto de presencia, el pelirrojo la observa de reojo — yo solo vine para ponerle una gran sonrisa a este mundo — dice sonriendo haciendo alusion a las palabras de la albina respecto a que solo vino a este mundo para poder comer todo tipo de chocolates existentes... o algo asi debio haber dicho, bueno tenia que ver con chocolate

— Si ayudame con aquello, pasame esa cosa y pon aquel extraño liquido, dentro de lo otro, luego mueve lo demas con eso, aplaude tres veces mientras cierras los ojos y gritas ¡yo creo en el monstruo del espaguetti volador! — como siempre el arlequin habla con una elocuencia envidiable y una claridad imposible de ser superada, por lo que Natalia no tiene problemas en entenderle, claro que tambien ayudo el que hubiera etiquetas en varios objetos catalogados como "esa cosa", "aquel extraño liquido", "lo otro" y "eso", sin embargo la licantropo omitio el ultimo paso, quiza ella no era una creyente despues de todo

Joker sigue cocinando aquel postre liquido, en ese entonces algo raro comienza a suceder con Natalia, cuando esta menciona los chocolates, el pelirrojo la observa sonriendo — deben ser de Jester, el consume mucho alcohol para aliviar su dolor... no debiste tomarlos, son muy fuertes para ti jajajaja — comienza a reir el arlequin, sin embargo aquella risa es interrumpida cuando velozmente es llevado por la albina hasta la recamara, siendo recostado en la cama, el pelirrojo la observa un tanto confundido parpadeando varias veces

— Tengo muchas cosas para atraer licantropos, normalmente uso carne fresca... — dice bromeando ante aquel cuestionamiento de Natalia, la antes mencionada continua hablandole a Joker, diciendole cosas que en el pasado nunca le habia dicho, seguramente era por los efectos del alcohol dentro de su organismo que la hacian olvidarse de la pena y sacar todas aquellas palabras que estando en sus cinco sentidos jamas diria, repentinamente el arlequin fue sorprendido por un beso de la joven, sin embargo pese a la sorpresa del momento; Joker correspondio de igual forma, jugueteando con la lengua de Natalia, frotandose varias veces y entrelazandose, hasta que esta ultima decide terminar el beso no sin antes dejar un fino hilo de saliva entre ambos.

El organismo de Natalia no tardo en desechar aquella sustancia que la habia puesto en ese modo tan raro para ella, asi que ahora la cruda realidad la atacaba, el remordimiento de alcoholica se hacia presente — debes ver bien las cosas que te metes a la boca mi pequeña Nat-chan — dice refiriendose al chocolate o tal vez tambien a su lengua, aunque claro eso no le habia molestado para nada al arlequin, al contrario eso le habia gustado — ya no podras decir que no estamos comprometidos, aunque no entiendo eso de mi otra personalidad, Joker solo es Joker — se refiere a si mismo en tercera persona para luego tomar a Natalia de los hombros mirandola

— Te preocupas mucho por las consecuencias, pero esta vez por primera vez desde aquella vez que te vi y veo como te vez ahora, has actuado sin preocuparte las consecuencias y asi es como deberia de ser... admite que fue divertido, no preocuparte por lo que puede pasar, al final de cuentas todo se puede arreglar, todo tiene solucion, buena o mala pero la tiene — le sonrie el arlequin para despues acariciarle la mejilla para luego con su dedo indice dibujarle una sonrisa imaginaria en ella — sonrie Nat-chan... sonrie para tu futuro esposo o macho, como te guste mas  —
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:58 pm

El hombre le había dicho una paradoja muy interesante, sobre que debía tener cuidado lo que metía en su boca, palabras que sonrojaron a la pobre joven, que no podía ni voltear a verlo, puesto que, permanecía de espaldas de él. Era tanta su atención en lo que había pasado que pasaba inadvertido aquel sombrero que aún tenía en su cabeza, cómo prueba fidedigna de que fue real lo que había ocurrido hacía algunos minutos.

- Yo…- no supo que decir ante la realidad, ya no podía decir que no estaban comprometidos, ya había aceptado que lo quería, era real, en verdad sentía algo por él. Empero ella no quería que él se enterara. Quería que fuera algo suyo nada más, se sentía torpe ¿Por qué pasaban cosas que ella no puede controlar?

-Joker es Joker y Slevin es Slevin, comparten el mismo cuerpo. Es parte de ti, ya sé, sé lo del trastorno… no diré nada al respecto- soltó como si quisiera desviar la atención, con el pelirrojo era sencillo. Nat percibía que a él no le interesaba tanto lo que había pasado, sentía que simplemente fue una acción, claro que su beso fue correspondido. Aunque ¿Eso que significaba? Para la bailarina era demasiado un beso, puesto que ella, tan virginal, la unión de labios y de lenguas; era algo más allá, mucho muy importante. Por supuesto, el pelirrojo pudo haber tenido sus experiencias previas, por eso podía tener cierta apatía o un control de sus emociones ¿Cómo una recién vivida podría saber eso? Ella sólo podía vivir como una primeriza, como quién tiene su primer amor.

-Eso no es cierto. Uno debe preocuparse por las consecuencias, para ti todo es muy sencillo, puedes hacer cosas que están fuera de la física moderna- la albina giro al oír su filosofía de vida, sintiendo una caricia en su mejilla, él le pedía sonreír, la chica, tan nueva en este asunto, quito su mano son delicadeza y suavidad, como si así evitara que él reaccionara -… Yo…- no sabía qué hacer en ese momento, es que en parte él era su prometido ¿No? ¿Se lo podía negar? La verdad es que no y quería hacerlo, quería darle gusto -Sonreír… ¿a mi futuro esposo? - era demasiado para ella, tantas emociones, sólo atino a retroceder, sintiendo su corazón latir con fuerza dentro de su coraza ahora de cristal, tan fina que temía que él pudiera romperla.

-Slevin y Joker ¿Son mis prometidos? Entonces debería de satisfacer a los dos ¿Correcto? Significa que le pertenecería a dos personalidades diferentes… supongo que si es así, es normal que tengan que compartirme… - intento racionalizar, era como un modo de escape, no es que estuviera loca, tampoco que hablara con él, quería entenderlo, puesto que siendo una misma persona entendía que podía sentir algo por ambos, eran el mismo.

-Entonces… deben estar ambos de acuerdo para que yo pueda hacer una acción- termino su deducción, tomando en cuenta que Joker y Slevin, para ella no eran seres únicos, eran la mitad de una persona, todavía no entendía que en realidad ellos dos eran dos almas dentro de un solo cuerpo.

- No importa – escupió de repente, como si quisiera borrar todo el cuadro que había pasado por los malditos chocolates -No volverá a pasar, no sé aún porque quieren una compañera. Sus razones han de tener. Jugaré a serlo hasta que ustedes se cansen y me terminen matando- esa era una realidad con la que ella estaba más familiarizada, aunque no lo decía con su característico tono frío, era como una niña mirando hacia una esquina, cómo quién ya había visto una y otra vez la misma escena hasta cansarla y llegar al punto de perder cierta sensibilidad.

-Está bien… - musito aun mirando a una esquina, esto era para no mirarlo a los ojos -Admito, que me gusta este juego… si antes de morir puedo ser algo de ustedes está bien, nunca voy a arrepentirme por permitirme estar en esta familia… aunque no pertenezco a ella, siempre quise sentirme así- la doncella coloco sus manos sobre la mesa, aferrándose con cierto temor, no porque él fuera amable con ella unos minutos iba a borrar, las miles de maneras que la había torturado. Claro que eso le gustaba de él, puesto que era dominante y ella era una hembra, empero, era más temible de lo que un macho común haría.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:59 pm

Joker se mantiene tranquilo y sonriente observando a Natalia mientras esta intenta hablar o mejor dicho mientras intenta comprender al extraño arlequin, suerte con eso, por que no es algo facil de hacer, tal vez ni siquiera sea posible — Yo soy yo y Slevin es Slevin... creo que eso tiene sentido para mi — rie un poco por que le parecia divertida la forma en que Natalia lo habia dicho y aun mas divertido el que ella pensara entender lo que pasaba, algo muy complicado, ya que ni el mismo Joker podia recordar como fue que termino compartiendo su cuerpo con Slevin, pero claro no recordaba tampoco lo que habia desayunado hace dos dias o el lugar donde oculto una bomba de tiempo hace una semana, ojala no fuera cerca...

El arlequin escucha como Natalia lo recrimina acerca de que todo es facil para el, ante esto el pelirrojo se encoje de hombros sonriendo — no veo por que deberia de ser complicado, si quieres algo solo hazlo, si deseas algo tomalo, si te disgusta alguien solo cometelo, la vida es muy simple, aveces demasiado — bosteza en ese momento pero no por sueño, tampoco era que le aburriera estar con Natalia, solo lo habia hecho por... pues solo por hacerlo, quiza deseaba mostrar esa gran boca o aquella juguetona lengua que hacia unos pocos minutos habia estado frotandose contra la de la joven licantropo

Despues de eso viene ante el arlequin aquella extraña pregunta, algo que no se habia preguntado pero Natalia ya le habia hecho el favor de preguntarle eso, compartir a Natalia con Slevin... tecnicamente son el mismo cuerpo, pero eso es lo unico que tienen de igual — compartir a Nat-chan con Slevin... si no es al mismo tiempo podria funcionar, tendremos que hablarlo muy bien Slevin y yo para llegar a un acuerdo justo — dice tranquilo el pelirrojo mientras le sonrie a su prometida.

Finalmente Natalia parecia aceptar su destino, aunque intentara ocultarlo diciendo que era un juego, muerte y destruccion, Joker en ese momento iba a recordarle una vez mas que no tenia intenciones de matarla, sin embargo era aburrido estar repitiendo las mismas cosas, por lo que mejor opta por omitir hacer algun comentario al respecto — sabia que tarde o temprano entrarias en razon, no podias estar diciendo tantas cosas sin sentido por tanto tiempo, eres y desde que te vi siempre has sido parte de la familia — Joker la toma de la mano observandola para despues jalarla hacia la cama recostandola y acto seguido el arlequin se coloca sobre ella mirandola fijamente a los ojos

— Eres nuestra prometida, ya lo aceptaste y es algo que jamas olvidare, aunque ya eras mia desde que lo decidi, pero ahora que tu tambien lo aceptas sera aun mas imposible que puedas alejarte de esta familia — aquello mas que una amenaza o advertencia parecia ser una sentencia final, si antes habia una pequeña aunque fuera diminuta posibilidad de que la albina escapara del arlequin, ahora no existia. Joker aun sobre la joven besa nuevamente sus labios, mordiendo con algo de fuerza su labio inferior para luego introducir la lengua dentro de la pequeña boca de Natalia.

Joker continua con el beso mientras sus manos se deslizan lentamente por el cuerpo de la joven hasta posarse sobre las bien formadas piernas de la chica, aferrandose a ellas con fuerza, llegando incluso a marcar sus dedos en la blanca piel de la licantropo, todo esto mientras aquel apasionado beso aun continuaba su curso, la lengua del arlequin se frotaba insesantemente con la de la chica por varios minutos mas, para luego con mucha lentidad retirar su lengua y luego sus labios, pero sin quitarse de encima — aun debemos esperar un poco mas antes de consumar nuestra relacion — le dice sonriendo a Natalia para despues besar su hombro
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 10:59 pm

La albina sólo permaneció en su sitio, tomando la mesa como si esta le diera fuerza, su mirada rubí se encargaba de mantenerse seria, pero era casi imposible si hacía poco se había roto su muro de hielo. Arrugo un poco el ceño, como quién no le parecía lo que estaba escuchando o simplemente sentía que no tenía sentido. La remato con el enorme bostezo que dio, para ella nada era tan sencillo, en su mundo todo tenía una consecuencia, algunas benéficas, otras no tanto.

Qué inocente eres” para la joven loba, él estaba mal mentalmente, pensaba que él no tenía la capacidad de entender lo que decía, como un niño que piensa que un beso es la gran cosa. Para ella lo era, su mente actuaba con tanta rapidez, ya había perdido sus primeros besos, ahora era una prometida de él, sin embargo ¿Qué importaba? Podía salir, tan simple como encontrar a otro licántropo y ser reclamada como ella, tenía entendido. Suponía que ella era un tipo de compañía entrañable, nada más. No lo tomaba a mal, le gustaba estar con él, aun cuando sus besos la confundían, la sensación que tenía era única estando a su lado, creía comprenderlo, eran dos seres diferentes y eso, los separaban ¿Cuánto tiempo pasará hasta que ella empiece con su primer celo? ¿Qué pasará cuándo se transforme por primera vez frente a él? Era lógico, que sus necesidades no eran las mismas y sería un quiebre para esa relación.

-¿Compartirme con Slevin? ¿Me partirás en dos?- Su voz era apática, es que algo en la oración del contrario no sonaba del todo bien, siempre creyó que estaría con un ser del sexo opuesto que no le gustaría jugar con ella, ni que otro macho se le acercaran. Qué no perdería ni un segundo para demostrar su jerarquía con ella entre las sabanas, embarazándola, apresurándose para tener la primera camada. Aunque no lo tomaba como algo real lo que decía el pelirrojo, ella en su mente eran la misma persona, sólo con un trastorno y eso, de algún modo la hacía sentir mejor.  

-¿Justo? Que benevolente eres - la doncella ladeo ligeramente la cabeza, era casi sarcasmo, no podía tomar enserio eso, ella creía que era imposible que un hombre que quiera tener una mujer la pudiera compartir, aun así, no podía decir nada, eran una misma persona, una persona enferma mentalmente.

-Si, estoy en tu familia… por ahora…- el pelirrojo la tomo de la mano, fue un toque tan suave y ella no supo en que momento dejo de poner fuerza. Un jalón la desconecto de sus pensamientos pesimistas, había caído en el colchón, eso normalmente lo hacía ella para desestabilizar y él la había imitado. El gorro de Joker cayo a un lado de su cabeza, haciendo ruido los cascabeles, parecían que reían tal y como su dueño. Con los antebrazos hizo palanca para poder levantar el torso, su cabello blanco y suelto caía como cascada en sus hombros, en su pijama y decoraban parte de su rostro.

Sintió un peligro latente cuándo Joker se puso encima de ella, se metió en medio de sus piernas, era casi atemorizante para la doncella, quién flexiono una pierna, con la intensión de deslizarse hacia atrás y evitar que estuviera a tan corta distancia. Por desgracia de ella, él la tomo de los hombros, empujando hasta que sus antebrazos no pudieron más y fue obligada a recostarse en la cama. Sus codos estaban adoloridos y sentía el terrible rozón que había tenido contra las sabanas. No duro mucho el ardor, se regenero rápidamente.

Lo escucho, era como si ella hubiera firmado un contrato inquebrantable, tenía que reaccionar, estaba entrando en pánico.

-¿Qué? – Sus piernas temblaban, estaba asustada, aunque su rostro evitaba mostrar esa sensación -Puedo ser tu prometida, por ahora, pero siempre hay maneras Joker, así como puedo ser tu prometida hoy, mañana quién sabe. No intentes intimidarme… tal vez después todo te salga mal- vaya que si la había atemorizado, su corazón latía de una manera que ella podía describir deliciosa e insoportable, ella adoraba sentirlo, empero, era el ser que más miedo le daba ¿Cómo era posible?

Él se acercó, tanto que la joven intento apartarlo con sus manos, sin embargo, tal vez sea por el peso del hombre, tal vez sea porque por alguna razón ahora era más fuerte que ella, tal vez sea porque ella estaba sucumbiendo a sus sentimientos; él había flaqueado su defensa. Nat cerró los ojos ladeando ligeramente la cabeza, se imaginaba un terrible dolor, seguramente le arrancaría algo de su cuerpo. No. Sus labios volvieron a juntarse, ella había apretado los labios nerviosa, empero, Joker mordió su labio inferior, causándole cierto dolor. Como si fuese una orden abrió la boca, obediente. Entonces la lengua del contrario, ahora sin permiso, entraba en la cavidad húmeda, obligándola a saborear ese sabor neutro y dulce, que admitió, le fascinaba.

Los ojos rubíes se abrieron sorprendidos, sintiendo el calor ajeno, sus manos aún sentían en el pecho del contrario, aferrándose de sus ropas, sintiendo su lengua enroscarse en la suya, sus mejillas poco a poco se ponían rojas, ahora podía entender la diferencia de quién si sabía besar y ella. El movimiento de sus labios, de su lengua eran sumamente seductivas, tanto que algo en su cuerpo había reaccionado, que por supuesto por ignorancia, había dado por alto, pero estaba ahí.

Mientras el encuentro apasionante de sus labios se efectuaba y la más joven luchaba por seguirle el paso, las manos del contrario se deslizaron por su cintura, estremeciéndola de manera que entre besos libero una especie de gemido ahogado. Poco a poco pasaban por sus caderas hasta llegar por sus piernas, no lo podía entender, se sentía bien a pesar de que la tela del pijama interviniera. Fue cuando él apretó con fuerza sus piernas, le dolía, incluso empezaron a emerger en su pálida piel; hematomas, sin embargo eso sólo encendía aquella sensación extraña. El beso duro un poco más, hasta que él desistió, la aludida se encontraba jadeante, sonrojada, volvió a abrir los ojos, mirando a su atacante.

-¿Consumar?- murmuro muy despacio, sin entender en si lo que él le estaba diciendo, ella no sabía de esas cosas, pero admitía que se sentía muy bien besarlo, ese calor que él le regalaba le era muy grato, era nuevo, misterioso, mágico y un poco temible. Pero eso le gustaba, él era todo eso y más. Sin pensarlo, sus manos rodearon el cuello del contrario con suavidad mientras que sus labios ahora se acercaban a él casi con una desesperación, volviendo a su tarea de saborear el sabor de él, sólo para separase y esconder su rostro en el hueco de su oreja y su hombro -Por favor… no te detengas- susurro casi con desesperación, negándose a abrir los ojos llena de vergüenza. Ella no era humana, tenía algo llamado instinto y eso regía gran parte de la vida de la doncella.

Sus piernas se deslizaron traviesas por el contorno de las de él, ella era tan pequeña pero eso no impedía que sus extremidades inferior lo jalaran hacía la doncella, como si así pudiera evitar que él se retirara “Quiero ser tuya” pensó, ahora sin razonar, sin siquiera entenderlo, sólo se gritaba a sí misma una y otra vez, sintiendo un calor que obligaba que jadeara lentamente, se notaba que se esforzaba en mantener el aliento.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:00 pm

Los labios del arlequin comienzan a deslizarse un poco hasta el cuello de la licantropo, comenzando a besarselo frotando en primer momento los labios contra la piel de esa zona, para unos segundos despues hacer uso de su lengua, el pelirrojo se concentro en esa delicada zona por varios segundos, para despues ir subiendo sus manos, pasando de las piernas, subiendo por los muslos, caderas y finalmente a su cintura, donde toma la pijama para con cuidado, algo raro en el, pero tal vez lo hace debido a que es un regalo que no quiere terminar rompiendo, le levanta un poco la pijama dejandole al descubierto su ombligo el cual le besa

Luego de esto vuelve a cubrirle el estomago con la pijama y sube su rostro hasta llegar al area de sus pechos, donde enseguida puede notar a pesar de la tela, el contorno de sus pezones asi que con su boca atrapa uno de esos pequeños pezones, presionandolo desde la base usando unicamente sus labios, al tiempo que con su lengua lamia aquel pequeño pezon, presionando con su lengua varias veces como si de un pequeño boton se tratara, todo esto por encima de la tela la cual se mojaba con su saliva haciendo que se le pegara mas a la piel.

Mientras su boca se mantenia ocupada con el pezon de Natalia, las manos de Joker se ocupaban de sus piernas, moviendose lentamente hasta la entrepierna de la joven, comenzando a presionar ligeramente con sus dedos el contorno de aquella zona tan intima, delineando la silueta con la punta de sus dedos, teniendo cuidado de no presionar con mucha fuerza por lo delicada de aquella zona, asi es, Joker siendo cuidadoso, supongo siempre suele existir una primera vez para todo — esta muy tibio aqui abajo  — dice sonriendo palpando la entrepierna de la joven

El rostro de Joker lentamente comienza a deslizarse hacia bajo, recorriendo el cuerpo de la joven con su lengua, pasando por su abdomen, su ombligo, besandole sus muslos y piernas, para ahora subir un poco mas, colocando su rostro entre las piernas de la joven lincantropo, observando por algunos segundos aquella zona cubierta por la tela de la pijama y sin pensarlo mucho enseguida se lanzo a esa zona, comenzando a besarle y lamer, besandole todo el contorno de su vagina por encima de la pijama ara luego pasar rapidamente la lengua en varias ocasiones por la zona donde debia estar su clitoris, ya que aunque la pijama le cubriera esas zonas, al no llevar ropa interior la licantropo se marcaba bastante la tela, en especial luego de que se cubriera con la saliva del arlequin

Joker continuaba degusando de aquella zona tan intima de Natalia, mientras sus manos imposibles de quedarse quietas, comienzan a subir hasta los pechos de la albina, atrapandolos para empezar a masajearlos, sujetandolos desde la base para luego tomar aquellos pequeños pezones, comenzando a jugar con ellos, estimilandolos con la llema de sus dedos. Joker mientras lamia su intimidad era cuidadoso de no llegar a presionar con la lengua, no queria llegar a dañar la tela, mientras lo hacia observa de reojo su gorro a un costado de la cama, por lo que lo toma con una de sus manos y se la coloca a Natalia — luce bien en ti  — dice sonriendole para luego dar una muy larga e intensa lamida en la entrepierna, pegando la humeda lengua con fuerza sobre la tela
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:00 pm

Después de esas tiernas palabras que la albina misma había pronunciado, el pelirrojo nada perezoso se encargó de lamer una zona tan sensible como era el cuello, al sentir el contacto la doncella aspiro aire de una manera violenta, pensando que la iba a lastimar, nada más lejos de la verdad. Ahora la sensación era diferente, claro que no era la primera vez que sentía algo así, un vampiro había hecho marcas hacía ya muchos años, incluso antes de conocer a Joker. Sólo que la sensación era diferente, la adrenalina, el miedo, el calor y el apasionante momento se mezclaba de manera que todo le pareciera magnifico y único.

-No me haga marcas- murmuro la joven cerrando un ojito, con sus mejillas encendidas, intentando aguantar esa incontrolable sensación, conteniendo la respiración. El problema es que mientras más pasaba la lengua, más sensible se ponía la piel -Ya… ngh- ahogo un ligero gemido con un gran esfuerzo, mientras que sus manos se aferraban a la ropa de él con más fuerza, haciendo que corra el riesgo de romperla. Sin embargo, las manos de él la distrajeron un poco, sus grandes manos pasaban por su cuerpo hasta llegar a su cintura, levantando la blusa algo que la doncella, tal vez con pena o simple inercia intento bajarla.

-Espera… - levanto ligeramente la voz entre jadeos, algo de coherencia caía en su cabeza, algo común, era primeriza y el miedo dejaba entrar dudas. Él sólo había respondido besando su ombligo. Esto dejo sorprendida al licántropo, era una acción de lo más tierna, una vez él termino simplemente bajo la tela para volver a cubrir la piel desnuda.

Ella aun mirándolo observo como se volvía a acercar, pensaba que iba a besarla nuevamente, aunque claro ella quería más, para Nat ya había pecado demasiado con los besos, para la albina era lo más lejos que había llegado. De ahí no sabía que más se hacía. Claro que sabía que había un paso más allá, tener sexo es una situación que ella entendía que debía pasar, empero, no entendía el proceso. La habían abandonado antes de que alguien siquiera le explicase. Entre lo ya explicado y el hecho de que Joker no era un ser que ella consideraba sexual, no se esperaba lo que vino.

Es que el pelirrojo se detuvo a medio camino, justo donde sus pezones erectos se notaban perfectamente a través de la tela. El tan sonriente como siempre atrapo uno de sus pezones ocultos. La chica se puso más roja si era posible, completamente en shock tal vez puesto que el contrario se tomó el tiempo para empezar a humedecer la pijama hasta que le fue completamente posible sentir un ligero cosquilleo y la asperidad de la ropa.

- ¿Pero qué...? - iba a reclamar, es Nat, raro sería que no lo hiciera pero entonces sintió algo más, un ligero placer en una parte muy sensible, es que Joker había pasado sus dedos delicadamente entre sus piernas, al no tener ropa interior seguramente había notado la excitación de ella por cómo se había pegado la prenda a esa parte. Por supuesto, la doncella estaba aturdida, es que eso se sintió bien y cómo se dijo antes, regía su vida por instinto. Era algo que no podía controlar.

- ¿Pero qué cosas dices? - la joven se tapó la boca, sentía la cara un poco entumida por la sangre acumulada en su rostro, estaba apenada, aun así ¿Por qué no decía nada? Simple, se sentía bien, ella no iba a decirle a él que parase, quería que siguiera, aunque no estaba al tanto de las consecuencias.

Fue cuando él empezó a deslizarse por su cuerpo, cual serpiente, sino fuera porque lo veía no podría sentir como su lengua traviesa pasaba por su cuerpo aun con la tela, besando sus muslos y piernas. Ella, curiosa tal vez, se sentó con la ayuda de sus brazos, cada vez que la boca de él estaba en un lugar sentía peligro, pero entonces se quedaba impresionada por las acciones que él ejecutaba.

Estaba en medio de sus piernas, para la joven estaba arrodillado, pensativo; en su mente él la miraría a los ojos para luego atacarla, pero se le quedo mirando entre las piernas, tal vez veía esa pequeña manchita de excitación que tenía entre las piernas y que la peliblanco no tenía idea de que estuviera ahí.

-¡No!- Si, se abalanzo sobre ella, pero no como ella pensaba, había atrapado su cintura y entonces su boca empezó a lamer esa parte tan sensible, la doncella primero sintió lo caliente de su lengua para ser seguido por el placer que le transmitía -Ngh…- comenzó a jadear incontrolablemente, obligándose a no gemir, pero su cadera se movía ligeramente en contra de su voluntad y era como si Joker supiera que punto tocar, cada lamida era la entrada de algo más fuerte, ella no sabía si dejarlo o alejarlo, en ese momento sus piernas temblaban, sus manos temblaban, no quería detener esa sensación tan esplendida, algo que se acompañaba con las manos de él acariciando sus pezones.

-Joker… el pijama, lo estas ensuciando…- murmuro en un susurro, mientras sus manos, a pesar de sus deseos lo alejaban, algo que le resulto sencillo… porque en realidad él se estaba distrayendo con el gorro, el cual se lo coloco “¿Esto es cómo tener relaciones?” se preguntó la albina, quién fue interrumpida después de esa lamida tan profunda en su vagina - ¡Ah!- libero un ligero gemido, sus manos se pasaron en sus labios temblorosos “Esto es cómo tener relaciones ¿Estoy haciendo esto con Joker?” la mujer retrocede lentamente por la cama, impresionada por su sumisión y por el hecho del que el contrario allá efectuado una acción tan “adulta” con ella.

Abrazo sus piernas como si así pudiera evitar que él siguiera con su cometido. Respiraba con cierta dificultad. Parecía asustada y ansiosa, era como si necesitara tiempo para entender lo que había pasado.

-No podemos hacer esto…- le costó trabajo decirlo, ni siquiera lo miro a los ojos, intentaba hacer lo más correcto para ambos, puesto que sus tradiciones eran diferentes -No puedes hacerme tu hembra… estarías atado a mi… Sé que no entiendes lo que haces -Hizo una pausa, mientras cerraba los ojos, no trataba de decir que era tonto, simplemente que no la entendía - Yo quiero entregarle esto sólo a mi pareja. El ritual de unión jamás se va a romper. Es decir, llegara el tiempo en que te des cuenta que esto no va a funcionar y cómo tú dices, todo para ti es sencillo -Se estaba poniendo un poco sensible, no era para menos ella lo único que conocía era el abandono - Si no me matas, me puedes abandonar y entonces ¿Qué será de mí? Vagaré por el mundo siéndote fiel y amándote, esperándote todas las noches, sabiendo que no me quieres… cómo ahora me encuentro con mi familia… Yo sólo intento hacer lo correcto... aunque no quiera... - puf, era como cuando lanzas una piedra al cristal, entonces lo que había dentro se puede mostrar y tocar. Ella consideraba que era un ser repugnante o terrible, puesto que su familia la había hecho a un lado, aún siendo cachorra.

La joven que había ahora era tan sensible que no dejaría que nada la tocara, rompería en llanto. Era cierto, estaba acostumbrada y le gustaba estar con él, aun cuando le daba miedo, lo hecho, hecho esta, se había enamorado llámenle Estocolmo si quieren; le había dicho que lo quería y se notaba la frustración que sentía al sentirlo, había mostrado su realidad y se notaba lo mucho que le afectaba, estaba en medio de una decisión que no podía tomar por sí misma. Ella no estaba en una situación emocional para poder decidir nada, aun no era una adulta, era frágil y temerosa. Era pequeña en esa situación, frente a él solamente podría mostrar una faceta que según ella era repulsiva.

Tampoco esperaba que fuera amable, de hecho, esperaba que se marchara o se riera de ella, al menos eso lo conocía, en su psiquis todos podrían abandonarla, por necesidad tenía que hacerlo ella primero, porque no podría soportarlo después.

-Yo… creo que será mejor ir a comer- susurro intentando cambiar el ambiente -dejaste comida en la cocina… - volvió a hablar, le costó tanto decir palabras que no quería. Es que, en realidad, ella comprendió en tan poco tiempo hablando de su pasado que añoraba ser de Joker, algo quería en su interior que se hiciera esa unión como a de lugar. Puesto que ahora que tuvo la oportunidad y la dejo pasar sentía eso como una necesidad, el problema es que sentía que había arruinado el ambiente. Tomo una frazada de su cama para pasarlo entre sus hombros, tapándola casi por completo -Por favor vete adelantando- la joven paso a un lado de él, no se había movido, tomo algunas prendas de su armario para colocárselas y poner a secar su pijama. Se había puesto ropa interior de conejitos con volados, era como si con ropa graciosa ella pudiera borrar el lastimoso desenlace. Incluso se colocó una especie de top naranja. El color favorito de la albina. Por encima se había puesto una bata larga, el punto era no tentar al ser del que ella se había enamorado.

Había hecho lo que hecho, decidido lo que decidido y lidiar con ello. Cómo todo en su vida.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:00 pm

Aquel momento fue interrumpido inesperadamente o bueno, quiza ni tan inesperado, mas bien lo inesperado fue que haya durado tanto antes de arrepentirse o mejor dicho de no continuar, aunque es basicamente lo mismo... creo, en fn, Natalia logra alejarse del arlequin al recorrerse hacia atras, la albina lucia entre confundida y apenada, pero probablemente mas apenada que confundida, el arlequin por su parte luce tambien confundido, ladeando la cabeza sin entenderla mientras esta comienza a hablar

Joker se queda observandola escuchando cada palabra que la chica tiene por decir — se una o dos cosas de los licantropos, no se comen tantos sin aprender algo de ellos jajaja — rie un poco pero se acerca a Natalia colocando su mano sobre la rodilla de esta, mirandola fijamente a los ojos — ¿sabes por que todo es facil para mi? — le pregunta a la joven mientras le acomoda bien el gorro sobre su cabeza, para luego golpear con su dedo indice uno de los cascabales haciendo que estos comiencen a sonar

— Por que siempre estoy seguro de lo que quiero, así que nunca tengo que arrepentirme de lo que hago, y estoy seguro de ti — a pesar de su gran sonrisa, en sus palabras se denota la gran seguridad que tiene, se acerca lentamente a Natalia pero esta lo esquiva poniendose de pie, para entonces empezar a cambiar su atuendo, quitandose la pijama para colocarse otros trapos encima, Joker se recuesta en la cama observandola, se queda en silencio mientras Natalia se nota cada vez mas nerviosa, el arlequin solo la observa, sabiendo que la joven esta en sus manos y ella lo sabe.

— Happy smile — pronuncia el arlequin y una carita sonriente aparece en la puerta, justo la cara que habia dibujado con su dedo al entrar, que claro en aquel momento no se notaba, pero al mismo tiempo dicha puerta adquiere un color rojo sangre, sin embargo lo mas extraño es que la puerta comienza a expeler vapor, dando una clara referencia de que repentinamente a alcanzado una temperatura muy alta — cuidado Nat-chan, si juegas con fuego te puedes quemar jajajaja — dice sonriendo para luego lanzar un naipe hacia la puerta, el cual apenas haciendo contacto con este se incinera por completo en una gran llamarada

De un gran salto el arlequin se levanta de la cama colocandose detras de Natalia, toma la gran bata de esta y se la arrebata para luego lanzarla hacia arriba, abrir grande la boca y devora aquel pedazo de tela desapareciendolo por completo dentro de sus fauces — prefiero el algodon egipcio de mil hilos con agujas incluidas pero... no estaba mal, ahora vamos al plato fuerte jajaja — rie acercandose a Natalia y sin preocupacion alguna le muerde los tirantes del top rasgandolos para luego de un tiron bajarle dicho top, dejando al descubierto sus blanquecinos pezones — vaya son como copos de nieve, bueno si los copos de nieve tuvieran forma de pezon — sonrie pero enseguida mete uno de esos pezones en su boca comenzando a chuparlos con fuerza

Mientras el arlequin chupa los pezones de Natalia, su mano va hasta el trasero de la albina, deslizando una de sus manos dentro de sus bragas para tocarle directamente los gluteos, el arlequin la empuja hacia el mientras sigue prensado de uno de sus pezones, el cual suelta de sus labios momentaneamente solo para ocuparse del otro de igual forma chupandolo, sin que sus manos dejen la parte inferior de Natalia tranquila, una de sus manos en su trasero y la otra ahora frotandole la entrepierna por sobre sus tiernas bragas
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:01 pm

El pelirrojo no se había marchado, la doncella no hizo más que intentar ignorarlo, aunque la mirada del contrario la atravesaba, era incomodo intentar aparentar que no paso algo que, en sí, había pasado hacia unos minutos. Al no ver movimiento alguno, una vez se puso la prenda ella se dirigió a la puerta, tomado el gorro que tenía en la cabeza entre sus manos. Fue cuando escucho la voz del pelirrojo y de inmediato la puerta cambio de color a un rojo luminiscente, el calor que expedía tomo sorpresa a la joven quién termino por escuchar la advertencia del Arlequín. Lo siguiente que ocurre fue que él había lanzado una carta de una manera tan habilidosa que llego a tocar la puerta, empero, al contacto con la entrada esta se incendió en una milésima de segundos. La albina retrocedió lentamente, atemorizada, eso no era posible, las puertas eran de madera, en teoría a alcanzar cierta temperatura estas prendían fuego, pero actuaba como un metal muy resistente.

-No seas inconsciente ¿¡Qué tal si vienen los cachorros aquí e intentan abrir la puerta!?- claro, eso no pasaba, tal vez era una manera para mantenerlo quieto o que la dejara salir. Estaba aterrada en ese instante - ¡Ha! - soltó un ligero grito notar que las grandes manos del contrario se prensaron de su ropa, esta de inmediato intento alejarlo, pero sólo logro que su bata se rompiera de manera que a él se le hiciera tan fácil arrebatársela para luego ¿Comérsela?

- ¿Plato fuerte? ¿Me vas a comer? – Cómo si fuera un reflejo dio media vuelta, sin saber que hacer exactamente, sólo sabía que en ocasiones de peligro era mejor mirar de frente. Ella aún sostenía el sombrero del contrario, quería ponerle el sombrero en la cara para evitar que la atacara, pero este se abalanzo tan rápido que ella coloco sus manos sobre sus hombros para empujarlo, al realizar tal acción, el tirante que él había atrapado entre sus dientes se había roto, nuevamente por culpa de Natalia. Quién se tapó para evitar que la tela cayera y al descubierto su cuerpo. Desconcertada y con los cascabeles sonando a sus acciones no pudo evitar que este rasgara el único sostén de la prenda, dejándola sólo con una tela alrededor de sus pechos, qué él simplemente bajo con mucha fuerza.

Los brazos de la albina quedaron de cierta forma apartados por el movimiento brusco del contrario, no era muy doloroso, pero en su momento dejo al descubierto sus pechos pálidos, mostrando sus blanquecinos pezones que se encontraban erectos ante la estimulación que habían recibido con anterioridad.

-No te burles… - alcanzo a decir con su descripción, avergonzándola, hasta que observo la boca del contrario acercándose a su seno para empezar a chuparlo con fuerza, haciendo que ardiera, era la primera vez que alguien le hacía algo así, por lo tanto, era muy sensibles. Él se encontraba inclinado puesto que ella era más pequeña que él, casi como arrodillado, mientras que la contraria apretaba los puños, con el gorro de Joker sonando ligeramente en la mano de la chica.

La doncella estaba asustada, sintiendo las manos grandes del contrario tomando sus glúteos bien formados, forzándola a acercarse más a él, mientras los dedos ajenos tocaban los pliegues de su vagina a través de su pantaleta, otra vez esa sensación tan placentera, aunque por supuesto, en ese momento sentía tanto miedo como excitación, después una especie de tranquilidad. Puesto que ahora entendía lo que quería, que no era hacerle daño como de costumbre, sus ojos se llenaron de lágrimas “A pesar de mi explicación ¿Aún lo quiere?” se preguntó la joven ¿Él la quería de verdad? ¿Se arriesgaría? El simple hecho de sentir que estaba a un paso de ser suya, de que a pesar de todo lo que paso, él la quería, la hacía feliz, una felicidad completa.

Por ende, lo primero que hizo fue tomar entre sus manos la cabeza del pelirrojo, con suavidad para despistarlo de su tarea, en seguida sus labios se juntaron, fue un beso inocente, uno muy suave, era cómo para tranquilizar a la “bestia” hecho esto le coloco su sombrero. Aprovechando la distracción logro retroceder un paso, tapándose los pechos. Empero no se alejó tanto, de hecho después de unos segundos, sus manos temblorosas se dirigieron al rostro del pelirrojo, bajando sus manos por su cuello, chocando con la tela.

-¿Joker tú ya habías planeado esto? Es decir… ¿No dijiste tu qué harías esto cuándo fuera una adulta? - pregunto casi como un ruego, como si suplicara que le dijera la verdad, puesto que había visto que él había hecho algo en la entrada hacia rato, acorralada, entre las fauces de un cazador, así se sentía. Le gustaba ser la presa de ese individuo con trastorno de personalidad, según ella, claro está.

Sus dedos pasaron por el pañuelo rojo que tenía en el cuello desabrochándolo para entonces ella colocárselo, tenía un olor profundo al arlequín. El color carmín de esa prenda contrastaba perfectamente con su piel, apenas si tapaba sus pezones blanquecinos y revivían los ojos sangre de la doncella. Parecía una caperucita, algo irónico puesto que es una loba.

-¿Escuchaste lo que te dije? ¿De verdad quieres estar conmigo hasta el día que yo muera? Esto no es cómo con las humanas, no es una noche de placer y nada más. Si te unes a mi… no podrás estar con otro ser, no te dejaré nunca, aunque me odies… - dicho esa explicación la joven le quito a chaqueta con lentitud aprovechando que estaba a su altura, para después toparse con una camisa de botones que poco a poco desabrocho, mientras veía el torso del contrario se avergonzó, se puso roja como una manzana y ladeo el rostro dejando la primera ropa en la mesa de al lado.  

Los labios de a chica se acercaron al pecho del pelirrojo para depositar un beso en él, avergonzada, sonrojada, temblorosa, no sabía que estaba haciendo, se notaba que se estaba esforzando mucho, a pesar que para ella estaba fuera de sus límites llegar a ese punto y aún le faltaba mucho por explorar. Lo tomo de la mano con todo el nerviosismo que una virgen podría tener, lo llevo a la cama, mientras sentía que le faltaba el aire, el corazón estaba corriendo con tanta fuerza que sentía iba a desmayarse si no se tranquilizaba.

¿No crees que tu otra personalidad se enojara si me tomas sin su permiso? Tal vez no está de acuerdo- estaba hablando torpezas, le temblaba el labio inferior -Slevin se puede molestar por esto… y quedamos que haría las cosas que los dos quisieran- bajo la cabeza por un instante, sus manos estaban frías, era normal, su cuerpo no podía nivelar la temperatura, ella lo sabía. Usaba su cabello como una especie de frazada.

-Si ustedes dos quieren… sólo te pido no me comas después de esto… y que no te burles…- susurro con esfuerzo completamente sonrojada, mientras sus manos heladas se acercaban a su pantaleta que bajo para el deleite de su ahora amante, al menos en unos momentos lo sería. Mientras la tela se separaba de esa hendidura, podría verse un hilo que unía la prenda con la piel, gracias a su excitación, no era mucho que notarse, sus labios superiores tapaban un poco los inferiores y cerrados no dejaban ver su interior, pero sí que se asomaba un poco los pliegues blancos y brillantes de la vagina de la doncella. Era interesante puesto que incluso el vello púbico era blanquecino.  

Nat, quería demostrarle que ella quería ser suya, por supuesto no sabía cómo, se sentó en la cama donde él podía verla flexiono sus piernas aun tapando la zona más privado para ella. Nerviosa, roja como un tomate, se obligó a hacer a un lado su vergüenza y abrir con lentitud sus piernas. Tanto fue su esfuerzo que cerró los ojos con fuerza mientras se esforzaba a mantenerlas abiertas, dejando que los pliegues se abrieran, era completamente blanca, su clítoris, sus labios inferiores a excepción de la entrada, se asomaba un tono rosa muy pálido, se podía notar el himen intacto de la licántropo. Su voluntad fue flaqueando mientras que sus piernas se intentaban cerrar y ella luchaba por mantenerlas abiertas.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:01 pm

Joker comienza a reir un poco al ver el rostro de sorpresa de la joven cuando la puerta comenzo a expeler vapor y quemo rapidamente aquella carta, sin embargo aquella risa no era de burla, solo una risa como de las tantas que suele hacer el arlequin cada cierto tiempo, la joven parecia preocuparse por los niños y con justa razon, ya que al no saber como habia funcionado aquella tecnica, hechizo o brujeria, desconocia lo peligrosa que pudiera ser o no ser, eh ahi el dilema... — del otro lado la puerta esta tan fria como el vampiro que asesine ayer, aunque ellos siempre son frios... podria hacer una hielera con el cuerpo de uno... buena idea, hieleras de vampiros... patente pendiente —

Dice señalando con su indice a Natalia, como si esperara que esta tomara nota de su brillante idea que podria revolucionar el mercado de la conservacion de alimentos, eso claro si alguien no hubiera inventado ya el refrigerador.

El arlequin se encontraba ensimismado disfrutando del cuerpo de la joven haciendo uso de sus manos asi como de su boca y lengua, no obstante la albina lo separo por unos instantes, pero en esta ocasion en lugar de intentar escapar o buscar un pretexto para dejar de hacerlo, le acaricia el rostro mientras lo observa, por su parte el pelirrojo — yo planeo todo una milésima de segundo antes de hacerlo, ya eres una adulta Nat-chan — le dice sonriendo, le seguía diciendo chan a pesar de decirle lo contrario, que ya era adulta, pero desde un inicio el chan siempre había sido usado mas como un apodo que como una referencia oriental respecto a su edad inferior, en pocas palabras solo le había gustado como sonaba y ya.

Joker sin problema alguno se deja quitar su prenda, algo que como dato curioso, nunca antes le había permitido hacer a alguien mas, ni siquiera a sus hijos, claro no es que ellos lo intentaran, pero sabían perfectamente que si Joker no daba algo entonces ellos no podían tomárselo, pero Natalia era su prometida, compartirian muchas cosas de ahora en adelante.

— Siempre escucho todo Nat-chan — responde a aquella interrogante donde Natalia custionaba la seguridad de sus actos, ella parecia aun no estar segura de que Joker quisiera de verdad estar con ella — no planeo estar con alguien mas, te escogí a ti y asi sera por siempre — menciono sonriendo el singular bufón mientras la albina procedia a quitarle mas prendas al pelirrojo, continuando con su chaqueta para luego hacer lo propio con la camisa, al hacer esto el arlequin se veia de lo mas tranquilo, sin borrar aquella eterna sonrisa de su rostro.

Despues de haberle depositado un beso en el pecho, la albina toma a Joker para llevarlo hacia la cama y este claro sin poner resistencia alguna se deja llevar — Slevin sin duda se enojara si te tomo ahora, pero... Slevin siempre esta enojado, asi que no importa — se encoje de hombros sonriendo para luego acercarse un poco mas a la joven, quien procedio a lentamente desprenderse de la unica prenda que aun quedaba sobre su cuerpo, aquellas pantaletas de estampados infantiles, algo que el arlequin observo con mucha atencion sin perder detalle alguno de los movimientos de la joven

Era muy notable lo sumamente nerviosa que se encontraba Natalia y la situacion no era para menos, sin embargo la chica se esforzaba bastante por que su nerviosismo y pena no fueran mas fuerte que su desicion de entregarse completamente al pelirrojo. Natalia ya se encontraba desnuda y lista, pero el arlequin aun no, por lo que sin mayor problema decide desacerse tambien de sus prendas inferiores, las cuales eran lo unico que le cubrian, ya estando desnudo, el pelirrojo se acomoda sobre la chica, colocando sus manos a los lados de la cabeza de Natalia, su miembro ya completamente riguido comienza a frotarse contra la entrada de la joven.

Debido a la excitacion, el liquido preseminal cubria la punta del miembro de Joker, haciendo que se frotara con mas facilidad contra la intimidad de la albina, acomodando la punta sobre la entrada y lentamente comienza a introducirlo, poco a poco hasta sentir como topa con su himen, por lo que aun tratando de ser cuidadoso continua empujando hasta pasar por esa delgada tela, penetrandola asi por completo al tiempo que besa sus labios — eres completamente mia — dice sonriendole sutilmente para luego darle otro beso moviendose con cuidado en su interior
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:04 pm

La chica tenía los ojos fuertemente cerrados, mientras que esperaba que el contrario tomara acción, era una loba, no esperaba ni caricias para tranquilizarla ni mucho menos, ella entendía que era parte del ritual. Esperaba algo más cruel, inundándola de dolor, al menos sabía que pasaba. Más no sintió que él hiciera algo, tal vez sólo era un juego al final de cuentas, tal vez ver la blancura de su sexo lo había horrorizado, al menos no escucho nada de él refiriéndose sobre eso. Eso le preocupaba.

Abrió un ojo para ver que se estaba quitando la parte inferior, ver la virilidad de su futura pareja le hizo sentir temor. Aquel miembro era tan grueso, le hacía sentir que sentiría un terrible dolor, claro, ella era una guerrera, el dolor era lo de menos pero nunca había sido lastimada de ahí. Era una zona muy tierna.

Intento retroceder empero choco contra la pared, ella ya estaba ahí, ya había aceptado su destino ahora como buena hembra tendría que afrontar las consecuencias, las manos del contrario estaban a cada lado de su cabeza, acorralándola, mientras sentía como su miembro se rozaba contra los delicados labios vaginales empapados con sus líquidos por la excitación, ella lo sentía caliente, pasando por su clítoris sentía un ligero placer. Sintió presión y aspiro aire con fuerza cuando él empezó a entrar dentro de ella. Incomodidad, le dolía, le ardía, pero no era algo que no pudiese aguantar, la sangre se deslizo por los pliegues de su vagina, manchando la cama, aun cuando la herida se regeneraba, aquel himen no iba a volver a la normalidad.

Mientras él ejercía esa acción con ella, no pudo evitar sentir cierta desolación, el nudo en la garganta la estaba cortando la respiración. Se sentía herida, no era exactamente que se arrepentía, pero sentía que había hecho a un lado a su familia, que se había entregado a alguien que no era un lobo, eso no se podía solucionar; empero sentía que estaba haciendo algo incorrecto. Sus lágrimas salían lentamente por sus ojos como si fuera una especie de fuente, hasta que escucho las palabras una vez la beso.

- ¿Tuya? - murmuro como un ser inocente, no podríamos decir que sentía placer, era su primera vez, sentía incomodidad de cómo es que se abría sus paredes interiores y abrazan a la virilidad de manera firme. Aún no comprendía cómo sentir placer, estaba tan tensa que incluso en su interior se notaba. Ella intento moverse, pero entonces podía sentir como algo estaba ahí, era grueso, caliente, pesado. Se habían conectado como un cable a un interruptor.

-¿Qué hice?- se preguntó tapándose la boca, sintiendo culpa de lo que había hecho, era algo que anhelaba tanto, se sentía tan mal por quererlo -Por favor… detente- pidió, algo no tan común en ella, el simple hecho de que él había sido tan dulce le lastimaba. Era como cuando se curan las heridas, duelen, pero así cicatrizan. Lo cierto es que su cabeza estaba tan llena de tristezas que salían a relucir a cada momento de felicidad, tenía mucho que pensar, era como un trauma, uno que no dejaba que ella pudiera seguir adelante.

Asustada, sintiendo como lentamente entraba y salía de ella, su ser se llenó de cierta desesperación, coloco sus manos el pecho del contrario alejándolo de su rostro, puesto que así no podría separarlo de su interior, ella había ladeado su cabeza mientras sus ojos rojos se cubrían por lágrimas. No lo entendía, Nat quería que pasara, ser de él, ahora que pasaba no podía disfrutarlo, sentía que había cometido un terrible delito.

-Si mi manada se entera de esto, jamás seré perdonada- murmuro la doncella, como si hubiera olvidado que su familia la había abandonado. Aunque si era cierto que podría ser condenada a muerte, aun cuando ya no formara parte de esa sociedad -Joker, por favor- pidió, nuevamente, puesto que ahora veía a Joker como su pareja, a quién debía de respetar y amar. Claro que antes lo hacía, sin embargo, ahora la diferencia es que podía decírselo.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por The Bad Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:04 pm

Mas pronto que tarde la joven licantropo ya se habia arrepentido de la desicion, la culpa era muy fuerte, sentia haber traicionado a su familia, una familia que la traiciono pero que al final de cuentas seguia siendo la unica familia que ella aceptaba, la albina pedia al arlequin que se detuviera, mas sin embargo el arlequin no tenia intenciones de detenerse, muy por el contrario daba comienzo a penetraciones mas fuertes y mas rapidas, ya una vez que habia pasado la epentracion inicial, despues de todo Natalia al ser una licantropo podria resistir perfectamente ese tipo de intensisdad

Las manos del pelirrojo se iban colocando sobre los senos de Natalia, apretandolos con fuerza, jalando aquellos pequeños y blanquecinos pezones, estiandolos entre sus dedos mientras sus labios se iban al cuello de la mujer, la cual seguia preocupada por lo que su manada podria pensar, seguia notandose arrepentida, pero ya era muy tarde para eso, lo hecho ya estaba realizado, y tal cual Joker le habia mencionado hacia unos minutos atras, el no estaba arrepentido, nunca tenia algo de que arrepentirse y esta no seria la primera vez, Natalia podria llorar, gritar, suplicar a la lastima, pero Joker no pararia hasta consumir el acto

— Jamas te arrepientas de algo que estabas dispuesta a hacer... — menciona el arlequin dandose una pequeña pausa de chupar el cuello de la joven, levantando un poco la mirada para observarla y acto seguido aleja sus manos de sus pechos, pero solo para que ahora sus labios sean quienes tomen lugar en esa parte del cuerpo, llevando sus labios hasta sus pequeños pezones aprisionandolos con fuerza, como si los estuviera mordiendo aunque claro al ser usando solo sus labios, el dolor era mucho menor que si usara sus dientes, los cuales de momento seguian bien guardados dentro de su boca

Pero no por mucho tiempo, el pelirrojo abrio un poco mas la boca y atrapo hasta la parte de la aureola el pecho de Natalia, clavando justo en el borde de esta sus dientes, con la suficiente fuerza para marcarlos perfectamente en la delicada piel, pero sin llegar a usar tanto poderio como para haberle causado un gran daño o al menos uno irreparable — no temas, no pienso comerte — menciona Joker para que la joven licantropo no fuera a disparar su paranoia luego de aquella mordida, la cual sin dudas no seria la primera que recibiria

Paso menos de un minuto antes de que el arlequin mordiera de igual forma el otro seno de la joven, dejando las mismas marcas que en el otro pecho, mientras esto pasaba, el pelirrojo no hacia mas que penetrar cada vez mas fuerte y mas duro la tierna vagina de la albina, posando sus manos en las caderas de esta para usarla de apoyo, de esa forma poder penetrarla mas duro, al jalarla hacia el cada vez que su miembro se introducia en la joven.
avatar
The Bad Wolf
Admin

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 20/01/2012

Ver perfil de usuario http://the-nexus.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Gray Wolf el Dom Feb 12, 2017 11:05 pm

Cuando una chica llora cómo Nat normalmente el caballero suele parar, se cortaba el libido y había una conversación al respecto para después intentar recuperar lo que había sido arruinado. Es lo normal. Tomemos en cuenta que Joker no era común y Natalia no era humana, cosas cómo esas no les iban y, por ende, era una pareja única.

La albina ya se había arrepentido, quería que él se detuviera, pero si lo hacía también la hubiera hecho sentir mal. No vamos a olvidar que ella tiene un terrible trauma que ha estado arrastrando casi toda su vida, no se ira de la noche a la mañana.

Lo que realizo el arlequín en cambio fue penetrarla con más fuerza, la doncella pudo sentir el agresivo golpe rosando sus paredes vaginales, húmedas; y llegando al útero como si fuera un golpe. El primer tintineo de los cascabeles que inundaron los oídos de su víctima. El cuerpo de la chica reacciono con una especie de empujón que movía su cabello, sus pechos, a su vez, ella no pudo evitar arquear la espalda, abriendo la boca, inhalando aire de manera sonora; y los ojos se llenaron de sorpresa. Era doloroso, sí, pero el simple acto de ser tan rudo la había excitado. Para la joven era un “No te atrevas a pesar en otra cosa que no sea en mi”, si es inconsciente o conscientemente de parte del pelirrojo, no importaba. La orden se había hecho y ella intento complacerlo.

-¡Ahh!- soltó un grito a la segunda penetración, luego hubo otro en una tercera, el movimiento iba acompañándose con un “tin, tin” debido a su sombrero, la chica cerro  los ojos con fuerza, poniéndose cada vez más roja, él la estaba lastimando, le dolía pero también le gustaba, la sobreexcitación hizo que el cuello del útero se relajara dejando que poco a poco ella pudiera sentir un placer que poco a poco rebasaba el dolor. El contrario no le quería dejar tregua, empezó a jugar con sus pechos con poca dulzura, de hecho, era muy agresivo, cada toque era un moretón nuevo en su blanquecina piel.

-¡Ahhh, Duele!- se quejó, aunque era un tono de voz tan seductor que no se podría tomar enserio, claro que dolía pero disfrutaba ese dolor, el placer que su lengua le ofrecía acariciando su delicado cuello hacía que su interior se contrajera, ofreciendo a la virilidad del captor un singular placer, que poco a poco era más húmedo.

-Perdón…Ngh ¡Ahhh!- Respondió a la voz de su ahora macho, en si era un consejo no un regaño, empero, a ella en ese momento era lo mismo, estaba jadeante ante el dolor y placer, uno que se notaba como lo disfrutaba, puesto que una gota de su saliva se deslizaba de la comisura de sus labios.

El vaivén se alentó poco a poco, con el fin de jugar con sus pezones, que ante la excitación estaban sensibles, ella lo observaba completamente roja, no podía pensar en otra cosa más que en esa magnífica sensación que estaba creciendo, a pesar de que la lastimara. Sus ojos seguían lagrimeando, y más cuando este se le ocurrio morder su seno, le había dejado marcas. Algo que en la manada de Nat eran preciadas, dictaban que le pertenecía a un macho y era algo común, para una hembra era importante, la peliblanca jamás pensó en ser reclamada de esa manera.

-Me duele…-gimió una vez sentía como enterraba sus colmillos en su seno, hasta que nombro lo de comerla, a ese punto no podía pensar bien, aunque agradecía que no quisiera comerla. Siguió con el segundo pecho, la albina sostuvo los hombros del contrario, como si quisiera alejarlo, pero a la vez se aferraba a ellos, pidiendo lo contrario. Sintiendo una ola que venía en su entrepierna. Era una sensación tan fuerte como para poner atención al dolor que sentía al ser marcada.

-Ya…ahh… ¡Ahhh!- pidió en un jadeo para después seguir gritando, sintiendo ahora como las manos enormes de su ahora dueño, la tomaban de la cadera con fuerza dejando las marcas moradas de lo que eran sus dedos, levantando su parte inferior para que chocara sin piedad cuando este estaba golpeando su entrepierna, dañando su útero, pero a su vez obligándola  que esa sensación de placer la embriagara, cada vez era más agresivo y eso más húmeda la ponía.

El cascabeleo marcaba un ritmo alocado mientras los pies de la albina se tensaban, sus piernas se movían al compás del contrario, sin saber siquiera como colocarse o que hacer, sus manos se aferraban a las sabanas, sus pechos se movían de manera agresiva, pero ella no dejaba de gemir sonoramente, sus lágrimas salían, más no de tristeza, era demasiado para ella.

-¡No puedo más!- aviso, mientras sentía como estaba a punto de tener su primer orgasmo, no sabía lo que ocurría, sólo sabía que se sentía delicioso y poco a poco esa sensación subía de tono, hasta que se tapó la boca con ambas manos, mordiendo con sus colmillos la parte blanda de su mano, sangrando, sentía que quería gritar, sentía que no podía respirar y aunque no quisiera paso, su primer orgasmo -¡Ngh!- ahogo un gemido fuerte, mientras que su espalda se arqueaba sin que ella lo planease y sus paredes interiores se contrajeron, se mojaron aun más dándole un singular placer a su pareja, un oleaje fuerte, como un masaje cálido.

Al finalizar la joven se relajo de sobremanera, jadeante, cansada, quitándose el cabello que se localizaba en sus mejillas, frente y cuello. No se atrevía a mirar a su macho, estaba muy avergonzada. La habitación olía a Joker, a sus fluidos y a los de ella, a su propio olor combinado. Era fascinante pero también se encontraba cansada, húmeda por el sudor.

-¿Me habrán escuchado?- susurro muy apenada tapándose la cara, como si así pudiera desaparecer, por supuesto que ahí no quedaba el asunto, aún faltaba Joker por llegar al climax, empero ¿Qué podía saber una cachorra? - ¿Qué debo de hacer?- susurro intentando levantarse, claro que sus brazos temblaban, estaba nerviosa, ni siquiera con toda su curiosidad se atrevía a preguntar.
avatar
Gray Wolf

Mensajes : 117
Fecha de inscripción : 08/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: She's back... [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.